Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Sálvame Deluxe’: el problema de su crisis de audiencia

25 noviembre 2016 - 10:06 - Autor:

Sálvame Deluxe parecía un formato indestructible en audiencias. Sus polémicas siempre ganaban la batalla de la cuota de pantalla. Incluso derrocó a su rival directo en Antena 3, que también era un filón para el share, ¿Dónde estás corazón?.

Tanto fue el aparente éxito que el resto de cadenas dejaron de competir los viernes contra Telecinco. El Deluxe cogía aire. Sálvame se hacía con un público muy fiel, aunque también espantaba a un tipo de espectador que se quedaba huérfano de televisión en los viernes y que, ahora, ha regresado a la pequeña pantalla con el espectáculo en positivo de Tu cara me suena.

El show de imitadores de Antena 3 ha demostrado que el triunfo del Deluxe también estaba en que Telecinco se había quedado sin competencia de calidad en esa franja.

Aunque, en las últimas semanas, los datos de audiencia irregulares de Sálvame Deluxe están demostrando que el programa tiene otro enemigo más que Tu cara me suena: el propio tono que ha ido cogiendo el espacio en esta temporada, que ha ganado intensidad y ha mermado su sentido del humor. Sálvame Deluxe ha ido perdiendo el elemento con el que consiguió derrocar ¿Dónde estás corazón?.

¿Dónde estás corazón? se tomaba demasiado en serio y, en cambio, la versión de prime time de Sálvame, como la diaria, sabía reírse mucho de sí misma con gran dosis de esperpento. Ese surrealismo, que mantiene la edición de tarde, se ha ido diluyendo en el Deluxe. Jorge Javier Vázquez mantiene su ironía, sí, pero el resto de colaboradores e invitados ahora están más enfados, más enemistados e incluso más indignados que nunca. El show ha virado a un concepto más oscuro, cuando la audiencia espera para evadirse con ayuda de historias más identificables, creíbles, luminosas y hasta algo chistosas.

El público no espera ver al padre de Chenoa explayándose contra su hija. Para eso el espectador ve directamente a Chenoa divirtiéndose, a la misma hora, en el otro canal. El público de Telecinco quiere descubrir personajes de culebrón en los que sentirse reflejados: con sus dramas pero, también, con sus toques de humor.

Y ahí está el problema: últimamente en Sálvame Deluxe cada vez hay menos humor y menos identificación, pues el elenco de personajes se ve más forzado y sus conflictos menos creíbles. Porque la audiencia ya se las sabe todas: huye de la pelea impostada y busca aquello que transmite verdad. De ahí el éxito del genuino reencuentro de OT. De ahí la actual crisis del repetitivo universo de mujeres y hombres y viceversa y otros personajes made in Telecinco.

> Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT

> Los 7 parecidos razonables entre Sálvame y un culebrón

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las claves televisivas del éxito de ‘Tu cara me suena′

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

Galas del Sábado: lo que hay que aprender de un viejo programa que es más moderno que la TV de hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

noviembre 2016
L M X J V S D
« oct   dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

TeleDiaria en Twitter