Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La trampa de la tecnología LED en televisión

23 septiembre 2016 - 9:58 - Autor:

Con las grandes pantallas de LED parecía que se abría un infinito abanico de posibilidades en el terreno de las escenografías de televisión. Esos decorados que envuelven y enriquecen la personalidad de cada programa. Sin embargo, esas grandes videopantallas han terminado homogeneizando en exceso la pequeña pantalla. Todo parece igual. Ya sea un Telediario, un talent show, un concurso o un magazine. Las prisas con las que se crea la actual televisión propician caer en el atajo de incorporar una inmensa pared de LED y cuatro paneles planos. Lo que supone una trampa que empobrece el resultado final televisivo.

En las pantallas de LED puedes emitir una versatilidad de imágenes que otorgan movilidad al fondo de encuadre. Pero sólo por sí mismas no logran las otras personalidades que alcanzaban los decorados tradicionales: con su puntos de fuga y con su profundidad real, que permitían marcar el carácter diferenciado de cada programa. Eso, salvo excepciones, se está perdiendo por unos platós que abusan del artificio, el exceso de atrezzo (grandes letras luminiscentes, estructuras metálicas inverosímiles, formas imposibles…) para ocultar las limitaciones de la plana pantalla de LED. Esto solo consigue crear un caos visual al espectador que enturbia lo que se nos está contando desde el programa de turno.

Pero este problema cuenta con fácil solución. El truco está en conjugar las nuevas posibilidades tecnológicas con las artesanales artes tradicionales. Las imágenes que emite el LED pueden crear ambientes totalmente diferentes en cuestión de segundos. Esto sin duda ayuda al show pero que, además, necesita de una linea de diseño sólida, definida y propia para que la escenografía no se convierta en el chroma de Valerio Lazarov en versión mejorada. Y eso sólo se puede construir a través de las artes tradicionales, los elementos corpóreos que dotan de volumen y profundidad al espacio escénico.

En definitiva, no quedarse en el LED con cuatro paneles y crear universos propios. También incorporando otros sistemas como el mapping. O lo que es lo mismo: la proyección de imágenes animadas sobre elementos tridimensionales para generar una falsa realidad en perspectiva. Los mappings por sí solos no funcionan en televisión pero sí cuando se incorporan en la trama del programa o serie con lógica. Como sucedió en el especial de los servicios informativos de Televisión Española de cierre del año 2012. Entonces, bajo la reputada dirección de Fran Llorente, los Telediarios de TVE innovaban en narrativas audiovisuales. Entonces, el periodista Carlos del Amor (en la imagen de arriba) interactuó con los acontecimientos más relevantes que nos había dejado 2012 a través de este tipo de proyecciones en 3D (puedes verlo aquí).

Desde TVE, podían haber buscado la perfección máxima incrustando al periodista en las imágenes sin ningún tipo de fisura, en cambio se dejó sin retocar la imperfección de las sombras que surgían al chocar la proyección con el presentador. Lo obvio hubiera sido eliminarlas, pero entonces el mapping parecería un efecto digital cualquiera. Se optó por la artesanía que traspasa la pantalla. Ahí está el futuro de los decorados de la televisión: seguir creando universos integrando el LED o el mapping pero no sólo quedándose en la superficie del LED o el mapping. Universos donde la escenografía sea una aliada que ayude a potenciar la mecánica diferenciada de cada formato televisivo, donde la tecnología no gane la batalla a la creatividad.

> 8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

6 programas que TVE no emitiría hoy

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

La ‘Pesadilla en la Cocina’ de Chicote llega fuerte y ‘Gran Hermano’ sigue bajando

9:36 - Autor:

A pesar de arrancar la emisión con la tensión de expulsar a un concursante por sus comentarios vejatorios y la entrada de las “recordadas” ex concursantes Mayte, Amor y Galera (para impulsar la polémica desde un lugar denominado “contraclub” dentro de la casa de Guadalix), Gran Hermano vuelve a bajar y se queda en un 19,2 por ciento de share (la semana pasada alcanzó el 19.7 por ciento de cuota con 2.110.000 espectadores). No obstante, este dato es muy competitivo y mantiene al formato de Telecinco como líder indiscutible con mismos espectadores (2.117.000 fieles)

Uno de los motivos de este descenso de cuota de pantalla del reality, justo en una noche en la que el contenido dentro de la casa de Guadalix ha empezado a pillar vuelo, está en que Atresmedia ha lanzado la Pesadilla en la Cocina de Alberto Chicote en La Sexta. Se trata del programa de entretenimiento que mejor funciona en el prime time del canal verde. Y ha demostrado que sigue en buena forma, alcanzando un 11.1 por ciento de cuota y 1.831.000 seguidores en su primera emisión y un 15.2 por ciento y 1.383.000 televidentes en su segundo pase. El formato, además de comer tarta de audiencias a GH, por primera vez inspeccionó un barco con caos en sus fogones.

La otra damnificada de la noche es Águila Roja, que afronta su última tanda de episodios. Después de estrenarse plantando cara a Gran Hermano la pasada semana, superándolo en audiencia con un 17 por ciento y 2.593.000 espectadores (frente al 16,7 por ciento y los 2.544.000 de GH en horario de coincidencia), la serie de La 1 ha sufrido un bajón en su segundo episodio de la temporada, obteniendo un 14.6 por ciento de cuota con 2.418.000 espectadores. En este resultado afecta la mayor competencia en los jueves (de nuevo, el aterrizaje de Chicote), la pérdida de expectación tras el capítulo de estreno y, sobre todo, que las audiencias son más imprevisibles de lo que parecen.

Y ADEMÁS…

> La táctica de Chicote para engatusar a la audiencia

> Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

> Lo que siguen ‘copiando’ los programas matinales de la fórmula de María Teresa Campos

> Los límites éticos que ‘Gran Hermano’ aún no ha sobrepasado

> Mamá, quiero ir a Gran Hermano. Los nuevos referentes televisivos

‘Gran Hermano’, el superformato que reinventó la televisión

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

septiembre 2016
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

TeleDiaria en Twitter