Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los motivos por los que tampoco ganaremos este año Eurovisión

16 enero 2017 - 0:01 - Autor:

Ya son oficiales los seis temas que compiten para representar a España en Eurovisión 2017. Maika (en la foto), Manel Navarro, Mario Jefferson, Mirela y Paula Rojo –elegidos por la cadena– y Leklein -ganadora del proceso web del #Eurocasting- son los intérpretes que se disputan la candidatura de RTVE en el concurso de las televisiones públicas europeas.

Sin embargo, los temas que compiten por acudir al eurofestival mal representan a España en un acontecimiento de estas dimensiones. Da la sensación de que nadie con un producto de calidad y con una definición rotunda de personalidad quiere comprometerse a ir a Eurovisión.

Al contrario, sólo concurren a la gran final española propuestas regulonas que no casan con la esencia de Eurovisión: un espectáculo televisivo global, en donde ganan las candidaturas que contagian una mirada consciente de su tiempo. O, al menos, con apabullante carisma.

Pero, claro, las galas de selección de los anteriores años, en las que faltó calidad sonora y escénica -tal vez estos programas especiales sólo fueron un trámite hecho para minorías-, han provocado que los grandes talentos con posibilidades reales en el eurofestival prefieran alejarse de la marca española de Eurovisión. No lo ven como una oportunidad de promoción, lo observan como un obstáculo en su carrera.

Tampoco ayuda todo lo que rodea el festival. España es uno de los países con un fenómeno eurofan de mayor intensidad, pero también esta pasión mal digerida puede desvirtuar el ADN del eurofestival. Un festival que no sólo es de divas “gritonas” -que pueden gustar a un target limitado de sólo fans del concurso-, Eurovisión es un talent show global.

Y el futuro para que España triunfe en Eurovisión está en que, como sucede en otros países, el festival también se sienta en nuestro país como esa gigante plataforma que promociona carreras musicales de largo recorrido. Una cantera de artistas con un producto musical contundente que cuenta con la intención de quedarse en el imaginario colectivo no sólo de los españoles, también de cientos de millones de espectadores de todo tipo de edad y condición a los que atrapa Eurovisión.

Porque Eurovisión debe ser un reflejo del ímpetu de la modernidad de nuestra cultura. Lo fue en su momento. Pero ahora no lo es. Y por eso mismo España tampoco ganará en este 2017 Eurovisión. No es cuestión de los votos políticos entre países, es porque la preselección se queda en un remix de canciones que, en su mayoría, imitan a otras canciones. Temas aptos para una exitosa gala de variedades de 2001 pero que, al mismo tiempo, no proyectan el futuro de la industria musical española que se está cociendo en este 2017. Esa música que marcará nuestra vida no está en las canciones que compiten por representar a España en este Eurovisión. Habrá que esperar. Otra vez.

> 22 vías de acción para la supervivencia del sentido y valor de TVE

@borjateran

Y ADEMÁS…

El error de la gala de elección de representante de Eurovisión

7 factores que debe tener en cuenta TVE para no hacer el ridículo en Eurovisión

Eurovisión: así han roto las semifinales con dos traumas de la TV española

Lo mejor y lo peor de Eurovisión 2016, ¿circo o canciones?

Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter