Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La información en televisión cuando Gabilondo ya no esté

11 mayo 2017 - 9:16 - Autor:

Si me dices cómo va a ser la sociedad en el futuro, no tardaré mucho en decirte cómo será la radio del futuro“, explica Iñaki Gabilondo, que tiene claro que “la radio seguirá existiendo, pues se adapta como un guante” a los cambios que vienen. “A la televisión le cuesta más, con su maquinaria más compleja” añade el maestro de periodistas, inmerso en el proyecto de Cuando ya no esté, formato que emite Cero de Movistar + los jueves por la noche.

Gabilondo es un hombre de radio pero, también, ha sido un profesional crucial en la modernización de la televisión en España. Una faceta más desconocida en una fértil trayectoria en la que destaca su programa En Familia (1987-1989), que presentó desde una TVE que se atrevía a realizar un espacio informativo desde epicentros candentes de la actualidad. Y lo hacía en riguroso en directo, con la dificultad añadida que ello requería en una época en la que no se contaba con tantos avances tecnológicos como ahora y se necesitaba un despliegue mayor de recursos.

En Familia fue un precedente de formatos de género, como Salvados. Cada programa, era un documental temático con un palpitante retrato de su tiempo. Gabilondo y su equipo lograron una radiografía del país, que iba desde una emisión desde la trastienda del Hospital La Paz, incluso emitiendo un parto en directo, hasta una retransmisión desde el corazón de una casa cuartel de la Guardia Civil en el País Vasco, en los años más duros del terrorismo etarra.

En esa casa cuartel, Gabilondo se emocionó cuando vio a unos hijos de guardia civiles cantando un villancico en vasco. El futuro se presentaba conciliador. Y En Familia suponía un salto al frente a la hora de plasmar la realidad social desde la televisión pública: tomando el pulso a la calle desde la calle.

Han pasado 30 años de aquel programa y ahí sigue Gabilondo haciéndose preguntas que aportan luz a la sociedad. Ahora desde otro espacio que, como En Familia, se adelanta a su tiempo. Aunque esta vez literalmente. No obstante, Cuando ya no esté se pregunta cómo será el mundo dentro de 25 años de la mano de los expertos que pueden vaticinarlo. Esta noche, el programa cuenta con una entrevista con Julian Assange, tras conocerse que la administración que preside Donald Trump le ha declarado enemigo público número uno. Una entrevista en la que Gabilondo plantea cómo será el internet del futuro.

Al final, en Cuando ya no esté, como en aquel En Familia de TVE, Gabilondo sigue haciendo lo mismo: hacerse preguntas con la honestidad crítica del buen periodista, el periodista que sabe escuchar y, además, sabe entender con perspectiva aquello que escucha.

Y Cuando ya no esté hará honor a su nombre. Porque este formato marca la tendencia de la información en televisión en un futuro no muy lejano. Llega la era del programa acontecimiento, con una cuidada fotografía visual, al que acude un espectador que demanda espacios informativos con el tiempo suficiente de elaboración. Espacios que narran una historia que no se queda en la caótica superficie de flujos informativos y otorga herramientas para comprender lo que está sucediendo, los motivos y sus consecuencias. Hacia ahí va la televisión informativa.

En tiempos de sobreinformación sin digerir, la televisión informativa retornará a la esencia del periodismo con mirada propia, que va más allá del está pasando y lo estás viendo. La audiencia premiará la experiencia de entender frente a la prisa informativa de usar y tirar.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La revolución de la TV de pago

Lo que se debe aprender de Salvados en las facultades de Periodismo

La gran mentira de TVE

5 lecciones que un futuro periodista debe aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

TeleDiaria en Twitter