Saltar al contenido

« ver todos los blogs

11 cosas que sólo pueden pasar en ‘Gran Hermano’

28 noviembre 2014 - 9:33 - Autor:


 
Gran Hermano sigue como éxito de audiencias. Es un hecho. El espacio de tele-realidad entra en la recta final de su temporada 15 asegurándose su regreso: cuenta con un público fiel y muy fanático, de eso no cabe duda. Anoche, la gala de expulsión de Fran alcanzó un 22.6 por ciento de cuota y 2.849.000 espectadores.

También es un triunfo en número de comentarios en las redes sociales. Incluso resucitando el hashtag #TimoGH15, que lleva semanas propiciando un reality paralelo en el que los propios seguidores del concurso se han transformado en las otras cobayas del “experimento sociológico” a través de sus peleas a golpe de ‘tuit’.

Y es que el formato de Telecinco y Zeppelin sigue vivo con su manejo de los elementos más básicos de la convivencia. Genera filias y fobias, y todos lo ven: simpatizantes e indignados. Porque, al final, GH es el único encierro voluntario en el que siguen pasando cosas tan magnéticas como éstas.

1. Que salga la cabeza de tu madre del plato de una mesa (junto a unos chorizos).


 
2. Que no puedas utilizar el móvil, pero te den un móvil para hacerte selfies.

3. Que te hable una voz distorsionada del más allá, a la que tienes que obedecer.

4. Que conquistes un nuevo ligue, y te metan a tu ex.


 
5. Que descubras que cuentas con dotes (adivinatorias) mientras duermes.

6. Que una cabra sea eliminada más tarde que tú.


 
7. Que te llames Vitín.

8. Que te quedes mirando a unos calcetines girar en la lavadora como si fuera una tele de plasma.


 
9. Que te traigan a tu perro y, al verte, se haga sus necesidades.

10. Que Mercedes Milá amenace, en directo, con entrar con un ‘bazooka’ al control de realización. Da igual, se le permite porque sigue vibrando con su propio invento incluso con intensidad mayor que hace 15 ediciones.

11. Que todo se magnifique, claro.

Y ADEMÁS…

> Los límites éticos que ‘Gran Hermano’ aún no ha sobrepasado

> Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

Los 6 factores que han impulsado la audiencia de Gran Hermano 15

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Lo que esperamos de la nueva temporada televisiva

‘Gran Hermano’, el superformato que reinventó la televisión

 

La televisión políticamente correcta: un modelo condenado al olvido

27 noviembre 2014 - 10:17 - Autor:

Existen magistrales sketches de Martes y Trece que serían imposibles de emitir en la actualidad. Por mordaces, por saltarse la delicada línea del eufemismo… Eran otros tiempos y la televisión tenía menos miedo a las ideas. También, la audiencia era menos susceptible.

La televisión, en España, está a punto de celebrar su 60 cumpleaños y no destaca precisamente por su valentía. Encontramos sanas y sabias excepciones, pero claramente insuficientes. En Televisión Española se entiende que al ser una emisora pública no deben traspasar ciertas barreras. Tampoco de esta premisa se salvan las cadenas privadas, donde se evitan demasiados contenidos porque igual no los entiende una señora de Cuenta (que para los directivos de los canales ejemplifica a una señora muy inculta, se ve).

Y en este camino, sin perspectiva de lo que significa en realidad el poder de la pequeña pantalla, los profesionales de la televisión se llenan de prejuicios y temen jugar. Cuando, precisamente, el entretenimiento en televisión consiste en jugar. Sea en una televisión pública o privada. No pasa nada, siempre que se realice desde la responsabilidad bien entendida y, sobre todo, desde la complicidad con el espectador.

Pero la sombra de lo políticamente correcto o el miedo a salirse del guion preestablecido planean sobre determinados programas. Formatos que llegan como se van. Se estrenan y se esfuman, sin pena ni gloria. De T con T a ¡A Bailar! ¿Alguien se acuerda de ¡A bailar! ya? Pocos, por no decir nadie. La lista de estos programas es larga, y es que para que triunfe un producto en televisión debe tener un ADN bien definido, con una mezcla de factores que resulte única.

Todas las cadenas necesitan su dosis de atrevimiento, de riesgo, de ferocidad, independientemente de quienes sean sus accionistas, marca o línea editorial. Lo contrario provoca indiferencia y nadie lo recuerda. Valga como ejemplo aquel Sorpresa, sorpresa de los noventa, que sin una rotunda Isabel Gemio, capaz de generar filias y fobias extremas, no habría sido lo que fue. Por eso, ya no funcionan los programas de sorpresas, porque se hacen a medio gas y con un guion demasiad atado, que mata cualquier atisbo de espontaneidad.

