Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las series españolas: existe vida inteligente más allá de las audiencias tradicionales

12 Julio 2017 - 1:28 - Autor:

El consumo de ficción está cambiando. La creciente popularización de la televisión bajo demanda, que el espectador ve cómo y cuándo quiere, junto con el tardío comienzo del horario de prime time de España, está propiciando que se esté expulsando a los espectadores más seriéfilos de la televisión lineal tradicional.

La televisión ya no sólo se consume por la televisión. Sin embargo, lo que en un principio las cadenas observaban como un problema a la hora de rentabilizar su producción propia, ahora puede ser una oportunidad de negocio en una industria de ficción cada vez más globalizada. Una ocasión para los canales españoles que, además de programar su propia inversión, pueden convertirse en productores de contenidos con miras internacionales, donde el pasado año, según un informe de la consultora Deloitte, España fue la cuarta potencia en exportar televisión, vendiendo 36 ficciones por un valor de alrededor de 102 millones de euros, sólo por detrás de líderes en la industria audiovisual como Reino Unido, Estados Unidos y Argentina. Es el momento idóneo de impulsar la imagen de creadores de ficción.

Ya en los noventa, Telecinco creó una marca propia, Estudios Picasso, para potenciar su imagen como factoría de series. Eran los tiempos de Médico de Familia, Periodistas o Al Salir de Clase. Con los años, ese sello desapareció.

En la actualidad, Antena 3 ha creado su denominación de origen ‘Atresmedia Series‘ para potenciar la marca de su producción de ficción por encima del nombre de sus canales. Incluso ha diseñado una cortinilla que, al igual que las grandes majors de Hollywood, presenta sus ficciones de forma efectista. Se trata de una manera de crear un distintivo de calidad que reconoce el espectador y, al mismo tiempo, reúne bajo el mismo paraguas una cartera de producciones que se asocian con éxito. De hecho, los operadores de pago se están fijando en la identidad de Atresmedia Series como inspiración. Así Netflix encargó Las Chicas del Cable, fijándose en Gran Hotel y las galerías Velvet. Así Movistar Plus o Fox han adquirido los derechos para producir las nuevas temporadas de Velvet y Vis a Vis, respectivamente, pues la popularidad de estos productos sirve a ambas compañías para atraer visibilidad y público a sus plataformas.

Porque, a partir de ya, la ficción en la televisión generalista no sólo va a vivir de la audiencia, también dependerá de la venta contenidos a través de una reputación que interiorizan tanto los espectadores como los inversores. La BBC, la televisión pública británica, es el paradigma de este modelo. Sus productos cuentan con una reputación que, a veces, consigue ventas internacionales sólo gracias a su sello. Incluso por encima de lo brillante (o no) del contenido.

Atresmedia, compañía nacida tras la fusión de Antena 3 y La Sexta, sigue este camino. Lo ha logrado haciendo un equilibrio entre series puramente comerciales (Velvet, Allí Abajo) con series con cierto grado de riesgo (Vis a vis, La Casa de Papel, Refugiados o Pulsaciones).

La rentabilidad de estas producciones pasa por las ganancias publicitarias de la primera emisión en la ventana tradicional, el pase primigenio por Antena 3, pero, además, de la explotación posterior de la marca, con emisiones en otros canales internacionales de pago del grupo (Antena 3 Internacional, Atreseries Internacional y Hola! TV -ahora Telecinco también ha lanzado el suyo propio CincoMAS-) o la venta internacional (Pulsaciones no fue un rotundo éxito en audiencias convencionales en España, pero ha sido adquirida por 24 países).

  • El largo prime time español un problema para las ventas internacionales

La eternidad del prime time español complica la venta de las series originales a otros países, ya que no aceptan consumir capítulos de más de setenta minutos. Como consecuencia, de momento, las cadenas deberán optar por fragmentar los capítulos españoles en otro metraje adaptado a las duraciones más cortas de la televisión internacional.

Pero la industria de ficción española ya ha roto su principal barrera: el prejuicio. La producción de programas de entretenimiento y ficción, a pesar de contar con presupuesto más limitado que en otros países de nuestro entorno, ya están adquiriendo un respeto internacional. La creatividad de los creadores de la televisión en España empieza a ser, de nuevo, reconocida. Asimismo, las cadenas y productoras cuentan con la posibilidad de posicionar mejor el producto gracias a las plataformas bajo demanda que necesitan aumentar su cartera de contenidos plurales aptos para toda la diversidad de públicos, en gustos e idiomas. Con más contenido, más competitivas serán.

El Ministerio del Tiempo en TVE, Sé quién eres en Telecinco o Pulsaciones en Antena 3 son ejemplos de la nueva tendencia hacia donde va la ficción y que las cadenas deben de potenciar: producir para su propia audiencia pero, también, pensando en las otras vidas que puede emprender las ficciones después su primer pase por el canal tradicional de una televisión en la que las fronteras se diluyen como nunca. 

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que la televisión generalista en España debe aprender de Stranger Things de Netflix

> Netflix: así genera percepción de éxito (aunque no lo sea)

> TVE y los complejos por el viejo audímetro

> La revolución de la TV de pago en España

> El obstáculo de las series españolas

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

La contradicción de ‘Pura Magia’, el nuevo talent show de TVE

0:34 - Autor:

TVE ha decidido dar luz verde a un talent show con magos. Pura Magia. Varios prestidigitadores pelean por convertirse en el mejor mago del país. Tienen profesores y todo, Luis Pardo, Inés la Maga, Miguel Ángel Gea y Poty. Sí, el bailarín Poty. Pero, sin embargo, el programa no parece una escuela de magia. Simplemente, transmite la sensación de otro show de variedades al uso.

De hecho, Pura Magia se ha estrenado con una contradicción que ha surgido cuando uno de los miembros del jurado del casting recrimina a un participante que su propuesta de personaje no funciona, ya que no traslada su personalidad diferenciada a la historia que narra su truco, que es convencional. Buen consejo, pero es justo el error que esconde el propio programa, Pura Magia.

Porque Pura Magia es un talent show de magia, pero parece una gala corriente. Es más, el programa, coproducido por la productora de Javier Cárdenas, está tan editado que rompe el clímax de los comentarios del jurado, el presentador (el mago Mag Lari) y los propios concursantes. Los cortes de audio saltan con un montaje artificial, pero tampoco existe un hilo argumental que otorgue cohesión al formato. Un batiburrillo de ideas sin una premisa contudente de principio a fin de la emisión. Esto produce que Pura Magia se vea como un desfile de actuaciones inconexas que, después, sufren la crítica de un jurado, donde destaca Anthony Blake.

Otro concepto que no es nada original, el jurado. El espectador ya está inmune a esta dinámica de artista juzgado por celebrities haciendo de jueces. Y, encima, en Pura Magia, al ser todos magos (menos Poty), los veredictos tienen un toque excesivamente corporativista y endogámico. Hablan de cosas de mago desde la perspectiva de mago, lo que puede ser por momentos excluyente para la audiencia.

Tampoco ayuda la escenografía del show, que no tiene un carácter realmente especial. El decorado repite los mismos clichés de la tele de los últimos tiempos: mismo suelo negro, misma pantalla de fondo y, por supuesto, unas cartas en los laterales como seña para decir, ojo, esto es un programa con magos.

  • El problema de la atemporalidad 

Ya que Pura Magia ha aterrizado en la parrilla como espacio de verano, aprovechando que su coste es inferior a otros formatos de entretenimiento y su contenido a priori es menos competitivo. Este característica podría haber sido una oportunidad para huir del plató atemporal y dar al decorado unos aires más estivales como acontecimiento vacacional con la magia como trasfondo. Así se puede intentar crear un evento que el público siente con cercanía. Pero no, se ha buscado clonar un reality demodé con sus actuaciones, sus nominaciones, su sensiblería (con problemas personales de los magos) y hasta sus peleas forzadas y sobreactuadas.

Pura Magia no aporta nada nuevo a TVE. Y la esencia de Televisión Española es producir programas que aporten, al menos, mirada propia. Como los buenos magos, esos que no se quedan en lo preestablecido. Televisión Española debe volver a esos shows que, de verdad, transmiten la emoción del espectáculo en directo, que cree en la inteligencia del público y no fuerza un puzle de previsibles elementos fríamente prefabricados para el éxito (un poco de tensión, un poco de peleas, un poco de drama…). Y, en este rompecabezas catódico llamado Pura Magia, el espectador de hoy pilla rápidamente los trucos de la tele.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT 

> Lo que debe aprender TVE de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

4 programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."
Julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter