Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Relaxing cup: llega el reality inspirado en el inglés de Ana Botella

13 abril 2014 - 10:42 - Autor:


La televisión también construye eso que denominan Marca España. De hecho, nuestro país ya es uno de los grandes vendededores de ideas en el MipTV de Cannes, la gran feria de formatos televisivos.

Y entre los cientos de programas presentados en este mercado internacional, la productora Mandarina ha propuesto Relaxing Cup.  El nombre da lugar a pocas dudas. En efecto, se trata de un show televisivo inspirado el inglés de Ana Botella.

La dinámica de Relaxing Cup consiste en mandar a doce famosos españoles de convivencias a un pueblo británico. Allí, juntos (y probablemente revueltos), darán clases de inglés y deberán aprender las costumbres del lugar.

Serán los propios vecinos de la villa quienes decidan qué concursante se ha adaptado mejor. Los espectadores, por su parte, votarán al peor participante. Y, claro, será reportado a España.

Un formato que mezcla los pilares del éxito del reality clásico, donde el conflicto entre los participantes cobra importancia, con el valor añadido de las grandezas de los docushow, pues nos muestra cómo es un pueblo británico, su día a día y sus tradiciones.

¿Alguna de nuestras cadenas se atreverá, finalmente, a dar luz verde a esta idea? No sabemos, lo que está claro es que el discurso de la alcaldesa de Madrid ha inspirado a muchos. Incluso a las mentes pensantes televisivas.

Y ADEMÁS…

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Las mejores canciones de ‘Barrio Sésamo’ con Espinete (vídeos)

12 abril 2014 - 11:24 - Autor:

Cada capítulo de Barrio Sésamo tenía un colofón final musical. Era el momento más esperado del programa. Había canciones de todo tipo: ñoñasrockerasbailongas… Y todas eran tan pedagógicas como pegadizas. Rescatamos los mejores éxitos de Espinete y su pandilla, temas que marcaron a varias generaciones. ¿Cuál es tu canción favorita de Barrio Sésamo?

Espinitín

Pintar, pintar, pinta sin parar

Cuatro patas

¡Somos trogloditas!

Hay que sonreír

Tienes que ir a ver al doctor…

Baila con las momias

Capitán Pirata

¡Tipi Tipi Ton! (desde plutón)

Soy Ana

Soy marinero

Esto es… el Barrio Sésamo

Bárrio Sésamo se rodó primero en Prado del Rey y después en los viejos Estudios Roma, actualmente sede de Telecinco.

Y ADEMÁS…

Y tú, ¿de qué programa infantil eras?

Seis programas que hoy no emitiría TVE

‘Sálvame’, el programa que mató la información rosa en televisión

11 abril 2014 - 11:20 - Autor:

La historia de nuestra televisión ya tiene marcado en fosforito Sálvame. Puede gustar más o menos, pero el formato de Mediaset y La Fábrica de la Tele ha marcado una forma de hacer televisión: el éxito de las miserias ajenas retransmitidas, en vivo y en directo.

No era nada nuevo eso de emitir el conflicto de personajes famosos. Sin embargo, la revolución que ha consumado la marca Sálvame llegó al desplazar de la pequeña pantalla a los rostros que ocupan las páginas de las revistas del cuore más tradicionales. De esta forma, la vieja crónica rosa se ha ido minimizado en todos los magazines.

Sálvame ha puesto el foco en sus propios colaboradores, los grandes protagonistas de este espectáculo que logra entretener con su infinita factoría de ensamblar conflictos retroalimentados en cadena. Un show muy competitivo por su larga duración,  ajustada inversión y resultado de audiencia.

Telecinco, centralizando los contenidos en sus tertulianos/cobayas habituales, ha neutralizado a las sagas de famosos de siempre, que eran más costosos a la hora de sentar en un plató. Las entrevista de la exclusiva millonaria prácticamente ha desaparecido.

Las revistas del corazón se han quedado solas con un tipo de personales. Y el resto de las cadenas están también fuera de juego: la información rosa clásica ya no funciona.

Incluso los castings de los talents shows sufren los efectos colaterales de Sálvame. Un ejemplo, Marina Danko como concursante de Mira quién baila en La 1: los espectadores de la televisión de hoy no sabían quién era.

Aunque, también, esta contraindicación del universo Sálvame salpica a los propios realities de Telecinco. De hecho, la última edición de Supervivientes es complicada de seguir sin estudiar previamente un máster en hombres, mujeres, viceversa y otros personajes creados dentro de la cadena. 

Es la televisión que inventó Sálvame: la rentable tele-realidad con los propios rostros de su programa. Sólo se salva uno: el presentador, Jorge Javier Vázquez, que con su ironía siempre esquiva cualquier caída por el precipicio de los bajos fondos del retorcimiento televisivo.

Y ADEMÁS…

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Jorge Javier, el presentador superviviente

‘El Jefe Infiltrado’ con “Fun Eating”, en concurso de acreedores

0:48 - Autor:

El programa El Jefe Infiltrado vivió anoche su segunda semana en La Sexta. En esta ocasión, Borja Domínguez, propietario y cofundador de la cadena de comida Wogaboo, fue quien se disfrazó de otra persona, Iñigo Alonso, para descubrir cómo funciona la base de su negocio al trabajar, codo con codo, con los trabajadores de los restaurantes de la compañía.

Domínguez quería comprobar si en sus establecimientos se mantiene la filosofía ‘Fun Eating’, basada en unos empleados que deben desprender constantemente un buen rollo imparable.

Y esta expresión, ‘Fun Eating’, fue lo más repetido de la noche. De hecho, usuarios de Twitter se empezaron a mofar del término e incluso del propio dueño, un ‘niño bien’ con una destreza principal: lanzar bandejas, cargadas de mojitos, sobre los clientes.

Sin embargo, esa positividad que desprende el término ‘Fun Eating’, que predicaba el jefe Domínguez, se ha torcido lejos de los engranajes del espectáculo del entretenimiento televisivo. La empresa Wogaboo se encuentra en concurso de acreedores desde el pasado diez de enero.

Es la otra realidad, fuera del programa. Un formato construido a la perfección como show de prime time por la productora Eyeworks Cuatro Cabezas (Pesadilla en la cocina, Un Príncipe para Laura) pero que, al mismo tiempo, se convierte en una perturbadora telepromoción del mandamás infiltrado, que pretende aprovechar su paso por la pequeña pantalla para impulsar su imagen de emprendedor y, de paso, de perfecto salvador de sus empleados.

Pero, cuidado, porque esta calculada estrategia publicitaria puede salir muy mal a más de uno de los empresarios.  El espectador también examina al infiltrado. Y es que, al final, el jefe puede ser otra víctima más de su propia trampa. La audiencia es insaciable.

Y ADEMÁS…

El Jefe Infiltrado’ triunfa en audiencias en su estreno: claves de su éxito

Los chicos de ‘Un príncipe para Corina’: ¿Son actores contratados o ‘concursólogos’ profesionales?

¿Son así de verdad los concursantes del programa ‘Un príncipe para Corina’?

‘MasterChef’ regresa líder: así son sus nuevos 15 concursantes

10 abril 2014 - 9:19 - Autor:

Ya tenemos los 15 concursantes de MasterChef. El talent, que abrió el furor por los programa gastronómicos en todas nuestras cadenas, volvió anoche a TVE. Y lideró (16.5% y 2.852.000 fieles), aunque de forma muy ajustada con sus directos competidores: Con el culo al aire en Antena 3 (13.2% y 2.441.000) y B&B en Telecinco (12.4% y 2.175.000).

Fue un regreso esperado, sí. Nada que ver con el estreno del año pasado cuando el programa era un total desconocido. Aunque, a pesar de la expectación, el retorno logró un dato muy lejano al 33.1% de share y los 5.524.000 espectadores que consiguió en la última emisión de su primera temporada. No obstante, anoche el show gastronómico todavía no entró en faena. Sólo fue la emisión de la criba de candidatos hasta llegar a los elegidos, que competirán en la segunda etapa de este formato con una cualidad: va creciendo en interés con el paso de las semanas.

Eso sí,  solamente triunfará si el casting funciona. De momento, los nuevos aspirantes a ‘chef’ ya apuntaron anoche maneras para el espectáculo. Lo hicieron en una emisión impoluta a nivel televisivo, aunque con una seria contraindicación: los programas de casting (con su lluvia de tópicos) ya están muy manoseados y, como consecuencia, desgastados en nuestra pequeña pantalla. No sorprenden, parecen hechos todos con el mismo molde. Y eso es un problema que tiene la tele actual. Ha llegado el momento de revolucionar este género.

Así son las 15 nuevas cobayas de los exquisitos paladares de Pepe Rodríguez Rey, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz. La materia prima de MasterChef 2:

CELIA
27 años, la vegana.

Madrileña. Técnico en radioterapia. Entre sus hobbies destacan la lectura, el shiatsu y, por supuesto, la cocina. Es vegana: no come carne ni pescado y cada vez menos huevos y lácteos. No es la primera vez que en MasterChef participa una vegana, ya ocurrió en la versión norteamericana.

CHURRA
71 años, la abuela deportista.

Gallega, de Pontevedra. Es la más veterana de esta edición. Practica fitness y zumba.

CRISTINA
46 años, la todoterreno.

Madrileña, simpática y sentimental. Ha trabajado como comercial de moda, albañil, azafata de vuelo, masajista y recientemente abrió una empresa de energías renovables.

CRISTÓBAL
33 años, el camarero.

Granadino. Su vida ha estado vinculada a la cocina desde siempre, ya que su padre regenta un restaurante, en el que él es camarero. Sin embargo su verdadera vocación es ser cocinero de prestigio. Esta es su oportunidad (televisada).

DANIEL
34 años, el arquitecto emigrante.

Es de Gandía, pero la crisis le obligó a emigrar, hace tres años, a Róterdam (Holanda), donde pudo desarrollar su profesión de arquitecto, junto a su mujer con la que lleva 14 años. Es un enamorado de la alta cocina tras ver el documental ‘Un día en el Bulli de Ferrán Adrià’. Aprendió a cocinar de manera autodidacta. Ha cocinado un salmón en el lavavajillas. O eso dice.

EMIL
44 años, el publicista irónico.

Como buen realizador de publicidad es irónico, exigente y, sobre todo, competitivo. Hijo y nieto de pescadores, se declara un enamorado del cine y la cultura, además de ser un viajero incansable. Su especialidad es la cocina tradicional, presentada de forma sofisticada.

GONZALO
48 años, el picante profesor de yoga.


Su cocina es alegre, divertida y picante, “como él”. Es diseñador gráfico y filólogo. La crisis le obligó a reinventarse y se trasladó a Dubái donde trabajaba como profesor de Bikram yoga. Al saber que entraba en MasterChef no dudó en hacer las maletas y volver a España para vivir una aventura única. Enamorado de su marido, con el que se casó hace seis años.

JORGE
36 años, el aventurero.


Segoviano y residente en Madrid, es doctor en Biología Molecular. Ha participado en expediciones al Amazonas y una base en la Antártida. Hace de la cocina su laboratorio particular, donde aúna sus conocimientos y su pasión.

LOLA
22 años, la afrancesada.


Es cordobesa, pero estudia Ciencias Ambientales en Lyon (Francia), donde está descubriendo una de sus cocinas favoritas. Además de la cocina, le gusta la música y tiene el título de Piano del Conservatorio. Heredó su amor por la cocina de su madre y su abuela y lo que mejor se le da son los platos tradicionales de su tierra, Andalucía.

LORENA
39 años, la DJ.


Es ingeniera de sonido y DJ, y ha trabajado en Europa y Estados Unidos. Para ella la cocina es pasión, amor y dedicación. Ha tenido una vida difícil, ya que su madre murió cuando era una niña y eso le obligó a meterse en los fogones y cuidar de sus hermanos. Quiere cambiar su vida. Y montar un cátering como Samantha Vallejo-Nágera.

MARINA
46 años, la asistente de dirección.

Ha trabajado los últimos 15 años como asistente de dirección, pero en la actualidad está volcada en sus hijos y su marido. Vive en Mallorca, aunque es natural de Bilbao. Le encanta el turismo gastronómico, y cada vez que visita un restaurante con estrellas Michelin intenta reproducir los platos en casa.

MATEO
20 años, ¿el nuevo Fabián?


Estudia Historia del Arte en la Universidad de Zaragoza. La cocina le sirve como terapia, para evadirse cuando está nervioso. Su punto fuerte es la repostería, especialmente, sin gluten, ya que tanto él, como su madre y su hermana son celíacos.

MIGUEL ÁNGEL
41 años, el funerario.


Funerario y de familia de funerario. Le gusta la cocina tradicional aunque quiere aprender técnicas de alta cocina.

MILAGROSA
51 años, tiene soplete.


Esta gaditana es decoradora, aunque ahora trabaja como dependienta. Aprendió a cocinar gracias a su cuñado y a internet. Tiene soplete y en una ocasión probó el sifón para hacer una salsa alioli espumada.

VICKY
31 años, la carnicera.


Es carnicera, aunque ahora está en paro. La pérdida de su padre hace un año le llevó a tomar la decisión de estar al lado de los suyos una temporada. Cree no tener defectos. Le encanta cocinar y su especialidad son platos tradicionales, con carne y verduras como principales ingredientes.

Y ADEMÁS…

Claves televisivas de la implecable final de ‘MasterChef’

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

¿Por qué los concursantes de ‘MasterChef están aislados en una casa?

Recetas ‘Con las manos en la masa’

Así son los míticos Eudios Buñuel y así puede ser su futuro

Seis programas que TVE no emitiría hoy

11 cosas que aprendimos con ‘Friends’ (vídeos)

9 abril 2014 - 10:52 - Autor:

Es el año de las conmemoraciones para uno de los iconos más incontestables de la historia de la televisión. El próximo 22 de septiembre se cumplirán 20 años desde que Friends se estrenó en NBC, pero antes, el cercano 6 de mayo, será el décimo aniversario de la emisión de su último capítulo.

Pocas series pueden presumir de mantenerse tan vivas en el recuerdo colectivo una década después de su fin. Ayudan sus constantes reposiciones en canales de todo el mundo y también el hecho de que el pack con sus diez temporadas sea un regalo con el que siempre quedar bien en cumpleaños o navidades.

Friends continúa constituyendo una referencia a la hora de hablar de brillantez en el género sitcom, de comedia excelentemente escrita e interpretada, de buena televisión al fin y al cabo. En todo este tiempo, ninguna otra serie le ha hecho sombra.  Si acaso, la recién finalizada Cómo conocí a vuestra madre se le ha acercado en cierta repercusión. Pero sólo acercado.

En nuestro país, la serie de los seis amigos neoyorquinos comenzó a emitirse el 27 de noviembre de 1997 en Canal Plus, de martes a viernes a las ocho de la tarde y dentro de su programación en abierto. Fue así como, poco a poco, los españoles también resultamos contagiados por el virus de esta ficción creada por Martha Kauffman y David Crane.

Fue así como aprendimos…

1. Que en Nueva York se podía tomar un café sentado en un sofá dentro de una cafetería como Central Perk, y que ese sofá siempre estaba disponible para Monica, Chandler, Phoebe, Joey, Rachel y Ross. Excepto en un único capítulo en el que llegaron y el sofá estaba ocupado. Drama.

Por cierto, cuando arrancó 7 vidas, también había un sofá en el bar en el que se centraba buena parte de su acción, el Casi-ke-no. En aquellos primeros episodios, era evidente que los guionistas de Globomedia habían tomado más de un elemento prestado de Friends, pero, por suerte, la comedia con Javier Cámara y Blanca Portillo pronto adquirió su propia y particular personalidad.

2. Que los apartamentos vecinos de Chandler-Joey y Rachel-Monica no necesitaban cerrarse con llave. Sus puertas simplemente se abrían cuando entraban los personajes sin ni siquiera llamar. El guiño a este detalle llegó en el último capítulo, con los protagonistas dejando sobre la mesa las llaves, que nunca les habíamos visto usar, al abandonar el piso de paredes violetas.

3. Que, entre otras muchas diferencias, las chicas y los chicos tienen formas distintas de contar el primer beso

4. Que una canción sobre un gato apestoso, Smelly cat, podía convertirse en un hit tarareado por todos. Fue el tema de Phoebe más reutilizado a lo largo de la serie, pero hubo otras muchas canciones míticas del personaje de Lisa Kudrow: Mis pegajosos zapatos, En el prado la vaca hace mu, Braguitas ajustadas…

5. Que los cuernos no son cuernos si una pareja se está tomando un descanso. La cana al aire de Ross con la chica de la fotocopiadora, en un momento en el que él y Rachel estaban haciendo un paréntesis en su relación, dio mucho juego al principio de la cuarta temporada. Y el grito de Ross con la frase “¡Estábamos tomándonos un descanso!” permanece vívido en la memoria de cualquier fan de Friends.

6. Que, aunque en España nadie celebra el Día de Acción de Gracias, terminábamos fascinados por los capítulos centrados en esa festividad tan americana, pues solían ser antológicos, con invitados famosos como Brad Pitt (cuando aún era marido de Jennifer Aniston) o Christina Applegate. Y, claro, también aprendimos que podíamos acabar con la cabeza dentro de un pavo:

7. Que si te casas, es preferible decir correctamente el nombre de la que está a punto de ser tu esposa. La equivocación de Ross en el altar (“Te tomo a ti, Rachel“), cuando estaba a punto de casarse con Emily en Londres, fue el final de la cuarta temporada y una de las cimas narrativas de la serie.

8. Que ocultar una relación a tus amigos puede ser la más divertida trama de enredo. Chandler y Monica comenzaron su idilio en Londres, pero pasaron unos cuantos capítulos hasta que el resto de la pandilla supo de esta relación. En medio, se produjeron muchas situaciones desternillantes que desembocaron en el magistral episodio del “no saben que sabemos que saben que lo sabemos“.

9. Que tu ex nunca podrá superar a… ¡Janice! La novia y luego ex novia de Chandler fue el personaje secundario más célebre y socorrido de Friends durante sus diez temporadas. Y “¡Oh-Dios-mío!” es una de las frases más repetidas aún hoy de la serie.

10. Que si vas a cambiarte el nombre, mejor hacerlo a lo grande. ¿Recordáis cuál fue el nombre que eligió Phoebe ? ¡Princesa Consuela Bananahammock!

11. Que un final de una serie icónica no necesita artificios y alharacas. Sólo la emoción de una cámara recorriendo un decorado vacío y terminando en un plano de un simbólico marco amarillo, alrededor de una mirilla.

Y ADEMÁS…

‘Friends’, como nunca la habías visto

Las claves del éxito de Friends

‘A bailar!’ dice adiós con mínimo de audiencia frente a ‘El Príncipe’ y el estreno de ‘Hable con Ellas’

8:37 - Autor:

A Bailar! cerró anoche su breve temporada. Lo hizo con un pobre 10 por ciento de cuota de pantalla. El reto de poner a parejas de famosos perpetrando coreografías no convenció a la audiencia. De hecho, el programa ha adelantado su final por sus débiles resultados de share.

No era un día fácil de emisión, contra El Príncipe, pero tampoco el formato salió redondo y, como consecuencia, se fue desmoronando. Principalmente porque en A bailar se bailaba poco. Faltó sorpresa, emoción y asombro.

Tampoco ayudó que se intentara imitar, con cero disimulo, la esencia de Tu cara me suena. Un fallo, porque A bailar es un show muy distinto de Tu cara me suena. Su principal diferencia: donde en TCMS se transmite un buen rollo, que fluye con naturalidad, en A bailar se contagiaba artificio forzado de guion. Deberían haber intentado buscar su personalidad y alejarse de cualquier intento de repetir la fórmula del formato de Gestmusic.

Ni el jurado, ni los vídeos caseros de los concursantes, ni las puestas en escena lograron enganchar. Sobre todo porque un formato de baile debe conmocionar con una evolución semanal en las coreografías consumadas por los participantes.

Eso sí, el programa ha sabido aprender de errores con el rodaje y, a nivel técnico, ha crecido cada semana, aunque los números musicales, el aprovechamiento del decorado y los conflictos en los entreactos se quedaron muy lejos de construir un espectáculo con personalidad propia que te invitara a quedarte en Antena 3

Soraya Arnelas y, su pareja, Miguel se convirtieron en los ganadores de la única edición de A bailar! y decidieron que los 30.000 euros del premio se repartieran entre todas las ONG de los concursantes, al igual que hizo Edurne en la final de Tu cara me suena.

A bailar! cerró su única temporada con una lluvia de confeti y con todos los concursantes bailando, como si estuvieran en una discoteca un domingo por la tarde. Fue la última y descriptiva imagen de un programa que ya hemos olvidado.

‘HABLE CON ELLAS’ LLEGA CON ÉXITO A TELECINCO

El estreno del nuevo late night de Telecinco, por su parte, llegó con un buen 17,7 por ciento de share. La fórmula de juntar a Sandra Barneda, Natailia Millán, Beatriz Montañez, Yolanda Ramos y Alyson Eckmann funcionó en su primera noche.

Si bien, sobre todo, capitanearon el espacio Barneda, Montañez y Ramos. Esta última volvió a demostrar que es un animal televisivo. Su personalidad fue el gran valor añadido del estreno de este show que puede dar mucho juego en las próximas semanas. Eso sí, tienen que evitar pisarse las unas a las otras a la hora de presentar los vídeos. Ahí deberían aprender del formato original norteamericano, The View, donde cada día una de las ‘tertulianas’ lleva las riendas del programa para evitar que las presentaciones se conviertan en un gallinero.

Y ADEMÁS…

Tu cara me suena, el formato que no es obvio

Un paso más allá en el repertorio musical

Cuatro errores que ‘A bailar’ debería arreglar

Cuatro programas que conseguirían devolver su identidad a Cuatro

8 abril 2014 - 13:13 - Autor:


A diferencia de La Sexta, que llegó sin una imagen de marca definida, con una programación desordenada y creyendo demasiado en las costosas grandes competiciones deportivas, Cuatro nació con una personalidad propia muy clara: dirigida a un público “urbano de clase media-alta”.

Un target que consiguió gracias a un magistral lanzamiento, en noviembre 2005, que intentó distinguir a la nueva cadena por sus contenidos innovadores y creativos, manteniendo los programas durante tres meses -fueran un éxito o un fracaso- para que la audiencia congeniara con la parrilla. Además, los responsables del primer Cuatro se permitieron huir de los manoseados tópicos y apostaron por una imagen corporativa con estilo genuino, notablemente diferenciada del resto de los canales.

Todas estas señas de identidad se transformaron, rápidamente, en unos jugosos atributos para la inversión publicitaria. Y es que Cuatro convocaba a la audiencia más atractiva para los anunciantes a través del innovador enfoque de sus espacios, cortinillas y autopromociones.

Un potente target comercial que interesó desde sus inicios a Mediaset para complementar el perfil de audiencia que estaba escapando de su televisión principal, Telecinco. De esta manera, al hacerse realidad la absorción de Cuatro por Telecinco, el Consejero Delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, declaró: “Con Cuatro no hemos comprado una frecuencia, sino una línea editorial”.

Sin embargo, esta inteligente reflexión parece que se le olvidó pronto. En los últimos años, la cadena ha perdido su enfoque al mismo tiempo que La Sexta ha ido creciendo hasta acariciar la robusta identidad de marca que no tuvo en los inicios. Es como si, en cierto modo, ambas cadenas se hubieran intercambiado los papeles (aunque La Sexta con un público más adulto).

Cuatro necesita encontrar pilares estructurales que organicen su parrilla que ahora, salvo excepciones, es poco reconocible para el espectador. La emisora necesita programas diarios que definan el espíritu de un canal que, al final, se ha transformado en la versión juvenil de la esencia de Telecinco. De hecho, el ADN de las últimas apuestas, como la serie femenina Ciega a citas o el formato de Risto Viajando con Chester, recuerdan más a la línea editorial de Telecinco que a la del canal rojo. Son resultonas en audiencia, pero dan poca identidad a la cadena.

La identidad de las cadenas también debe evolucionar con los años. Está claro. Pero Cuatro necesita formatos que potencien su atractivo genuino como una cadena urbana, cercana y algo gamberra. Una cadena complementaria y sin el síndrome de eterna secundona de su papá Telecinco.

Recuperar la esencia de recordados programas, que ya triunfaron en el canal, podría ser un buen aliciente para reencontrar el rumbo perdido. Proponemos cuatro formatos para Cuatro:

CUATROSFERA

Las mañanas del fin de semana y las huecas madrugadas estaban ocupadas por este contenedor de series y programas. Un espacio barato de producir que, en cambio, era positivo para impulsar la imagen del producto global de la marca Cuatro, pues en sus horas de duración daba cabida a contenidos alternativos que creaban esa identidad tan necesaria. Manuela Velasco y Victor Masán, en las mañanas, y Kira Miró y Johann Wald, en la versión golfa, eran los presentadores de este particular cajón desastre que, además, era una ventana a grupos musicales, arte y otras tendencias urbanas.

PASSWORD

Luján Argüelles y, más tarde, Ana Milán fueron las despiadadas maestras de ceremonias de este concurso de tarde que marcó una época. La ironía y corrosión que desprendía este formato de relacionar palabras con rapidez (abril- cerral) era un plus para la emisora. Después de años de descanso, podría volver a funcionar.

NOCHE HACHE

En la actual Cuatro faltan espacios que ordenen la programación. Han hecho varios intentos de crear una tira diaria, como el proyecto de Guasap, sin éxito. No obstante, aquel Noche Hache, con el que nació la cadena, era un buen ejemplo de esta estrategia: un show noctámbulo con presupuesto más ajustado que la competencia pero que fomentaba un modelo de empresa cómplice que daba una alternativa nocturna, crítica y cómica al espectador. Una vuelta de tuerca del género del late night puede servir para crear un Cuatro más fuerte.

SOY EL QUE MÁS SABE DE TELEVISIÓN DEL MUNDO

Nico Abad estuvo al frente de este concurso que daba en la diana de la nostalgia televisiva que está tan presente en el imaginario colectivo de la audiencia. Cuatro optó por dar una opción diferente en las tardes del fin de semana con producción propia. El secreto: ni era un presentador típico para un concurso, ni era un concurso al uso, ni los concursantes parecían concursantes. Esa era la clave: la televisión que con los pies en la tierra, vigilando los riesgos, no se quedaba solo en lo preestablecido.  Hacía marca. Porque en televisión, como en las bebidas de cola, la marca también es crucial. Y eso no sólo se consigue con el eslogan ’Yo soy Cuatro’.

Y ADEMÁS…

Cinco virtudes de Telecinco

La política de La Sexta para ganar audiencia… y rentabilidad

¿Cómo debería ser la tele pública que necesitamos en el futuro?

Cuenta atrás para el apagón de la TDT: ¿qué canales desaparecerán?

8:27 - Autor:

Sólo han pasado cuatro años del apagón analógico y ya llega otro apagón: el de canales de TDT. La sentencia del Tribunal Supremo, que declara inválida la concesión del reparto de licencias de canales de Televisión Digital Terrestre de la etapa de Zapatero, obligará a cerrar 9 canales. Si nadie lo remedia, estas frecuencias se apagarán el próximo 6 de mayo.

Atresmedia es el grupo que sale peor parado de esta decisión. Nitro, Xplora y La Sexta 3 Todo Cine son los que tienen más papeletas de caer de la TDT, como ha anunciado a través de un tuit Mauricio Carlotti, vicepresidente del grupo que engloba Antena 3 y La Sexta. Una compañía que ha hecho una importante inversión, económica y creativa, en potenciar una identidad de marca diferenciada para cada una de sus cadenas.

En el grupo rival, Mediaset, lo tienen más fácil: sólo perderán dos distintivos. El primero en apagarse: La Nueve, pues sólo es un contenedor de refritos. La Siete, por su parte, también está en el punto de mira. Aunque también se podría pensar que su cierre sería frenado, en detrimento de Energy. Y es que ‘el 7′ es más reconocible en los mando a distancia que otras frecuencias del grupo y se acaba de relanzar como temático de telenovelas. Aunque con el lío de resintonización el posicionamiento del canal servirá de poco y su débil audiencia tampoco ayuda. Así que no se salvará y los ‘culebrones’ irán directos a Divinity.

Las otras licencias que se verán afectadas ya han ido cayendo de emisión ante su futuro incierto y su falta de rentabilidad. Unidad Editorial se quedará sin los canales donde emite AXN y una Teletienda, que ocupa el hueco que dejó Marca TV. También Net TV, de Vocento, se quedará sin la señal que utilizaba la desaparecida MTV España e Intereconomía.

Con este panorama, el portal Vertele ha lanzado una petición en Change.org para que el Gobierno paralice, con las herramientas que tiene a su alcance, esta medida que “afecta a trabajadores, espectadores, productoras y proveedores”.Según la web especializada en información televisiva “en un país sumido en una grave crisis, esta decisión del Ejecutivo provoca más problemas en un sector especialmente tocado por la precariedad”.

De momento, la petición ha superado las 3.000 firmas. Ha comenzado la cuenta atrás para el cierre de canales. El Chiringuito de Pedrerol o Empeños a lo bestia se pueden quedar sin frecuencia de emisión. La TDT observa como su implantación y desarrollo parece no tener fin. Un proceso caótico e improvisado con sólo unos ganadores: los antenistas.

Y ADEMÁS…

Desmontando la TDT: 9 canales tienen los días contados

El regreso de ‘Juego de Tronos’, examinado por sus expertos fans

2:21 - Autor:


La cuarta temporada de Juego de Tronos ya es una realidad.  Y los más fieles seguidores de la saga nos dictan sentencia sobre el esperado retorno de la ficción de HBO, que en nuestro país se estrenó anoche en Canal + Series. Así evalúan el regreso cinco expertos fans de la producción. Cuidado con los spoilers.

Jose Díaz | @jochediaz

Convertida en uno de los mayores fenómenos seriéfilos de la historia de la televisión, la cuarta temporada se ha estrenado siendo fiel a su tónica habitual, dispuesta a seguir con paso firme la narración de su épica historia. Este primer capítulo destacó para bien, por agilidad a la hora de entrelazar sus historias y por ofrecer escenas donde todos los personajes volvieron a tener un minuto de gloria para entusiasmar a los espectadores.

Una vez más al inicio de una temporada, Juego de Tronos se decanta por asentar las bases y colocar de nuevo las piezas para lo que veremos en los próximos episodios. No hay que olvidar que Juego de Tronos es una historia de estrategias, que se construye capítulo a capítulo y donde de vez en cuando asistimos a uno de esos episodios que quitan el hipo y te dejan perplejo en el sofá. Parece que habrá más momentos como estos en esta temporada, aunque por ahora nos quedamos con las intrigas de Desembarco del Rey, la confrontación en el norte y la constante preparación para la guerra de Daenerys. Y la evolución de Arya por supuesto, uno de los personajes que más está creciendo en estas cuatro temporadas que tiene un momento brillante en el episodio.

Al margen del estreno televisivo en Canal+ Series, Juego de Tronos también se emitió en salas de cine de siete ciudades de toda España. En Madrid, los Cines Proyecciones acogieron el evento, donde el ambiente no pudo ser más acogedor. Salas prácticamente llenas, gente disfrazada de personajes de la ficción y muchas ganas de observar lo nuevo de la serie de HBO, pese a la más de una hora de espera que se soportó para que comenzara el episodio. Una última batalla con la espera que no consiguió mermar el furor que Juego de Tronos sigue causando.

Esta cuarta temporada seguirán, por tanto, las intrigas y los creadores de la ficción ya han sentado las bases para sorprender una vez más a la audiencia. Al fin y al cabo, eso es lo que queremos ver de Juego de Tronos, una serie donde nadie está a salvo y donde lo mejor que podemos esperar es no esperar nada.

Fernando Alcázar | @feralcazar_

Al final de La Boda Roja, una duda vino a mí: ¿cómo superar este trauma? Y, sobre todo, ¿cómo se puede superar un capítulo así?. Tras lo que para muchos (me incluyo) han sido interminables meses sin capítulos de Juego de Tronos, y un revisionado completo de la serie después (evitando, eso sí, el nombrado momento y no rememorar fantasmas pasados) me di cuenta que es algo que los productores de la serie y el alma inspiradora, George R.R. Martin, han ido consiguiendo temporada a temporada. De una cabeza cortada cuyos efectos se notan aún hoy, hasta una lluvia de sangre en plenas nupcias, pasando por una de las batallas más épicas de la historia de la televisión.

