Saltar al contenido

« ver todos los blogs

TVE sigue con su viaje a los noventa: Carlos Lozano vuelve de la mano de José Luis Moreno

20 diciembre 2014 - 11:42 - Autor:

La Navidad está recuperando a rostros populares que han dado grandes éxitos a Televisión Española: Jose Mota, Ramón García, Los Morancos… y también Carlos Lozano. El cometido de su regreso: presentar una gala de José Luis Moreno que emitirá la cadena pública en la noche de Reyes.

Reyes y estrellas” se llama este sarao con el que vuelve Moreno a La 1 tras el polémico Sábado sensacional, criticado por sus guiones cargados de clichés de género y por su rancia puesta en escena.

Aunque la noche de reyes será diferente, pues el espectáculo estará protagonizado por niños. Lozano, que en los últimos años ha producido programas en Perú, ya tiene experiencia trabajando con los más pequeños de la casa, pues comandó preselecciones de Eurojunior.

No obstante, el gran éxito de su vida profesional fue con Operación Triunfo, un hito en la historia de TVE. También en la cadena pública fue el maestro de ceremonias, durante cuatro años, de El Precio Justo. El concurso que dio la primera oportunidad a Pilar Rubio. Eso sí, como azafata.

No es la primera vez que Lozano trabaja con Moreno. Y es que fue el rostro elegido para presentar Noche de Fiesta cuando la dirección de TVE decidió bajar el tono de los programas de variedades del sábado noche.  Ahí empezaron a ser populares sus coletillas “mi niña” o “guapísima”.

JOSÉ LUIS MORENO, ESTRELLA DE LA TELE NAVIDAD 2014

Moreno es experto en mezclar en el escenario confeti, actuaciones musicales, teatrillos, cómicos, cuerpos de baile ligeritos de ropa, una buena pizca de clichés y mucho ruido de celebración. Lleva dos décadas realizando sus galas con la misma estructura. Sabe que es importante la luminosidad constante y el bullicio sin fin, con aplausos infinitos que mantienen al espectador despierto en su casa. Y, de nuevo, las cadenas vuelven a confiar en el ventrílocuo por Navidad. Telecinco lleva desde 2009 emitiendo, en Nochebuena y Nochevieja, galas de la factoría Moreno con buenos resultados. Este año, el canal de Mediaset reincide, con Paz Padilla y Joaquín Prat al mando, y TVE hace lo mismo con el show de Carlos Lozano.

Una vez más, Moreno volverá a producir y dirigir una gala en la Noche de Reyes. En los tres shows se repite clónica fórmula: de la actuación musical al sketche, sainetes que, por cierto, lleva décadas calcando.

Son programas fáciles de ver mientras se cena en familia y no excesivamente caros de producir. Aunque la sociedad ha evolucionado y superado estereotipos de género que fomenta este tipo de gala ligera estancada, que ya no conecta con las nuevas generaciones más allá de estar como banda sonora de fondo en una reunión familiar.

Es la televisión que no evoluciona, se ha quedado en reproducir roles que funcionaron como un reloj en épocas ya superadas, de las que es mejor quedarse con el recuerdo, y que no se percata de que la audiencia está esperando con ansias una reinvención a fondo, donde importen más las ideas auténticas que la inercia de las fórmulas repetidas. Pero los directivos de las cadenas aún no se atreven a dar el paso. Prefieren no arriesgar. Menos aún con una ‘noche de fiesta’.

Claves de un desaguisado llamado ‘Sábado Sensacional’

Y ADEMÁS…

¿Cómo debe ser la televisión pública que nos merecemos?

> Los límites éticos que ‘Gran Hermano’ aún no ha sobrepasado

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

La televisión políticamente correcta: un modelo condenado al olvido

El miedo de las cadenas de TV a las matemáticas

“Este año a todos se nos ha quemado algo”. El emocionante anuncio de Campofrío (VÍDEO)

19 diciembre 2014 - 13:42 - Autor:

Ya es un clásico de los anuncios navideños. Campofrío centra su campaña en un spot que apuesta por empujar ilusión en tiempos de crisis económica y de valores. Lo hace a través de la mirada de cómicos icónicos, que tocan en el epicentro de la nostalgia colectiva. Con Gila como apoteosis de la risa que apagaba fuegos.

Porque este año Campofrío ha utilizado el fuego que arrasó con su fábrica de Burgos como elemento principal del spot. Se convierte, así, en protagonista de un año que no ha sido redondo. De esta forma, la empresa sigue impulsando la identificación del público con su marca, cada vez más próxima y cómplice al sentir ciudadano gracias a este tipo de estrategias publicitarias que abrazan la emoción del espectador, perfectas no sólo para consumir en la tele también para que se propaguen en las indignadas redes sociales, a través de los perfiles de Twitter y muros de Facebook.

Campofrío ha reaccionado. No podía dar la espalda a su propia crisis. De ahí la tardanza a la hora de lanzar la campaña esta Navidad, reinventando el concepto que estaba previsto en un principio tras el incendio que terminó con su factoría burgalesa. “Este año a todos se nos ha quemado algo“, sentencia la voz de un Santiago Segura arropado por gente que “está quemada”.

Porque se nos “ha quemado la paciencia” (unos preferentistas), se nos “ha quemando el futuro” (pequeños negocios), se nos “ha quemando la esperanza” (estudiantes), “se nos está quemando el arte” (un músico), se nos está “quemando la confianza” (sanitarios, con guiño a la crisis del ébola). Y “todos estamos quemados por lo mismo” (en clara referencia a la corrupción).

Una campaña ‘sensiblera’ para algunos, al utilizar el momento gris que vivimos para vender embutidos, para otros simplemente una campaña valiente al realizar una radiografía de un sentir de un país. Un anuncio, que alcanzará audiencias millonarias, que es demoledor para actual gobierno.

Chiquito de la Calzada, Chus Lampreave, Fofito y el propio Segura son los bomberos que intentan apagar los fuegos encendidos, y que parecen no casar en su propagación, en este metafórico spot dirigido por Benito Zambrano (Solas y La voz dormida, entre otras) y a cargo de la agencia de publicidad McCann. Un trabajo que repite por tercer año el mismo mensaje aunque evolucionando hacia la esencia más genuina de la primera campaña en la que Campofrío utilizó la crisis, aquel homenaje a los grandes cómicos. Ahora, un homenaje a la propia sociedad. Aunque, eso sí, el tono que utiliza el spot ya se les ha agotado para el próximo año, empieza a ser redundante.

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

Lo mejor y lo peor de ¡Mira quién baila!

El formato que no es obvio

El obstáculo de las series españolas

 20 años de ‘Friends’: las 9 razones por las que amamos tanto esta serie

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

3o años del estreno de ‘La Bola de Cristal’

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Gran Hermano arrasa en su final número 15: la fórmula televisiva que no se agota

9:37 - Autor:


Llega la Navidad. Y terminó Gran Hermano. Telecinco programó la final de esta edición número 15 la misma noche en que media España sale de cena de empresa. Pero dio igual, el formato que inventó la telerrealidad, tal y como la conocemos hoy, conquistó los audímetros con 27.7 por ciento de share y 3.467.000 espectadores (media entre las 23 horas y la 1.45) . Parece, pues, que la rentable fórmula no se agota y sabe evolucionar levemente con los años sin decepcionar a un público muy fiel que vive el formato intensamente, hasta rozar la histeria colectiva en las redes sociales.

Eso sí, poca emoción en esta final. Ganó Paula, como era muy de prever. Su rostro apareció en lo alto de un árbol navideño formado con pantallas de led. Por debajo de su imagen, aparecían las caras de todos los expulsados hasta la fecha. Triunfó una concursante con carisma que ha despertado filias y fobias pero que, sin duda, es la que más juego ha dado. Y es que Paula es ganadora psicológica del espectáculo desde que empezó su relación con otro concursante, Omar. Pero todo se truncó cuando los responsables del concurso metieron a la ex de este último. La relación en ciernes se rompió y el conflicto entre la audiencia se desató al ver como Omar regresaba con su ex, Lucía, en plena convivencia con Paula. Desde ese instante, el formato logró la ‘trama’ que necesitaba dentro de la casa: los shares crecieron y se han mantenido estables hasta el desenlace. Una vez más, los espectadores han vibrado con los más reconocibles sentimientos: amor, fidelidad, desamor…

Gran Hermano 15 ha ido narrando con maestría el devenir de su trama estrella, con indignación incluida de los seguidores tuiteros más extremos, que incluso acusaron a los responsables del programa de manipulación y favoritismo hacia Paula (el famoso hashtag #timoGH15). Algunos concursantes también montaron anoche una pequeña revolución contra Mercedes Milá, rebelándose contra el montaje sesgado de los vídeos. Un clásico. Alguien debería explicarles a estos chicos antes de entrar en la casa que el montaje está para eso, para resumir y potenciar los conflictos, narrar  una historia con interés, no para mostrar los tiempos muertos en los que se aburren en el jardín. En cualquier caso, es lo que logra GH: se vive intensamente en el plató al mismo tiempo que los espectadores también despotrican en el sofá.

  • El golpe de efecto de la final

En esta navideña final, además, se supo impulsar el interés con un cambio significativo en la escaleta. En lugar de esperar a que se produjera el reencuentro en el plató, los polémicos Omar y Lucía volvieron a Guadalix para visionar vídeos de su participación en el programa junto a una Paula que aún no sabía si había ganado o perdido, lo que propició una atención mayor del público en la primera parte del prime time. No hubo que esperar a la llegada de Paula a Telecinco para abordar los trapos más sucios de esta edición.

Tras un discurso de Milá ensalzando las virtudes de entrar en GH (definió la experiencia como “una explosión” que cambia las vidas de sus protagonistas para siempre), los últimos minutos fueron los más torpes técnicamente hablando. Nos presentaron la inminente nueva entrega de Gran Hermano VIP a través de la llegada de Los Chunguitos al confesionario. Ellos son, de esta manera, los primeros participantes confirmados de la versión con famosos que arrancará justo después de Reyes. Pero mientras veíamos a Los Chunguitos entrar con su maleta, no paraba de escucharse el micrófono abierto de la concursante Yoli diciendo repetidamente algo así como “el corpiño no me deja respirar“.

El drama del corpiño terminó con el ya habitual último plano del programa: la fachada de Telecinco espectacularmente iluminada. Al igual que en el primer GH, el edifico de Mediaset se iluminaba en un plano ya emblemático para finiquitar un formato que ha demostrado que sigue en auge en España, garantizando sin duda una edición 16. Quién nos lo iba a decir allá por el año 2000 cuando empezó todo…

Y ADEMÁS…

> Los límites éticos que ‘Gran Hermano’ aún no ha sobrepasado

> Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

> 11 cosas que sólo pueden pasar en ‘Gran Hermano’

Los 6 factores que han impulsado la audiencia de Gran Hermano 15

‘Sálvame’ en su peor crisis: la televisión que vive al límite

18 diciembre 2014 - 9:17 - Autor:

En Sálvame son unos maestros a la hora de jugar con el instinto de la televisión. Su sentido del show es incluso capaz de convertir la adversidad en espectáculo. Ayer por la tarde lo volvieron a hacer. La noticia saltaba durante el día: la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha dado un plazo de 10 días a Mediaset España para adecuar las temáticas al horario protegido o elevar la edad de calificación de Sálvame, que está en mayores de 7 años. El problema es que elevar esta calificación implicaría que el programa no pueda emitirse en la franja superprotegida para la infancia, que abarca de cinco a ocho de la tarde. Hay mucho en juego para Telecinco. Así que la cadena de Paolo Vasile ha cerrado filas. De hecho, anoche mantuvo en prime time, sobreimpresionado en pantalla, el hashtag #MasSalvameQueNunca, intentando hacer fuerza mediática con este asunto.

Antes, por la tarde, Jorge Javier Vázquez salió en directo. Y leyó un discurso efectista. “Hoy han amenazado la continuidad de Sálvame, quieren destruirnos pero lucharemos con fuerza para seguir”, sentenció. A todos nos dio un poquito de “pena”. O, al menos, eso se intentaba. Empezaba la magistral sugestión colectiva. En Sálvame son expertos en crear acontecimientos televisivos. No es nada nuevo. Así que convirtieron su resolución desfavorable en un momentazo catódico. Como las mejores folclóricas. Un instante ideado para transformar el ultimatum legal en un boomerang que frente a los espectadores les ha convertido en víctimas, víctimas por vivir al límite.

  • ‘Sálvame’, clave en el liderazgo de Telecinco

Mediaset, compañía propietaria de Telecinco, no puede permitirse perder el programa de Jorge Javier Vázquez, pues la tarde es el pilar estructural de cualquier cadena. Esta franja es vital para hacer fluir la media de todo el canal y retroalimentarse en contenidos. Telecinco ya sufrió mucho en este horario. Ni la Campos consiguió reflotarlo. Y un buen día, casi de casualidad, Sálvame nació como un programa de noche para comentar las entrañas del reality Supervivientes. Al poco tiempo, dio el triple salto mortal a las tardes, multiplicando su horario para intentar aupar las débiles audiencias vespertinas de Telecinco. La estrategia resultó infalible. Telecinco alcanzaba el liderazgo con un show de las miserias propias y ajenas muy competitivo, mientras otros, a la misma hora, realizan la costosa inversión de producir dos series y dos concursos, Mediaset cuenta con un formato de rentabilidad perfecta: cuatro horas de duración, con el mismo equipo y los mismos protagonistas. Es más, incluso ha terminado con los ‘caros’ famosos tradicionales para hacer girar sus tramas en torno a sus propios colaboradores, que acaban aireando todos sus problemas en formato histérica terapia psicológica. Y el espectador lo disfruta, se evade y hasta se siente superior al ver el percal que se vive en el Estudio 1 de Telecinco.

Un éxito de audiencias y rentabilidad que se fue construyendo a través de la rapidez de reflejos de un presentador, Jorge Javier Vázquez, que supo observar la actualidad social (y de sus colaboradores) con una corrosiva ironía que mantuvo la distancia suficiente sin caer en el tópico de lo trascendental. Y así se lo reconocieron hasta con el premio Ondas.

Lo malo es que, con el paso del tiempo, esa espontánea fórmula de los orígenes se ha malogrado en buena medida. Pronto empezaron a tomarse demasiado en serio a sí mismos y a traspasar líneas peliagudas de contenidos. La audiencia cada vez quiere más carne en el asador. Y, en muchas ocasiones, Sálvame se olvida del espíritu lúdico del show para caer en lo turbio sin contemplaciones. Y en ese ámbito de los conflictivos valores que desprende este programa ha tomado nota la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Según la CNMC, Mediaset no cumple el horario protegido y señala situaciones con ejemplos de manifestaciones denigratorias o la presentación de un lenguaje soez expresado de manera ofensiva y violenta.

  • Antena 3 ya tuvo que retirar formatos menos polémicos

Sálvame evade a dos millones de espectadores pero también tiene responsabilidad social en una franja horaria con una normativa vigente que deben cumplir todos. De hecho, Atresmedia ya fue multada por saltarse los horarios protegidos por una emisión de Física o Química. Pagaron 210.600 euros por la negligencia. También han tenido que cesar la emisión de Dos hombres y medio, en Neox, o Empeños a lo bestia, en Xplora, del horario infantil. ¿Para todos no debe ser igual la normativa? Telecinco se ha defendido esgrimiendo que la competencia emite culebrones con perversiones en sus tramas de época, aunque estas comparaciones no se sostienen al ser productos completamente diferentes y la táctica de criticar al rival se ejecuta cuando no hay demasiados argumentos propios de defensa.

Sálvame ha jugado y “entretenido” muchas veces con los límites de los bajos fondos humanos. Sin demasiados escrúpulos. Con lloros, peleas, infidelidades, polígrafos y otros trapos sucios de patio de vecinos… Se han tensado al máximo las emociones de los colaboradores del formato. Su materia prima es la realidad y eso hace más dañino el contenido si no se sabe digerir con la perspectiva necesaria, pero también es cierto que el formato ha evolucionado hacia una realidad paralela que a ratos irradia más ficción que un capítulo de El secreto de Puente Viejo de Antena 3 que, por cierto, emite Mediaset en Italia. En este sentido, quizá era más perjudicial para un niño el peliagudo berenjenal sensiblero que abordaba el fallecido Entre todos que la superficialidad con la que se trata casi todo en Sálvame.

  • La responsabilidad de los papás

En televisión debe existir todo tipo de contenidos, cada temática define la estrategia, público e identidad de marca de las cadenas, pero al mismo tiempo las normas están para cumplirlas. Otro debate es la hipocresía de la superprotección a la infancia cuando los padres son los que tienen la última y verdadera responsabilidad sobre lo que ven sus hijos, más ahora que existen numerosos canales, plataformas y webs entre los que elegir. Así que no olvidemos lo más esencial en esta cuestión: si un niño pasa la tarde en el sofá viendo Sálvame, en ese hogar hay un problema que no se solucionará quitando un programa.

Y ADEMÁS…

‘Sálvame’: los cinco años del programa más denostado

Belén Esteban regresó a ‘Sálvame’: éxito y fracaso del morbo nacional

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

‘La Pechotes’ y otras formas de que te contraten sin demostrar tu talento

¿Por qué España es uno de los pocos países en donde ya no funciona ‘Mira quién baila’?

17 diciembre 2014 - 13:43 - Autor:

¡Mira quién baila! es un éxito de audiencias a nivel internacional. También lo fue en España, hasta que se desgastó la fórmula. No ha sucedido lo mismo en la mayoría de los países en los que se ha versionado este formato que acaba de terminar su temporada número 19 en Estados Unidos y que en Reino Unido, desde la BBC, sigue ganando en audiencias incluso a Factor X.

Y es que el baile sigue interesando al público, pues sorprende, emociona y tiene su punto de aspiracional. Pero, ¿por qué en nuestro país han fracasado los últimos intentos?

En España dejaron de triunfar este tipo de programas porque no se han hecho del todo bien. Se intentó innovar y el casting de concursantes derrochó buen rollo, en el caso del último MQB, pero aunque se ha jugado con el repertorio musical no ha sido suficiente. Además, el prototipo conservador de baile de salón predominaba demasiado, cuando se puede experimentar más para no dejar de sorprender a la audiencia. Otro detalle importante es que el público pueda empatizar con los bailarines, tanto con los anónimos como los famosos, que están aprendiendo.

Los profesionales anónimos son claves para llevar las riendas del aprendiz VIP y disimular así su inexperiencia pero, al mismo tiempo, deben de ser indentificables para el gran público. De nada sirve poner a un bailarín que parece de porcelana. El bailarín debe gustar a la audiencia. En todos los sentidos.

Por su parte, los aspirantes famosos no sólo deben producir risa en el espectador. Los programas tienen que intentar guardar el equilibrio entre el rostro que lo borda y el más patoso. Pero todos, del gracioso al mañoso, deben evolucionar siempre y demostrar su aprendizaje. En cambio, en España, los vídeos de las clases previas, que calientan motores antes de la actuación, se han quedado en meros chascarrillo de humor del coreógrafo-profesor de turno. Y se han olvidado que, como espacios aspiracionales, estas piezas también deben contar un espíritu divulgativo real, algo que no está reñido con el entretenimiento. Es más, potencia el conflicto.

El espectador debe aprender junto al famoso. Conocer el trabajo y descubrir la trastienda que conlleva preparar una coreografía. De esta forma, entenderá si existe o no evolución en el talent, si hay o no esfuerzo. Es la única forma de que la audiencia sienta más suyo el show. Así, estará a favor o en contra de los participantes. Se sentirá más partícipe. Se emocionará con los avances o retrocesos semanales, con los veredictos del jurado y con la puesta de largo de las actuaciones.

Unas actuaciones que deben salirse del tópico de siempre para jugar con la creatividad. Porque si la música no tiene fin, tampoco el baile nos dejará de sorprender:

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

Lo mejor y lo peor de ¡Mira quién baila!

El formato que no es obvio

El obstáculo de las series españolas

 20 años de ‘Friends’: las 9 razones por las que amamos tanto esta serie

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

3o años del estreno de ‘La Bola de Cristal’

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

TVE y la Academia de Cine cambian a un horario de menor audiencia la reivindicativa emisión de ‘Los Goya’

9:08 - Autor:

Televisión Española y la Academia de Cine han decidido, por sorpresa, cambiar el día de emisión de Los Goya del domingo 8 de febrero al sábado 7. La ceremonia de entrega de premios modifica su ubicación de los últimos años en la parrilla de La 1 porque, según publica RTVE y la Academia en sus respectivas webs, con el traslado del domingo al sábado, se espera que más espectadores puedan compartir el éxito que ha logrado este año el cine español. Redactan precisamente el mismo argumento que se esgrimió en 2005 cuando se decidió mover esta entrega de premios del sábado al domingo. Y su audiencia subió un millón de espectadores.

En aquella ocasión, el análisis de la repercusión de la nueva ubicación era cierta: los domingos existe más consumo televisivo. Más que los sábados. Y esto se tradujo en datos: los Goya amplificaron su audiencia cuando las galas estuvieron mejor hechas (sólo perdieron seguidores en años con desaguisado de guion y escaleta).

Es un hecho contrastado: en el último día de la semana, la noche del cine español ha ganado adeptos e incluso más repercusión que en épocas pasadas, cuando TVE era más competitiva que las privadas. Los Goya, por tanto, se beneficiaron claramente del cambio al domingo.

Así que choca esta decisión de TVE y la Academia de regresar al sábado. Más aún, cuando el pasado año la gala superó con creces en domingo a todos sus competidores, incluso al exitoso formato Salvados de Jordi Évole, que bajó 1,5 millones de espectadores. Sin embargo, esta vez se dejará vía libre a las audiencias millonarias de la noche de los domingos para pasar al sábado, prime time con una audiencia hasta la fecha más desperdigada.

Lo cierto es que los Goya, en los últimos años, se han tornado como un evento incómodo para el poder, pues los ganadores se manifiestan libremente a la hora de recoger el premio. Y eso no gusta mucho a determinados responsables políticos que están detrás de TVE. Menos aún, en un año electoral. De ahí el cambio de dirección en los informativos hacia un sector objetivamente más radical.

TVE y la Academia pueden cambiar los Goya a la ubicación que deseen dentro de los márgenes de responsabilidad de servicio público. Pero lo que no pueden es argumentar el cambio con una excusa que no se sostiene con los datos en la mano. Porque, entonces, esa justificación deja evidencia un panorama inadmisible. ¿Cuál es la verdadera causa de este cambio? TVE no debe contraprogramar a favor de la competencia y en contra de sus propios acontecimientos mediáticos.

Sólo un evento excepcional propulsa los shares en sábado en la actualidad: Eurovisión. Los Goya nunca lo consiguieron. Tal vez lo logre Dani Rovira, maestro de ceremonias de la edición de este año. Aunque todo pinta que lo tendrá más difícil en sábado que en domingo. Los que sí lo tendrán más sencillo serán Jordi Évole y Ana Pastor, que podrán incluso analizar la propia ceremonia al día siguiente. Eso sí, la gente del cine podrán irse de fiesta a gusto después de la gala, que a la mañana siguiente no trabajan.

EVOLUCIÓN AUDIENCIAS DE LOS GOYA
1993: 9.3% y 1.356.000 Imanol Arias (Antena 3)
1994: 13.9% y 2.247.000 Rosa María Sardá
1995: 17.9% y 2.128.000 Imanol Arias
1996: 23.3% y 2.842.000 Verónica Forqué y Javier Gurruchaga
1997: 29.5% y 3.544.000 Carmen Maura y Juanjo Puigcorbé
1998: 21.5% y 2.173.000 El Gran Wyoming
1999: 33.5% y 3.688.000 Rosa María Sardá
2000: 30% y 2.816.000 Antonia San Juan
2001: 29.9% y 2.925.000 María Barranco, José Coronado…*
2002: 30.3% y 3.088.000 Rosa María Sardá
2003: 19.3% y 2.422.000 Alberto San Juan y Guillermo Toledo
2004: 20% y 2.112.000 Cayetana Guillén Cuervo y Diego Luna
2005: 24.5% y 3.720.000 Resines y Maribel Verdú… *
2006: 18.8% y 2.305.000 Concha Velasco y Antonio Resines
2007: 20.5% y 3.282.000 José Corbacho
2008: 18.1% y 2.775.000 José Corbacho
2009: 20.8% y 3.370.000 Carmen Machi
2010: 26.4% y 4.656.000 Buenafuente (máximo histórico)
2011: 25.4% y 4.340.000 Buenafuente
2012: 23.3% y 4.156.000 Eva Hache
2013: 22.2% y 3.917.000 Eva Hache
2014: 19,8% y 3.567.000 Manel Fuentes

> ¿La politización de los Goya hace daño al cine español?

> Dani Rovira: ¿el presentador ideal? Los puntos fuertes que debe tener su ceremonia

> Los trucos televisivos de Ellen DeGeneres

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

El obstáculo de las series españolas

 20 años de ‘Friends’: las 9 razones por las que amamos tanto esta serie

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

3o años del estreno de ‘La Bola de Cristal’

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Lo que no se ve de ‘Adán y Eva’: cualquier parecido con la intimidad es pura coincidencia

16 diciembre 2014 - 8:11 - Autor:

Adán y Eva es ese programa en el que se busca el amor sin absolutamente nada de ropa. Ni píxeles. El espectador ve todo al natural, sin codificar. Y la audiencia ha respondido: el formato es un éxito para Cuatro, especialmente en los perfiles de público que abarcan adolescentes y jóvenes. El ‘busca pareja’ de siempre se nos presenta aquí como una búsqueda del amor sin interferencia alguna.  Ni para ellas ni para ellos. Solos en una paradisíaca isla.

Pero, aunque no lo parezca, en la televisión siempre hay un equipo detrás, como demuestra esta imagen de making of publicada por el director de Adán y Eva, Baldo Limón, en su propio Twitter.

Es lo que no se ve de un reality de estas características, donde se intenta transmitir al espectador una constante sensación de intimidad, haciéndole creer que es casi un voyeur de las situaciones que ocurren. Como si sólo existiera su mirada sobre los concursantes. Pero no hay otra: para contar una buena historia en la pequeña pantalla siempre hace falta un buen despliegue de medios… y de trabajadores.  Ya sea en un gran espectáculo musical, en un informativo o en un descocado concurso. Más aún, en un espacio como Adán y Eva que, además de presentar el conflicto entre sus participantes, cuida el envoltorio.

Porque Adán y Eva intenta ser atractivo para el ojo del espectador de Cuatro. En la foto vemos a un mínimo de siete personas en esa barca en la que tiene lugar una íntima cena entre los protagonistas. Hay de todo: cámara, producción, sonido… Todo lo necesario para que cada plano que se grabe cuente con la calidad televisiva necesaria. De hecho, hasta el atrezzo (con sus velitas) está colocado al milímetro. El clímax se construye para arropar la cita y aunque los participantes vayan desnudos, han pasado por peluquería y rayos uva para estar más seductores ante la cámara. Porque en televisión puedes ir desnudo, pero mejor evitar no ir despeinado o con excesivos brillos.

En televisión no todo es mentira. Pero sí toda la verdad debe ser moldeada para cumplir su cometido: contar una historia atractiva para el espectador sin que este se percate de la parafernalia que conlleva cualquier producto audiovisual. Así que ningún concursante de Adán y Eva o Supervivientes da un paso sin que una enorme pértiga (o dos) sostenga un micrófono peludo sobre sus cabezas. Y en Callejeros o Españoles por el mundo no solo hay un reportero tras la cámara, hay dos. Y la casa de Alaska y Mario estaba repleta de gente y focos mientras ellos leían la Cuore en aparente soledad. Y los Reyes son los padres.

Y ADEMÁS…

La televisión que busca la mofa… y el tuit

¿Son así de verdad los concursantes del programa ‘Un príncipe para Corina’?

Alaska y Mario, oda a la tontería

La televisión Ni-Ni, a análisis

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

‘La Pechotes’ y otras formas de que te contraten sin demostrar tu talento

‘La Pechotes’ y otras formas de que te contraten sin demostrar tu talento

15 diciembre 2014 - 8:06 - Autor:

Isabel Mateos, alias La Pechotes, ha sido fichada por Todo va bien de Cuatro. Se estrena este mismo lunes. Dice ella que empieza por lo bajo, que “no ha aceptado” ofrecimientos de puestos de presentadora. Aunque, la realidad es que su trayectoria televisiva ha arrancado con una entrevista en Un tiempo nuevo, el prime time de los sábados de Telecinco.

Y allí estuvo el sábado, con toda la solemnidad, casi como si se tratara de un político. ¿Qué mérito tiene esta joven para estar en la tele? Sólo uno: ser amiga del Pequeño Nicolás, oscuro personaje de la España de la picaresca que se ha convertido en el único pilar que sube la audiencia del programa de Sandra Barneda.

De esta forma, el espacio de Mediaset decidió estirar la trama de su personaje de éxito llevando a su amiga, recién contratada por un formato de la misma productora. Pero esta vez el asunto no funcionó en audiencia. Un tiempo nuevo se quedó en un pobre 10,9 por ciento de cuota de pantalla (superado por La Sexta Noche con 12,7). El espacio confirma así que no es competitivo y que, además, con esta entrevista a Mateos ha desvirtuado por completo su esencia. Una chica que no aporta nada en el entramado del Pequeño Nicolás más que lo anecdótico, pues, como era de prever, no contó nada interesante ni revelador.

Tampoco parece que Isabel vaya a aportar nada a nuestra televisión en su colaboración con Todo va bien. Mediaset ha fichado a una chica a la que apenas habíamos visto en unas cuantas fotos con muchos filtros y posados calculados. Pero ahora que la hemos visto en movimiento, su fotogenia televisiva es cuestionable y, desde luego, no promete grandes dosis de carisma ante la cámara.

Con esta estrategia, de buscar constantemente el efectismo del tirón puntual, Un tiempo nuevo ha perdido el ADN que venía intrínseco en su título. No parece que el programa vaya a aguantar mucho más en la parrilla de Telecinco si depende de personajes efímeros y relega a un segundo o tercer plano su esencia inicial de análisis serio de nuestro tiempo. Tampoco, por otro lado, lo tiene fácil el show juvenil de Cuatro Todo va bien, que con la marcha de Edurne, ahora necesita contratar a La Pechotes para llamar la atención. A pesar de que esta estudiante de periodismo no ha demostrado su talento más allá del chascarrillo por salir en el guasap del Pequeño Nicolás

La cadena insiste en que Isabel estudia primero de periodismo para justificar su fichaje. Y ella afirma en su primera entrevista que “no le interesa la política” y que sólo ve Los Simpson (minipunto para Antena 3) y apaga la tele cuando empiezan las noticias. Vamos, lo normal en un estudiante de periodismo. La oportunidad que, así como así, le están dando no viene más que a corroborar una crisis de valores de nuestra sociedad, en la que determinadas compañías televisivas, como estratagema publicitaria, contratan a personas sin talento contrastado sólo por un morboso hecho que ha salpicado sus vidas recientemente. Puede salir bien la jugada si ese protagonista casual tiene la visión suficiente para aprovechar su circunstancia, pero, por lo general, terminan siendo unos juguetes rotos que, en el camino, transmiten a los jóvenes la sensación de que para alcanzar el triunfo no es necesario el trabajo, el esfuerzo, la preparación y mucho menos el talento.

Los chicos de Mujeres, hombres y viceversa saltan a otros realities de su cadena o hacen caja yéndose de bolos en discotecas como si fueran estrellas de la música, un concursantes de Adán y Eva parece que va a ser reclutado por otro reality como Very Important Person, la ‘novia’ de Monago se disputa el 17 puesto de presentadora de Hable con ellas y, ahora, La Pechotes da el salto a una cadena como Cuatro en un programa que no termina de despuntar y que tampoco lo hará con esta chica que el pasado sábado demostró estar bastante verde en un plató. Pero ahí está, fichada. Y ocupando páginas, como ésta. Una situación que sólo define el panorama en el que vivimos, con una televisión que lanza una vez más el mensaje equívoco de que para triunfar no hay que prepararse. Es la televisión que prima el golpe de efecto que crea juguetes de usar y tirar en lugar del talento con un mínimo fundamento. No, no todo va bien.

Y ADEMÁS…

Cinco virtudes de Telecinco

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

El truco de Chico Ibáñez Serrador que sigue vigente en 2014

Lo que esperamos de la televisión que viene

Miliki y sus ’30 cuentos y medio’, la obra póstuma de un hombre que creyó en la imaginación

14 diciembre 2014 - 12:06 - Autor:

Nuestra televisión debe mucho a Miliki. No sólo por sus ideas para los niños, también por su enseñanza a tantas generaciones de mayores. Una carrera de ilusiones, honestidad e ideas que comenzó en los años treinta cuando tres desconocidos payasos, Fofó, Gaby y Miliki, comenzaban a trabajar en el viejo Circo Price de la madrileña Plaza del Rey, donde hoy se encuentra el Ministerio de Cultura.

Tras un cierto éxito, en 1946 la familia de cómicos decidió exiliarse a Cuba. Allí empezaron a tener una extraordinaria repercusión con su espectáculo televisivo con el que después triunfarían en Puerto Rico, Venezuela , Argentina e, incluso, Estados Unidos, donde llegaron a actuar en el emblemático The Ed Sullivan Show (programa que descubrió a The Beatles en USA).

Avalados por el furor americano, los tres payasos regresaron a España para, en 1973, poner en pie El Gran Circo de TVE. Iban a ser sólo tres semanas, pero el colosal éxito mantuvo el programa durante diez años.

Y es que este programa infantil cambió el concepto oscuro del circo para llenarlo de humor positivo, educativo, con números visuales acogedores y canciones reconocibles que dejaban pegados a los más pequeños a la pantalla. Fotó, Gaby y Miliki reinventaron el denominado “instinto televisivo”, pues sabían conectar con la ilusión de cada espectador: mayor y pequeño.

La saga continúa con ideas brillantes, comprometida con su tiempo. Y Miliki, también. Esta semana, sin ir más lejos, se ha presentado 30 cuentos y medio, obra póstuma para adultos de Miliki. Un trabajo multimedia que cuenta con un libro en papel y un USB que esconde un audiolibro en el que Rita Irasema, su hija, y Manuel Feijó y Virginia Rodríguez, sus nietos, ponen voz a estos entretenidos e imaginativos cuentos que desarrolló el icónico payaso de la tele antes de morir. Además, también incluye una galería fotográfica y entrevistas a los participantes en una grabación de historias que tiene su punto de autobiográfico.

Emilio Aragón, hijo de Miliki e impulsor de la modernización de la televisión en España, bromeó en la presentación de esta publicación con que se podrían convertir algunos cuentos en películas o cortometrajes. “Yo me pido dos”, sentenció. Quién sabe si luego veremos algunas de estas obras en la gran pantalla. Lo que está claro es que la estela de la creatividad que nos despertó Miliki siempre seguirá sembrando en nuestra imaginación, de pequeños y… mayores.

> De Miliki a Chicho Ibáñez Serrador. Homenaje a los profesionales que ‘jugaron’ a crear televisión

Y ADEMÁS…

Programas infantiles que nos marcaron

Cinco míticos villancicos de Miliki

La despedida de Miliki

¿Qué ingrediente falta a la tele de hoy?

¿Mariló Montero deja TVE para fichar por Telecinco?

13 diciembre 2014 - 12:14 - Autor:

Mariló Montero podría abandonar La Mañana de La 1  estas Navidades, según avanza Bluper.  Se trata de una información que lleva semanas corriendo por los pasillos de TVE con fuerza. Será el próximo 22 de diciembre cuando la controvertida comunicadora se va de vacaciones y podría dejar las riendas del programa, que ha capitaneado durante seis temporadas. En su lugar, se perfila Inés Ballester como sustituta aunque también podría ser interesante aprovechar a Roberto Leal y Sandra Daviú en esa franja.

La mañana de La 1 con Mariló Montero no ha terminado de cuajar en estos años. De hecho, su audiencia ha ido perdiendo fuelle con el tiempo. Trending topic habitual por sus meteduras de pata o salidas de tono, la periodista ha ido sobreviviendo a diferentes ceses en la cadena e incluso en su propio programa. Y es que el magazine matinal de Televisión Española ha ido perdiendo a sus rostros más carismáticos, como el Doctor Gutiérrez o el cocinero Sergio Fernández. También desaparecieron de la copresentación con Mariló otros jóvenes periodistas con talento a la hora de contar la actualidad como Carlos Córdoba o Inés Paz.

Una inestabilidad de rostros y un estancamiento en contenidos que ha ido debilitando el formato, sobre todo con la marcha de pilares de referencia para la audiencia más fiel como eran el veterano Doctor Gutiérrez o el chef Sergio. Eran cercanos, empáticos y sabían divulgar a la perfección sus temas. Los sustitutos no contaban con la misma frescura y proximidad.

¿Cuál será el futuro de Montero? Lo descubriremos en las próximas semanas. Se especula con que se abre una etapa de colaboración con Mediaset.  ¿Será consejera del amor en Mujeres, hombres y viceversa? ¿Hará un polígrafo con Conchita? ¿Sustituirá este verano a Ana Rosa Quintana? El tiempo nos dirá. De momento, Mariló Montero ha dejado y seguirá dejando grandes momentos en la historia más polémica de TVE:

> Sus mejores salidas de tono

Mariló Montero enseña cómo quitarse unos guantes infectados de ébola (y los acaba sacudiendo)

> Mariló Montero, la superviviente de TVE

¿Son las redes sociales injustas con Mariló Montero?

>  almas trasplantadas en órganos

¿Qué tiene Mariló Montero contra Anne Igartiburu?

LA IMPORTANCIA DE TVE, A FONDO, EN 10 ARTÍCULOS

1. Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

2. ¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

3, La importancia de TVE

4. TVE cumple 58 años en plena crisis

5. 50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

6. El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

7. 20 años de La 2 Noticias: el informativo que quiso ser más que un Telediario

8. ¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

9. Fran Llorente, el hombre que cambió los informativos de TVE

10. 6 programas que TVE no emitiría hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

diciembre 2014
L M X J V S D
« nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

TeleDiaria en Twitter