Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Tiempos de Guerra’, amores bélicos para atrapar al público de ‘Velvet’

21 Septiembre 2017 - 0:18 - Autor:

En las últimas temporadas, Antena 3 ha brillado en el género del melodrama gracias a Velvet. Pero la cadena, en vez de estirar de más su producción estrella (que ahora vive su spin off en Movistar Plus), ha decidido continuar la estela y el tono de las glamurosas galerías pero esta vez con contexto bélico. El resultado es Tiempos de guerra.

Los creadores de Gran Hotel y Velvet se adentran ahora en la guerra de Marruecos. Es la premisa de acción de una producción que, sin embargo, toca de puntillas la historia del conflicto bélico para centrarse en el folletín que, de nuevo, quiere romper audiencias a base de dosis de sentimentalismo, amores imposibles, vestidos elegantes, música épica machacona y un casting de guapas y guapos, requetepeinados. Todos, elementos de ensoñación con los que en teoría disfruta su público potencial.

Amaia Salamanca, Álex García, Alicia Borrachero, Verónica Sánchez y Pepe Sacristán destacan en un reparto con el que Antena 3 tiene claro el target al que se dirige, pero también la forma en la que quiere que sean percibidas sus series. En Tiempos de Guerra, la productora Bambú hace, de nuevo, un buen trabajo de producción con una luminosa fotografía dispuesta a enamorar. Porque de eso va Tiempos de guerra, de enamorar. Ahora con enfermeras de alta sociedad comprometidas con su tiempo.

Un tiempo que, en esta ocasión, se retrata con un poco de más realismo que en Velvet, donde el franquismo ni existía. Pero el realismo es el justo, pues la serie opta por no meterse en berenjenales políticos para no restar ni un ápice de preciosismo a la historia. El rigor histórico es lo de menos y no procede más allá de introducir unos cuantos tiros de vez en cuando.

En la historia coral se repiten perfiles de personajes ya vistos en Velvet o Gran Hotel y que equilibran la intensidad de la trama: que si una duquesa como la líder experimentada, que si una pareja con tensión sexual desde el minuto uno, que si una joven pizpireta en busca de la risa en el público, que si un coronel cascarrabias… Y todo envuelto en unas localizaciones, con mucho chroma, que muestran un mundo de guerra pero sobre todo de postal. El problema es que las guerras tienen poco de glamurosas y luminosas.

Tiempos de guerra es, por tanto, una ficción creada para triunfar en la televisión generalista como un producto atractivo para un público de señoras que suspiran con los amores en tiempos revueltos. Su factura visual es impecable, también sus interpretaciones. Y lo mejor que se puede valorar de ella es que se trata de un folletín clásico con todos sus ingredientes. Curiosamente, esto, quizá, también es lo peor que podemos opinar: este clasicismo con olor a naftalina impide cualquier atisbo de sorpresa o innovación en un tiempo (de guerra audiovisual) en el que la tendencia general en ficción es avanzar, reinventarse, trascender géneros y explorar nuevos caminos narrativos. No busquéis nada de esto en esta nueva serie de Antena 3.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que la televisión generalista en España debe aprender de Stranger Things de Netflix

> El obstáculo de las series españolas

> Así sería ‘Verano Azul’ hoy

Bertín Osborne con Paz Padilla: así ha convertido en virtud el caos

0:01 - Autor:

Un rodaje interruptus. La grabación del último programa de Bertín Osborne ha supuesto un desfile de contratiempos eléctricos y meteorológicos. Sin embargo, los cortes de luz y la lluvia, no han conseguido paralizar el show. Al contrario, el equipo del formato de Telecinco ha estado rápido de reflejos y ha incorporado este desaguisado de fallos en el guion del programa. Así Mi casa en la tuya ha transformado el caos en virtud.

En este cometido, tener a Paz Padilla como invitada ayuda, ya que no tiene problema con reírse de sí misma e incluso de que su casa no aguante el peso de tanto equipo eléctrico de una grabación como la de Osborne.

Con la luz, yendo y viniendo, Bertín y Paz han seguido con la entrevista, no cortando lo que iba sucediendo e incorporándolo los problemas técnicos al programa. Incluso enriqueciendo el guion al grabar al propio electricista que estaba en la calle intentando arreglar el desaguisado. No era un actor, el colapso eléctrico era real.

Es una de las fortalezas del programa de Bertín: su capacidad para arropar la charla de tramas paralelas, casi como si fuera una película, que hacen más interesante un largo prime time. Esta noche, además de la aparición estelar del electricista, Paz Padilla hasta ha terminado enseñando su casa con una linterna que, previamente, había pedido a sus vecinos. Claro, no hay luz e hicieron el gag de mostrar el hogar cual ladrones.

Lo sencillo había sido posponer la grabación, pero Mi casa es la tuya convierte en más irrepetible la emisión al plasmar lo que sucede y utilizarlo como historia transversal que va rompiendo el ritmo de la entrevista convencional, mutando el encuentro en un acontecimiento más imprevisible.

Y eso lo consigue el programa con una realización que narra los anárquicos aconteceres con un orden impoluto para que el espectador no se pierda. De hecho, los instantes más caóticos de la emisión van aderezados con una música de fondo que bien podría ser la banda sonora de Solo en casa 1. Aquí no está Macaulay Culkin, pero sí una Paz Padilla que primero intenta salvar su sofá de la lluvia y, después, observa su chalet en tinieblas.

La música de fondo sugiere una particular emoción de suspense en un espectador que se queda enganchado en una edición sublime de Mi casa en la tuya, que recuerda la esencia del éxito inicial del programa: no sólo es una entrevista, es un acto de transparente complicidad por parte de unos invitados dispuestos a abrir su intimidad y, además, jugar con la espontaneidad televisiva. Quienes lo consiguen hacen a Bertín Osborne brillar, aunque se hayan saltado los plomos.

Las 7 razones del éxito inesperado de Bertín Osborne

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 5 armas de Bertín que no ves y son cruciales para su éxito 

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

‘Friends’: las nueve razones por las que amamos tanto esta inolvidable serie

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

Septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

TeleDiaria en Twitter