Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La táctica de MTV para la supervivencia de la música en la TV tradicional

29 agosto 2016 - 5:32 - Autor:

  • Rihanna y Beyoncé, grandes ganadoras de los MTV VMA. Unos premios donde lo más importante no son los premios.

MTV viene celebrando desde 1984 sus VMAs. O, lo que es lo mismo, los premios a los mejores videoclips, pues hubo un tiempo en el que MTV iba justo de eso: era un canal temático de videoclips.

Pero, en sus 35 años de vida, la cadena musical ha tenido que reinventar su esencia. Ahora mandan los realities en su programación. La gente ya no espera ver los clips de sus artistas favoritos en la tele convencional, ya que los encuentra con sólo un clic en las redes, Youtube o en aplicaciones de la era de la multipantalla interactiva.

Sin embargo, las galas de entrega de premios de MTV siguen en estado de buena forma. Porque los responsables de esta “Music Television” se han percatado de que la música no ha dejado de interesar a través de la tele si se empaqueta con, al menos, 7 artimañas para el éxito. 7 artimañas de las que 6 no han cambiado demasiado en los 35 años de existencia del canal de la gruesa M mayúscula.

Primero, repite muy mucho el lugar en el que se celebra el show. Mejor si ese sitio es un edificio icónico. Esta noche, tocaba el Madison Square Garden. Su nombre sonaba todo el rato, la escenografía potenciaba el carácter del lugar y, como consecuencia, el espectador sentía que se estaba colando en una fiesta más que especial: la audiencia interioriza la percepción de estar viendo, en directo, un acontecimiento mítico desde un sitio mítico.

Segundo, para ptoyectar la imagen de evento sin parangón, invéntate una larga alfombra del color que sea a las puertas del Madison. Alfombra que sirva, entre entrevista y entrevista, para calentar motores a la gala en sí. Como acostumbran los Oscars, aunque con menos glamour y más telepromoción. Porque este previo sirve sobre todo para que los presentadores, hiperfelices, no paren de repetir la proclama de que todo va a ser espectacular en la noche de los VMA. Por momentos, parece que están desesperados para que nadie cambie de canal. Y, al fondo, mucho plano con el Empire State building. El rascacielos más mítico de Nueva York sirve para recordar, de nuevo, el emblemático emplazamiento que acoge la cita.

Tercero, mucho plano de reacción. Dentro y fuera del estadio. Que se vea que el personal asistente (anónimo o, mejor aún, famoso) está entusiasmado durante cada actuación. Todos con la boca abierta. Ya se sabe, el público norteamericano tiene muy aprendida la lección de la cara de pasión que debe poner cuando hay una cámara grabando sus movimientos.

Cuarto, fuera atriles. Ya hace tiempo que MTV destruyó sus atriles de las ceremonias de premios. También lo han hecho los Oscars. No así en los españoles premios de los 40 Principales. A MTV sólo le basta un mínimo pie de micro que permite a la audiencia contemplar todo el modelito del artista de turno y, además, observar sin obstáculos su nervio en su aparición estelar sin ningún panel que se convierta en encorsetada barrera de separación entre protagonista y público. Aunque, eso sí, que no exista atril no impide discursos desmesurados como ha sucedido, esta noche, con la extensa aparición de Kanye, que trastocó el ritmo fluido de la gala con su ego de marido de una de las Kardashian.

Quinto, salirte del escenario. Las galas de MTV ya no se quedan sólo en uno o dos escenarios principales: transforman todo el espacio en protagonista útil del show. Pasillos, gradas (en el número de Beyoncé)… hasta el bar. Cualquier elemento es útil. Incluso, esta noche, se aprovechó la parada de metro a las puertas del Madison (en la foto). La fuerza de la inexistencia de una cuarta pared, la fuerza de jugar con todas las posibilidades del estadio.

Sexto y más importante, la clave de las galas de MTV está en que cada actuación es un videoclip hecho en directo y que la audiencia espera y desea descubrir en directo. Cada artista presenta una propuesta escenográfica diferenciada, que no se queda en la actuación de promoción prototípica. Al contrario, se busca impresionar con la creatividad y aprovechando los adelantos tecnológicos. De ahí el éxito de estos programas televisivos con entidad propia, como sucede también en Eurovisión. La actuación que surge en este tipo de formatos es la que genera después los comentarios e impregna de mayor atractivo popular a la canción en sí. De esta forma, Beyoncé o Britney Spears han utilizado proyecciones para contar una historia más completa en escena.  Y eso no ha cambiado en las galas de MTV. No van a rebufo de las redes, son ellas las que suministran el material (a retuitear) a las redes.

