Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Eurovisión: aciertos y errores de la actuación de Manel Navarro en el eurofestival

13 mayo 2017 - 22:23 - Autor:

Decía Manel Navarro que había estado practicando la mirada frente a un espejo para seducir con fuerza a las cámaras de Eurovisión. Y tanto ensayo se ha notado, pues el joven intérprete ha sabido dónde mirar y cómo hacerlo en su paso por la gran final del eurofestival 2017. De hecho, incluso ha guiñado un ojo al objetivo de cámara, al más puro estilo de grandes folclóricas. Como hacía Carmen Sevilla en su queridísimo Telecupón.

Sin embargo, a pesar de sus estudiada actitud ante la cámara, el representante español en este eurofestival no ha contado con una canción que haya traspasado y destacado lo suficiente frente al resto de intérpretes. Su voz estaba nerviosa, temblorosa y ha protagonizado un sonoro gallo, pasto de las redes sociales.

Pero tampoco ha ayudado la puesta en escena, la gran asignatura pendiente de España. Una caótica animación de elementos inconexos fosforitos (sombrillas bailongas, tablas de surf que parecen tiburones, un planeta Tierra que va y viene…) sin un orden lógico que no logra contar una historia que arrope y potencie al artista.

Al contrario, la escenografía diluye la figura de Manel Navarro. Para empezar, la dirección artística arranca con el fallido suspense de un grupo de chavales de espaldas mirando una gran proyección de planeta Tierra, que no se sabe muy bien qué pinta y lo que es peor: esta aparición de pandilla de amigos erosiona el protagonismo de Manel como intérprete solista y produce la sensación en el espectador europeo de que es una boy band.

Como consecuencia de esta y otras florituras sin un hilo argumental entendible que aporte y no distraiga, se desvirtúa el perfil de Manel como cantautor que canta un tema propio que contiene un mensaje sobre el poder del amor de tus seres queridos. En cambio, esta escenografía frivoliza este sentido de la canción hasta convertir el tema en una especie de bacanal en Pachá Ibiza.  Y ese es el problema que ha tenido Manel Navarro esta noche: su canción no ha destacado y tampoco ha contado con un envoltorio que potenciara su Do it for your lover.

Incluso se ha desaprovechado el momento en el que “surfean” sobre unas tablas de surf que se proyectan en el suelo. Este es el instante más efectista de la actuación y casi no se aprecia por las tonalidades elegidas. Tampoco Manel lo incentiva demasiado, ya que no marca lo suficiente el gesto de estar surfeando, como si le estuviera dando vergüenza ajena ese paso coreográfico. Y, claro, eso se contagia en cámara.

A su favor, ha estado la energía de la juventud que han desprendido Navarro y sus amigos. Ese era su sello de diferencia, la ilusionante energía juvenil, y por ahí se podía haber tirado a la hora de preparar este show para el eurofestival. Porque en Eurovisión es tan importante la canción como la narrativa que rodea la canción, pero en Do it for your lover no ha habido ni lo uno ni lo otro. Sólo el valor de la ingenuidad de la lozanía de un joven chaval al que tal vez la camisa hawaiana -nada que ver con la cultura española, por cierto- le ha quedado demasiado grande. Y es que, probablemente, Manel Navarro se ha presentado demasiado pronto a esa exposición perversa que supone representar a España en Eurovisión. Al final, sus nervios e inexperiencia han cobrado excesivo protagonismo. Por suerte, esta experiencia le servirá de máster para enriquecer su porvenir en el mundo de la música.

> La sensibilidad de Salvador Sobral: las claves con las que Portugal ha roto los clichés de Eurovisión (VÍDEOS)

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las lecciones televisivas que aún no ha aprendido España de Eurovisión

Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

Lo mejor y lo peor de Eurovisión 2016: circo o canciones

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

El disgusto de Vicky Martín Berrocal por la cancelación de su programa en Ten (VÍDEO)

12:35 - Autor:

Con lágrimas en los ojos y mucho drama, Vicky Martín Berrocal se despidió ayer de su programa, Tendencias, en Ten. El magazine apenas ha superado el 0,2 por ciento de share, cayendo hasta el 0,1 por ciento en alguna de sus emisiones.

Ell examen del audímetro ha sido insaciable y el formato, que no ha superado el 0,3 de media del canal, ha sido retirado tras sólo 29 programas en emisión diaria. Aunque la intensidad con la Vicky se ha despedido ha sido como si Tendencias hubiera durado décadas.

La tele es así“, sentenció Martín Berrocal en los últimos instantes de su visto y no visto show. Y ahí está el gran problema de fondo de Ten: la cadena no da tiempo a conocer sus propuestas. Da igual que el contenido de sus productos sea acertado o fallido, Ten nunca destacará si sus nuevas apuestas no se aguantan en la programación con un margen suficiente para llegar a ser descubiertas por el espectador. Como cuando nació Cuatro, que se mantuvo su parrilla intacta durante sus tres primeros meses de vida.

Los vaivenes de la parrilla de Ten son un obstáculo para la fidelización de televidentes. De hecho, en sólo un año de existencia, el canal ha cambiado tres veces de línea editorial (primero familiar, después femenino y ahora docu-práctico, “la tele que te cambia”).

Ten no puede medir todos sus nuevos proyectos por el dato que realiza su mejor éxito, Las Kardashian, que ha obtenido en la cadena cuotas superiores al 0,7 por ciento. Si quiere afianzar un modelo de televisión práctica también es importante la paciencia y calcular la sostenibilidad de sus formatos antes de la emisión para que, así, aguanten un tiempo suficiente más allá del veredicto del share. Es la única manera de que lleguen a ser conocidos por una audiencia que jamás se enteró de que Vicky Martín Berrocal tenía un magazine de tendencias.

> La estrategia del nuevo canal DKISS: así logra engancharte a su programación

@borjateran

Y ADEMÁS…

> La revolución de la televisión de pago

> Los 3 errores de las cadenas en las redes sociales

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

’8 apellidos vascos’ se mantiene infalible en el prime time de Telecinco

9:56 - Autor:

Ocho apellidos vascos tardó en ver la luz porque sus productores no las tenían todas consigo con respecto al guión: se tenía cierto temor a que en España no se entendiera este tipo de humor autocrítico que, sin embargo, ya había arrasado en otros países de Europa, como en Francia, con la película Bienvenidos al norte, o en Italia, con Bienvenidos al sur. Pero, al final, todos esos temores volaron por los aires y el público sí conectó con Ocho apellidos vascos y sus chistes. Mucho. Un fenómeno social del boca a boca. La gente recomendaba la cinta sin parar hasta convertir Ocho apellidos vascos en la película más taquillera de nuestro cine y uno de los más infalibles “pases” en televisión.

De ahí que, tras la final de La Voz Kids la semana pasada, Telecinco haya decidido programar de nuevo la saga de Dani Rovira para no dejar vía libre al formato de Antena 3 Tu cara no me suena todavía. Y la jugada ha salido bien a la cadena de Mediaset, pues Ocho apellidos vascos ha liderado en la franja de competencia directa con un 16.6 por ciento de cuota de pantalla y 2.603.000 espectadores. Buen dato, aunque ajustado a su rival. TCNMST ha cosechado 2.091.000 fieles y un 16.8 por ciento de cuota, subiendo tres puntos respecto a la final de La Voz kids.

Tu cara no me suena todavía gana en share, debido a su mayor duración. Pero, en estos casos de casi empate técnico, para otorgar el liderazgo a una cadena se debe mirar el dato de espectadores. Y ahí ha vuelto a triunfar un Ocho apellidos vascos, que arrasó en su estreno en televisión noviembre de 2015 con 5.359.000 espectadores y 30,8 por ciento de cuota de pantalla. Ahora la saga sirve de comodín en espera a que esta cadena encuentre un formato que sustituya a La Voz en los viernes. Y es que parece que el show de entretenimiento ha desterrado por mucho tiempo al corazón de esta franja horaria.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 6 elementos en los que no te has fijado y son imprescindibles para el éxito de ‘Tu cara me suena’

> 3 mentiras que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en los viernes

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

 >¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

TeleDiaria en Twitter