Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Dulceida en el Chester: los peligrosos mensajes de la generación youtuber

13 marzo 2017 - 17:43 - Autor:

Con Dulceida, la influencer de las influencers. Así ha cerrado Risto Mejide la nueva etapa de su Chester. Se agradece el intento del publicista de dar cabida y visibilidad en televisión a una nueva generación autodidacta que triunfa y gana mucho dinero gracias a su fama en las redes sociales. La relevancia de Dulceida es ejemplo de ello. Y sus más de dos millones de seguidores en Instagram y YouTube dan fe. Otra cosa son las conclusiones que distintos tipos de espectadores (jóvenes y adultos) puedan extraer de esta entrevista.

Sin cortes de edición y en la conversación de un plató, el testimonio de Dulceida abre aún más una brecha generacional. La televisión no logra retratar el motivo del triunfo de esta joven influencer. Es más, deja al desnudo la superficialidad de las redes sociales que mueven el mundo en 2017, y realmente cuesta ver en ella un espejo interesante en el que los adolescentes se puedan reflejar.

Dulceida apenas se moja con nada, porque no tiene opiniones firmes de casi nada, más allá de sentirse capaz de agotar las existencias de unos zapatos si se los pone y los luce en una foto. Aida Domenech (su nombre real) no acabó la ESO y no se arrepiente, porque hoy en día sigue sin saber qué habría podido estudiar. “¿Algo relacionado con la moda?”, le preguntó Risto. Buf, no, casi mejor grabar vídeos en tu cuarto hablando sobre moda. Por otro lado, cuando Mejide intenta sacarle una opinión política, Dulceida directamente se niega a meterse en ese terreno. Dice que no sabe, no entiende y que simplemente la política le parece “turbia”.

El vídeo con más tirón de Dulceida es una grabación en el que juega a besarse con su chica. Y ya. Porque esa es otra, la esposa de Dulceida, Alba, también estaba en plató, y hablaron de su boda, su convivencia, su piso nuevo, sus planes de maternidad… Casi como hacía Carmina Ordoñez en los ochenta pero sin Instagram de por medio. ¿Acaso son los youtubers los nuevas famosos que hablan de su intimidad en sus vídeos y ahora en los platós? Eso sí, no habrá penas, porque a Dulceida sólo le gusta hacer vídeos positivos y de felicidad, su felicidad. Aunque ese día no esté feliz. De nuevo, el artificio en las redes, el postureo, la falsedad.

Dulceida no fue la única youtuber/influencer en el último programa de Chester in love. Durante la otra entrevista de la noche, a Miguel Ángel Revilla, apareció Esti Quesada alias “Soy una pringada“, youtuber que se ha hecho conocida en la red por dedicarse a ser algo así como la antítesis de Dulceida, manifestando todo aquello que odia, incluidos los vídeos de la novia de Risto, Laura Escanes. Si bien “Soy una pringada” tiene muchos momentos inspirados en su canal de YouTube, anoche habló en abstracto de apatía juvenil y de “guerra espiritual”, dejando a cuadros a Mejide, a Revilla y a buena parte de la audiencia.

Está claro que el éxito de Dulceida y “Soy una pringada” se debe a su carisma y también a su intuición a la hora de compartir partes de su vida en ese extraño universo viral en el que encuentran la identificación de muchos jóvenes. Pero, en cambio, en sus apariciones televisivas, ambas se muestran dubitativas y contradictorias a la hora de transmitir un mensaje claro. Quizá porque se encuentran como peces fuera de su hábitat internauta.

Lo que consiguen, por tanto, es más bien inquietar, porque de sus palabras se deduce que quizá esforzarse y estudiar no es lo más importante para obtener un futuro mejor y que ni siquiera hay que tratar de conocer la actualidad política de tu país para entender el momento que vivimos. Que aquí es mejor cerrar los ojos y seguir haciendo fotos que falseen la realidad con el filtro de Instagram adecuado. Sólo hay que preocuparse por conseguir un número de seguidores abultado, porque así te llamarán influencer y podrás ser DJ y las marcas te pagarán, te regalarán viajes y ropa, te invitarán a eventos, “escribirás” libros… Y cualquier parecido de tu realidad con la realidad de verdad será pura coincidencia.

@borjateran

Y ADEMÁS…

4 lecciones imprescindibles de Internet que dio el ‘youtuber’ Rubius a Risto Mejide

La fobia de las grandes audiencias a los programas enlatados

 Los 10 mandamientos del tuitero televisivo

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

La reinserción televisiva de Mejide

El valor que ha encontrado Telecinco en ‘Sé quién eres’ (sin spoilers)

9:30 - Autor:

La relación de la televisión generalista y la ficción vive un tiempo de regeneración. El público ya se está habituando a los consumos bajo demanda. Pero, sin embargo, en la televisión que viene también tendrá su hueco la experiencia colectiva de las series acontecimiento. Ese es el camino que deberán tomar las cadenas de televisión lineal y, por ahí, parece que está indagando Telecinco con Sé quién eres. Una ficción que cuenta con el principal valor de que es de autor.

Tras un tiempo en el que las producciones que sustentaban las cadenas privadas estaban cargadas de resortes evidentes para construir un éxito prefabricado, Pau Freixas (Pulseras Rojas) desconcierta al espectador con una producción en la que no sólo pone a la audiencia a jugar a un particular ‘Cluedo’ televisado, también pone al público frente a dilemas morales y emocionales.

Y esos latentes dilemas morales son uno de los fuertes de Sé quién eres. Un intenso culebrón que, a pesar de ello, atesora cierta identificación del televidente en las decisiones e indecisiones más emocionales de los personajes. En cierto sentido, vínculos reales son los que dirigen la mentira de la historia. De hecho, la mentira de la historia es la que te conecta con emociones reales.

Francesc Garrido, Blanca Portillo, Carles Francino, Nancho Novo o Aida Folch son algunos de los nombres que protagonizan un reparto que plantea el juego de vivir un thriller desde dentro, pues ni ellos parecen conocerse muy bien a sí mismos. Es más, los propios actores han ido descubriendo la trastienda de sus personajes con la evolución del rodaje.

Y probablemente esa circunstancia otorga un plus de intensidad a la ficción, que sabe guardar un interesante equilibrio entre la serie de trama y la serie de personajes. Porque Sé quién eres se narra con el primer plano de los propios actores que, por momentos, parece no fiarse ni de sí mismos.

Pau Freixas destaca que incluso introducía durante el rodaje “errores a propósito” durante sus indicaciones de director para desconcertar al propio equipo, que jugaba a adivinar al culpable en el set.

El equipo no desconectaba durante la grabación, como suele ser habitual y eso ha enriquecido no sólo el rodaje, también la trama. Ya que Sé quién eres contagia que ha sido una serie en donde ha existido tiempo para el trabajo actoral mano a mano con el director, lo que enriquece la calidad final de la producción, a nivel interpretativo, de trama y de línea visual, donde cada imagen tiene marcada personalidad.  Y eso lo permiten las series de autor, que estaban relegadas y que son el presente de la mejor televisión, esas series que rompen con las clónicas cadenas de montaje y confían en la mirada propia. La desconcertante mirada propia del creador.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El problema de las series españolas: la contraindicación de la eterna duración

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

marzo 2017
L M X J V S D
« feb   abr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

TeleDiaria en Twitter