Las cadenas caen en el error de dedicar demasiado tiempo a emular los éxitos de sus rivales. ¿Por qué, en ocasiones, es más importante el competidor que tu propio producto? Los canales han optado por intentar fotocopiar resortes de éxitos pasados o formatos internacionales, pero sin apostar de verdad por la imprevisible adrenalina de los verdaderos creativos de la tele. Porque la adrenalina es parte de la emoción y, hoy en día, escasea en muchos formatos que transmiten de todo menos emoción. Porque la emoción real, aquella que contagia e ilusiona, no se fabrica ni se compra: sólo se produce cuando existen una combinación perfecta de genuinos ingredientes. Cuando quienes lo hacen también disfrutan el programa. Y se nota. 

La excusa será: “no hay dinero”, pero el filón está en ahondar en las ideas que crecen en el carisma, aprenden del pasado y no en la repetición. Las ideas no son caras, solo hay que permitir que se materialicen. Porque la televisión, para triunfar, no se puede quedar en un resultado a medias tintas. En ningún género: ni en un talent show ni en un concurso ni en un magacín ni en un formato infantil ni en un informativo. Siempre se gana interés cuando el espacio cuenta con un equipo (y unos directivos) que busca trasmitir verdad y que no conoce el miedo a salirse de lo políticamente correcto. En definitiva, que logra la complicidad, confiando en la audiencia, desafiando de tú a tú al espectador y lanzándole algún que otro dardo mordaz e, incluso, maliciosamente travieso. Eso es la televisión con mayúsculas, lo contrario es aburridamente previsible y sólo conduce inexorablemente al olvido por culpa de esos tabúes que acaban alejando a la audiencia.

Porque la televisión, como la vida, tiene que entusiasmarte enganchándote a una pantalla en la que sientas que todo, absolutamente todo, puede pasar.

Y ADEMÁS…

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Las virtudes de Twitter que las cadenas aún no saben aprovechar

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

6 programas que TVE no emitiría hoy

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

Lo que esperamos de la temporada televisiva

5 inolvidables escenas de ‘Friends’ que nos hicieron querer celebrar ‘Acción de Gracias’ (VÍDEOS)

4:31 - Autor:


 
Este jueves, los norteamericanos celebran su día de Acción de Gracias. Esta tradición ha quedado marcada en nuestro imaginario colectivo gracias a la colonización cultural de las grandes series de televisión norteamericanas, que siempre han desarrollado conflictos alrededor de una mesa con un pavo gigante. Aunque hay una sit com que, especialmente, dedicó memorables episodios a esta festividad. Se trata de la siempre brillante Friends. ¿Quién no recuerda a Joey con su cabeza dentro de un señor pavo?

Hoy, aunque nos pille un poco lejos esta tradición familiar, celebramos el Thanksgiving Day revisionando las aventuras que vivieron Rachel Green, Ross Geller, Chandler Bing, Joey Tribbiani, Monica Geller y Phoebe Buffay en una noche como ésta:

Y ADEMÁS…


 
otros artículos relacionados

Las nueve razones por las que amamos ‘Friends’

El último episodio de ‘Friends’

¿Sería una buena idea realizar una secuela de ‘Friends’?

‘Friends’, como nunca la habías visto

Los motivos de una eterna reposición

Las nueve razones por las que amamos ‘Friends’

 

El impulso de las cadenas temáticas: seis canales imperdibles

26 noviembre 2014 - 13:25 - Autor:

Los canales temáticos están viviendo un impulso en sus contenidos. Ya no son sólo plataformas de refritos. Innovan, crean y apuestan por una producción propia que cada vez sirve de una interesante alternativa a las cadenas generalistas, desde la TDT o las compañías de pago. Recomendamos seis marcas temáticas, independientes de los grandes grupos de televisión nacionales, que han convertido su oferta en un referente.

1. COMEDY CENTRAL

La cadena que descubrió el humor chanante y sirvió de trampolín para Dani Rovira se ha transformado en una crucial e inteligente ventana a la comedia autóctona. Plataforma de monologistas, también experimenta con los programas propios de sketches, como Corto y Cambio o El Fin de la Comedia. Además, ha importado el ácido formato The Roast, que desmonta a un personaje popular a través de los chascarrillos de sus famosos amigos. El primero en atreverse con este invento de Comedy Central ha sido Santiago Segura. ¿Quién será el próximo? Habrá que descubrirlo en una cadena que cuenta con producciones internacionales infalibles. Friends o South Park son emblema del canal.

2. CANAL COCINA

Uno de los platos fuertes de las plataformas de pago es Canal Cocina. La cadena ha huido de ser un contenedor de baratos programas culinarios extranjeros para ser referente internacional en la producción propia de programas de cocina. Un 80 por ciento de su parrilla es hecha en España. No podía ser de otra manera, como país netamente gastronómico. Los espacios se estructuras en pequeños bloques de media hora de duración donde es fácil encontrar todo tipo de recetas, desde cómo cocinar por cinco euros hasta descubrir los trucos de los chefs de otros países. Y todo presentado con una realización televisiva muy cuidada. Hoy cocina el alcalde, El Rey de los Pinchos o Yo amo mi mercado son algunos formatos estandartes de un canal que sale a la calle y explora en la cultura de su propio país.

3. DISCOVERY MAX

Los documentales han cambiado para siempre en nuestra pequeña pantalla. Y Discovery se ha convertido en referencia de la televisión que cuenta historias extraordinarias rompiendo las barreras de los lenguajes televisivos tradicionales. Motor, ciencia, supervivencia, magia, ingeniería, misterios y subastas son los pilares de una inquieta frecuencia, de la TDT en abierto, que busca conectar con la curiosidad del espectador. No sólo a través de su cartera de espectaculares formatos anglosajones, también invirtiendo en espacios propios que sean más identificables por el espectador español. House of Cars, el Mago Pop o Frank Cuesta son algunos de los nombres propios de la versión cañí de Discovery.

4. SUNDANCE CHANNEL

Siguiendo la misión de su fundador Robert Redford de divulgar la creatividad que se sale de la norma, Sundance Channel es una de las pocas emisoras que ha explorado en las producciones independientes. Del cine al género documental. Es la casa de Mad Men, Rectify, maratones cinéfilos con los títulos del festival de mismo nombre y mucho cine de autor.

5. CALLE 13

Calle 13 nació como un canal suspense, pero ahora es mucho más que eso. Referente en series, este viernes estrena la tercera temporada de Elementary. Lo hace en primicia. También acoge Nurse Jackie, la ficción de Edie Falco aterrizará en diciembre con su sexta etapa. Y en enero lanzará Asuntos de Estado, la nueva apuesta de Katherine Heigl, que se acaba de estrenar en la NBC. Además de no faltar a la cita con Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especiales, Grimm T4, Psych, Justified, Rookie Blue…En el marco de nuestro país, importante es la acción que ejecutaron dentro del proyecto LittleSecretFilm, donde 13 directores rodaron, con presupuesto mínimo, en 13 horas y con menos de 13 personas de equipo técnico, una tvmovie para el canal. De esta producción, ‘Los amigos raros’ de Roberto Pérez Toledo es la historia que más repercusión ha logrado a través de las redes sociales, superando 600.000 visionados en Youtube en pocos meses.

6. AXN

CSI, Castle, Brigada Antivicio, Hannibal, Perception, Navi: investigación criminal, Mentes criminales o Cómo defender a un asesino, que llega este jueves al prime time, son algunas de las producciones destacadas que emite AXN. El canal de Sony ha sido pionero en dirigirse específicamente al público más amante de la acción y sigue siendo la plataforma preferida para los fieles a este género.

Y ADEMÁS…

¿Menosprecian los medios a los ‘Youtubers’?

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las cinco dificultades que sufre el guionista de la ficción en España

¿Por qué en España ya no existen programas de late night?

Lo que esperamos de la nueva temporada televisiva

La guerra de ‘palabrotas’ de Lisa Kudrow y Jennifer Aniston (VÍDEO)

8:47 - Autor:

En Estados Unidos son los reyes de los programas que entremezclan espectáculo y entrevistas. Maestros del late show, en estos formatos no cesan los reencuentros de actores que protagonizaron series emblemáticas. Las grandes networks saben manejar la nostalgia a la perfección.

Si hace unos meses Jimmy Kimmel, en Jimmy Kimmel Live!, reunió a parte del reparto de Friends en una réplica de la cocina de la telecomedia más exportada de todos los tiempos, ahora han regresado al programa Lisa Kudrow (Phoebe) y Jennifer Aniston (Rachel) para protagonizar una de las secciones más divertidas del show: el duelo de palabrotas.

Esta juego consiste en una guerra de insultos inventados. Sólo hay una regla, como en el Un, dos, tres… no se puede repetir ninguna de las ‘palabrotas’.

¿Por qué en España no terminan de cuajar este tipo de programas?

Lo más parecido que hay en nuestro país a este género televisivo es El Hormiguero. El show de Pablo Motos ha sabido dotar de una personalidad inaudita a un programa que no se parece a nada. Ese es el secreto. En nuestro país, las cadenas han priorizado otro tipos de formatos. No han apostado tanto por el espectáculo de las entrevistas. No porque no funcione. Simplemente porque se ha dado prioridad a otro estilo de televisión de entretenimiento diario, más fácil y barata de consumar. Más aún, cuando en España hay una cierta percepción de que es más complicado crear un formato diario de estas características, al no existir una cartera de celebrities tan consolidada. Los programas de corazón han hecho crearse una rancia coraza a actores y cantantes, que tienen miedo a dejarse llevar con su naturalidad en un plató. No entran al trapo. Programas como El Hormiguero están derribando, poco a poco, este muro psicológico de desconfianza delante de la cámara que antes no existía y que propiciaron los agresivos programas rosas que proliferaron a partir de los noventa en nuestra pequeña pantalla.

Y ADEMÁS…


 
otros temas relacionados

Las nueve razones por las que amamos ‘Friends’

¿Por qué en España ya no existen programas de late night?

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las cinco dificultades que sufre el guionista de la ficción en España

‘La que se avecina’ arrasa con sus actores traspasando la frontera entre ficción y realidad

25 noviembre 2014 - 10:06 - Autor:

La que se avecina estuvo a punto de ser cancelada. Pero Telecinco, en un ataque de lucidez, dio marcha atrás. Acertaba de pleno con la decisión, pues la telecomedia iba a multiplicar sus adeptos a golpe de reposición.

Porque La que se avecina es un éxito de la televisión que la audiencia va descubriendo poco a poco hasta entender el producto. Una serie que no necesita ni grandes decorados ni guiones realistas para enganchar al espectador. Pero sí necesitaba tiempo para romper con tabues y olvidar a su predecesora Aquí no hay quien viva.

Sus grandes cuotas de pantalla se sustentan en un surrealismo incontrolable en donde todo puede pasar y que ha conectado, sobre todo, con el lenguaje de las nuevas generaciones por su ritmo histéricamente acelerado, a tono con la impaciencia de los nativos digitales. También la producción ha triunfado por sus personajes que parecen sacados de un exagerado cómic sobre una reconocible picaresca española de polígono residencial y por la mezquindad, llevada al delirio, en sus tramas.

Ayer la serie celebró su capítulo 100. 4,1 millones de espectadors (con un 24,1% de share) vieron un episodio que no era uno más. (atención, spoilers) Los habitantes de Montepinar descubrían que eran los protagonistas de una serie tras la caída de un foco del cielo del estudio. Y se revelaron contra sus vidas de ficción e incluso decidieron reunirse con el Consejero Delegado del canal, una versión rejuvenecida de Paolo Vasile. Aunque, el momento más emocionante fue cuando apareció, subida en el balcón, Mariví Bilbao.

Mucho guiño cómplice, atreviéndose incluso a recordar coletillas de Aquí no hay quien viva, para una idea que sorprendió instantáneamente hasta que se descubrió que todo era un sueño. Y los protagonistas de la historia volvían a su bucle infinito de vida para que los episodios sigan siendo intercambiables.

Lo verdaderamente rompedor habría sido que los personajes siguieran interpretando la serie sabiendo que eran actores de un sainete incontrolable. Pero eso, quizá, ya era demasiado riesgo para la conservadora televisión en la que vivimos.

Y ADEMÁS…

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las cinco dificultades que sufre el guionista de la ficción en España

 

La desconexión social de TVE: ¿Qué motivos tiene la cadena pública para no entrevistar a Pablo Iglesias?

24 noviembre 2014 - 20:24 - Autor:

Más de 62.000 firmas piden en la plataforma Change.org que TVE entreviste a Pablo Iglesias. Sin embargo, los actuales responsables de la televisión pública, Televisión Española, siguen sin decidirse a invitar a sus estudios al líder de Podemos, a pesar de haber logrado 5 eurodiputados en las pasadas elecciones europeas y sus buenos resultados en las encuestas que miden los próximos comicios.

Desde TVE se puntualiza que ya ha participado en dos espacios de la cadena pública (en el minoritario e invisible Europa 2014, del Canal 24 horas) y que se le invitará cuando ‘la actualidad lo requiera’. Sin embargo, esa respuesta no cuenta con la credibilidad suficiente porque el líder de Podemos lleva meses en el epicentro informativo.

Para algunos sectores del poder, Iglesias ya ha tenido suficiente espacio promocional en las cadenas privadas y quieren evitar darle voz desde los micrófonos de TVE. Existe un cierto miedo a su discurso, que sabe conectar con el sentir de parte de la ciudadanía. De hecho, Iglesias multiplica los shares de audiencia cuando pisa un plató de televisión.

Pero Televisión Española, que vive su peor momento histórico de audiencias, parece dar la espalda al interés social y evita realizar preguntas al Scretario General de Podemos para contrastar los datos y aportar más luz a sus propuestas.

Una medida que evidencia como la cadena ha perdido la pluralidad que convirtió a sus informativos en referencia internacional. El caso de Pablo Iglesias es definitorio, pues un grupo mediático de la talla de RTVE no puede obviar un fenómeno como el que está surgiendo alrededor de Podemos. Guste más o menos. Un hecho así sería incomprensible en las televisiones públicas del Reino Unido, Alemania o Francia.

Pero, como todavía el partido de Iglesias no tiene representación parlamentaria, RTVE no tiene obligación de medir los tiempos de los representantes de esta agrupación en sus informativos, pero sí debe cumplir su manual de estilo donde se especifica que “el tiempo concedido para el ejercicio de derecho de acceso de los grupos políticos debe ser proporcional a su arraigo, implantación o reconocimiento social”.

La implantación y reconocimiento social de Iglesias es evidente. No entrevistarlo sólo perjudica a una cadena pública que se aleja cada vez más de los ciudadanos por decisiones políticas que nada tienen que ver con los periodistas que trabajan en la casa. Unas decisiones políticas que buscan lo contrario que consiguen, pues están sirviendo para amplificar la popularidad de Iglesias.

Desde TVE están llegando cada vez más señales inequívocas de que el interés informativo no forma parte del criterio de su dirección. La pérdida de audiencia, además, se intenta disfrazar de asfixia económica para justificar decisiones. Aunque, en realidad, los Telediarios y La Mañana de La 1 cuentan con más medios técnicos que hace dos décadas, cuando TVE era líder.

Desde la llegada de José Antonio Sánchez a la Presidencia de RTVE se han consumado fichajes de entretenimiento que apuntan hacia la competición con las privadas. José Mota, The Hit de Jaime Cantizano o un programa con niños con David Bustamante, en el que el cantante se estrenará como presentador. No son productos baratos. Sin embargo, gran parte de la audiencia no volverá a La 1 hasta que se vea representada en su cadena. Porque los espectadores ya han conocido una televisión pública independiente. Y en ese sentido ya no hay marcha atrás.

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

Y ADEMÁS…

El plantón de Pablo Iglesias a Telecinco, ¿incoherente con su discurso?

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

20 años de La 2 Noticias: el informativo que quiso ser más que un Telediario

6 programas que TVE no emitiría hoy

23 años de la muerte de Freddie Mercury: sus siete videoclips más icónicos

18:46 - Autor:

24 de noviembre de 1991. Muere Freddie Mercury. El sida nos dejaba sin uno de los grandes iconos del siglo XX, pionero en crear un estilo propio que ha traspasado generaciones. No sólo con su música, también en el género del videoclip. Porque el líder de Queen creyó en este género televisivo como herramienta clave que dotaba a los temas de un envoltorio artístico (y publicitaria) global. Experimentaban con las imágenes, derribaban tópicos. Bohemian Rapsody es considerado como el primer vídeoclip de la historia. Se estrenó en el programa Top Of The Pops de la BBC en noviembre de 1975, hace justo 39 años, y sólo tardaron en grabarlo cuatro horas en los famosos estudios de Elstree en Londres.  Había cambiado para siempre la forma de entender la promoción musical.

1. Bohemian Rhapsody

2. I want to break free

3. Radio Ga Ga

4. Living on My Own

5. The Great Pretender

6. Barcelona

7. These are the days of our lives, donde ya estaba bastante deteriorado

Y ADEMÁS…

30 años sin Abba. Así revolucionaron el género del videoclip

Michael Jackson, el maestro del vídeoclip

Canciones infalibles para que triunfe un talent show

Pequeño Nicolás, un personaje de tebeo que propulsa las audiencias

8:16 - Autor:

“Amo a mi país y a todos sus ciudadanos”: No es una declaración de Belén Esteban, princesa del pueblo, es una reflexión de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, alias Pequeño Nicolás, que participó este sábado en Un tiempo nuevo.

