Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Motivos por los que Sigourney Weaver no olvidará jamás a Pablo Motos

4 Octubre 2016 - 11:11 - Autor:

Pensé que me iba a sacar sangre a mí ahora“, dijo Sigourney Weaver al ver como experimentaban en El Hormiguero con las venas de Pablo Motos. Por suerte, la mítica actriz se libró de la jeringuilla.

Weaver acudió, este lunes, al programa de Antena 3 para promocionar Un monstruo viene a verme (producida por Telecinco). Y a buen seguro no olvidará en un largo tiempo a Pablo Motos y sus colaboradores.

Porque ya es una tradición: cuando acude un artista internacional a El Hormiguero, Motos saca toda la artillería pesada para sorprender al actor en cuestión. Es el truco del éxito del programa: crear, crear y crear hasta transgrediendo, en tiempos de la dictadura de lo políticamente correcto, con un asunto tan delicado como la sangre.

Chicho Ibáñez Serrador fue pionero en incorporar en los espectáculos de entretenimiento de nuestra televisión vísceras y sangre. Con cierta obsesión por integrar  el tabú de la muerte y otros elementos del terror en los guiones de sus programas, ya fuera en propios como Un, dos, tres o en ajenos, como sucedió en un cameo en Con las manos en la masa (envenenando a todo el equipo).

El Hormiguero sigue esa estela. Y Weaver lo sufrió ayer, pues el programa se convirtió en un trepidante carrusel de pruebas delirantes: que si un truco de magia en el que al mago Jandro le salía una serpiente del ombligo, que si el comentado experimento con la sangre de Motos, que si un poco de divulgación de métodos para frenar una hemorragia tras un disparo, que si una mano robótica que destruye un coche en directo… Incluso Pablo Motos reprodujo anoche la mítica escena de Alien. Haciendo él mismo de Alien, claro (imagen de arriba). Y eso dio mucho miedo. Weawer se quedó atónita, aunque lo intentara disimular. No había visto nada igual en un talk show de televisión.

En Estados Unidos en los shows de entrevistas entran colaboradores, se crean gags e incluso se hacen experimentos. Como en El Hormiguero. Pero sólo uno o dos sketches, como mucho. Aquí, en cambio, se abruma con una trepidante yincana de numerosas secciones delirantes. No basta con una broma, el formato es una explosión de creatividad. Un aluvión de ideas para hacer flipar al invitado de turno, sobre todo si es yanqui. Y lo consiguen. Claro que lo consiguen. De hecho, el equipo de Pablo Motos ha logrado el más difícil todavía: sorprender a los que más resabiados están de tele. El Hormiguero les descoloca. Y eso no es malo, porque es justo de lo que anda escasa nuestra tele: de atreverse con ideas, que inventan y reinventan la televisión, una televisión en la que (casi) todo puede pasar. Hasta que implosione la sangre de su presentador en (falso) directo. Todo sea por la ciencia, por el espectáculo y por recuperar esa ingenuidad pérdida del público. El Hormiguero lo consigue. Porque, además de entretener, abre los ojos de la curiosidad del espectador.

@borjateran

Y ADEMÁS…

3 locuras de ‘El Hormiguero’ que son clave en su éxito (y puede que no sonaran tan bien al principio)

La táctica de Will Smith para disparar la audiencia de ‘El Hormiguero’

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

El día que Chicho envenenó al equipo de ‘Con las manos en la masa’

El programa más creativo de la TV actual

El peor programa de Bertín Osborne

0:00 - Autor:

Bertín Osborne se está mudando de casa y, mientras llega su nueva mansión a las pantallas, el cantante ha despedido este lunes su segunda temporada en Telecinco. Lo ha hecho con Chiquito de la Calzada como invitado.

Una temporada corta, de sólo cinco episodios, que en realidad fueron rodados para la anterior etapa. De esta forma, dosificando la emisión del programa, Mediaset evita el desgaste de este éxito de audiencias que nadie esperaba cuando se estrenó en TVE.

Nadie, menos Bertín. Porque el presentador asegura que el 90 por ciento de los programas de los que ha sido maestro de ceremonias han cosechado grandes datos de share. Incluso bastante más elevados que En la tuya o en la mía y Mi casa es la tuya. Es cierto, no miente. Su currículum lleva escrito formatos tan míticos como Contacto con tacto(1992-1994) o La batalla de las estrellas (1993-1994) en Telecinco y, sobre todo, grandes espectáculos de los viernes noches de Antena 3, como Lluvia de Estrellas (1995-2001) y Trato Hecho (1999-2002).

Aunque Bertín también se ha marcado estrepitosos fracasos. Porque para triunfar, también hay que equivocarse. El más sonado Scavengers (1994). Un concurso, en formato supreproducción, que se grababa en el mayor plató de televisión de Europa en Londres y en el que Osborne llevaba un impactante vestuario robótico.

Pero a Scavengers le faltó la esencia de programa en directo, era como un videojuego que la audiencia no entendió. Los participantes debían pasar espectaculares pruebas por tierra mar y aire aunque, a diferencia de El Juego de la Oca, el concurso era frío. No transmitía. Faltaba humor y personajes que despertaran empatía en el público. De hecho, el propio Bertín estaba tan sobreactuado que no era ni campechano.

No obstante, el peor programa que ha presentado Bertín Osborne no es Scavengers. Es posterior, es del año 2001, es Mujer 10.

Un recalcitrante show en el que varias mujeres casadas tenían que superar pruebas, bajo la mirada condescendiente de sus maridos, para demostrar si eran buenas esposas. Con todo lo que conlleva el tópicazo machista de ser buenas esposas: elegantes, ingeniosas, apañadas y finas. Muy finas.

Y ya si querían llevarse a casa un regalito tenían que buscarlo sumergidas en una piscina de barro. Para felicidad de Bertín, al que se le iban los ojos.

Un despropósito de concurso que, por suerte, la audiencia olvidó rápido porque reunió lo peor de la televisión: sexista, previsible y desafinada:

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 7 razones del éxito inesperado de Bertín Osborne

Las 5 armas de Bertín que no ves y son cruciales para su éxito 

Bertin Osborne: 8 cosas que podrá hacer si ficha por Telecinco (impensables en TVE)

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

Octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter