Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La afición de TVE al corte para la publicidad (sin tener publicidad)

13 Septiembre 2017 - 0:00 - Autor:


El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero suprimió la publicidad de Televisión Española en 2010. Con las campanadas de fin de año, un spot dijo adiós “para siempre” a los anuncios después de cincuenta años colándose -y financiando- la cadena pública.

En los primeros compases de aquella nueva televisión pública, supuestamente más independiente sin las ataduras de tener que venderse a las marcas publicitarias, se optó por visibilizar que ya no había cortes. La dirección de RTVE creó una campaña para convertir en virtud el vacío que dejaba en la programación la marcha de los anunciantes. De hecho, se divulgó que el espectador ya no iba a ser incordiado por cortes de spots. Así fue: los programas iban enlazados los unos con los otros, las series y el cine sin anuncios y las apuestas de prime time tampoco sufrían pausas. TVE se transformaba en una atractiva televisión sin cortes. Aunque por poco tiempo.

Pronto surgió una contraindicación. Sin intermedios, no había hueco para que la cadena comunicara su propio producto. Mientras que los canales privados introducían entre los anuncios tradicionales impactos publicitarios de contenido propio -ya sea televisivo o de estrenos cinematográficos-, la producción propia de TVE se hacía invisible. Más aún cuando la cadena no había previsto crear programas de entretenimiento que sirvieran como atractivos espacios donde retroalimentar y generar conversación sobre su programación. La cadena empezó a abrir más pausas para ‘patrocinios y promociones”.

Al mismo tiempo y como consecuencia de la crisis, Televisión Española padeció una merma de ingresos que fue paralizando su capacidad de dar luz verde a nuevos formatos o retener éxitos, como sucedió con la serie Amar en tiempos revueltos.

En 2012, asfixiada por los recortes económico, TVE encontró la fórmula para seguir produciendo formatos. Se trata del “patrocinio cultural”, un as en la manga que cuenta el modelo de televisión pública sin anuncios, pues existe la opción del “apadrinamiento” privado de espacios de servicio público. De esta forma, la empresa patrocinadora financia parte o integramente el formato.

Esta táctica permitió la supervivencia de programas como Saber y Ganar que, a pesar de sus buenas audiencias, estuvo a punto de cancelarse en plena crisis económica por falta de presupuesto. Un “spot” de Telefónica como patrocinio cultural salvó a Jordi Hurtado del despido.

Los anuncios nunca se han ido del todo de Televisión Española. Es más, en la actualidad, se ha desvirtuado aquella premisa de 2010 que, ya que la parrilla se financia con impuestos, protegía de cortes cualquier gran formato para dar al espectador el valor añadido y diferencial de la experiencia de disfrutar del programa, serie o película sin rastro de interrupción promocional.

Ahora programas como MasterChef vuelven a ser interrumpidos por pequeñas pausas para introducir patrocinios, promociones y otros acuerdos comerciales de TVE. ¿Sucederá lo mismo con Operación Triunfo? Estos intermedios valen para hacer más largo el programa y ajustar su duración que además, de esta forma, propicia que sea más competitivo en audiencias, justo lo contrario para lo que supuestamente se planificó el fin de los espacios publicitarios en Televisión Española.

El fin de la publicidad llegó a la cadena pública para que dejara de pelear por la venta de datos de cuota de pantalla y pusiera el foco en ofrecer entretenimiento, información y divulgación de calidad en el espectador. Pero todavía, siete largos años después del cambio de financiación de la corporación estatal, Televisión Española sigue funcionando como cuando tenía publicidad, midiéndose por un sistema de audiencias cada vez más obsoleto (por los nuevos consumos en otras plataformas, en diferido y también en directo, y por las tácticas de estirar los programas para inflar el share), cuando su éxito debería estar en el aporte social de su contenido. En el caso de que lo tenga, claro. Pero esa ya es otra historia.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La gran mentira de TVE

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Cuando los partidos políticos no entienden la esencia de TVE

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

Septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

TeleDiaria en Twitter