Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El problema del tratamiento de las personas con discapacidad en TVE

31 julio 2015 - 7:46 - Autor:

La programación de La 2 es un cajón desastre de espacios de servicio público que, a priori, no ‘caben’ en La 1 pues no son competitivos en la lucha por las grandes audiencias. Esa esencia de la segunda cadena ha dado cobijo a formatos que abrían hueco a una inmensa minoría de colectivos que deben estar representados en TVE. El recientemente desaparecido magazine Para todos La 2 era un formato surgido para cubrir esta labor fundamental para la ciudadanía.

Sin embargo, el enfoque de este tipo de programas, a pesar de pretender ser inclusivo, siempre ha terminado con un punto de excluyente. Especialmente, en el caso de las personas con discapacidad. La televisión no debe relegar a estos colectivos a espacios gueto, con horarios imposibles o excesivamente tematizados.

La 2 tiene programas fundamentales como En lengua de signos, presentado por Paloma Soroa, que realizan un servicio público crucial. Pero la divulgación no sólo pasa por informativos de nicho escondidos en una mañana de sábado.

La integración más normalizadora es aquella que apuesta por la diversidad en toda la programación. Desde series hasta programas de entretenimiento, pasando por el catálogo de películas que se emiten. Porque ahí está la verdadera divulgación. Sin aislamientos, sin reductos. Con la naturalidad que merece.

Incluso en los propios informativos. Si se realizan dos pases del mismo Telediario de forma simultánea en La 1 y el Canal 24 horas, ¿por qué uno no va con lengua de signos? 

Porque la función social de la televisión pública también está en visibilizar e integrar la diversidad más y mejor en la programación, no sólo apostando por programas para cubrir una cuota.

El compromiso tiene que ser global. En las tramas de las ficciones o en los profesionales que vemos en los diferentes formatos. Porque, ya sea en la información o en el entretenimiento, la televisión nos debe unir y enriquecer. Derribando, así, prejuicios fruto del desconocimiento (y la invisibilidad) y arropando la creatividad sin exclusiones ni condescendencias atadas al tópico.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los errores (recurrentes) al tratar la discapacidad en televisión

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para una televisión pública mejor

Las dificultades que sufre el guionista de las series españolas

6 obstáculos que sufre un periodista de informativos

 

TelePantoja Española: el reality que mejor impulsa las audiencias

30 julio 2015 - 18:39 - Autor:


La sequía de contenidos por culpa del verano es paliada por la actualidad rosa. No es ninguna novedad, aunque hay una familia que especialmente es infalible a la hora de levantar el share, los Pantoja.

Lleva sucediendo 3 décadas. La vida de Isabel Pantoja es el culebrón perfecto. La tonadillera ha sufrido todos los giros dramáticos posibles en un guion, dignos del serial más redondo. Del amor folclórico con el gran torero (que muere en una corrida) a los coqueteos con el poder más turbio, con la posterior entrada en prisión.

Es el gran reality de la televisión desde antes de que existieran los realities. Sus filias, sus fobias, sus canciones escritas a medida de su propia vida. El guion de los Pantoja no baja la guardia de su efervescencia. Al contrario, genera constantemente renovadas tramas para secuelas infinitas. De hecho, la hija, Isa Pantoja, Chabelita, ya parece dispuesta a rentabilizar cada movimiento de su existencia, por pequeño que sea.

En estos días, ha comerciado con su ambigua relación con el ganador de Supervivientes. Son amigos, dicen, pero desde los programas del cuore se juega a especular con otras insinuaciones y hasta rupturas sentimentales en tiempo récord.

Y es que, a falta de un reality de éxito para comentar desde Telecinco (Pasaporte a la Isla no está interesando), Chabelita ha centrado el foco de atención de espacios como Sálvame o El Programa de Ana Rosa. Aunque, en la jornada de hoy, se lo ha robado su madre. De nuevo, se ha paralizado la televisión. Todas las cadenas.

El motivo: Isabel Pantoja ha salido de prisión para disfrutar de su segundo permiso penitenciario. La 1, Antena 3 y Telecinco han retransmitido el momento en sus espacios matinales. Hasta de su estilismo han hablado. Las televisiones saben que ese instante penitenciario multiplica el share. Y ninguna quiere faltar a la cita.

Porque Isabel Pantoja vende, sube la cuota de pantalla. Es un hecho objetivo. La audiencia ha crecido con ella,  ha visto su evolución: del triunfo al castigo. Y eso produce una cierta obsesión por la tonadillera en las cadenas de televisión públicas y privadas. La presencia de la folclórica es imprescindible, a veces excesiva, es la gran protagonista del culebrón nacional de mayor duración. Una telenovela de la realidad que, aunque no cesa en regenerarse, es difícil perder el hilo.  Nuestros canales, a veces, parecen emisoras temáticas de sus éxitos y miserias. Nuestros canales, a veces, parecen una cadena temática 24 horas de nombre TelePantoja Española.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las armas de Telecinco para liderar las audiencias

¡Qué me dices!, el programa que revolucionó el corazón

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño y rentable de la historia

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

¿Qué ingrediente le falta a los programas de televisión de hoy?

7 claves del éxito de ‘Supervivientes’

La primera final de ‘Gran Hermano’, la noche que se paralizó un país

Edu Soto, quinto concursante confirmado para ‘Tu cara me suena’ (Vídeos)

8:49 - Autor:

Primicia (mundial). Edu Soto será concursante de la cuarta temporada de Tu cara me suena, donde ya acudió como invitado en dos ocasiones, transformándose en Modern Talking, junto a Xuxo Jones, o clavando a Sting.

El casting va tomando una interesante forma. Ya están confirmados Ana Morgade, Silvia Abril, Pablo Puyol y Falete, lista a la que, desde este mismo momento, se suma Soto. A primer golpe de vista, puede parecer que se trata de un fichaje pensado para ocupar el rol de humorista, pero este intérprete será clave en el formato por su versatilidad: no sólo es actor, también cuenta con formación como cantante.

De esta forma, Edu Soto regresa al canal donde alcanzó la popularidad nacional, Antena 3, gracias a su recordado personaje del Neng. En el programa de Buenafuente perduró durante años como uno de los colaboradores imprescindibles y con mayor aceptación entre el público, como Silvia Abril, con la que se reencontrará (y competirá) en el nuevo decorado de TCMS.

¿Qué personajes casarán más con la personalidad de Soto? En Buenafuente ya vimos su destreza ante el micrófono con parodias como la de Miguel Chiclé, metiéndose en la piel de un particular Michael Bublé con toque Raphaeliano. Un escándalo:

Con esta versión de Bublé, ya demostró su talento todoterreno como showman. Su carisma, formación vocal y fondo interpretativo vendrá bien a Tu cara me suena, como formato que busca un espectáculo global donde importa tanto el instinto cómico de los participantes como la capacidad de asombrar con una imitación real. Porque esa es la llave al éxito del programa de Antena 3 y Gestmusic: generar ilusión en un público con ganas de ser sorprendido.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El ingrediente que convierte a ‘Tu cara me suena’ en un show diferente

8 secretos que convierten a ‘Tu cara me suena’ en un formato redondo

La tele hortera: 8 peculiaridades de los decorados de TV cuando no existían Leds

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Qué esperamos de la temporada televisiva

Los 7 parecidos razonables entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

29 julio 2015 - 7:51 - Autor:

  • Telecinco duplica ‘Sálvame Deluxe’. Este verano, el programa hará doblete y también se emitirá los sábados.

Para mantener el interés del espectador, los programas de debate político han aprendido de resortes que venían utilizando los shows con alto voltaje en contenidos rosas. De hecho, La Sexta Noche ha contado con directores con amplia experiencia en espacios del denominado “corazón”, como Sandra Fernández (fue directora de Salsa Rosa).

Porque las grandes cadenas se han percatado de que la política puede ser un gran espectáculo que, para triunfar en la tele, mejor si cuenta con 7 pilares del éxito que también son un as en la manga de Sálvame en sus múltiples versiones (Deluxe, Naranja, Kids, Limón).

1. Colaboradores habituales y reconocibles

Kiko Hernández o Belén Esteban. Marhuenda o Eduardo Inda. El programa se construye con colaboradores estrella, que son muy identificables para el espectador. Despiertan simpatías u odios en la audiencia, consiguen que el público tome partido. Son más que contertulios, se han transformado en personajes televisivos para ensalzar o demonizar desde el sofá de casa. Y en ese sentido, siempre existe una parte de los seguidores de cada formato que esperan con ansias que van a opinar de los temas candentes. Compartan o no sus opiniones.

2. Cebos intensos y constantes

Los dos formatos televisivos caen en el vicio de ir salpicando cada emisión con pequeños vídeos (o grafismos) que adelantan con una importante carga dramática los temas que están por llegar. En este programas queda poco hueco para la sorpresa, todo se va anunciando. Incluso en La Sexta Noche se incorporan imágenes de los contenidos a tratar en la cabecera de arranque. Todo con mucho ritmo y sin miedo a las músicas de fondo, que generan más emoción y expectativa.

3. Presentador irónico

A simple vista, Jorge Javier Vázquez e Iñaki López poco o nada se parecen. Aunque, en los dos programas, ambos están de pie, proyectando un mayor dinamismo y capacidad de reacción en el público. No son parte del decorado, se mojan cuando procede y, si el momento lo merece, saben quitar hierro a cualquier trascendencia con sus reflejos para la ironía. Así, despiertan más proximidad y cercanía en un espectador que agradece que la intensidad del debate coja aire y respire, sobre todo en el análisis de la complicada actualidad o, en su defecto, en los delirios de los personajes del cuore.

4. La duración telemaratón

La Sexta Noche y Sálvame podrían competir al título del programa más largo que se sustenta sólo en entrevistas y debates. La dictadura del share propicia esta duración hasta altas horas de la madrugada, pues sus más de cuatro horas en emisión transforma estos dos formatos en más competitivos en la batalla de las audiencias. Tanto el de La Sexta como el de Telecinco consiguen el equilibrio de interesar y entretener con casi cinco horas de telemaratón.

5. Público sonámbulo

Y claro, en ese telemaratón, el público pasa de estar entregado a pegar alguna cabezada. Se nota en los dos espacios. En determinados momentos, las gradas incluso aplauden con automatismo. Por suerte, las personas que acuden a La Sexta Noche están entre tinieblas, poco iluminadas para que sus siluetas produzcan profundidad y movilidad en los fondos de los planos de los invitados pero sin molestar más de la cuenta. Mejor…

6. Generadores de contenidos para la cadena

La Sexta Noche y Sálvame son contenedores con una gran virtud: gestan contenidos para otros espacios de la parrilla. Un canal en la vertiente del reality del cotilleo, otro en la batalla de la realidad política. La Sexta Noche no cuenta con polígrafo pero sí con periodistas incisivos, que saben preguntar y repreguntar (a los políticos que se dejan, claro):

7. El show de la actualidad

El corazón y la política son dos universos diferentes, pero con un mismo epicentro: la emoción. Con los trucos y tretas del show televisivo, ambos formatos cuentan historias apasionadas que enganchan a millones de espectadores. Algunas cruciales para el futuro del país, otras simplemente claves para la evasión de una España que sigue siendo muy folclórica, en corazón… y política.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las armas de Telecinco para liderar las audiencias

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

La Sexta: así ha coronado su modelo de éxito televisivo

‘Pasaporte a la Isla’, el fracaso de la tele-realidad de saldo

28 julio 2015 - 8:28 - Autor:

Ni siquiera el público más fiel de Telecinco se traga cualquier cosa. Es la conclusión que deben de extraer los responsables de Mediaset al analizar los poco halagüeños resultados de audiencia de Pasaporte a la Isla, el reality que ha llegado para estirar en verano el éxito de Supervivientes. De hecho, ni se ha modificado el decorado del estudio, solo que ahora es Jordi González el presentador y los concursantes están alojados a pocos kilómetros del plató. Un envoltorio muy parecido para un formato con un casting de famosos desconocidos. Paradojas de nuestro tiempo. Sus caras prácticamente solo pueden sonarte si eres experto en modo avanzado en Sálvame, ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o Mujeres y hombres y viceversa.

Telecinco ha sido hábil a la hora de intentar crear un nuevo show de tele-realidad que genere contenidos y retroalimente toda la parrilla de la programación. Y el equipo del programa no para de intentar provocar situaciones que impulsen el interés por el programa. Sin embargo, el resultado está saliendo rana, pues Pasaporte a la Isla no cuenta con la materia prima que demanda el propio público de Telecinco, que ya ha visto prácticamente de todo en este género. Quieren más y Pasaporte a la isla es menos.

Sus participantes no interesan, no se cuenta ninguna historia, todo se nota improvisado y forzado. Solo se mezclan personajes, con cachés muy ajustados (baratos) y surgidos de otros espacios de la emisora, para que sean germen de peleas y conflictos. Pero ni eso está funcionando.

Aunque probablemente sea el propio público habitual de Telecinco el que ha malacostumbrado a la cadena, que ahora cree que puede elegir a cualquier panda de sus personajes menos interesantes, ponerles a convivir en una finca y que eso será un éxito por pura inercia. Pero no. En Campamento de verano al menos fueron astutos en fichar a Lucía Etxebarría, cuyo perfil chocaba con el resto de los participantes y así pudieron provocar tramas sólidas… En Pasaporte a la Isla, en cambio, no resulta creíble ni el encierro, con concursantes que se creen resabiados de las trampas de la tele y evidenciándolo constantemente.

Porque, aunque algunos no lo crean, el público de Telecinco tiene criterio a la hora de tragarse sus realities. No todo vale. Los realities también tienen que estar (muy) bien hechos. Porque la fórmula de la tele-realidad no se desgasta cuando se apuesta por ideas que sorprenden, pero Pasaporte a la Isla es demasiado vacío, demasiado innecesario. Irradia desgana en su gestación. Y con esa misma desgana está siendo recibido.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las armas de Telecinco para liderar las audiencias

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño y rentable de la historia

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

¿Qué ingrediente le falta a los programas de televisión de hoy?

7 claves del éxito de ‘Supervivientes’

La primera final de ‘Gran Hermano’, la noche que se paralizó un país

20 años del estreno de ¡Qué me dices!: el programa que revolucionó la crónica rosa

27 julio 2015 - 8:00 - Autor:

Tal día como hoy, 27 de julio, de hace dos décadas, Telecinco estrenaba un nuevo formato en su sobremesa. Se trataba de un informativo satírico de nombre ¡Qué me dices!. El título ya presagiaba que no era un espacio de crónica rosa como los que venía acostumbrando la televisión de los noventa: con mucho corasón, corasón pelota, trascendente y con nula capacidad crítica.

En ¡Qué me dices! se rompía con los clichés de la revista ¡Hola! con una inteligente mirada cargada de sano humor, que derribaba mitos, huía de las informaciones cortesanas y creía en la comedia. Porque hasta con el cuore se puede hacer comedia.

Y para romper moldes, el programa contó con una extraña pareja de presentadores: Belinda Washington y Chapis. A él, con su particular forma de hablar, casi ni se le entendía, pero no pasaba nada: transmitía. De hecho, los dos contagiaron un carismático buen rollo que hizo tambalear la programación de la competencia a esas horas.

La fórmula de ¡QMD! incluso logró superar en audiencias el último tramo de los -por aquel entonces indestructibles-Telediarios de La 1, que desde ese instante incorporaron noticias con mayor carga de entretenimiento en los minutos finales de cada edición.

¡Qué me dices! supo reírse del grueso de la crónica rosa, una información que nunca hubo que tomársela demasiado en serio. Lo hizo con unos vídeos que contaban los cotilleos con una magnética (y maquiavélica) ironía, donde la locución, el montaje y la sonorización (con selecciones musicales disparatadas) supuso una importante evolución para las narrativas audiovisuales del momento.

También en las presentaciones de Belinda y Chapis, siempre arropadas por la denominaban ‘Cla’, el ruidoso equipo atrincherado detrás de las cámaras para animar el cotarro. Nunca unos pasos a vídeo tuvieron tanta interacción, con cuchicheos, aplausos o abucheos aportados por los propios compañeros, como elemento complementario para contagiar al espectador esa esencia de programa vivo y desenfadado. Nadie se podía quedar dormido a la hora de la siesta.

En 1997, el programa sacó su propia revista al mercado, editada por Hachette (hoy Hearst), que se mantiene como referencia del género. Ya no tiene dibujadas en sus páginas las caras de Belinda y Chapis, pero siempre será fruto de aquel espacio que acabó con esa ñoñez con la que se explicaban solemnemente las noticias rosas.

¡Qué me dices! despareció en 1998. La llegada de Extra Rosa a Antena 3, con Rosa Villacastín y Ana Rosa Quintana, provocó una importante bajada de audiencias. Telecinco y Globomedia, productora creadora de ¡QMD!, introdujeron algunos cambios con más colaboradores en escena. Pero ya era demasiado tarde. La competencia había dado otro paso más allá en la información rosa de sobremesa: la charleta entre amigas y conocidas periodistas.

No obstante, la esencia de ¡Qué me dices! sigue vigente en nuestra tele. Hubo un antes y un después en Telecinco desde la emisión de este formato inolvidable, que supo entender las trascendencias e intrascendencias de la crónica social de un país de folclóricas… y folclóricos, dentro y fuera de la tele. Eso sí, luego llegó Aquí hay tomate y el asunto se empezó a ir de las manos.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las armas de Telecinco para liderar las audiencias

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Belén Esteban: claves del fenómeno televisivo más extraño y rentable de la historia

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

¿Qué ingrediente le falta a los programas de televisión de hoy?

El error recurrente de la BBC: la rebelión de las máquinas (Vídeos)

26 julio 2015 - 3:20 - Autor:

La BBC es la referencia de las televisiones públicas internacionales: por su informativos plurales, por sus creativos formatos de entretenimiento y por sus producciones arriesgadas. Pocos ponen en duda su credibilidad, aunque la prestigiosa cadena británica también se equivoca.

No obstante, en estos últimos años, su error más repetitivo no es un humano: son las inquietas cámaras robotizadas, pues se rebelan en numerosas emisiones de informativos por culpa de movimientos memorizados con antelación. De hecho, en más de una ocasión ha sido el propio presentador el que ha tenido que moverse, en directo, hasta “colocar” su rostro dentro del encuadre que estaba enfocando la máquina.

Porque ya es habitual que en la BBC el espectador se pregunte, ¿dónde está el periodista?

“Cosas del directo”que se repiten desde que la cadena se mudó, hace tres veranos, del mítico BBC Television Centre al vanguardista New Broadcasting House, en el corazón de Londres, con cinco platós y una inversión de 12.300 millones de euros. Tecnología punta, a veces demasiado punta:

Gajes de la inteligencia artificial de una innovadora BBC que ahora afronta duros recortes, pero que debe seguir siendo referente de las televisiones públicas internacionales. Su calidad ha sido clave para el rico desarrollo cultural y social del Reino Unido, a pesar de estos pequeños teletropezones. Suceden en las mejores casas:

@borjateran

Y ADEMÁS…

Así era y es el mítico BBC Television Centre

5 prejuicios de TVE que debemos derribar para una televisión pública mejor

La televisión pública que nos merecemos

TVE no destaca con la emisión del Borussia Mönchengladbach-Oporto de Casillas

25 julio 2015 - 11:31 - Autor:

Flojo resultado de audiencia. El partido amistoso entre Borussia Mönchengladbach y Oporto sólo ha cosechado un 7,3 por ciento de share y 570.000 espectadores.

La 1 de Televisión Española no ha logrado superar la barrera del diez por ciento de cuota de pantalla con la compra de los derechos de emisión de esta competición. El interés por ver a Íker Casillas en el Oporto no ha sido suficiente para elevar la media de la cadena.

Porque la única razón de TVE para programar este partido de fútbol era que el Oporto es ahora el nuevo equipo de Casillas. Sin embargo, la inaudita decisión de la emisora pública de invertir en un irrelevante encuentro amistoso, entre dos equipos extranjeros, ha supuesto numerosas críticas en las redes sociales que también se han traducido en malos resultados de audiencia.

TVE sólo ha adquirido los derechos de este encuentro, que ha ganado el Borussia. No plantea emitir otros amistosos del Oporto. Menos aún tras ver el rendimiento en audiencias. Será mejor esperar al primer enfrentamiento entre el Oporto de Casillas y un equipo español.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios de TVE que debemos derribar para una televisión pública mejor

La televisión pública que nos merecemos

‘Uno para todas’: el mítico programa de verano que no se podría hacer hoy

10:13 - Autor:

Justo hace 20 veranos, Telecinco vendía un nuevo formato como revolucionario, Uno para todas. Había triunfado en el Reino Unido y la cadena española lo reproducía con éxito. 200 mujeres en plató, sólo mujeres, debían elegir al chico perfecto. El programa intentaba dar la vuelta a la tortilla a los viejos concursos de misses con este juego que entremezclaba belleza masculina y mucha comedia. O eso intentaba.

Cada semana, una artista era madrina (Sara Montiel, Florinda Chico…) de las chichas asistentes al plató, que disfrutaban de las diferentes pruebas para elegir al ganador de la noche. Desde juegos de habilidad a quitarse la ropa, claro. Sin olvidar el reto más mítico del show, en el que los participantes debían comparar sus músculos con un culturista de nombre Héctor.

Los chicos eliminados eran tirados a la piscina, instalada en el plató, por unas bailarinas, que escondían a unas novatas Raquel Meroño (Al salir de clase) y Jennifer Rope (Música sí). Y todo era comandado por Goyo González, que daba el salto a la popularidad televisiva tras años en la radio.

Uno para todas fue un gran éxito en su primera temporada, después se desmoronó en audiencias al enfrentarse con Hostal Royal Manzanares de Lina Morgan. Pero, en su etapa de estreno, sí que consiguió ser un formato refrescante y ligero que fluía especialmente en vacaciones pero que, sin embargo, en la actualidad no se podría reproducir. No tanto porque su dinámica se haya quedado obsoleta, pues contenía elementos que siguen vigentes en el entretenimiento más surrealista (desde Mujeres y hombres y viceversa hasta los formatos tróspidos).

Pero el problema es que, aunque intentaba dar la vuelta al machismo recalcitrante de la dinámica de los concursos de belleza femenina, este espacio desprendía en su ejecución un frívolo tufillo sexista desde su propio título, Uno para todas, y que hoy sería pasto de las susceptibles críticas en las redes sociales. De hecho, “El rey de las mujeres te convertirás”, era uno de los lemas que lanzaba el recordado himno de cierre de cada edición de Uno para todas. Porque, en realidad, este espacio premiaba los clichés de género más rancios y promovía el rol de mujer florero en prime time.

@borjateran

Y ADEMÁS…

La comedia en la TV de España, ¿aún es cosa de hombres?. Lo analizamos

¿Martes y Trece se atrevería a realizar hoy una parodia así?

El periodismo, Twitter y la histeria colectiva

Los 3 prejuicios que propaga la televisión sobre los youtubers

24 julio 2015 - 8:30 - Autor:

La audiencia manda. La audiencia dicta sentencia. Y en esa obsesión por la búsqueda del titular efectista que sube el share, a veces, la televisión se olvida de la esencia del periodismo. Se queda en la superficie, en aquello que vende, simplificando de tal manera que omite las circunstancias y peculiaridades de fondo de cada cuestión.

Porque, salvo gratas excepciones, es habitual que los informativos primen el enfoque superficial de sus temas (aunque no sea del todo cierto aquello que afirman). Especialmente en aquellos ligados al entretenimiento y las redes sociales, y los youtubers, la profesión surgida de la famosa plataforma de vídeos de Google, no iba a ser menos. Así los medios tradicionales están propiciando 3 falsos mitos sobre la generación de Youtube.

1. Son todos millonarios.

Es habitual que los medios centren el foco exclusivamente en los beneficios desorbitados que puede generar compartir ingresos publicitarios con Youtube. Se da por hecho que los youtubers más populares alcanzan sueldos millonarios con sus vídeos de pocos minutos. Incluso para ilustrar las noticias se utilizan imágenes aleatorias de youtubers, atribuyendo a todos por igual suculentas ganancias cuando no todos ganan por igual. Porque si analizamos en profundidad, la realidad es otra bien diferente.´

Sólo cobran grandes sumas económicas aquellos que alcanzan cientos de miles de reproducciones en cada vídeo. Llegar ahí no es fácil. Son sólo unos pocos los privilegiados, principalmente jugadores de videojuegos que han dado en la diana en un target de público perfecto para viralizar y economizar.

¿Cómo lo logran? Pueden subir de 4 a 20 vídeos a la semana, lo que propicia congregar un público muy fiel. Además, su pieza no es complicada de rodar, pues sólo necesitan una webcam y divertirse con el videojuego de turno.

Sin embargo, una de sus principales fuentes de ingresos está en las marcas, que intentan cazar acuerdos con este perfil de youtubers para que “prueben” su producto en uno de sus vídeos o directamente para que lo recomienden. Su palabra vale mucho dinero: son el más convincente de los soportes publicitarios, ya que gestan una infalible confianza con sus fieles seguidores que es perfecta para los anunciantes.

Aunque, la gran mayoría de los youtubers no puede vivir de ello. Es difícil subsistir con 5 o 10.000 visitas en un vídeo. Youtube sólo termina premiando a los grandes éxitos virales diarios y ya es misión imposible hacer un hit a la semana (si no eres el rey de los videojuegos o la musa de los trucos de belleza).

2. Todos juegan a videojuegos.

Los medios no suelen reflejar la diversidad de contenidos que origina esta plataforma, mostrando una imagen desvirtuada. Hay todo tipo de Youtubers, más allá de los mundos de Rubius (en la imagen de arriba) e Isasaweis, existen canales de profesores de matemáticas, fitness o sketches de humor, como Wasabi Humor

Cada temática tiene sus youtubers. Desde los medios se proyecta la idea de un trabajo rápido de hacer, pero la mayoría de creadores de Internet invierten horas y horas en desarrollar sus ideas. Como un trabajo más, con la dificultad añadida de que son mujeres y hombres orquesta. Una sola persona debe realizar tareas que en los medios tradicionales son desarrolladas por un equipo. Ese es un inconveniente de Youtube y, a la vez, una ventaja, ya que en ese lado autodidacta estriba el gran éxito de los youtubers: transmiten una cercanía sin intermediarios. Son los contenidos hechos en el tú a tú. Como si estuvieran comunicándose con el espectador de forma íntima y personal a través de la webcam.

3. Son parlanchines egocéntricos.

Sí, hay youtubers que son parlanchines egocéntricos que aportan más bien poco. Y muchos. Pero, sobre todo, Youtube es una ventana para la creatividad sin cortapisas. Porque hay canales muy elaborados, como por ejemplo el canal de Elvisa Yomastercard, que su éxito radica en la constancia y el trabajo que existe detrás (del guion a la edición) al desarrollar producciones sin recursos, sólo gracias al poder de las ideas, que marcan la diferencia y que destacan entre la multitud.

Porque en la marabunta de las redes están creciendo, avanzando y desarrollándose youtubers que están aprovechando la oportunidad de las nuevas ventanas para apostar por su ingenio y mostrárselo al mundo. Innovando, equivocándose, acertando y aprendiendo. Unos valientes, en definitiva. Sin embargo, desde los grandes medios aún cuesta ver este interesante fenómeno sin dejarse llevar por los prejuicios. Pero lo terminarán viendo. Porque los youtubers ya son parte crucial del futuro mediático.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Mamá, quiero ser Youtuber: las ¿perturbadoras? nuevas aspiraciones adolescentes

¿Menosprecian los medios de comunicación a los ‘Youtubers’?

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

Las virtudes de Twitter que las cadenas aún no saben aprovechar

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

agosto 2015
L M X J V S D
« jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter