Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El delirio de los dobladores de la TDT (que hemos interiorizado como normal)

4 agosto 2016 - 9:48 - Autor:

Exagerado, falso y engolado. Así es el doblaje de los realities, docushows y demás programas extranjeros que llegan en tropel a los canales de TDT españoles. De Empeños a lo bestia a El rey de las tartas, pasando por magos, rehabilitadores de viviendas y constructores de piscinas asombrosas.

La audiencia ha interiorizado el tono de esa traducción simultánea como normal. Incluso como lógico. Aunque muy lógico nunca será cuando se introducen voces tan pocos naturales sobre programas que, en versión original sin doblaje, intentan transmitir realidad. Unas veces esa realidad cuela, otras no. Pero, en España, con estas voces de ventrílocuo que nos traducen los programas extranjeros, se consigue una percepción más de parodia que de otra cosa.

En el cine y en las series, se ha establecido un doblaje más realista, si bien, en la mayoría de los casos, el trabajo de los actores de doblaje cuenta con una textura que poco o nada se parece a las interpretaciones originales de los actores en su idioma… o simplemente a la manera de hablar en la calle. Pero se trata de una convención que hemos aceptado por pura costumbre desde pequeños. Sin embargo, en los programas de entretenimiento, documentales, docurealities, o lo que ahora se llama factuals, se riza aún más el rizo y se apuesta por dar más viveza al reality de turno con voces que roza lo caricaturesco. ¿Por qué los actores de doblaje de estos shows están así de afectados?

Parece que los dobladores, como en el camino de la traducción siempre se pierde parte esa parte de autenticidad (o supuesta autenticidad) del trabajo original, se esfuerzan por dar un plus extra interpretativo, pero este tono tan falso se vuelve especialmente palpable cuando ríen, se enfadan, se emocionan o, lo que choca más, cuando ponen ¡voz de niño!. En cualquier caso, las televisiones lo aceptan y nos lo presentan como una sonoridad estándar. El escaso tiempo y la premura con la que se graban estos doblajes no dejan hueco para las sutilezas y ayudan a propiciar este delirio. Un delirio de doblaje que, en cambio, el cerebro de la audiencia ya ha interiorizado como “normal”. Aunque, si lo pensamos en frío, roza el absurdo. Y si no, aquí la imitación de estas dos chicas, que parece que tampoco entienden por qué en la traducción de los docurealities se habla así…

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter