Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘La Voz’ se renueva: Alejandro Sanz y Laura Pausini sustituyen a Bisbal y Rosario Flores

31 octubre 2014 - 9:11 - Autor:

Después de meses con especulaciones, ya está confirmado. Alejandro Sanz y Laura Pausini se incorporan como coaches a la próxima temporada de La Voz, que aterrizará en el primer trimestre de 2015 en Telecinco.

La cadena ha sabido dar un descanso a su formato musical estrella y, además, ha entendido que hay que introducir cambios al jurado para evitar el desgaste de audiencias. Tras la marcha de David Bisbal, el talent de Telecinco necesitaba una renovación por completo, ya que su elenco de jueces había perdido su efecto novedad y empezaban a ser muy repetitivos en sus valoraciones, con argumentos que se quedaban en tópicos.

El concurso precisaba, por tanto, de nuevas estrellas con impacto televisivo. Y han elegido a los sucesores perfectos. Alejandro Sanz, que ocupará la silla de Bisbal, y Laura Pausini, que sustituirá a Rosario Flores.

Con este movimiento, que ha desvelado el portal Vertele en exclusiva, el programa multiplica su expectación para la tercera temporada y, así, evita una pérdida de interés. Tanto Sanz como Pausini tienen el carisma e instinto del espectáculo necesario para dar juego en las galas y, no menos importante, cuentan con la solidez del bagaje musical para enseñar y enriquecer a los aspirantes (y a la audiencia) con argumentos constructivos más allá del aquello del ‘tienes una voz calentita‘.

Malú y Antonio Orozco repiten en sus sillas giratorias del programa de éxito internacional que ya está en búsqueda de sus nuevas ‘voces’ aspirantes. Ahora sólo falta que nuestra versión invierta en una puesta en escena más al nivel de las otras ediciones internacionales del talent, con escenografías más espectaculares.

Visualmente, la versión española ha cojeado en los últimos años. Pero en 2015 La Voz de Telecinco parece encaminada a revolucionar el fondo y la forma para crear un emocionante acontecimiento en la parrilla. Sanz y Pausini, desde luego, jugarán a favor de ello. Ya han participado en shows de estas características y su espontaneidad no fallará.

Y ADEMÁS…

‘Tu cara me suena’, las nueve ideas para evitar el desgaste 

Laura Pausini, instinto del espectáculo

‘La Voz’ no volverá hasta 2015, ¿un acierto de Telecinco?

Una noche en la semifinal de ‘La Voz’

Cinco puntos fuertes de ‘La Voz’

¿Qué esconde David Bisbal en su libreta de ‘La Voz’?

¿Por qué el jurado de ‘La Voz’ llevaba siempre la misma ropa?

Halloween en serie: 7 seriéfilos analizan sus ficciones de terror favoritas

1:52 - Autor:

Ya es Halloween. Hemos hecho nuestra esta tradición anglosajona. Sin embargo, siempre nos ha gustado jugar con el miedo. También en televisión. En programas… y en ficciones, claro. 7 expertos seriéfilos nos dan un repaso a las series que más les aterrorizaron (para bien).

HISTORIAS DE LA CRIPTA

No es la más terrorífica ni la más desagradable. Vista ahora, tampoco destaca por sus efectos especiales, más que nada porque Historias de la cripta se estrenó en 1989 y se nota. Pero si hay un adjetivo que se puede aplicar sin miedo a esta serie que, como tantas, llegó a España a través de las autonómicas, es el de atrevida, ya que se trataba de una producción creada originalmente para el canal de cable HBO. Al inicio de cada episodio, el Guardián de la cripta presentaba la historia con ese humor negro que respira toda la serie (el mismo que Ryan Murphy aplica, actualizado, en American Horror Story), sin miedo a rozar el gore ni a mostrar desnudos si la ocasión lo merecía. El esqueleto tomado de los cómics de terror del mismo título editados por EC en los años 50 -en realidad una pequeña marioneta que era manipulada por seis personas a la vez que daban expresividad a su cara- aparecía de nuevo al final, siempre poniendo un punto sarcástico al cierre del cuento.

A pesar del desigual resultado de sus siete temporadas y casi 100 episodios (con mayor grado de acierto cuanto más pegadas al cómic estaban sus tramas), Historias de la cripta sigue siendo una serie muy disfrutable, con un reparto salpicado de caras que nos resultarán familiares: Demi Moore, Ewan McGregor, Whoopi Goldberg, Daniel Craig, Isabella Rossellini o Tim Roth trabajaron a las órdenes de Richard Donner (Los Goonies) y Robert Zemeckis (Forrest Gump), los productores de una serie que muchos hemos visto en algún momento de nuestra adolescencia.

La última vez que se ha asomado a la parrilla televisiva ha sido en las madrugadas de Cuatro, en aquella época en la que la cadena apostaba por el terror. Lo que muchos no sabrán es que los capítulos de 25 minutos que emitieron las cadenas privadas en nuestro país no coinciden con los de la HBO sino con una versión “censurada” que en su momento había comprado Fox. A tal fin se habían grabado distintas versiones de las escenas más gráficas de sexo y violencia para intentar adaptar el tono de la serie a un público juvenil.

Bernardo Pajares @bernardopajares

PENNY DREADFUL

Odio las pelis de terror y, por tanto, también las series de terror. No soporto pasar miedo y no comprendo cómo la gente puede aguantar la taquicardia y disfrutar con el mal rato. He soportado pocas ficciones de esta categoría (para ver una serie con la cara tapada prefiero reírme o llorar con otra), pero he decir que, a pesar de pegar algún que otro bote, el planteamiento que presentaba Penny Dreadful en los primeros capítulos de la temporada me fascinó. Aunque no pueda considerarla una serie “de terror”, la encuadro como tal. Y seré una cobarde, pero no puedo evitar que se me ponga la carne de gallina cuando recuerdo a Eva Green retorciéndose al ser poseída por un espíritu en mitad de una fiesta.

La serie, escrita por John Logan (guionista de El aviador, El último samurai o La invención de Hugo entre otros títulos), ha creado más expectativas que éxitos. Sin embargo, y a pesar de que la primera temporada no haya sido una maravilla, podemos decir que sí, que me ha dado bastante miedito…

Ana Magdalena Quijano @anaMagdalenaQ

PESADILLAS

Siendo sincero tengo que decir que la serie que más miedo me ha dado ha sido Pesadillas, sí, esa serie canadiense basada en la saga de libros terroríficos adolescentes. Admito que miedo lo que se dice miedo no dan, pero con 11 años y mi inocencia y terror por los ambientes oscuros tengo que decir que un poquito de mal rollo si me daban, por ejemplo los episodios ¡No bajes al sótano! o Sangre de monstruo o el doble episodio del campamento de verano.

Pero con una serie, miniserie, que si lo pase un poco peor fue con “Pesadillas y Alucinaciones de Stephen King”. Estas historias cortas del maestro del terror fueron trasladadas a la pequeña pantalla con episodios fantásticos y tenebrosos, en especial el episodio de la Autopsia o el de los juguetes que son sencillamente geniales.

No os voy a decir que veáis Pesadillas, creo que el tiempo para esa serie ya ha pasado, pero la miniserie de TNT basada en las historias cortas de Stephen King son una absoluta gozada. Cada episodio es una historia y cada una de esas historias es una maravilla.

Iñaki Oyarzun Orozco @InakiO

EXPEDIENTE X

Aunque a medida que crecemos la tarea se hace más difícil (debido a nuestra tendencia a volvernos resabidos y escépticos) seguimos buscando como espectadores experiencias que nos lleven al límite, que nos hagan llorar, asustarnos… Yo aún busco estremecerme y volver a temblar frente a la pantalla, vibrar con los monstruos (reales y humanos) que habitaban esas noches de este niño de 12 años que veía cada semana Expediente X a escondidas, sumido en la oscuridad del salón, para no despertar a sus padres.

Todavía hoy recuerdo la mezcla de miedo y horror que sentí al ver el capítulo 4×02 de esta serie, Home. Aquel en el que esa familia de 3 hermanos con deformidades mantenía a su madre, sin extremidades, amordazada bajo la cama. Siempre vigilante, siempre complaciente. Sus ojos, iluminados y acechantes en la oscuridad, me hicieron mirar durante meses debajo de la cama. Y aún hoy me siguen acompañando y dando escalofríos. La verdad está ahí fuera.

Marcos Colorado @marcoscoloradol

VERANO AZUL

Es curioso pero mis mayores terrores los despertaron series o programas infantiles. Posiblemente no soy un buen espectador de cine de terror, no suelo asustarme y las pelis de susto fácil me producen risión pero tengo vívidas imágenes grabadas en mi cerebro televisivo cercanas al trauma infantil causadas por la programación de TVE para los infantes. Y es que los 80 fueron duros, cuando menos te lo esperabas te encontrabas un maletín que comía gente o a Galindo como vampiro de libros… ¡en un programa infantil! Siempre digo que deberíamos formar un club de afectados por Planeta imaginario. Ejercía una poderosa atracción que impedía que dejáramos de verlo alguna semana (la falta de variedad quizás influyera también), aquella sintonía hipnotizante de Tomita, aquella estética dirigida por Miquel Obiols… y mundos oníricos que metían un canguelo importante. Pero no es el único ejemplo, un día ponías la tele a la hora de la merienda y te encontrabas a un niño británico con pelo a la taza y gafas tamaño XXL al que se la aparecía un ectoplasma verde, Choky. Jolín, ¡qué miedito!

Y aún hay más, ¿nadie recuerda aquel capítulo de Verano azul en el que llueve y se van a una casa aparentemente abandonada y de repente aparece una muñeca de porcelana con mirada de odio y les da un susto de muerte a los chavales? Creo que ahí comenzó mi odio hacia esos juguetes, seguro.

Alejandro Macias @alemaciasblanco

5. AMERICAN HORROR STORY 

¿Quién habría pensado que el creador de series como Popular o Glee iba a ser el responsable de una saga de miniseries de terror como American Horror Story que ya va por su cuarta temporada?

Una casa encantada, un manicomio en la California de los años 60, un aquelarre de brujas en Nueva Orléans y un circo repleto de singulares personajes conforman el peculiar universo de Ryan Murphy que pone de manifiesto tus peores temores: claustrofobia, encierros, paranoia, mutilación, monstruos, magia negra…sin olvidar las cabeceras, cada una de ellas distinta a la de la anterior temporada, con esa sintonía hiptónica a la par que terrorífica y esa sucesión de imágenes sacadas de tus peores pesadillas.

No me gustaría toparme bajo ninguna circunstancia con la monja que interpreta Jessica Lange en Asylum ni con la santera a la que da vida Angela Basset en Coven.

Rubén Pérez Pacheco @RPPmadrid

TODAS LAS SERIES PRODUCEN UNA PIZCA DE PÁNICO

Disfrazarte en Halloween de doctor Clive Owen en The Knick es el nuevo Dexter de este año. No te olvides salpicar de sangre esos botines blancos. En pareja, recomiendo hacerse un Eleanor Nacht, con el pelo bien sucio y look retro Big Love incluido. A la villana de The Bridge no le puede faltar una larga cadena de la que agarrar a su padre pedófilo: barba de varios años y calzoncillo cagado. Si eres hombre cambia a la fanática religiosa por el más buscado de True Detective, Errol Childress y su máscara de gas. No cambies al padre, clavadito, es un 2×1. Y si váis en comandita, nada mejor que un mix-monstruo con los zombies rápidos de Z Nation (así no te dejarán atrás); los caníbales de la Terminal de The Walking Dead (más letales que los zombies) y los vampiros nazis de The Strain (medalla de oro para el que se transforme en el gigantesco Amo a lo Hellboy, por tamaño). El seriéfilo que no pasa miedo es porque no quiere. Eso sí, para terror peor que el circo de American Horror Story, cualquier Lena Dunham en pelotas. A ver quién se atreve a hacerse este Adán y Eva estilo Girls.

Mariló García @yonomeaburro

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Y TAMBIÉN…

El obstáculo de las series españolas

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series españolas siempre tienen los mismos actores?

Lo que envidian los norteamericanos de nuestras series (y lo que no)

La tendenciosa entrevista de Mariló Montero a Javier Limón, marido de Teresa Romero

30 octubre 2014 - 8:11 - Autor:

El marido de Teresa Romero ha dado su primera entrevista en un plató. Y ha elegido la televisión pública. Podía haber acudido a cadenas privadas que habrían estado incluso dispuestas a pagar por su presencia. Pero no, Javier Limón ha concedido sus primeras declaraciones en un estudio al programa de Mariló Montero. Aunque más que una entrevista, fue un acorralamiento que define a la perfección el estado en el que se encuentra TVE en estos momentos.

Había muchas preguntas sobre la mesa, pero Montero y su equipo de colaboradores decidieron centrar la charla en intentar acordonar al marido de la víctima del ébola con un interrogatorio que buscaba culpabilizar al matrimonio de mucho de lo ocurrido y convencer a Limón para que no busque justicia, en lugar de intentar contar a nivel periodístico lo vivido. Eso para qué.

Con su tono de falsa condescendencia, la presentadora insistió al marido de Teresa en que su mujer había reconoció tres veces “haber tenido un accidente y haberse manchado la cara con el guante“. También, tras tomar partido directo diciéndole “el Ministerio ha frenado una expansión del ébola en España y ha trabajado a destajo, al igual que el hospital, han salvado la vida a su mujer, ¿todo eso no compensa para vivir ya en paz?”, intentó influir a Limón cuestionándole si “no es feo judicializar este caso“, a lo que Javier Limón respondió que sólo quiere que se haga justicia.

Mientras, otro de los colaboradores del espacio consideró que el invitado puede convertirse en ‘ un juguete roto‘ si comienza a dar entrevistas y cobrar dinero… Estaban juzgando antes de tiempo. Y, simplemente, no hacían preguntas sobre lo que interesa al espectador del caso; sólo parecían querer frenar posibles medidas de Limón que afecten a las decisiones del gobierno en el caso sobre el ébola.

Por si fuera poco, la entrevista fue aderezada por una constante e innecesaria música dramática de programa de testimonio barato. ¿Desde cuándo una entrevista de crucial actualidad necesita adornos de este tipo?

Pero, pese a lo tendencioso de la preguntas, Limón, pez fuera del agua en un programa de televisión, supo contestar con claridad, sencillez y dignidad. Aunque sus respuestas fueran rematadas con un incrédulo ‘ya’ por parte de Mariló. Una vez más, la presentadora cubriéndose de gloria, definiéndose con su actitud y sus palabras.

TVE ha perdido otra gran oportunidad de realizar una entrevista inteligente y de alto valor periodístico para quedarse en un interrogatorio contaminado de intereses que solo pretendió reforzar la culpabilización de las víctimas. Más que al marido de Teresa Romero, parecía que entrevistaban a un político con un caso abierto de corrupción. Pero no, lo más probable, e increíble, es que ahora mismo en TVE a un político corrupto se le cuestionaría menos que a Javier Limón.

> Ver entrevista íntegra 

Y ADEMÁS… 

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

¿Son injustas las redes sociales con Mariló Montero?

La última de Mariló Montero: almas trasplantadas en órganos

El reto que debería tener el nuevo director de informativos de TVE: recuperar la credibilidad perdida

29 octubre 2014 - 13:02 - Autor:

Julio Somoano ha sido destituido de la dirección de informativos de TVE. El nuevo presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, ha propuesto a José Antonio Álvarez Gundín, subdirector de Opinión, Colaboraciones y Economía del periódico La Razón como nuevo responsable del área más sensible de Televisión Española, pues de ella depende la confianza del público en toda la programación.

Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid y diplomado en Sociología General por la Universidad Pontificia de Salamanca, Álvarez Gudín coge el mando de los informativos de la cadena pública en un momento de crisis de audiencia y, sobre todo, de credibilidad. ¿Se radicalizará la línea de control político de los Telediarios?

Sería un demoledor error: una democracia sólida debe contar con una cadena pública que no funcione como aparato de propaganda. No tiene sentido, además, en una sociedad actual tan conectada a la información desde distintas redes.

La manipulación informativa solo amplifica la brecha entre TVE y ciudadanos. Pero no sólo eso, también amplifica la brecha entre la población y su Gobierno.

Una población que sí está interesada en la actualidad política. De hecho, los espectadores van en masa a programas que intentan responder las preguntas que están en la calle, como ha sucedido en formatos como Salvados (este fin de semana, sin ir más lejos, rozó la cifra de cinco millones de espectadores como si fuera una gran serie de éxito y lo hizo desde un canal más minoritario como es La Sexta). En cambio, los televidentes huyen de aquellos espacios que siguen una línea oficialista.

En el torbellino de información que vive nuestra sociedad, TVE se está quedando fuera de juego e intenta esquivar los temas que preocupan a la población. La gente siente que es la voz del partido del Gobierno, el Partido Popular en este caso. El ejecutivo está perdiendo una gran oportunidad de creer en una televisión pública fuerte y rigurosa que no delate el miedo al periodismo real de nuestros gobernantes.

Y es que TVE vive en una inestabilidad presupuestaria y de audiencias por culpa de los vaivenes del poder. Sus directores generales y de informativos cambian en cada legislatura. Julio Somoano ha caído incluso un año antes de tiempo. Porque, aunque se han intentado maquillar los resultados de audiencia, los datos de cuota de pantalla de su mandato han sido negativos. Cuando llegó al cargo, los Telediarios de TVE llevaban cuatro puntos de ventaja a Telecinco y Antena 3. Ya no.

Pero en la Calle Génova no se atreven a ir al fondo del asunto que es el descrédito de las instituciones que se evidencia también a través de una televisión pública marcada por responsables de ‘confianza’. Y ahí está el reto de los nuevos directivos: recuperar la credibilidad creyendo en la inteligencia del espectador.

Eso se consigue volviendo a unos informativos que se realicen pensando en todos los ciudadanos. Unos TD preocupados por el enfoque de las noticias, encontrando respuestas a las circunstancias del día a día. Y no quedándose en la superficie del hecho en sí. Sin olvidar, la importancia de los lenguajes audiovisuales. En los últimos años, los TD ha involucionado a los informativos de hace dos décadas: de discursos estáticos de ruedas de prensa. Falta que todos los espectadores se vean representados en su canal público, que sepan que pueden confiar en su cadena de referencia sin intereses comerciales.

La población ya ha conocido que pueden existir unos informativos independientes. No hay marcha atrás. Lo logró Fran Llorente, reconocido no sólo en audiencias también por organismos independientes internacionales que avalaron la pluralidad que logró TVE en sus ocho años al frente de los TD. El propio Álvarez Gundín fue contertulio en esa época plural de TVE que ahora se ha convertido en más monocolor.

Era el momento en el que se optó por una cadena con una dirección elegida por consenso, con mandatos de seis años -para desligarse de las legislaturas- y no casada con el gobierno de turno. Ese es el camino en el que seguir avanzando. El porvenir de una televisión pública con la responsabilidad de un país informado, formado y que cree en sus ciudadanos.

TVE, REFLEJO DE LA SALUD DE SU PAÍS

Con Televisión Española hemos crecido, pero también Televisión Española ha crecido con nosotros. TVE ha sido y es un retrato rotundo de la evolución vital de este país desde 1956 (ayer cumplió 58 años). TVE es una radiografía de nuestra propia salud. Es fácil ver reflejada la historia reciente de España en la pantalla de TVE: en los 70 acogió el aperturismo (con amagos del destape incluidos, a golpe de zoom), en los 80 se impregnó de la creatividad más atrevida y “movida”, en los 90 construyó un grand prix de derroche de espectáculo con toneladas de presupuesto, en los 2000 invirtió en las grandes series de audiencias millonarias y factura impecable… y ¿ahora? ¿qué pasa ahora? El futuro de TVE sólo pasa por una corporación pública fuerte, arriesgada y, sobre todo, comprometida con su tiempo. De lo contrario, sentirá los mismos síntomas que sufrió Canal 9 antes de su muerte asistida.

Y ADEMÁS… 

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

El controvertido ‘Adán y Eva’ de Cuatro confirma su éxito en su segunda emisión

9:55 - Autor:

No cayó a la segunda semana. La búsqueda del amor sin ropa que propone el reality ‘Adán y Eva’ ha mantenido el tirón con 2.558.000 espectadores y un 13,8 por ciento de share. Dato excelente para Cuatro.

Este género televisivo ya no busca que el espectador se identifique con los concursantes, sino que logra que se siente por encima de ellos. Y lo consigue, con creces. No sólo por la premisa de que los concursantes participan desnudos, también por los perfiles de casting escogidos. Unos personajes buscados para evitar que el contenido del programa se estanque y evolucione sin miedo al surrealismo de prime time, donde las ‘perlas’ que se sueltan no dejan indiferente a ningún usuario de la red social (26.000 comentarios en Twitter ayer). Especialmente, a los más jóvenes. La franja de público adolescente, en plena revolución de la pubertad, es la más fascinada por este show. Una nuevas generaciones que están creciendo con este tipo de televisión, con unas fórmulas que ya tienen muy interiorizadas. 

Por su parte, el gran estreno de Telecinco, la biopic de El Rey, ha aterrizado con un 14,3 por ciento de cuota y 2.596.000 espectadores. De nuevo, Mediaset ha intentado exprimir el lanzamiento de esta miniserie con programas temáticos sobre el padre del actual monarca y la ficción levantó la maltrecha audiencia que dejó Hermanos.

Una historia con el valor añadido de que está rodada en localizaciones reales, como el despacho de Franco en El Pardo, y que descubre aristas no tratadas antes de la relación de Don Juan Carlos con su padre. Fue la segunda opción del martes.

Pero la gran ganadora de la noche fue Velvet. La serie de la galerías demostró su asentada fortaleza y no dio opción al estreno de Telecinco con 3.915.000 fieles y un excelente 22,3 por ciento de cuota, máximo de temporada para la ficción de Antena 3. El amor de la alta costura de época sigue conquistando a las grandes audiencias. Así son los martes: el éxito de la elegancia versus el éxito del chonismo. Televisión para todos los públicos.

Y ADEMÁS…

La televisión que busca la mofa

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

¿Son así de verdad los concursantes del programa ‘Un príncipe para Corina’?

¿La audiencia de TV se puede medir con Twitter?

TVE cumple 58 años en plena crisis y con su primera sede en estado de abandono (FOTOS)

28 octubre 2014 - 3:36 - Autor:

Así está hoy el número 75 del madrileño Paseo de La Habana. Vacío, casi abandonado. Algunas ventanas abiertas, como sin cristales. Las cortinas tambaleándose al ritmo que marca el viento.

Aquí, en este edificio hoy olvidado, empezó a emitir la televisión en España tal día como este 28 de octubre pero hace 58 años. Lo hizo con una misa y un popurrí de bailes regionales.

Franco no quiso asistir al sarao porque no confiaba mucho en este invento. Todo un visionario. En su lugar, asistió el Ministro de Información y Turismo, Gabriel Arias Salgado, quien fue responsable del arranque de nuestra televisión pública.

Ahí dentro, en un minúsculo estudio, se empezó a experimentar con los rudimentos de la televisión. La cadena, en sus inicios, no tenía informativos, ni reportajes, sólo contaba con programas de variedades: música, humor, teatrillos y algo de zarzuela. Cualquier formato de varietés tenía cabida con tal de entretener a la audiencia. De aquella época de pan y circo, no quedan casi documentos; cada minuto se hacía en directo: no existía un sistema para grabar la programación. Únicamente el NO-DO inmortalizó algunos instantes de aquellos artesanales primeros pasos.

Mucho ha cambiado la televisión pública desde que comenzó a retransmitir en este histórico chalet que ya no es propiedad de TVE. Ahora, este lugar espera un nuevo inquilino en un país en el que el patrimonio histórico de sus inmuebles más recientes es lo de menos, como tantas otras cosas. Sólo una placa, rodeada de malas hierbas, recuerda que ahí se dio el pistoletazo de salida a las emisiones de Televisión Española.

58 años de TVE no son nada. En este tiempo, la cadena pública ha inventado la televisión en España. Actualmente, sin embargo, vive una crisis existencial debido a la desconfianza que generan los políticos que no entienden el tiempo en el que estamos, ni el valor de la credibilidad del viejo ‘ente’. Vivimos un momento en el que TVE debería ser clave a la hora de tomar el pulso informativo y también como ingeniosa y creativa factoría de contenidos. Debería ser, en definitiva, espejo del país que nos merecemos.

Los profesionales del que fuera ente nos enseñaron a apasionarnos por la televisión a base de trabajo y creatividad. Todo era posible en un plató. Pero en 2014 las nuevas generaciones no reciben eso de TVE. Sólo varias series y algún que otro programa brillan en la parrilla. Especialmente, aquellos programas que recuperan joyas de su archivo y que demuestran el riesgo y la imaginación con los que se trabajaba cualquier género televisivo en el pasado.

¿Se podrán realizar en el futuro este tipo de programas recopilatorios con el archivo que está generando TVE en estos últimos años? Poca cosa valiosa saldría. Si acaso, sólo sería recuperable algún momento de Alaska y Coronas y poco más. Preocupante, sin duda. Aterrador, más bien.