En HBO no han hecho sino aumentar el nivel temporada a temporada, y no solo el presupuesto (se habla de 60 millones de dólares sólo para los primeros diez episodios de la serie).

La cuarta temporada de Juego de Tronos, basada en el segundo volumen de “Tormenta de Espadas”, promete (como ya han aventurado algunos de sus protagonistas) cambiar una regla que ya parecía como habitual en el devenir de la serie: el penúltimo episodio no será aquél que contenga todo el drama de la temporada.

El primer episodio es buena muestra de ello, ya que consigue reengancharnos a una historia que parece no flaquear. Ahora el poder ya no son sólo cabezas cortadas. Ahora es el momento de la estrategia. Toca tomar el trono.

Carlos Brandt | @CarlosBrandt

Finalmente un año después, llega la temporada donde solo una palabra importa: venganza. Se estrena el primer episodio 4×01 de Juego de Tronos y todos estamos frente al televisor o el ordenador por casi una hora para quedar con sed de más.

Ya sabemos lo maravillosa que es la serie por su extraordinaria producción y alta factura, sin embargo y a diferencia de las temporadas anteriores la emoción la encontraremos en cada entrega con más drama, acción, intriga, locaciones impresionantes y nuevos nombres como Obery Martell, quien ya figura como una amenaza para los Lannisters.

Después del asesinato de algunos miembros de la familia Stark como símbolo de finiquito en la guerra, este primer capítulo muestra el punto siguiente de cada personaje y la introducción a lo que está por venir, donde la sangre será protagonista y se mezclará con la furia de Daenerys Targaryen por controlar los Siete Reinos con un ejercito despiadado y tres dragones que son tan grandes como el ego de su dueña.

De todo y lo justo, Juego De Tronos se convierte en un culto donde fans y todo aquel que se una terminará enganchado como nadie a una trama que se desarrollará por 3 años más… ¿Alguien dijo fuego? ¡Dracarys!

David Mora | @davidmora1986

Es un capítulo que sirve para presentar las piezas del tablero. Nos recuerdan dónde está cada personaje y sus conflictos internos. En este sentido, es un episodio bastante explícito, donde cada personaje incluso verbaliza sus miedos u objetivos, como es el caso de una de los nuevas fichas del juego, Oberyn Martell, que no duda en dejar claras sus intenciones: acabar con los Lanninster.

En esta aparente calma momentánea sin batallas, se agradece que las peleas de los protagonistas sean internas, ya que muchas veces son más interesantes que la lucha por el trono.

Aunque este capítulo no será recordado por los fans de la serie, es un perfecto primer episodio de situación de temporada, pues hace un repaso por la mayoría de las historias (un recordatorio que para muchos de nosotros es imprescindible en una serie tan “telarañera” como ésta), de forma ágil y dinámica.

Los diálogos siguen siendo excepcionales, con un humor inteligente que se hecha de menos en las series españolas. El único “pero” que se le pondría poner, es que la ficción está narrativamente casi como al principio (ahora más que nunca con los Lannisters asentados “tranquilamente” en su trono), un ritmo que a cierto público puede llegar a cansar. No obstante,, Juego de Tronos es así, una serie que no necesita “chinpúns” finales para tenerte toda la semana con ganas de ver el siguiente capítulo.

Rubén Morín | @bajo_manhattan

Aseguro que esta temporada marcará un antes y un después, sí, incluso tras La Boda Roja. Espero que la serie sea capaz de transmitir todo lo que se plasma en el libro, todas las emociones que traspasan unas páginas escritas para hacernos acabar con la boca abierta. Señores y señoras, disfrutemos de una de las mejores series, en una de sus mejores temporadas. No tengo dudas.

Si tengo que hablar de algún personaje, me decanto por mis favoritos: Daenerys y Sansa (injustamente infravalorado). Deseo, deseo, DESEO, que Daenerys comience, por fin, a cumplir su venganza y siga consiguiendo lo necesario para llegar al trono… Y Sansa, bueno, puede que nos sorprenda esta temporada con algunos hechos que, quizás, la veamos de forma distinta. Puede, y no es spoiler, que en esta cuarta temporada, al fin, veamos un cambio que todos los que amamos a Sansa, deseamos. Y demuestre de una vez que no es tan diferente a Arya. Al fin y al cabo, son Stark.

Y ADEMÁS…

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

El regreso de ‘Juego de Tronos’ empapela Nueva York

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

TeleDiaria en Twitter