Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La mentira y ‘El Objetivo’ de Ana Pastor

5 diciembre 2016 - 9:33 - Autor:

El pensamiento crítico es la mejor vacuna contra la mentira“, ha sentenciado anoche el filósofo José Antonio Marina. Y lo ha hecho en horario de máxima audiencia de una televisión que, justamente, ya no suele apostar por eso mismo, por el pensamiento crítico.

Los vaivenes de la pequeña pantalla, la lucha por las audiencias y las frenéticas velocidades de trabajo que sufren los actuales medios de comunicación están mermando la capacidad crítica. No sólo de los periodistas o los creadores de contenidos, también del propio espectador. Como consecuencia, la mentira tóxica se ha instalado en la sociedad con una naturalidad apabullante.

No se castiga la mentira deliberada. Trump mintió un 70 por ciento en campaña y ganó las elecciones en Estados Unidos. La “verdad” se ha devaluado. Y El Objetivo ha realizado, anoche y en La Sexta, un brillante ejercicio que supone un giro cualitativo al programa de Ana Pastor.

En el formato de Atresmedia y Globomedia, el filósofo José Antonio Marina, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid y ex ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y la de la fiscal de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado han protagonizado un apasionado debate en el que se ha puesto a pensar al espectador sobre todo lo que nos creemos y sobre la importancia de aprender a digerir la información de manera crítica. La importancia de aprender a aprender.

La manipulación ha existido siempre, pero ahora es tolerada y hay una industria que se dedica a ella”, ha sentenciado Marina junto a un Ángel Gabilondo que defendía que “la mentira se combate con honestidad”.

Televisión pública: inteligente, sosegada y que intenta aportar herramientas al espectador para entender mejor lo que pasa y va a pasar. Lo consiguió anoche El Objetivo, con esta apuesta tan necesaria como valiente. Más aún en un tiempo en el que la lucha por las audiencias promueve justo lo contrario: la mentira efímera del simplista titular efectista. 

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

5 aprendizajes para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Salvados: así revolucionó la información en el horario de máxima audiencia

> Trump y Clinton: 5 elementos televisivos que criticaríamos si se celebrara el debate en España

Leticia Sabater, una rompecorazones en ‘First Dates’

4 diciembre 2016 - 10:52 - Autor:

Acudía a First Dates para encontrar a una mujer como Leticia Sabater. Y el programa, directamente, le trajo a la mismísima Leticia Sabater, que también anda buscando novio.

De nuevo, First Dates, el programa de buscar pareja de Cuatro, ha realizado un buen golpe de efecto. Sobre todo para el universo de las redes sociales. Y, también, de nuevo, Leticia Sabater ha demostrado que cree que se las sabe todas para engatusar a la audiencia. Porque Leticia estaba jugando a dar momentazos para la tele, no en enamorar al pretendiente. “Yo fíjate que vengo nerviosa, que se me ha olvidado poner la ropa interior“, dijo para descolocar a su cita Juan. Ya será menos, Leticia.

Por supuesto, Juan estaba encantado con su cita con su ídola Leticia. Era como asistir, veinte años después, a una grabación de Con mucha marcha. Porque Leticia marcó mucho a la generación de los noventa. No sabemos sí para bien o para mal, pero marcó.

De hecho, Juan quería seguir conociéndola. Más y más. Y Leticia parecía que también, porque no paró de intentar seducir al treintañero: que si sentándose encima de él, que sin parar de besarlo (incluso con lengua). Había que aprovechar el momento. Juan se cortaba, pero Leticia no perdía oportunidad a la hora de subir la temperatura del chiquillo. “En la primera cita, ¿qué juegas a las canicas?“, provocaba la presentadora a su candidato a novio.

Pero, sin embargo, tras todas las insinuaciones y cuando parecía que la cita iba a tener final feliz, Leticia terminó rechazando a su pretendiente en First Dates: “No tendría una segunda cita con Juan, soy mucho más mayor que él y como hombre se me queda pequeño”.  Porque, en realidad, Leticia no iba a buscar novio, iba a hacer televisión. Y Juan se quedó compuesto y sin musa de la infancia. Ya ni las musas de la infancia son como las de antes…

@borjateran

Y ADEMÁS…

La diferencias entre ‘Mujeres y hombres y viceversa’ y ‘First Dates’

Las presentadoras de programas infantiles que nos educaron

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para una televisión pública mejor

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

‘Tu cara me suena’: un problema para ‘Sálvame Deluxe’

3 diciembre 2016 - 12:37 - Autor:

Tu cara me suena 5 sigue demostrando que es un éxito incontestable. Anoche, un 22.3 por ciento de share (3.202.000 espectadores) vieron el programa de imitadores de Antena 3 frente al pobre 13.9 por ciento de cuota que cosechó Sálvame Deluxe. Demasiada brecha entre ambos formatos.

Así que Antena 3 ha decidido estirar su único gran triunfo en entretenimiento de los últimos años creando una edición de anónimos, que cogerá el testigo del Tu cara me suena original.

Esta nueva versión se llamará Tu cara no me suena todavía y aterrizará en emisión previsiblemente en marzo. Bajo la marca TCMS se recupera, en cierto sentido, la esencia de Lluvia de Estrellas, el formato que triunfaba en los viernes noche de Antena 3 en los noventa.

De nuevo, anónimos demostrando su habilidad a la hora de imitar a iconos de la música. La decisión acertada para esta nueva propuesta de la programación está en que las personas que concursarán irán cambiando cada noche. No habrá, por tanto, un casting fijo. Así, al no ser conocidos, el espectador podrá ir descubriendo un desfile de nuevos talentos cada semana.

Los mejores participantes pasarán a una gran final. Manel Fuentes presentará también esta nueva edición que, eso sí, puede traer una contradición bajo el brazo: saturar al personal con Tu cara me suena y desgastar un formato que está demostrando una salud de hierro en su fórmula original con celebrities. Como sucedió en la edición infantil, Tu cara me suena mini, que desvirtuó la premisa original del show.

No obstante, en este remake se está a tiempo de diseñar pequeños cambios escénicos, de grafismo e incluso de estructura del programa para que siendo lo mismo no sea totalmente lo mismo. Y así Antena 3 se asegurará mantener un liderazgo en los viernes que tanta pupa está haciendo al veterano Sálvame Deluxe. Su secuela con anónimos puede acrecentar el actual problema que tiene Sálvame Deluxe. Su rival crece.

La mala suerte de Jorge Javier Vázquez con Gran Hermano 17

2 diciembre 2016 - 9:04 - Autor:

Gran Hermano 17 lidera en la noche de los jueves. Es un producto consolidado pero, sin embargo, la presente edición caerá en el pozo del olvido. Una temporada que llegaba con cambios, pues Telecinco sustituyó a Mercedes Milá por Jorge Javier Vázquez. El reality perdía a su icónica maestra de ceremonias pero, al mismo tiempo, ganaba a uno de los rostros más queridos por el público de Mediaset.

No obstante, las críticas en las redes sociales no se hacían esperar. Ya se sabe, los cambios en un prime time siempre van unidos a comparaciones. Comparaciones odiosas, claro. Jorge Javier, presentador estrella de Telecinco, se llevó la peor parte. Los más enfadados acusaban a la cadena de Paolo Vasile de homogeneizar en exceso toda su programación. Aunque lo cierto es que la retroalimentación constante de contenidos es uno de los factores que ha consolidado el modelo de liderazgo de esta cadena.

Y ahí está el factor negativo de Gran Hermano 17: su casting gritón no ha conseguido arrastrar el tradicional éxito del reality a toda la programación. El público fiel de GH está, pero la audiencia generalista ha desconectado del programa. Porque han faltado historias con personalidad propia, diferenciada y empática y han sobrado monotemáticos gritos histéricos sin ningún trasfondo más allá de la pataleta adolescente requetevista en la casa de Guadalix de la Sierra.

Esto último ha sido la mala suerte de Jorge Javier. A pesar de los intentos de los creativos del programa por dar forma a una historia interesante, el resultado de la convivencia del casting de este GH17 no ha ayudado ni acompañado a Vázquez para que brillara más y mejor como el carismático presentador que es (y que, a pesar de todo, ha seguido siendo en GH17). Un casting que ha salido rana, sobre todo al carecer de personajes que conectaran por el lado más cómico o emocional con los espectadores. En definitiva, ha abundado una mezquindad extrema que ha hecho difícil identificarse con los concursantes.

Ahora el formato entra en su recta final pero, en realidad, pocos esperan con expectación su desenlace. De hecho, esta noche, Adara, la más polémica de la casa y que ha centrado las tramas del programa, ha sido expulsada. La última expulsada de esta edición. “Lo sabía”, dijo, como se dice siempre que te expulsan de Gran Hermano. Quedan como finalistas: Alain, Beatriz, Meritxell, Rodrigo y Miguel, que llevaba peluquín. Y ya ni eso.

¿Qué interés tendrá a partir de hoy el reality? Algo se inventarán los avispados responsables del show. Aunque ya da igual el nombre del ganador, pues quien ha perdido es el programa por la mala suerte de un casting que ha flojeado. No ha sido una edición genuina, ha sido una edición que ha puesto en la palestra la debilidad de la veteranía del Gran Hermano español: probablemente ya sólo quieren participar en el casting y/o entrar en la casa de Guadalix de la Sierra personas con un mismo perfil. Chicas y chicos, fans de GH, que creen sabérselas todas para triunfar en la tele-realidad de Telecinco. Y eso es el peor enemigo de Telecinco.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> ‘Gran Hermano’: así manipula tus emociones

> Los 10 mandamientos del concursante de ‘Gran Hermano’

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

> Motivos por los que ya estamos echando de menos a Mercedes Milá en los primeros coletazos de ‘Gran Hermano 17′

> Así sería ‘Verano Azul si se hubiera rodado hoy

> Los 7 parecidos razonables de ‘Sálvame’ y un viejo culebrón de sobremesa

Los casos de Pesadilla en la Cocina de Chicote, ¿realidad o ficción?

0:55 - Autor:

Han saltado las alarmas. Sole, propietaria del Café Zamora, ha acusado al programa de Alberto Chicote, Pesadilla en la Cocina, de manipular y hasta de “esconder una caja con gusanos” para propiciar conflicto. Acusación falsa, por cierto.

Sole, protagonista del único episodio en el que Chicote abandona, cual novia a la fuga, tras reformar el local, ha sentenciado en el programa de radio Versió Rac1 que el formato de La Sexta “no es real”.  ¿Miente Sole para poder defender su caótico restaurante? ¿O es verdad eso de que en televisión todo es mentira?

La realidad supera a la ficción. Y Pesadilla en la cocina no es ficción. El secreto del programa está en que cada temporada se sustenta en un poderoso casting, con personajes que no encuentran más salida a su restaurante que pedir ayuda a un show de televisión que, de paso, puede promocionar su negocio. Porque, normalmente, Pesadilla en la Cocina cuenta con un final feliz que incluso genera en el espectador la curiosidad de asistir al chiringuito. Y vivir la experiencia de Chicote in situ.

Pesadilla es un programa que confía en la reinserción hasta de la gastronomía más mugrienta. Sin embargo, como todo buen programa de televisión, se necesita explicar la historia para que el espectador la entienda. Es un cualquier espacio de TV, existen cámaras y los protagonistas saben cuando están siendo grabados. En momentos de máxima tensión pueden olvidar las cámaras, pero en general se sienten examinados.

Aunque sentirse examinados no resta credibilidad al espacio, pues muchas veces potencia con más fuerza el conflicto, ya que los personajes que aparecen pueden ver que su imagen pública queda en entredicho y dejan de controlar la situación. El programa de Chicote es, por tanto, real.

Pero, para que se entienda por la tele, hay que ordenar esa realidad de horas y horas de grabación. Hay que dar forma a una historia emocionante, trepidante y con cierta dosis de humor. Ahí son importantes las entrevistas a los protagonistas, declaraciones que se introducen durante la emisión para dar más información de contexto al espectador. Además, el equipo creativo del programa crea pruebas para que sucedan situaciones que evidencien el desastre en el que está inmerso el restaurante. Como cuando se llena el restaurante de comensales, que suelen ser figurantes.

Y, claro, al ver el resultado del programa por la tele, los propietarios pueden sentir que no es lo que vivieron. Porque su realidad se ha retratado desde fuera desde otro punto de vista que no es el suyo propio, desde la óptica de un show de televisión. Porque Pesadilla en la cocina es un show de televisión con sus guionistas y editores de vídeo. Guionistas que ni se inventan a los personajes, ni crean el conflicto: sólo transforman las jornadas de grabación en un contenido interesante para una prime time.

Al final, Pesadilla en la cocina muestra una realidad con los aditivos del reality bien cocinado: emoción, conflicto, humor, identificación, aprendizaje, un buen puñado de enfatizadoras músicas de fondo y, al ser posible, un final esperanzador.

> Pesadilla en la cocina: así planta cara a ‘Gran Hermano’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT

La crisis de ‘Gran Hermano’: los factores que han desgastado el efecto del reality en Telecinco

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

‘Pesadilla en la cocina’: el secreto de Alberto Chicote para plantar cara a ‘Gran Hermano’

1 diciembre 2016 - 8:00 - Autor:

Pesadilla en la cocina de Alberto Chicote vive una temporada de éxito. A pesar de que el programa reproduce una mecánica repetitiva que, aparentemente, podía desembocar en un desgaste de audiencias (restaurante caótico que da paso a una historia de superación personal de los protagonistas del programa para terminar con una reforma del local que atisba un final feliz…Y así todo el rato), la presente temporada del programa de La Sexta está viviendo una edad dorada de audiencias.

Un acierto del canal ha sido programar los nuevos capítulos frente a un Gran Hermano en horas bajas pero, al mismo tiempo, estos episodios han demostrado que el equipo de Pesadilla en la cocina ha logrado reinventar sus últimas temporadas para mejorar su producto y conquistar la complicidad del espectador con más fuerza.

El programa ha encontrado un elenco de personajes que son más reconocibles que nunca para la audiencia. Chicote ya no sólo ha acudido a bares y tabernas de menú del día.

Ahora el chef ha viajado por una pluralidad de localizaciones. Camping, boda, barcos e incluso Chicote ha tirado la toalla. Lo nunca visto. Pesadilla en la cocina no se ha acomodado y ha conseguido ir más allá con una galería de personajes de carácter de los que es fácil acordarte semanas y semanas después de la emisión del programa.

Fermín, Rocío, Ronald, Enrique o Sole son algunos de esos nombres con carisma que serán difíciles de olvidar cuando termine esta tanda de episodios de Pesadilla en la cocina. Al final, la clave del éxito del formato está en que ha sabido reinventarse sin desvirtuar su atractiva esencia.

El programa mantiene su ADN de un viaje, no apto para escrupulosos, a la trastienda de lugares mugrientos que intentan sobrevivir dando un vuelco a su negocio. Un magnético viaje que no se queda sólo en peleas y entremezcla, gracias a un montaje frenético y astuto, la indignación de Chicote con toques de  humor, emoción y una galería de personajes imprevisibles. Justo lo que falta a la presente edición de Gran Hermano. Ahí está la clave del gran éxito de esta temporada: la fórmula es la misma, pero Pesadilla en la cocina se ha hecho más grande. Ya no es sólo un show, ahora es un reality con tramas de guion bien armadas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT

La crisis de ‘Gran Hermano’: los factores que han desgastado el efecto del reality en Telecinco

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

Así se hacen las preguntas de un concurso de TV: las 9 reglas básicas

30 noviembre 2016 - 8:15 - Autor:

No todas las preguntas valen en un concurso de televisión. Es importante que el espectador también pueda jugar desde su casa y que, además, sienta que despierta su curiosidad mientras se entretiene. Montse Claros, una de las productoras ejecutivas de concursos de más trayectoria de nuestro país (Lo últimos: Ahora Caigo, Boom, Atrapa un millón), nos explica los ingredientes que debem de tenerse en cuenta para triunfar en un juego de preguntas en una cadena generalista.

1. Lenguaje apto para todos los públicos

No busques sinónimos extraños, todas las preguntas deben de contar con una terminología accesible para el espectador. Mejor utilizar la palabra “regalo” que “presente”. También eso ayuda al concursante, pues las preguntas en un concurso se suelen leer a toda velocidad y, por tanto, se deben de plantear de la forma más sencilla y directa posible para facilitar la compresión.

2. Lo breve si bueno….

En los concursos es necesario sintetizar al máximo porque se cuenta con la limitación de grafismo a la que hay que amoldarse. No “entra” todo en los rótulos que se sobreimpresionan en pantalla, pero esta premisa también resulta muy positiva tanto para el concursante como para el televidente. Generalmente, las preguntas más breves son más sencillas de entender y, como consecuencia directa, el participante las procesa más rápido. Eso sí, mucho cuidado con la concisión, ya que puede omitir inconscientemente en la pregunta palabras clave sin las cuales será difícil dar con la respuesta.

3. La importancia de la curiosidad

Son cruciales las preguntas que se sustentan en curiosidades. Esa curiosidad que despierta la atención del espectador, suscita inquietudes y sorprende a la vez que enseña. Además, las curiosidades tampoco las suelen saben los concursantes más cultos, con lo que todo el mundo se siente al mismo nivel en cuanto a la dificultad.

4. Aprender de la mirada de un niño
l
En esa búsqueda de estas curiosidades, los programas de televisión no deben primar encontrar temas más especializados, con preguntas específicas al alcance de unos pocos. Es más poderoso proponer cuestiones de la vida más cercana, vistas con cierta ingenuidad infantil, sacando a flote esa curiosidad de cuando eramos pequeños. Los mejores “hacedores de preguntas” de los concursos de TV se fijan en esas peculiaridades que nos rodean en nuestro día a día y, en cambio, pasan desapercibidas en los ojos de un adulto.

5. Jugar con los errores históricos

Los vikingos nunca llevaron cuernos en los cascos. El imaginario colectivo está lleno de ideas que, en realidad, nunca sucedieron. Al final, los concursos también sirven para desmontar mitos falsos. Romper con ideas preestablecidas genera asombro y, al mismo tiempo, el espectador siente que aprende viendo la tele, que no está perdiendo el tiempo y, además, de mejorar sus conocimientos generales puede presumir de ello en otros contextos.

6. Echarse una risas

Si la pregunta, además de curiosa, es divertida mucho mejor. Este tipo de preguntas sirven para que los concursantes se suelten. Además, son muy convenientes para desengrasar el programa en un momento tenso o, incluso, para hacer más divertido el inicio del show, cuando el concursante está más nervioso el humor sirve para romper el hielo..

7. No pasarse de listo

El público debe poder jugar desde casa. De ahí que las preguntas tienen que ser accesibles para la gran mayoría de la audiencia. No todas, pero sí, casi todas. La dificultad extrema es contraproducente para un show de una cadena generalista.

8. Contrastar (mucho) las fuentes

No hay margen de error en las respuestas para los responsables de un concurso de televisión. Se debe documentar cada pregunta hasta con tres fuentes diferentes para que no exista mínima duda en la resolución. Preguntas que, en cada emisión, deben abarcar y equilibrar una variedad temática: Historia, Biología, Literatura, Arte, Televisión, Cómic, Política, Cine, Deporte, videojuegos… Para que nadie se aburra. Ni los concursantes.

9. Temas prohibidos

En un concurso de una cadena generalista se evitan temas políticamente incorrectos o que puedan incomodar al espectador. Los aciertos de los concursantes suelen ir seguidos de una celebración y esa celebración no puede ir detrás de un dato macabro, triste o demasiado escatológico.

Los concursos evitan preguntas de muertes (formas de morir, asesinatos, masacres, desastres naturales, sexo demasiado explícito (cuando el programa va en horario infantil), de tinte político (este tipo de programas que son de todos y para todos deben intentar proteger una independencia política) o preguntas ofensivas que puedan herir la susceptibilidad de algún grupo social.

Y mucho cuidado con los temas infantiles: hay que preservar la magia de la imaginación de un niño.  Ojo a las preguntas que esconden al Ratoncito Pérez, los Reyes Magos o Papá Noel. Porque, al final, esa es la esencia de un concurso de televisión: un juego en donde mejor participar con la ilusionante ingenuidad de un niño.

> Las trampas de los concursos de la tele

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las mentiras que nos creímos de los programas infantiles

Saber y Ganar cumple 18 años: los 9 superpoderes que hacen que el show de Jordi Hurtado sea infinito

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie

8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

Los 3 prejuicios que propaga la televisión sobre los youtubers

Los trucos de la TV para favorecer la telegenia de sus presentadores

La crisis de ideas de la televisión en España: la temporada más aburrida

29 noviembre 2016 - 9:51 - Autor:

Lejos quedan aquellos tiempos en los que las grandes cadenas de televisión anunciaban con sus mejores galas los estrenos de la temporada televisiva. El espectador incluso llegaba a sentir cierta ilusión por descubrir las nuevas bazas de los canales. Ahora, sin embargo, la estrategia de programación va por otros derroteros, los programas van y vienen de forma más precipitada y los trimestres televisivos ya no están tan marcados como antaño.

De hecho, este último trimestre de 2016 pasará a la historia televisiva por su insignificante número de estrenos. En estos meses, da la sensación de que las cadenas han preferido ir a lo seguro más que probar nuevos formatos. MasterChef Celebrity ha sido el único espacio de entrenimiento nuevo. Y no es tan nuevo, pues es una versión más de MasterChef.