Porque la mayoría de espacios de la TVE de hoy no está sabiendo mirar de frente al presente. Han olvidando a las nuevas generaciones, prácticamente no juegan con sus contenidos propios y empiezan a dejar de estar implicados en la vida cotidiana real de los espectadores. Mientras 5 millones de españoles ven un encuentro entre Jordi Évole y Pablo Iglesias, TVE decide no abrir sus puertas al líder de Podemos por órdenes directas de unos señores poderosos que no entienden lo que de verdad significa el poder. Otra gran oportunidad perdida. La desconexión ciudadana se multiplica cuando comprobamos que en la tele que pagamos todos se silencian aspectos esenciales de nuestra realidad en vez de abrir debates constructivos y plurales.

Y es que TVE está siendo víctima de la política. Y lo peor es que esto no tiene visos de cambiar: las nuevas decisiones del Gobierno al respecto parecen ir encaminadas a endurecer aún más el control férreo ideológico de la cadena. Un error que sólo servirá para enterrar del todo la credibilidad de la emisora. Y sus índices de audiencia. Es lo paradójico y lo que no parecen entender nuestros representantes políticos. ¿De qué sirve controlar ideológicamente una televisión si eso provoca cada vez una mayor estampida de los espectadores en busca de otras fuentes de información más fiables?

La situación es, simplemente, intolerable, infame. Tras la puerta del mítico Estudio 1 de la sede de TVE en Prado del Rey, por los pasillos de los Estudios Buñuel o bajo la sombra del Pirulí, se respira añojo catódico. Pero, también, futuro, esperanza y pasión por parte de una buena parte de sus profesionales, que aún creen en el modelo correcto de televisión pública. Un ejemplo es la excelente página web que ha venido desarrollando la corporación RTVE en los últimos años. Ese es el camino a emprender, moderno y consciente de su tiempo sin olvidar todo lo sembrado hasta llegar aquí: una tele que nos ilusionó y nos enseñó, básicamente, en qué consiste eso de hacer televisión. Hoy cumple 58 años esa TVE que nació en un edificio ahora olvidado y decadente. Terrible metáfora. Pero algunos todavía creemos que si abrimos bien las ventanas de cualquier lugar, entrará aire fresco. Hoy, más que nunca, TVE necesita ese aire fresco comprometido con la sociedad plural y sin temor a las ideas nuevas. 

Fotos de la sede del Paseo de La Habana realizadas ayer por la tarde.

TVE, EN 13 ARTÍCULOS 

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

Un año desde el cambio de modelo de TVE: 12 meses de pérdida de audiencia ¿y de independencia?

3 errores y 3 aciertos de la actual TVE

Los míticos programas infantiles de TVE a análisis

¿El fin de los emblemáticos ‘Estudios Buñuel’?

La importancia de TVE

El cara a cara entre Jordi Évole y Pablo Iglesias bate récord de audiencia de ‘Salvados’

27 octubre 2014 - 11:48 - Autor:

La última edición de Salvados ha vuelto a pulverizar audiencias. Jordi Évole se encontraba con Pablo Iglesias en Ecuador. Un periodista y un político que rompen los audímetros, juntos. La fórmula no falló. Resultad: casi cinco millones de espectadores frente la televisión y 23,8 de share, récord histórico.

La Sexta Noche, Las Mañanas de Cuatro, Viajando con Chester… es una realidad que Iglesias multiplica la audiencia de los programas con su presencia. Jordi Évole, también. Y es que ambos, con sus distintas profesiones y sus diferentes formas de pensar, hablan el lenguaje de la calle.

Incluso anoche Iglesias reivindicó incorporar mecanismos de los lenguajes televisivos a los debates en el Parlamento Europeo. “Para que la gente lo vea y entienda qué pasa en el país”, sentenció. Ese es parte del secreto de su éxito. Mientras que otros partidos se han quedado paralizados utilizando métodos obsoletos de comunicación: en los desfasados anuncios electorales cedidos en TVE, en las entrevistas convencionales con preguntas convencionales y en debates electorales ortopédicos. En cambio, la formación de Iglesias (y otras como Ciudadanos) han estado en los programas que conectan con las audiencias de hoy.

Los políticos deben entender que deben explicar sus propuestas en televisión ante periodistas incisivos o en tertulias sin cortapisas. Sin pactos periodísticos, sin miedo a los argumentos, a la crítica y a lasre-preguntas. Ahora quizá faltan líderes con tesis de menos efectistas y con ideas de más perspectiva, dentro y fuera de la televisión.

La próxima visita de Iglesias a Un tiempo nuevo de Telecinco será decisiva para ver su influencia a la hora de subir el share. El programa de Sandra Barneda pinchó este sábado en su estreno con Montoro. El discurso oficial del gobierno no interesó al público. Será la oportunidad de ver el efecto real en la audiencia de Iglesias con su presencia en un formato de Telecinco que ha arrancado con dato tan malo.

> ‘Un tiempo nuevo’: fortalezas y debilidades del regreso de Telecinco a la política en prime time

Y ADEMÁS…

Lo que los analistas políticos (no) han aprendido de las redes sociales y la TV tras el efecto Pablo Iglesias

Pablo Iglesias, ¿triunfador por el poder de la televisión?

Jordi Évole: así revolucionó la información en horario de máxima audiencia

‘Un tiempo nuevo’: fortalezas y debilidades del regreso de Telecinco a la política en prime time

8:58 - Autor:

Sandra Barneda ha vuelto a la noche de los sábados de Telecinco. El objetivo: pilotar Un tiempo nuevo, la flamante apuesta de Mediaset para analizar la política en prime time.

Un regreso al ruedo de la turbulenta actualidad después de apagar las bombillas de El Gran Debate, que se fue con muy buen dato de share. Y la perdida de costumbre del público se noto, pues Un tiempo nuevo no funcionó en audiencia, sólo logró un 9,2 por ciento de share, mientras que La Sexta Noche cosechó récord histórico con 16,6 por ciento de cuota. La cadena pequeña superó a la líder Telecinco  con ayuda de la contundente entrevista a El Gran Wyoming. No obstante, La Sexta tiene un público interesado por la política más fidelizado.

En las próximas semanas se verá si Un tiempo nuevo remonta este pobre dato. El rodaje es fundamental, pues el programa incorpora elementos interesantes.

Para empezar, viene con el periodismo explorador de datos por parte de Javier Ruiz, muy didáctico a la hora de presentar la actualidad y que también sirve como dinamizador apoyo durante el desarrollo del programa.

Otro de los aciertos es la incorporación de un abanico plural de reputados periodistas para entrevistar a los políticos que pasan por plató. En el primer programa fue Cristóbal Montoro. Especialmente destaca el fichaje de Pepa Bueno o José Luis Pérez, que aportan credibilidad y, de paso, marcan la diferencia con los contertulios más habituales.

En la parte negativa, la puesta en escena. El Gran Debate tenía un concepto mucho mejor: en formato, en presentaciones, en tertulia y en identidad visual. Un tiempo nuevo ya arrancó con una ‘cabecera’ que recuerda en exceso a La Sexta Noche: al igual que el formato competidor, incorpora un ambiente urbano en el que aparecen imágenes de invitados o temas a tratar en la noche. Un parecido más que razonable. No obstante, este tipo de inicios son interesantes porque van introduciendo al espectador en los contenidos de cada edición a modo de sumario, aunque el grafismo de Un tiempo nuevo no le habría venido mal una identidad más actual y menos retro.

El plató, además, resulta más claustrofóbico que los de Abre los ojos y mira o El Gran debate, por poner ejemplos recientes. Los sets son pequeños y los representantes políticos en la sección de los atriles están demasiado hacinados.

En general, el envoltorio visual es poco vanguardista, poco moderno, poco acorde con un género a medio camino entre la información y el espectáculo. Es una puesta en escena que valdría para casi cualquier otro programa de Mediaset, es intercambiable. En ese sentido, el de La Sexta Noche, aunque las comparaciones vuelvan a ser odiosas, está mucho más atinado.

En la línea del espectáculo, es interesante que el formato cuente con invitados ajenos a la política para dar su visión de la actualidad, como ya hacía La Noria o El Gran Debate. Aunque la gran e interesante innovación de Un tiempo Nuevo es la mesa ‘Un país a raya’: un debate más distendido con humoristas de solvente recorrido como Yolanda Ramos, Nacho Guerreros o Pepe Colubi. La comedia siempre ayuda a digerir la cruda realidad. Falta nos hace.

> Así apagó Telecinco ‘El Gran Debate’

Y TAMBIÉN…

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

El obstáculo de las series españolas

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Teledeporte, salvado: TVE recula y no cerrará su canal temático

0:54 - Autor:

El próximo 31 de diciembre era la fecha que se estaba manejando para el cierre de Teledeporte. Pero, al final, el canal ha sido salvado.

Según informa Servimedia, la nueva etapa surgida tras la llegada de José Antonio Sánchez a la presidencia de RTVE ha paralizado el proyecto de apagar la cadena deportiva para ahorrar entre 10 y 11 millones de euros anuales. Una decisión que había indignado a federaciones deportivas e incluso había causado indignación en miembros del ejecutivo.os.

Teledeporte, por tanto, sobrevive. Aunque los ajustes siguen planeando en una mastodóntica TVE que debe aligerar peso para encontrar un equilibrio en sus cuentas.

El plan que apostaba por el fin de la única emisora deportiva en abierto, también estudiaba ajustar gastos plantilla y estructurales. De nuevo, en el punto de mira el patrimonio de Televisión Española: se lleva tiempo hablando de la venta de los míticos Estudios Buñuel (con tecnología HD recientemente instalada) en el jugoso distrito de Chamartín, platós que ya salvó Pilar Miró de la ‘piqueta’ en los años ochenta, pues son valiosa parte del patrimonio audiovisual de nuestro país. Antes, ya se cedieron al Estado las instalaciones del Paseo de la Habana y la antigua sede del No-Do, ambos edificios en un estado de abandono preocupante desde que dejaron de formar parte de TVE.

El plan, además, insistía en el proceso de reducción de estructura directiva, reducirá la contratación temporal en un cinco por ciento y estudia la aplicación de un programa de bajas voluntarias incentivadas amortizables.

El problema es cómo llevar a cabo esta transición a un nuevo modelo sin que la gran compañía pública pierda por el camino ninguno de sus grandes valores añadidos: su patrimonio en instalaciones, su competitividad, su capacidad de producción y, por supuesto, la experiencia de sus profesionales.

Habrá que buscar fórmulas de financiación más fuertes, sin parches como hasta ahora, y priorizar el servicio público antes de, por ejemplo, caer en la tentación, para subir de la forma más fácil el share, de pujar por costosos acontecimientos deportivos de masas que no fidelizan espectadores. Y es que el porvenir de TVE está ligado a la credibilidad de los informativos, la producción propia, la inversión en ideas de largo recorrido y cuidar a las minorías que se sienten excluidas de la pequeña pantalla, donde también es crucial Teledeporte como difusora de competiciones que van más allá del fútbol, motos, tenis o Fórmula 1.

> Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

> Los canales que ya cerró TVE

Y TAMBIÉN…

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

Los 30 contundentes titulares de El Gran Wyoming en La Sexta Noche

26 octubre 2014 - 10:51 - Autor:

El Gran Wyoming regresó ayer a La Sexta Noche como invitado. Siempre comprometido con sus ideales, el presentador de El Intermedio lanzó dardos sobre la actualidad política con una contundencia apabullante. “Parece que es más cómodo no decir estas cosas y no meterte con nadie, pero yo ya era así antes de ser conocido”, sentenció.

La entrevista de Wyoming en 30 directos titulares. Así analiza el actor y presentador la situación de España, reflexionando sobre temas como las tarjetas ‘black’, la sanidad pública o incluso el Pequeño Nicolás.

1. “Lo sorprendente es que los propios consejeros y responsables de los bancos roben a los bancos”

2. “El delito no está en la propia existencia de las tarjetas ‘black’, el delito es que han robado la caja”

3. “En la historia de Mario Conde ya se hablaba de una tarjeta de este tipo para el Rey”

4.”La justicia está haciendo dejación de funciones en España”

5. “El Gobierno nombra quien va al Supremo, al Constitucional, todo y si no eres un juez afín, tu carrera va a ser peor”

6. “Muchas veces los casos prescriben y otras veces las fechorías son de tal magnitud que son inabarcables”

7. “El estafador se queda con el dinero de sus estafas y nosotros pagamos a través de la administración”

8. “En este país tiene que haber una separación de poderes real”

9: “El orden es el siguiente: legisla y trinca. Por eso la puerta giratoria es legal”

10. “Estos señores no pueden asesorar nada porque no saben. Lo llaman puerta giratoria, pero eso es trincar”

11. “Pujol ha tenido la llave de la gobernabilidad, lo que llevó a un pacto por el que podía trincar pero no dar el coñazo. Lo de Pujol lo sabían todos de siempre”

12.”Queremos gente que administre las cosas desde la decencia y a mayor gloria y servicio de los ciudadanos”

13. “Parece que es más cómodo no decir estas cosas y no meterte con nadie, pero yo ya era así antes de ser conocido”

14. “Estos señores están cogiendo nuestra salud y la están poniendo en manos de sus colegas para que se forren”

15. “Yo invierto mi dinero en España, es más fácil llevarse el dinero a un paraíso fiscal como hacen estos señores”

16. “Yo no he defraudo, he pagado todos los impuestos que me han dicho, incluso más de lo que debía”

17. “Hay una diferencia muy grande entre lo que ocurre en la calle y lo que se habla en el Congreso

18. “Tendrían que hacer una revisión de por qué hay tanto delincuente en la cúpula de la CEOE

19. “La clase política trinca la pasta de la clase empresarial, de aquellos que les pagan”

20. “Los empresarios de este país creen que por el hecho de que les presenten a un político ya se han forrado”

21. “Lo del Pequeño Nicolás es un índice del país en el que vivimos, veo al chaval y no parece que tenga cara de Premio Nobel”

22. “Los únicos que hacen propaganda a los de Podemos son aquellos que les desprestigian”

23. “Pobre de aquel que se creyera el programa del PP. Rajoy conocía perfectamente la situación y aun así se presentó con un programa político falso”

24. “La imagen de los periodistas sacando al presidente en plasma es lo más humillante desde Guillermo Tell

25 “Las palabras del Consejero de Sanidad fueron una milonga para desprestigiar a Teresa Romero

26. “Quieren demostrar que la sanidad pública no se sostiene, pero todo se debe a una mala gestión”

27: “Antes los hospitales tenían sus laboratorios, ahora las pruebas están centralizadas en una única empresa privada”

28. “Las instituciones han tratado siempre con el mayor de los desprecios a los profesionales de la sanidad”

29: “Estoy absolutamente de acuerdo en que a los catalanes y a todos los ciudadanos se les consulte qué quieren”

30: “Jamás he dicho que haya que quemar ninguna institución ni fomentar la violencia contra nadie”

ENTREVISTA A WYOMING

El Gran Wyoming: “La felicidad de la gente debería ser una exigencia de cualquier gobierno”

Y ADEMÁS…

La política de La Sexta para ganar audiencia… y rentabilidad

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

El obstáculo de las series españolas

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

noviembre 2014
L M X J V S D
« oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

TeleDiaria en Twitter