Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Crisis en Telecinco: lo que el espectador medio ya no quiere de Mediaset en 2017

28 diciembre 2016 - 9:40 - Autor:

El modelo de Telecinco da síntomas de desgaste. Su estructura de programación resiste, está bien articulada, pero los contenidos que sustentan sus programas evidencian un agotamiento. Ya no tiran como antes, ¿la audiencia se está cansando de la inercia de los dimes y diretes?

Lo cierto es que la fórmula del éxito de Telecinco se ha desvirtuado en los últimos tiempos, la política empresarial ha propiciado un desorden de la identidad de marca, donde un sólo formato de éxito ha servido de comodín para rellenar diferentes prime times, monotematizando el público objetivo de la emisora y descuidando la imagen de cadena generalista.

Telecinco ha pasado de ser un canal con todos los horarios de prime time definidos con un producto contundente, que iban de populares series a programas de entretenimiento, a centralizarse en el reality, el corazón y el polígrafo. Y eso pasa factura cuando las tramas del culebrón se desgastan y no encuentran un recambio contundente ni con acciones especiales como la búsqueda de nuevos contertulios en la Sálvame Snow Week.

Y es que el espectador medio de Mediaset no quiere realities de saldo. Tampoco el espectador generalista que Telecinco debe volver a seducir con su habilidad para crear producción propia a lo grande. Sin centrarse sólo en aspirantes al bolo de discoteca. Porque uno de los principales problemas de la cadena en los últimos tiempos ha estado en que el grueso de los protagonistas de sus programas han dejado de ser personas identificables para el espectador. Los jóvenes de hoy no son como las chicas y chicos de Mujeres y hombres y vivecersa. Tampoco se parecen demasiado a los concursantes del último Gran Hermano. El público real no es como el que sale representado en esos programas y, lo que es peor, el público no quiere verse reflejado en ese tipo de perfiles.

La cadena se ha limitado a un tipo de aspirante a famoso y ha dejado atrás la poderosa fórmula de contar historias más allá del cebo morboso que, al final, se queda en nada. Telecinco necesita volver a reírse más y mejor de sí misma, seguir retroalimentando su programación de los líos que genera pero teniendo en cuenta que la audiencia media del canal ya no quiere televisión a medias tintas, ya no quiere la previsible estructura del conflicto que termina en una reconciliación con lágrima fácil, ya no quiere el decorado cutre, ya no quiere el talent show vacío, simplificado en el karaoke con las canciones de siempre. Quiere más.

Telecinco se ha acomodado y necesita recuperar la esencia de la televisión competitiva que, además del griterío o la sensiblería, cuida la emoción desde el espectáculo televisivo global. Como siempre hizo la cadena de Mediaset con programas como Crónicas Marcianas, La Noche con Fuentes, El Informal o tantos otros, que eran mucho más que platós con cuatro sillas. Ahí empezó la evidente y asentada fórmula del éxito de Telecinco, pero esa esencia se ha ido perdiendo por el camino. Falta show con ideas de guion más allá de lo obvio, falta que el espectador masivo y generalista vuelva a sorprenderse porque de lo que sucede ahora se las sabe todas y se cree poco. Y, claro, cuando hay una alternativa contundente en la competencia, ese espectador cambia de canal.

> Los 11 factores que han llevado a Telecinco a 2 años ininterrumpidos de liderazgo de audiencias

@borjateran

Y ADEMÁS…

> El círculo vicioso de la creatividad en las cadenas de TV en España

> 3 mentiras que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en los viernes

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

> El problema de la emisión en diferido de los Juegos Olímpicos

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

 >¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Lo mejor y lo peor del regreso del reality de Las Campos a Telecinco

1:23 - Autor:

Los especiales navideños están sobrevalorados. Y Las Campos han regresado a su reality con un especial Navideño. Que si poner el árbol con las lucecillas, que si ir a buscar a la Plaza Mayor las figuritas del Belén. Y todo emitido a 27 de diciembre, cuando el espectador ya está agotado de árboles, bolas y luces navideñas, pero así es la televisión: a veces, llega tarde. Muy tarde.

Y ahí está el principal problema del retorno de Las Campos. El show es artificial, incluso juega con gracia al artificio, pero la debilidad de este regreso es que en esta nueva edición el espectador se ha quedado con la sensación de no descubrir nada nuevo, nada que no conociera. No se ha ido más allá en los roles de la madre y las hermanas. No ha existido evolución de los personajes. Sólo se ha enfatizado en las personalidades que ya conoce y reconoce el público.

Y lo peor, el gran cebo que ha sostenido toda la promoción del programa, un supuesto anuncio que iba a cambiar la vida de María Teresa Campos, era simplemente una broma. Un bajón para la audiencia, que ya no se cree ni los spots de autopromoción.

Lo mejor del programa vuelve a ser Terelu. El show sabe trastear muy bien con la hija más famosa de La Campos. De hecho, el programa dibuja con gracia la contradictoria personalidad de la presentadora de La Granja y Con T de Tarde. Lo hace con la vieja estrategia de la telecomedia: el gag de contradicción, donde el intérprete dice una cosa y, al instante, realiza la contraria. Terelu no quiero comer, pero cae en la tentación. Terelu no quiere la tortilla, pero se zampa toda la tortilla.

También el regreso de Las Campos ha forzado el momento en el que Terelu ha bajado -casi por primera vez en su vida- en un autobús municipal o esperando la cola de Doña Manolita. En estos cometidos, el programa muestra una nueva faceta de Terelu Campos, reconvertida en una actriz que se deja llevar por el papel inverso a Lina Morgan. O, lo que es lo mismo, persona pudiente bajando a la calle e incluso pisando charcos.

Ese es el camino para el éxito del docureality, mostrar a una familiar a la que le ha ido bien pero que, en realidad, cuenta con las mismas inseguridades que la mayor parte de los espectadores de Telecinco. Pero de este ingrediente ha estado escaso el especial de Navidad de Las Campos. Habrá que esperar a los siguientes entregas.

> El motivo que convierte a Las Campos en un éxito pionero en España

> Lo que siguen ‘copiando’ los programas matinales de la fórmula de María Teresa Campos

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

TeleDiaria en Twitter