Era una entrevista esperada y se notó, propulsando la audiencia del espacio de Telecinco, que pasó de un pobre 9,6 de share el sábado pasado, a un excelente 21,1% de cuota anteayer.

Este dato puede marcar la estrategia venidera del formato de Telecinco para sobrevivir a su currículum de malas cifras de audiencia: encaminarse hacia la línea más generalista del contenedor La Noria que al análisis político puro y duro.El sábado, sin ir más lejos, completaron su escaleta con una entrevista a Mariló Montero y un debate sobre el ingreso en prisión de Isabel Pantoja. En cualquier caso, no hicieron excesivo daño a la tertulia rival. La Sexta Noche se quedó en un 12,1% de share, bajando sólo 3 puntos.

Aunque sin duda la presencia de Pequeño Nicolás en el plató de Mediaset llamó la atención de la mayor parte de los espectadores. La charla nos dibujó a un joven megalómano que parece sacado de un tebeo de Mortadelo y Filemón. Pero ¿hay algo más detrás o es toda una historia prefabricada de un listo estratega con delirios de grandeza?

Pocos le dan crédito pero, al mismo tiempo, se ve que este joven, que se cree su propio personaje televisivo más que nadie, despierta un incontestable magnetismo en la audiencia. Tanto que hasta manejó los tiempos y la terminología televisiva durante las dos horas de entrevista. “Enseñaré el mail después de la publicidad“, soltó con naturalidad. Incluso añadió que lo iba a mostrar “en exclusiva”. Iba a por todas. Y tanto la cadena como él aseguraron que había acudido gratis al prime time. Entonces, ¿por qué ha decidido hablar? ¿Es que lo que quiere es consolidarse como personaje mediático al que veremos en todo tipo de platós a partir de ahora?

Picaresca española en tiempos de whatsapps y pantallazos. Sabe cómo administrar la información… y la contaminación verbal. Una historia de claroscuros con chóferes, coches públicos, espías, correos electrónicos con la realeza, escuchas, aplausos desde la grada, teléfonos rojos y casas pagadas por constructoras.

Y acabó el programa y el espectador se fue a la cama probablemente con la misma sensación con la que empezó: sin entender absolutamente nada. Fueron dos horas de entrevista aturullada en la que poco o nada se sacó en claro sobre lo que el rocambolesco protagonista cuenta. Solo una cosa, ha nacido una estrella. Y Pequeño Nicolás lo sabe: cree controlar la situación. Una estrella que saldrá muy rentable o muy cara a la televisión. También a él mismo. ¿Cuánto durará el interés del espectador? ¿Hasta dónde dará de sí el “material sensible que dice guardar? ¿Deben los medios de comunicación dar tanto protagonismo a un supuesto estafador encantado de conocerse? ¿Acabará concursando en la próxima edición de Supervivientes? El tiempo nos responderá.

Y ADEMÁS…

El plantón de Pablo Iglesias a Telecinco, ¿incoherente con su discurso?

5 lecciones que un futuro periodista puede aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las cinco dificultades que sufre el guionista de la ficción en España

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

TVE anuncia ‘ejecución inminente’ mientras informa de la condena de Isabel Pantoja

23 noviembre 2014 - 9:00 - Autor:

En los últimos años, la televisión ha apostado por mantener diferentes rótulos sobreimpresionados en pantalla durante la emisión de sus programas. El motivo: enganchar con más fuerza al espectador. También a la hora de promocionar otros espacios de su programación. Ya es habitual que en una esquina exista un anuncio para recordar un estreno de la propia cadena.

Ese mix de rótulos, junto al contenido que se emite, puede llegar a producir saturación, mensajes contradictorios o incluso ideas chocantes.

Así sucedió ayer durante la edición del sábado de Corazón en La 1. El programa hablaba del primer día en prisión de Isabel Pantoja, su condena, su futuro en la cárcel… y, al mismo tiempo, un rótulo sentenciaba “ejecución inminente”: era el título cinematográfico que lanzaba la primera cadena esa misma noche, pero ese ruidoso caos de mensajes sobreimpresionados en los programas propicia una mordaz asociación de ideas, a veces, inevitable.

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

6 programas que TVE no emitiría hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

noviembre 2014
L M X J V S D
« oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

TeleDiaria en Twitter