La televisión está en una crisis de ideas evidente. Sigue viviendo en el año 2000. De ahí que uno de los mayores éxitos de este curso haya sido el reencuentro de OT por su valor nostálgico. Tampoco en lo que se refiere a series ha sido una gran temporada. Las cadenas han decidido reservarse sus grandes estrenos para más adelante y seguir, por ahora, programando éxitos testados como Velvet o La que se avecina, salpicados de algún lanzamiento menor de series de época, claro. Todo el rato series de época. Y (casi) todas parecen iguales.

La batalla de las audiencias y la rentabilidad ha propiciado una final de 2016 insípido a nivel televisivo. Nada ha cambiado, para que todo siga igual. Pero la televisión no podrá vivir perpetuamente de Gran Hermano, Sálvame o cazatalentos al estilo de Tú sí que vales. Hay vida más allá.

Este curso habría sido una oportunidad para abrirse a nuevos públicos y arañar décimas de share ante el evidente desgaste de una audiencia que, harta del grito del reality al uso, agradece contenidos más elaborados que el reality del año 2000.

Y ahí está el problema: la televisión se ha quedado estancada en el efecto 2000. Y ya estamos a punto de entrar en 2017, la hora de apostar por nuevos programas de verdad, no sucedáneos. O pasará como este último trimestre, que el espectador olvidará por completo, por repetitivo y sin prácticamente estrenos.

La audiencia cuenta con más canales que nunca y, sin embargo, la televisión en abierto transmite una trágica falta de pluralidad de contenidos de producción propia. Ganará la batalla de las audiencias aquel grupo de comunicación que se quite de miedos y vuelva a invertir en ideas propias. Ideas propias que existen, sólo hay que tener intuición para invertir en ellas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT

La crisis de ‘Gran Hermano’: los factores que han desgastado el efecto del reality en Telecinco

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

Cuando la noticia te pilla en directo: Mediaset capta a una mujer atrapada por las inundaciones en Sagunto

28 noviembre 2016 - 16:21 - Autor:


En pleno directo, las cámaras de Mediaset han grabado y emitido cómo una vecina de Sagunto se quedaba atrapada en su coche en una carretera inundada. El automóvil se precipitó a gran velocidad, y mientras se hundía, la mujer ha salido del vehículo por la ventanilla y se ha subido al techo a la espera de que los bomberos la rescataran.

Una imagen de impacto que ha pillado a los reporteros de Cuatro en directo. Fueron ellos los que llamaron a emergencias, pero también, durante la retransmisión, se escuchan algunas críticas de testigos que criticaban a los periodistas por no cesar de grabar. El directo mandaba, la imagen también. La fuerza de la realidad que te sorprende y te hace cambiar el transcurso de la emisión.

Puedes ver el vídeo aquí

 

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

5 aprendizajes para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Salvados: así revolucionó la información en el horario de máxima audiencia

> Trump y Clinton: 5 elementos televisivos que criticaríamos si se celebrara el debate en España

Mercadona dispara la audiencia de ‘Salvados’: ¿oda o crítica al supermercado?

10:37 - Autor:

La audiencia de Salvados se ha disparado con su edición sobre Mercadona. Un 17.9 por ciento de share y 3.572.000 espectadores han seguido a Jordi Évole por los pasillos del famoso supermercado.

Y ahí está la clave del éxito de este capítulo de Salvados: es un contexto altamente reconocible para el espectador, pues Mercadona se ha convertido en uno de los supermercados de referencia.

Y Mercadona ha abierto sus puertas a La Sexta. Y ha contestado preguntas. Las fáciles, y algunas complicadas. Pero no ha sido el mejor programa de Salvados, pues ha faltado una tesis clara. ¿Oda a Mercadona o crítica a Mercadona?

El espacio del canal verde ha retratado, con sus reflejos habituales, el funcionamiento de una gran empresa. Aunque, esta vez, el documental se ha quedado cojo, en la superficie y no ha definido contextos para entender mejor la situación de la historia que pretendía hacer llegar al espectador.

En cierta medida, se ha intentado cazar el lado oscuro de Mercadona pero, en cambio, sólo se han encontrado conflictos laborales que, aparentemente, parecen menores y que se reproducen en cualquier empresa del sector. Incluso con mayor virulencia. Quizá ha faltado, por tanto, aportar más contexto al programa sobre el sector. ¿Por qué Mercadona y no otra marca? La imagen de Mercadona vende, y de ahí la audiencia de esta edición (olvidable) de Salvados.

> Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 aprendizajes para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Salvados: así revolucionó la información en el horario de máxima audiencia

> Trump y Clinton: 5 elementos televisivos que criticaríamos si se celebrara el debate en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

TeleDiaria en Twitter