Séptimo, las redes estarán muy presentes en el guion de la ceremonia (en estos “Video Music Awards” hasta sobró tanto comentario sobre Twitter y SnapChat). El objetivo: hacer que el espectador se identifique con el sarao. Los espectadores se sienten más partícipes de la gala con sus comentarios afilados. Aunque estén solos frente a la pantalla viven una experiencia colectiva a golpe de tuit o snapchat.

Porque en los premios de MTV lo que menos importan son los previsibles premios. Son sólo una excusa para un show que intenta promocionar la industria discográfica de forma atractiva y, no menos importante, que también impulsa la marca de la emisora organizadora, MTV, como referencia a la vanguardia de la fiesta del negocio de la música. O eso siguen intentando. Este año, han aprobado por los pelos. El show no ha sido tan espectacular como en otras ediciones.

> Los Oscar de Ellen DeGeneres: las tácticas televisivas que utilizaron para el éxito

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los motivos que demuestran que Eurovisión no es una horterada

Chikilicuatre: así se convirtió en el mejor producto de España en Eurovisión

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Internet: ¿enemigo o aliado de las galas de MTV?

Así Falete imitó a Juan Gabriel frente a Shaila Dúrcal (VÍDEOS)

4:00 - Autor:


Falete se metió en la piel de Juan Gabriel en la última edición de Tu cara me suena. Una imitación hecha desde la admiración y la verdad.

Una actuación emocionante porque, además, se realizó frente a Shaila Dúrcal. Amor eterno es “la canción de mi madre”, dijo la hija de Rocío Dúrcal tras ver a Falete.

Esta es la actuación en la que Falete basó el Amor eterno que protagonizó en Tu cara me suena:

> 9 inolvidables actuaciones de Juan Gabriel

9 inolvidables actuaciones de Juan Gabriel (VÍDEOS)

1:11 - Autor:

Ha muerto Juan Gabriel. El Divo de Juárez,  Alberto Aguilera Valadez, ha fallecido al sufrir un infarto en Santa Mónica, California. Estaba en Estados Unidos por una gira de conciertos en Los Ángeles. De hecho, su último recital fue allí este mismo viernes, donde homenajeó a Rocío Dúrcal.

Juan Gabriel nació el 7 de enero de 1950 en Parácuaro, donde comenzó su carrera artística con 21 años. Hasta que te conocí, Así fue, Querida o Se me olvidó otra vez son sus canciones más emblemáticas, que interpretaba con un enérgico carisma. Recordamos 9 inolvidables actuaciones en televisión en sus conciertos. Descanse en paz.

Con Rocío Dúrcal

Fue un placer conocerte

Amor eterno

Con Isabel Pantoja en Cine de Barrio

Así fue

Ya lo sé que tú te vas

Por qué me haces llorar

Querida

El Noa Noa

Cuatro actuaciones inolvidables de Rocío Ducal con Junior (Vídeos)

‘Se ha escrito un crimen’, la reposición infalible

28 agosto 2016 - 3:16 - Autor:

Allí donde aparecía Jessica Fletcher, allí se cometía un asesinato. O eso nos hizo creer Se ha escrito un crimen. La serie que reencarnó a Agatha Christie a través de una entrañable escritora de novela policíaca.

Richard Levinson y William Link, creadores de la ficción, habían aprendido del fracaso de otra serie del género, Ellery Queen (1975). Fue el frustrado primer gran intento de que la audiencia jugara desde casa a destapar un misterio de forma demasiado literal, pues incluso se pausaba la emisión de cada capítulo para dar tiempo al público a pensar en el desenlace.

Y, claro, no se entendió esta especie de televisión “interactiva”. La mecánica era demasiado ortopédica. Pero sí sirvió para sentar las bases de Se ha escrito un crimen (1984-1996). Se simplificó el producto y se decidió entremezclar elementos clásicos del suspense con golpes de telecomedia y trucos del culebrón. De hecho, esta serie ya incorporaba cebos antes de su emblemática sintonía. Una táctica que destripaba parte del capítulo con el objetivo de atrapar las ansias de un espectador que necesitaba quedarse hasta el final para descubrir el nombre del culpable.

Aunque la gran fortaleza de esta mítica producción estuvo en la elección de su protagonista. El papel fue rechazado por Jane Stapleton y Doris Day. Finalmente, el proyecto fue a parar a Angela Lansbury, que aceptó el reto tras una sobresaliente trayectoria (con personajes como la Señorita Price de La bruja novata, Salomé Otterbourne en Muerte en el Nilo o la Señora Lovett de Sweeney Todd). En la decisión, ayudó que la actriz tenía ganas de descansar de su intenso paso por Broadway.

La capacidad interpretativa de Lansbury fue perfecta para encarnar a una querible Fletcher. Ella convirtió a la escritora sabelotodo en una intuitiva mujer que representaba a esa entrañable tía-abuela que es habitual en cada familia: responsable, cándida, cotilla y capaz de ridiculizar a la policía o lo que se tercie. La empatía, tan importante a la hora de dibujar a los protagonistas de las series de cadenas comerciales, estaba asegurada por parte de las grandes cuotas de pantalla.

También ayudaron las apariciones estelares. Los cameos de rostros populares de la época, como reclamo, era práctica habitual en un tiempo en el que las cadenas se percataron de que los capítulos autoconclusivos favorecían la predisposición del público a la hora de conectar con la historia. La trama no requería grandes esfuerzos.

Y la serie aguantó con perioricidad semanal hasta 1996, cuando fue cancelada por un evidente desgaste. Bajón de audiencias que se acrecentó por la decisión de la CBS de enfrentar a Fletcher con Friends. Un crimen de contraprogramación. La veterana producción nada podía hacer contra los chispeantes amigos neoyorquinos.

Se ha escrito un crimen regresó en formato tvmovie en diversas ocasiones y sus capítulos se siguen reponiendo con éxito. En España, en la actualidad, en las tardes del canal Atreseries.  Porque la estructura televisiva de la ficción de CBS sigue estando en buena forma 32 años después de su estreno: la emoción de adivinar el desenlace de un misterio, a través de la temeraria curiosidad de la sabiduría de las abuelas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

La televisión en pause: no es país para la creatividad

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

17 imágenes del reality de ‘Las Campos’ que demuestran que todos somos un poco Terelu

27 agosto 2016 - 2:25 - Autor:

Terelu Campos se ha convertido en la verdadera revelación del reality de Las Campos. Porque, al final, todos somos un poco Terelu…

1. Cuando pones morritos para hacerte un selfie.

 
2.  Cuando te pruebas ropa en el mercadillo (sin que se te vea nada).

 
3. Cuando regateas dos euros en el rastro.

 
4. Cuando tu madre alucina con tus manías (por ejemplo, llenar la copa de hielo hasta los topes).

 
5. Cuando estás en el hospital y te asustan los indescifrables datos que maneja una máquina sobre ti.

 
6. Cuando vas al médico y te sientes en un capítulo de CSI.

 
7. Cuando se te hace largo el viaje y, mientras disimulas un bostezo, piensas ¿mamá, cuándo llegamos?
 
8. Cuando te das cuenta de que la que te hace las uñas es una buena psicóloga.

 
9. Cuando te pones tus mejores galas para machacarte en el gimnasio.

 
10. Cuando te arrancas por el baile del gorila de Melody.

 
11. Cuando haces la danza de la lluvia.

 
12.  Cuando quieres pedirte toda la carta del restaurante.

 
13. Cuando te gustaría tener enfrente el ventilador de Paulina Rubio para ver tu peinado al viento.
 
14. Cuando te saltas la dieta. Y te plantas las gafas de sol para que nadie te reconozca.

 
15. Cuando pones ojitos a mami en un posado familiar. Sabes que esta estampa de cariño siempre es infalible.

 
16. Cuando te acompaña tu madre al médico y sientes que te va a dejar en evidencia.

 
17. Cuando decides comer sano y vacías las toneladas de delicatessen grasientas que esconde tu nevera.

 

> Lo que siguen ‘copiando’ los programas matinales de la fórmula de María Teresa Campos

@borjateran

Y ADEMÁS…

> ‘Las Campos’: lo mejor y lo peor de un reality particular

> 6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

El motivo que convierte a ‘Las Campos’ en un éxito pionero en España

26 agosto 2016 - 1:27 - Autor:

María Teresa Campos sentía preocupación porque llegó a pensar que participar en un reality podía restar credibilidad a su trayectoria. Ya no cree que sea así, pues se ha percatado de que Las Campos no es un espectáculo de tele-realidad al uso.

Por primera vez, nuestra televisión realiza un docushow terrenalizado. Con humor, sí. Con personajes temperamentales, sí. Pero terrenalizado. Es cierto que hemos visto otros personality shows protagonizados por estrellas patrias, como Alaska y Mario o Tamara Falcó (no funcionó). Pero, al final, eran más limitados en potencial de audiencias, al estar centrados en personajes que despiertan más interés de sueño aspiracional que sentimiento de identificación por parte del público.

El magnetismo del reality de Alaska y Mario estaba en colarse en su glamour artificial de fiesta estrafalaria y delirio made in Vaquerizo. Sin embargo, Las Campos dan un paso más allá y, además, transmiten problemas más reconocibles para las audiencias masivas. No es ninguna novedad, de ahí que madre e hija lleven años y años acaparando el interés de las portadas de las revistas. En cierto sentido, son como parte de la familia. Lógico, ya que María Teresa Campos popularizó en nuestro país el magazine que “acompaña” día a día.

Y, en el segundo capítulo de este reality, la naturalidad de andar por casa de Las Campos ha crecido. Menos teoría alimenticia y más vida cotidiana. Así, se ha visto a una madre e hija que podrían ser muchas madres e hijas de España. Las dos con sus respectivas amigas, las dos compartiendo parcelas de su intimidad.

Es verdad que María Teresa y Terelu están en un nivel adquisitivo alto, que les puede alejar de gran parte de la audiencia. Pero, en este caso, sus lujos, mansión y ático no son obstáculo alguno para congeniar con el share. Su estatus no afecta a la relación con el público de Telecinco porque ha sido alcanzado por méritos propios.

Méritos propios de una constante y apasionada trayectoria profesional que ha estado a la vista de todos durante más de treinta años. La televisión en España ha crecido con María Teresa Campos y Terelu. Y también con ellas ha crecido la propia audiencia. Un público que ha seguido los aciertos, esfuerzos, frustraciones, ilusiones y sinceridades de Las Campos, juntas en pantalla desde aquel Pasa la vida de TVE.

Y ahí está el valor añadido de trasfondo de Las Campos: la tele transparente, que comparte sensaciones (casi) siempre con naturalidad y carácter. Que no olvida la cámara, pero que habla de tú a tú al espectador. Como hacen ahora, en su reality. El primer docureality español que refleja, de verdad, a una reconocible parte de nuestra sociedad. Con Terelu comprando y regateando en el mercadillo, con María Teresa preocupándose por su hija (y el hielo que pone a la bebida), con Terelu quemando calorías en el gimnasio para, después, comerse una porra. Así es España. Así son una madre e hija llamadas María Teresa y Terelu. Como han pasado los años, y ahí siguen como la primera vez.

> Lo que siguen ‘copiando’ los programas matinales de la fórmula de María Teresa Campos

@borjateran

Y ADEMÁS…

> ‘Las Campos’: lo mejor y lo peor de un reality particular

> 6 contenidos que eran habituales en los programas matinales y que se han extinguido (por suerte)

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

La mamá que pidió retirar un tráiler de terror a Antena 3 (y que se olvidó de que podía apagar la tele)

25 agosto 2016 - 1:21 - Autor:

El videoclip Thriller de Michael Jackson, Diana (y sus ratoncitos) en la serie V e incluso la Bruja Avería en La Bola de Cristal. Desde siempre, los personajes que se aparecen en el salón de casa por obra y gracia de la televisión han generado miedos a los más pequeños. Porque los niños, por suerte, son los que aún no han perdido ese incontrolable poder de la inocente imaginación.

Y ese miedo infantil incontrolable puede surgir durante la emisión de un dibujo animado, de un anuncio o de un documental de animales. Lo hemos sentido todos alguna vez en nuestra niñez, aparece como algo lógico, se va de la misma manera y no suele provocar secuelas. Sirve para que de adultos, de forma nostálgica, contemos lo que de pequeños nos daba miedo.

Pero vivimos en la era de la susceptibilidad, donde todo molesta, y la televisión suele ser la más fácil de culpabilizar. Hasta cuando no tiene culpa. De hecho, esta semana, una madre ha escrito a Antena 3 a través de Facebook para que deje de emitir el tráiler de Nunca apagues la luz, un thriller de terror sobre ciertos seres que aparecen en la oscuridad. La premisa no es nada revolucionaria, por otra parte: una vez más, de vuelta a los miedos más clásicos.

Esta madre, Toñi, asegura que el anuncio de marras le está provocando “un trauma o fobia a la oscuridad” a su niña. Aunque lo que tal vez Toñi no se ha preguntado es qué hace su hija de 3 años viendo la franja de programación de un canal no pensado para un niño de 3 años.

La mamá dice que se le “parte el alma” cuando ve a su hija pequeña de 3 años “taparse los oídos y esconderse cada vez que escucha la música de la nana del tráiler”. Y la mamá parece que no ha caído en que, en ese momento, puede apagar la tele, irse de paseo, jugar con su niña… O si lo que quiere es dejar de cuidadora a la pequeña pantalla, también puede poner un canal temático para niños, que hay unos cuantos.

La reclamación de Toñi ha provocado diferentes peticiones en la plataforma Change.org contra la emisión del anuncio de marras y, como consecuencia, la promoción de la película ha crecido. Tampoco lo necesitaba demasiado, que fue la segunda más vista el fin de semana pasado.

El hecho es que vivimos en tiempos de una mal entendida susceptibilidad máxima, tiempos en lo que parece que todo el mundo berrea en las redes sociales para que quiten cualquier cosa que le moleste. Pero la televisión, la creatividad y la cultura no pueden permitirse eliminar todo lo que ofende. Porque entonces desaparecería la pluralidad de la imaginación. Esa pluralidad que, mucho más allá de un simple tráiler de película de terror al uso, también enriquecerá a esa niña de 3 años que ahora se asusta.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que TVE nunca debe olvidar de su propia historia

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

> 8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

> Así fue la primera vez de Espinete en TVE (un programa sin sentido con mucho sentido)

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Por qué no ha destacado el éxito viral ‘Paquita Salas’ en su estreno en la televisión tradicional

24 agosto 2016 - 13:05 - Autor:

Las redes sociales desvirtúan la notoriedad verdadera de los nuevos contenidos. Ya no sólo está el éxito real de un programa o serie, también la imagen de éxito que se transmite en percepción social. En este último escenario es donde ha triunfado Paquita Salas, el último boom viral que ha surgido dentro de la plataforma online de Atresmedia Flooxer.

Una serie, gestada para la red, que narra los avatares de una entrañable representante de actores encarnada por un Brays Efe que ha enamorado a la crítica y a 350.000 usuarios en sus primeras seis semanas en Flooxer.

Paquita Salas está escrita y dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi (creadores del ovacionado musical La Llamada) y cuenta con un elenco de actores en estado de gracia, empezando por el propio Brays, Belén Cuesta, Macarena García o Lydia San José haciendo de Lydia San José, con todo lo que eso conlleva. Muy sano, pues se ríe de sí misma, de su trayectoria un tanto estancada e incluso del recuerdo de su mayor hit: la serie A las 11 en casa con Ana Obregón, Antonio Resines y Carmen Maura.

El gran valor de Paquita Salas está en su inteligente y mordaz retrato del universo actoral (y los particulares managers de los artistas). Y ahí también se encuentra su contraindicación de fondo: puede que no sea fácil empatizar con el conflicto (al menos con el del primer capítulo) si no estás más o menos inmerso en la desconocida trastienda del micromundo de los actores y sus vaivenes.

Porque la grandeza de esta ficción radica en que está llena de referencias y guiños a la profesión. Una emocionante catarsis para los ruidosos trabajadores de este ámbito del artisteo pero que, al mismo tiempo, no llega al público ajeno al día a día de los representantes de actores que buscan papeles al intérprete, lo miman, lo cuidan, le hacen las facturas, se quejan mucho para que no se pierda ninguna fiesta y, luego, a veces, se ven abandonados por ese mismo actor que se va con otro representante con una cartera de celebrities más potente. De este tipo de “infidelidad” habla el primer capítulo de la serie.

Y, claro, el público que no vive las entretelas de la profesión farandulera no entiende momentos en los que Paquita hace el gag nombrar a Luis San Narciso (el director de casting más importante durante muchos años, que decidía los protagonistas de las series de Globomedia y taquillazos del cine español) o a Laura Cepeda. Tampoco el instante en que el que Paquita habla por teléfono con Piti, quien gestiona las alfombras rojas más codiciadas de la ciudad. Por poner solo dos ejemplos.

La audiencia generalista no comprende del todo el conflicto, ni falta que le hace. Porque Paquita tiene alma. Y lo transmite. Pero, probablemente, no es un producto para la televisión comercial tradicional, en donde en su pase en Neox sólo sumó un 1,2 por ciento de share (quedándose por debajo del 2.7 por ciento de share de media de la cadena en esa jornada). No lo es por su breve duración y porque su grueso de público objetivo ya ha visto el capítulo en la plataforma online. Esa es la gran ventaja de la televisión que ya no sólo se ve por la televisión: las nuevas ventanas de acceso a contenidos hacen la televisión más plural, pues propician que se amplíen las posibilidades de inversores, guionistas y realizadores a la hora de arriesgar, innovar y crear historias diferentes, que conectan con una inmensa minoría y que, de otra forma, no tendrían cabida en los actuales canales tradicionales.

¿La audiencia de televisión se puede medir a través de Twitter?

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

> 8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que TVE nunca debe olvidar de su propia historia

> Así fue la primera vez de Espinete en TVE (un programa sin sentido con mucho sentido)

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

 

La ‘teletienda’ más surrealista de la historia (VÍDEOS)

7:04 - Autor:

El afilado cuchillo Ginsu, la mullida batamanta, la hinchable cama Restformr, la almohada Butterfly Pillow, el audífono Whisper XL, la pringosa baba de caracol…

En los años noventa, la teletienda se instaló insistente en nuestras vidas. Al grito de “compre ahora“, la televisión acogió spots de productos que parecían creados por algún inventor loco obsesionado con salvar el estado de bienestar con todo tipo de imaginativos artefactos.

De robots de cocina a gimnasios caseros. De hecho, probablemente, la teletienda más disparatada hasta la fecha es la que vendía una silla que se movía para hacer deporte sin tener que levantarte del asiento. Perfecto para los más perezosos del lugar.

El valor de este invento estaba en quemar calorías al mismo tiempo que, supuestamente, te permitía seguir trabajando como si nada. O eso decía la promoción, pues parece imposible en vista de los vaivenes que metía el asiento a sus víctimas. Víctimas que no cesaban en sonreír con un perturbador ímpetu, mientras sonaba la obligada musiquilla pegadiza que entonaba el nombre del producto. Así el espectador no se podía quitar el reclamo comercial de la cabeza.

Parece difícil que la Hawaii Chair, que así es la denominación oficial de esta desquiciada silla, lograra los cuerpos tonificados que prometía. Pero lo que sí propició fue uno de los gags más desternillantes de la historia del show de Ellen DeGeneres que no dudó en reírse del artilugio y desmontar las “comodidades” que prometía la silla de la teletienda. No lo hagan en casa:

> El mejor gag de la historia del late night

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

> 8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que TVE nunca debe olvidar de su propia historia

> Así fue la primera vez de Espinete en TVE (un programa sin sentido con mucho sentido)

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Buenafuente: su evolución en la televisión de pago

‘Timeless’: así copian los norteamericanos ‘El Ministerio del Tiempo’ (VÍDEO)

23 agosto 2016 - 11:12 - Autor:

Los norteamericanos también nos copian. Es evidente, su nueva serie Timeless, de NBC, cada vez se parece más a El Ministerio del Tiempo. Tres protagonistas, un militar, una profesora de historia y un científico, con motivaciones muy parecidas a los españoles y reclutados por el estado, que se teletransportan al pasado para evitar que la historia cambie.

Matt Lanter, Abigail Spencer y Malcolm Barrett son los cabezas de cartel de este particular ministerio. Aunque, claro, en Estados Unidos tiene más apariencia de fría compañía de autopsias, a lo CSI. La diferencia para disfrazar el plagio está en que aquí existe una tradicional “máquina del tiempo” que sustituye a las características puertas de la serie creada por Pablo y Javier Olivares.

Pero, sorpresa, en la promoción de NBC también han optado por utilizar puertas para marcar de forma más sencilla y eficaz la transiciones temporales, lo que remarca aún más la evidencia de que Timeless surge tras observar el fenómeno español de El Ministerio del Tiempo.

Porque, aunque series de viajes en el tiempo han existido siempre, los parecidos de Timeless y El Ministerio sonrojan. El tráiler habla por sí solo:

La producción norteamericana cuanta con más prepuesto. Mucho más presupuesto. Pero habrá que ver si tiene lo más importante: alma. De momento, las promociones son frías, olvidables y sin carisma. Recuerdan más a un épico anuncio de cosméticos que a un tráiler de ficción. Y el triunfo de El Ministerio ha estado en su capacidad para emocionar a través de una historia con apabullante personalidad en guion, en interpretación y en complicidad con el espectador. Una historia con alma. Y eso no se puede plagiar.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> El Ministerio del Tiempo: así ha recuperado al público que se sentía huérfano de TV

Las 7 cualidades del buen fan de ‘El Ministerio del Tiempo’´

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

agosto 2016
L M X J V S D
« jul    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

TeleDiaria en Twitter