Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Pulsaciones’: los 4 atrevimientos de la nueva serie de Emilio Aragón

11 Enero 2017 - 1:11 - Autor:

Mariló Montero predijo la premisa de Pulsaciones, la nueva serie que Antena 3 ha estrenado esta noche. Pues sí, el conflicto de la producción recuerda en cierto sentido aquella reflexión de que el alma se puede trasplantar con los órganos. Y la historia de Pulsaciones narra justo eso: un hombre que tiene visiones del donante del que recibió su corazón.

Un thriller de diez capítulos con final cerrado, con el que Emilio Aragón ha regresado a la televisión como director, que viene con cuatro interesantes atrevimientos para un prime time de una cadena de televisión generalista.

1. La dispersión narrativa

El primer capítulo de Pulsaciones no sigue la estructura habitual de una ficción creada para arrasar en horario de máxima audiencia. No es una ficción que intente dar todo masticado al espectador. De hecho, arranca sin un protagonista claro. El espectador debe jugar a descubrir la historia. Incluso te hace creer que el protagonista es uno cuando, en realidad, es otro. Al estilo del clásico Psicosis.

2. En busca de los detalles

El guion de Pulsaciones esconde muchos detalles que se pueden quedar en un segundo plano pero que, sin embargo, el espectador irá descubriendo su importancia con la evolución de los capítulos. La producción de Antena 3 y Globomedia se atreve, por tanto, a la experiencia del re-visionado posterior, que puede dar pista al seguidor más entusiasmado con descifrar bien la historia.

3. El aspecto visual

Pulsaciones no cuenta con una luminosa fotografía al uso de serie de prime time en España. Experimenta con los encuadres y la luz. En ese sentido, la tonalidad que arropa la historia sumerge al propio espectador en un cierto desasosiego. Y ya se sabe, en la televisión española las cadenas se obsesionan con una luminosidad clónica, a veces casi de fluorescente de supermercado, porque se cree que la oscuridad espanta al público. Aunque, en realidad, hay oscuridades muy luminosas. Pulsaciones tiene ese punto de extraña energía visual, que enriquece la trama. Una serie que transcurre en un Madrid frío, helado, gélido y eso hoy por hoy es muy atrevido, ya que produce la sensación de un thriller árido y áspero.

4. Personajes poco empáticos

La droga entra en Pulsaciones desde el principio en el personaje del doctor supuestamente perfecto, lo que provoca un interesante descoloque en el espectador que ya no se fía de él. En el primer episodio, no hay un referente clarísimo de personaje que sea aliado del espectador. No hay un doctor Martín que sabes que siempre estará de tu lado.

Pulsaciones sigue, en cierto sentido, la estela de Vis a Vis. El nuevo sello de la veterana productora Globomedia apuesta por la evolución cultural que vive la televisión en España y su público e indaga en la producción de series sin un patrón para el éxito prefabricado (ese patrón de equilibrio entre emoción y humor proyectado desde personajes identificables en toda la familia). Así Pulsaciones permite un viaje diferente al espectador. Y eso, en los tiempos que corren, es una buena noticia para nuestra televisión. Un atrevimiento contracorriente.

> Lo que ha aportado ‘Vis a Vis’ a la ficción española

@borjateran

Y ADEMÁS…

Por qué el  capítulo 11 de ‘Vis a Vis’ es el mejor de la ficción

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

El problema de las series españolas: la contraindicación de la eterna duración

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter