Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El baile de Lina Morgan imposible en la televisión de hoy

2 Julio 2017 - 2:48 - Autor:

Las galas de presentación de temporada es un género televisivo que ha desaparecido. En los años noventa, las cadenas arrancaban el curso con un gran show en el que ponían la alfombra roja a todos sus nuevos programas y series. En 1997, por ejemplo, TVE programó Quiero verte, un show con Ramón García y Ana Obregón que vendía los posibles éxitos de la cadena pública.

Hoy por hoy, este tipo de formato parece obsoleto. No obstante, los primeros minutos de aquella gala de 1997 de TVE contienen una fusión de elementos que son perfectos para atraer al público y anunciantes a la cadena y que, en cambio, no serían permitidos por los gurús de la televisión de hoy. Este es el vídeo del apoteósico esos memorables instantes de Quiero Verte:

La televisión de 2017 debe aprender de la habilidad de este especial a la hora de generar en el espectador el sentimiento de que está asistiendo a un acontecimiento festivo irrepetible y que lo hace en la cadena con el más competitivo elenco de profesionales. Así, TVE consigue potenciar su imagen de marca. Lo logra al reunir a todos sus rostros (presentadores, periodistas y actores) en el mismo escenario y presentarlos con una efectista voz en off, que los nombra como si fueran futbolistas entrando al terreno de juego.

De Anne Igartiburu a Carlos Herrera, pasando por Pedro Ruiz o los chavales de El Club Disney. Están todos y la realización los muestra en una multipantalla que otorga aún más pompa a la irrupción de cada artista en el escenario gracias a la ayuda de un grafismo en movimiento -que sobreimpresiona un primer plano de cada estrella de la cadena-. De todos estos rimbombantes fichajes de TVE, la última en ser nombrada y aparecer es Lina Morgan. Y la realización también marca, de forma especial, el recibimiento a la querida actriz, con emocionantes primeros planos de la protagonista de Hostal Royal Manzanares saludando al respetable. Es decir, el público.

De esta forma, TVE hace marca al entremezclar a todos sus rostros, de información y entretenimiento. El espectador percibe que es el canal con más y mejores caras. Y la presentación posterior de Ramón García y Ana Obregón lo recalca. Pero esta introducción aún depara otro elemento impensable en la televisión de hoy.

De repente, suena la música del show, un éxito discográfico que triunfaba por entonces y que la cadena había convertido en su eslogan ‘Quiero verte’. En ese instante, se ponen todos los profesionales de la emisora a bailar la canción. Algunos con más vergüenza, otros con más desparpajo. Pero todos están ahí, sin miedo al ridículo, bailando, alrededor de una Lina Morgan que danza con el mayor de los desparpajos, pues sabe que es la cabeza de cartel.

Y el equipo de TVE aguanta el tiempo suficiente el baile en cuestión, no tiene ni complejos ni prisa en acabar con este número, pues saben que, así, están sumergiendo al espectador en el tono festivo del show. La audiencia contaba con margen para verlo e incluso a disfrutarlo. De hecho, el público está comentando lo que ve por la tele (que si Pedro Ruiz no baila, que mira qué gracia tiene Lina…).

Un baile verbenero de las caras de TVE que termina fusionándose con la cabecera del programa, que da paso al discurrir normal de la gala. Parece surrealismo, pero en realidad es un as de la manga que sugestiona al espectador en el tono de la gala y promociona con vigor la imagen de la cadena pública, como cantera de los profesionales de primera línea.

En la televisión de hoy, en cambio, este efectista prolegómeno sería recortado hasta matar el clímax que produce en el ojo del espectador. Muy diferente a aquella TVE de 1997 en la que se entendía que hacer marca significa potenciar el carisma de sus personajes, juntarlos e incluso acercarlos al público en un ambiente distendido que -combinando emoción, música y surrealismo- despertaba cierta complicidad de cadena pública con  los espectadores. Hoy esta actuación no sería permitida por larga e incluso ‘freak’, pero ejemplifica la televisión que no duda en dejar respirar el tiempo suficiente sus armas (en este caso, el baile y la rítmica canción) para que, al final, el espectador lo goce sin los prejuicios que sufren los que hacen la propia tele.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Galas del Sábado: un viejo programa que es más moderno que la TV de hoy

Así sería ‘Verano Azul’ si se rodara hoy

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."
Julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter