Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Así ha engullido ‘Sálvame’ a las revistas del corazón

25 junio 2016 - 0:48 - Autor:

El poder de masas de la televisión siempre ha tenido influencia en las revistas del corazón. Pero un formato de las característica de Sálvame directamente las ha engullido, creando un nuevo elenco de famosos: los famosos de Sálvame, habitantes del particular micromundo de Telecinco, que actualmente ocupan portadas y portadas de las revistas del cuore. De ¡Qué me dices! a Lecturas, pasando por Diez Minutos o Pronto. Sólo la elitista ¡Hola! se resiste de momento a perder su clásico casting de ricachones de pedigrí heredado genéticamente, aunque también ha hecho concesiones.

Sálvame se ha cargado la gran exclusiva millonaria, que ya no importa. Telecinco, absorbiendo la vida de sus sus propios colaboradores fijos y creando sus propias estrellas estrelladas de sus formatos de tele-realidad, ya no tiene que acudir al ruedo de los cachés de invitados celebrities que llenaban las portadas del corazón a golpe de talonario. Estos ya no interesan como antes.

De ahí que ya no exista lucha entre canales en busca de la entrevista más exclusiva. Porque, sencillamente, todos los famosos, o “famosos”, pertenecen al universo de Telecinco, que se ha quedado con el monopolio del cotilleo que interesa al gran público. O al público al que le interesan estos dimes y diretes . Y ese público sabe que debe acudir a Telecinco para encontrar lo que busca. Y las revistas deben dar coba a esos rostros para resultar relevantes.

En Telecinco, crean tramas a mansalva con una destreza de culebrón imparable. Los jugosos entrevistados son sus propios colaboradores (y algún personaje satélite de ellos) y los colaboradores son conscientes de que o participan en el show o tal vez su silla sea ocupada por otro personaje con menos escrúpulos. Las grandes entrevistas están dentro del círculo de la propia cadena.

Sólo hay ventajas, pues al suceder casi todo en plató, Sálvame ya no tiene que invertir en cientos de vídeos de agencias como en la era de Aquí hay tomate. Prácticamente todo sucede en Telecinco y sus pasillos. Y ya casi ha desaparecido el reporterismo de calle, con aquellos reporteros persiguiendo a populares en el aeropuerto o en el andén del AVE. Lejos quedan aquellos testimonios de famosos cazados en las escaleras mecánicas de la estación de Atocha.

Ahora Telecinco se lo guisa y se lo come. Curioso es, por ejemplo, ver en portada de revistas a alguien como Carlota Corredera, que fue directora de Sálvame tras las cámaras para luego ser colaboradora, presentadora ocasional (cuando fallan Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla) y hasta entrevistada (ha contado con lujo de detalles su embarazo y su adelgazamiento en distintas entrevistas). Es una clara muestra de que cualquiera es susceptible de convertirse en “personaje” en el cosmos de Telecinco. Basta con que su público se acostumbre a su progresiva presencia en pantalla. Así se vuelve “de interés” lo que le pase. Y, ahora mismo, de eso a una portada de Lecturas solo hay un paso. O medio.

> El liderazgo de Telecinco: las 9 claves de éxito del modelo de cadena de Mediaset

@borjateran

Y ADEMÁS…

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Los adjetivos que necesita una cadena de TV para triunfar

 

La versión norteamericana de ‘Los Misterios de Laura’ fracasa en TVE: los motivos

24 junio 2016 - 10:17 - Autor:

No ha logrado traspasar el 10 por ciento de cuota. El estreno de la versión norteamericana de Los Misterios de Laura en La 1 ha pinchado con sólo un 8.2 por ciento de share y 1.123.000 espectadores (en el primer episodio emitido).

A pesar de la expectación con incesantes promociones que se ha pretendido desde TVE, la audiencia ha dado la espalda a The Mysteries of Laura, remake de la serie cien por cien española que la propia cadena pública no renovó. Incongruencias que se traducen en un fracaso de audiencia. Pero, además, existen otros factores que propician este desinterés del público.

La clave está en que Los Misterios de Laura española fue una revelación para TVE ya que es una serie que resucitó la esencia original del género de ‘¿Quién es el asesino?’. Lo hizo con un ADN muy nuestro. Este tipo de ficciones policíacas se habían llenado de sofisticadas averiguaciones, donde mandaba la tecnología más gélida. Es más, casi todos los policías e investigadores creados contaban con un fuerte componente de frialdad. En cambio, Laura, el personaje de María Pujalte, fomentaba todo lo contrario: la Inspectora Lebrel es una mujer cercana e incluso entrañable, con la que la gente se identifica y, por tanto, empatiza. Una detective más mediterránea, nuestra detective. Todo lo contrario de Laura Diamond, construida para los norteamericanos con otras peculiaridades que alejan el interés de esta ficción del prime time de La 1.

En este sentido, The Mysteries of Laura, ya cancelada en Estados Unidos, no encaja en el horario de máxima audiencia de TVE. Es un producto más a tono con una emisora temática, pues en prime time de una cadena generalista el público busca producciones creadas dentro de nuestra idiosincrasia. Y ese era el principal valor de Los Misterios de Laura: eran pausados, disfrutables y cargados de referencias autóctonas.

La versión norteamericana, en cambio, aturulla y es precipitada. Los de la NBC no consiguieron adaptar la esencia diferenciadora de Los Misterios de Laura a su escenario social. Es otra serie de detectives. Con su protagonista sofisticada y malhechores de gran ciudad. Más de lo ya visto. Nada que ver con aquella Laura Lebrel que lo mismo te iba a la carnicería que te resolvía un crimen con la astucia y amor de nuestras madres.

> ‘Vis a Vis’ y ‘El Caso’ tampoco renuevan: la crisis de la ficción nacional

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

La gran mentira de TVE

> 5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para lograr una TV pública mejor

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

> Los trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen vigentes hoy

‘El Caso’ tampoco renueva: la crisis de la ficción nacional

23 junio 2016 - 21:48 - Autor:

Tras el final abierto de ‘Vis a Vis’, otra buena serie desaparece de la programación por regulonas audiencias para las expectativas de la emisora. TVE no renovará El Caso. La cadena pública da por cerrada la producción de la compañía Plano a Plano (El Príncipe, Allí Abajo…) para poder dar luz verde a otros proyectos de ficción.

Crisis en la ficción nacional ante la imposibilidad de mantener proyectos de calidad en emisión. En las cadenas privadas, se explica porque la mayor parte de las series nuevas no consiguen alcanzar un gran público fiel. Al contrario, van perdiendo seguidores. Los canales no aciertan con sus propuestas.

Y en la cadena pública ocurre lo mismo porque sigue funcionando con una estrategia idéntica a cuando tenía publicidad. No obstante, sin anuncios, podría planificar mejor otro tipo de desarrollo de ficciones con el modelo que triunfó sobre todo en los ochenta, donde fue la verdadera edad de oro de la ficción española.

En ese sentido y en el actual escenario (sin publi y con nuevos consumos más allá del televisor tradicional), TVE debería promover producciones de ficción que abarcaran toda su historia con temporadas cerradas y definidas. Incluso con ficciones con todo el arco de vida escrito desde el principio. Como se hacía con Anillos de Oro, Turno de Oficio, Verano Azul y tantas producciones.

Quizá es la hora de volver a la esencia de la ficción y empezar a pensar más en las historias, en sus personajes, también en sus finales y no solo en sus comienzos, y menos en esperar a ver si se puede o no estirar el show con el vaivén de las audiencias tradicionales.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

El problema de las series españolas: la contraindicación de la eterna duración

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

El final del ‘Vis a Vis’: los miedos que pueden surgir en la ficción nacional tras el adiós de una reputada serie

0:33 - Autor:

Fin. The End. Hasta siempre. La segunda temporada de Vis a Vis ha concluido y con ella se ha clausurado la corrompida prisión de Cruz del Sur. Antena 3 lleva días celebrando el fin de su producción estrella como ejemplo de riesgo, calidad y avance para la industria de ficción española.

Es cierto, Vis a Vis ha abierto una interesante vía de acción para la televisión privada en España, demostrando que buena parte del público está a favor de las historias que se salen de los manuales preestablecidos para gustar a todos los públicos.

De hecho, Vis a Vis acumuló en su primera temporada colosales audiencias, a pesar de contar con personajes complejos que, por momentos, no dejaban margen a que las simpatías del espectador respiraran. Todo un avance para las posibilidades de la ficción en la televisión privada. Pero ¿este es un verdadero punto de inflexión sin retorno para las series españolas?

La realidad es agridulce. Porque Vis a Vis también ha demostrado que mucha gente se ha quedado fuera de la segunda temporada a medida que las tramas arriesgaban más y se volvían más oscuras. Quizá los guiones han traspasado demasiados límites, y esto ha provocado un descenso de audiencias más allá de una mejor o peor estrategia de programación. El hecho es que la serie no tendrá tercera temporada porque no ha conseguido mantener los datos de sus primeros capítulos. Así que, de nuevo, los responsables de las cadenas privadas pueden mermar su valentía para sus nuevos proyectos de ficción, tras el particular caso de Vis a Vis. Puede, en definitiva, que lo que avanzamos el año pasado lo estemos retrocediendo ahora.

Sería un error, pues Vis a Vis ha demostrado justo lo contrario: el público premia cuando se cuenta una historia sin medias tintas, una historia consciente de la televisión de su tiempo. Puede que no todos los espectadores aguanten el pulso hasta el final, pero no deja de ser un triunfo que más de dos millones de ellos hayan llegado hasta aquí con absoluta fidelidad hacia las aventuras de una cada vez menos empática Macarena Ferreiro.

Dos interesantes millones de fieles espectadores que no es poca cosa es tiempos de secano. Dos millones de espectadores que son, además, un perfil de audiencia con inquietudes interesantes para los anunciantes. Una audiencia con caché. Un éxito al fin y al cabo. Y sin contar los visionados online, aún sin estar dentro de un modelo de negocio definido.

Pero la realidad es que, esta noche, Vis a Vis ha terminado con un capítulo que, en verdad, no se escribió como final definitivo de serie (de ahí que haya sido tan abierto) pero que sí pone en la palestra una reflexión imprescindible: el futuro de la ficción nacional está en las historias que recuperan al público que se siente huérfano de televisión española de calidad. Sin perder la perspectiva de la cadena en que se emite y su público objetivo, triunfarán aquellas series que estén más pendientes de la historia coherente de sus personajes que ir dando virajes de guion en función de los hipotéticas vaivenes de las audiencias. Virajes que, la mayor parte de las veces, sólo desvirtúan y merman la fidelidad del público.

El porvenir de la ficción está en volver a temporadas con arcos de personajes más definidos, con tiempo para una dirección de actores que da alas a la sublime interpretación de buenos actores (como ha sucedido en Vis a Vis), con el valor de las ideas que no reproducen estereotipos del éxito y aspiran dejar atónito a quien está al otro lado del televisor. Sí, estamos en una época para recordar perogrulladas. O eso parece.

> Lo que ha aportado ‘Vis a Vis’ a la ficción española

@borjateran

Y ADEMÁS…

Por qué el  capítulo 11 de ‘Vis a Vis’ es el mejor de la ficción

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

El problema de las series españolas: la contraindicación de la eterna duración

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

 

Rajoy en ‘El Hormiguero’: 5 trucos televisivos que ha utilizado (a lo Will Smith)

22 junio 2016 - 22:58 - Autor:

Ha costado. Pero, al final, Pablo Motos lo ha conseguido. Mariano Rajoy ha acudido a El Hormiguero. Y lo ha hecho en un día turbulento en las entretelas de la política. Motos ha ejercido su papel de periodista y ha preguntado sobre los temas candentes, también sobre las filtraciones de las grabaciones al ministro del Interior, Fernández Díaz, y los complicados acuerdos tras las elecciones del domingo.

Aunque, sobre todo, El Hormiguero es un programa de entretenimiento, comprometido con su sociedad, pero un programa de entretenimiento. Un show que busca conseguir lo nunca visto para sorprender al espectador (y que, al día siguiente, de paso, no se hable de otra cosa en Internet).

Así que Rajoy ha venido con la lección aprendida. Porque, aunque no es un experto como sus rivales en eso de pisar platós con aplausos y fanfarrias, Rajoy sí ha realizado 5 sutiles trucos que realizan las grandes estrellas, a lo Will Smith, para camelar a la audiencia y disimular estar perdido ante un lío de focos y cámaras.

1. Saluda al público, luce entusiasmo

Como si fuera una actor de Hollywood, Rajoy salió detrás de la cortina de la puerta de El Hormiguero. Cabeza en alto y saludando fuerte al público. Sabía que tenía que hacer ese gesto. Que puede parecer casual, pero es clave para transmitir confianza televisiva y evitar cualquier percepción de desorientación en un directo. No obstante, Rajoy ya tiene práctica en estos menesteres, pues ya saluda eufórico en los tradicionales mítines. Lo malo que aquí no pudo coger en brazos a ningún bebé. Aunque, tal vez, por estatura, podía haber cogido en volandas a Motos. Pero eso mejor se lo dejamos a Will Smith, que ya lo hizo y es experto en escenas de acción.

2. Saca la ironía que llevas dentro

Tómate en serio el programa, pero que nunca parezca que te impone. Al contrario, ríete de ti mismo e incluso introduce un chiste si te cuadra. O, al menos, inténtalo. Te ganarás al presentador y al personal. Y Rajoy lo ha intentado, con mejor o peor suerte. Contaba con su particular as en la manga: la ironía gallega que maneja bien en contextos campechanos como El Hormiguero. Así ha jugado con Motos y con Trancas y Barrancas, las hormiguas realizaron preguntas como si fueran periodistas de medios un poco raros a los que, por cierto, el presidente en funciones no terminaba de pillar el punto sarcástico.

3. No hables de la mili

Vale, Rajoy ha hablado de la mili.

4. Pon caras de reacción cuando te pongan vídeos. Muchas

No olvides que estás saliendo en un “recuadro” en imagen cuando te ponen ese vídeo que es pretendidamente gracioso. Quieren ver tu reacción. Así que no defraudes. Mira atentamente al monitor. Sobreactúa si hace falta. Siéntete Lola Herrera. Sin quedarte corto, pero sin pasarte. Rajoy lo intentó. Incluso abrió la boca. Algo es algo. Aunque hizo lo más importante: no dar resquicio a que nadie pensara que estaba perdido o distraído durante el reportaje mirando para otro lado.

5.  Y, por supuesto, préstate a una situación absurdamente amable que sea carne de zaping y viralidad en redes sociales

Pablo Motos necesitaba un momento estelar. Si con Soraya se marcó un baile, con Rajoy ha optado por un tema que controla. Que controla Rajoy, claro: una caminata veloz sobre una cinta motorizada. A tono con su personalidad, sí. Y para dar un poco más de chicha a la emisión, durante la caminata, El Hormiguero ha preguntado a Rajoy por territorios de la España nuestra. Y él se traía aprendido de su casa, La Moncloa, que Motos es de Requena, Valencia. Y lo ha repetido en varias ocasiones. Vieja táctica para ganarte al entrevistador, aunque en ese instante el presentador ya estaba agotado por el ritmo de la propia plataforma de gimnasio sobre la que ambos se movían.

Y el programa acabó. Se fue el tiempo. Una edición sencilla de El Hormiguero, hecha a medida para un Rajoy que, además, reunió otro requisito importante en televisión: responder sin demasiados rodeos, parecer directo. Ha tenido que mojarse en temas políticos pero, al mismo tiempo, el show ha propiciado su lado más amable, su lado más gallego. Sin grandes dificultades, con una escaleta que evitaba riesgos. Quieren que vuelva.

@borjateran  

Y ADEMÁS…

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Los 8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que TVE debe aprender de su propia historia´

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Estas son las parodias por las que Bertín Osborne ha llamado “miserable” a Buenafuente (VÍDEOS)

13:07 - Autor:

Me parece de miserables. Han cogido un trozo de una entrevista que me hicieron, lo han entresacado y no es lo que dije”. Así ha arremetido Bertín Osborne contra Andreu Buenafuente. Lo ha dicho en el diario El Correo.

El enfado viene por las exitosas parodias que se vienen realizando de su programa Mi casa es la tuya en el show Late motiv de Cero. Corrosivos gags, cargados de referencias de la personalidad “campechana” de Bertín, que arrancaron con una entrevista del imitador de Bertín a un Hitler muy particular.

La idea surgió tras unas declaraciones del cantante y presentador en las que decía que Hitler sería su entrevista soñada. Una reflexión que realizó en un encuentro con Vanity Fair en el que también dijo que jamás llevaría a su programa a Maduro, pues “a sinvergüenzas y delincuentes procuro no tenerlos cerca, y entrevistarlos, menos”. Incongruencias que se dicen en las largas entrevistas.  Primero en una pregunta opta por decir un sonado nombre de la historia de la humanidad que le viene a la cabeza y, después, saca a relucir su reivindicación política.

Son declaraciones diferentes que juntas suenan a una contraindicación explosiva. Así que Bertín tiene parte de razón, pero también lleva razón Buenafuente. Su programa, con los sketche protagonizados , Javier Quero, y David Fernández, han logrado un retrato delirante del éxito televisivo de la temporada. Así es el buen sentido del humor, corrosivo e incluso impertinente. El humor que no tiene miedo al humor:

La entrevista de marras con Hitler:

Otras parodias de Bertín en Buenafuente.  Nicolás Maduro:

Y Kim Jong-Un…

La imitación de Silvia Abril de Victoria Abril que no te puedes perder (VÍDEO)

ANÁLISIS > Buenafuente: así evoluciona en la televisión de pago (vídeos)

@borjateran

Y ADEMÁS…

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> Así fue la primera vez de Espinete en TVE (un programa sin sentido con mucho sentido)

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

La regeneración del spot electoral: los políticos buscan el voto con cortos ñoños (VÍDEOS)

0:04 - Autor:

Hubo un tiempo en que la televisión se llenaba de densos espacios de propaganda electoral en la antesala de las elecciones. Una especie de pausas publicitarias que cedía la televisión pública para que los diferentes partidos explicaran sus diferentes consignas y programas.

Estas piezas estaban compuestas principalmente por un discurso serio, institucional, que miraba de frente al espectador con fuerza, seguridad y mucho protocolo.

Estos spots electorales con los años avanzaron e innovaron. Poco, pero innovaron. Imprescindibles fueron las canciones que aderezaban cada vídeo para que, entre tanto tedioso discurso, la audiencia se quedara con una musiquilla reconocible. Cada partido lucía su banda sonora propia e intentaba que fuera fácil de tararear. Un truco publicitario tan antiguo como la existencia de la publicidad que, hoy en día, sigue aprovechando infalibles marcas como Mercadona.

Y, con las músicas, florecieron las metáforas en las campañas electorales. Entre tanto mitin, se empezó a abrir paso la simbología de la ilusión. El PSOE, por ejemplo, en el 82 optó por un vídeo en el que se abrían puertas y ventanas en una especie de sin fin a la caza de la esperanzadora ilusión por su mensaje de cambio del electorado.

También los personajes populares han marcado los spots electorales. Antonio Banderas, Chus Lampreave o Concha Velasco se declararon públicamente socialistas, con rosa en la mano.

Pero la audiencia ya está inmune a los vídeos con discursos del candidato de turno mirando a cámara, aderezados por gente que muestra sus miedos o aspiraciones como as en la manga para pedir el voto.

Los nuevos lenguajes y consumos audiovisuales desde las redes sociales fomentan que los vídeos más eficaces de las campañas electorales se han convertido en aquellos que parecen que han sido creados para un concurso de cortos.

Efectistas, breves, con una voz en off joven (para generar más complicidad) y con mucha carga sentimental. Cuatro ingredientes contundentes para que estas piezas audiovisuales sean más apetecibles de compartir en Twitter o Facebook.

Ya no importa tanto comprimir en un spot el programa electoral de cada partido, con las consiguientes propuestas. El objetivo prioritario está en arañar la emoción que te hace pensar. Los partidos lo intentan con anuncios, creados para su viralidad en la red por creativos publicitarios de primer nivel, que podrían ser de marcas comerciales como CocaCola o Estrella Damm. Porque los políticos (y los publicistas) saben que la publicidad electoral que se queda en la retina es la que, en principio, no parece publicidad electoral.

-Que si una dueña de 122 gatos (porque está en contra de los perros)…

-Que si una interpretación muy teatral…

- Que si una telecomedia en la versión pobre del bar de Los Serrano…

-Que si el aire fresco del verano de anuncio de cerveza (incluso imitando la tipografía del aclamado spot de Estrella Damm), ese aire fresco que, dicen, te hace verlo todo de otro color…

@borjateran

Y ADEMÁS…

Manuela Carmena: así revolucionó la campaña electoral

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

5 lecciones que un futuro periodista puede aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

El fin de la dictadura del audímetro

40 años sin Fofó (VÍDEOS)

0:01 - Autor:

Alfonso Aragón Bermúdez “Fofó” y sus hermanos, Gabriel “Gabi” y Emilio “Miliki”, comenzaron a trabajar durante los años treinta en el viejo Circo Price de la madrileña Plaza del Rey, donde hoy se levanta el Mnisterio de Cultura. Pero en 1946 la familia de cómicos decidió exiliarse a Cuba. Allí empezaron a tener una extraordinaria repercusión con su espectáculo televisivo con el que después triunfarían en Puerto Rico, Venezuela , Argentina e, incluso, Estados Unidos. Avalados por el éxito americano, los tres payasos regresaron a España para, en 1973, poner en pie El Gran Circo de TVE. Iban a ser sólo tres semanas, pero el colosal éxito mantuvo el programa durante diez años.

Este programa infantil reinventó el concepto oscuro del circo para llenarlo de humor positivo, números visuales acogedores y canciones reconocibles que dejaban pegados a los más pequeños a la pantalla. Un ilusionante sentir que lograban gracias a una estructura definida y siempre eficaz a nivel televisivo: el característico saludo inicial que era marca de la casa, pequeño gag, actuación invitada muy visual, traviesa aventura cotidiana (sketch más largo) y, finalmente, el fundamental colofón con una pegadiza y divertida canción para terminar en alto, canciones sin fecha de caducidad.

El formato causó un furor social sin precedentes y en tiempo récord. Los Hermanos Aragón protagonizaron cromos, juguetes, llaveros y tebeos. El merchandising se instalaba en TVE. Pero, en plena cima del éxito del show, Fofó tuvo que ser operado de un tumor benigno en el cerebro.

El popular payaso se estaba recuperando bien, pero una transfusión de sangre sin analizar le provocó una hepatitis fulminante. Alfonso Aragón, Fofó, el más querido de los Payasos de la tele, falleció el 22 de junio de 1976. Hoy se cumplen 40 años de aquel día en el que España quedó conmocionada. Soló pocos días, TVE rindió homenaje a su memoria en el Parque de Atracciones de Madrid, donde se instaló un monumento. Se documenta que unos 50.000 niños acudieron al adiós.

> Así fue el emocionante regreso del circo a TVE con Miliki en 1993

@borjateran

Y ADEMÁS…

El vídeo del casting de las azafatas del ‘Un, dos, tres’

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que no se veía de ‘Un, dos, tres’: así Mayra Gómez Kemp explicaba en plató las ‘trampas’ de la TV

La demolición de los Estudios Buñuel ya es una realidad: 22 vídeos de su historia en TVE

Los 4 adjetivos que debe tener una cadena de TV para triunfar

21 junio 2016 - 8:18 - Autor:

Con la llegada de las vacaciones escolares, también termina el curso televisivo. Es, pues, tiempo de hacer balance. Las cadenas planean nuevos éxitos para olvidar viejos fracasos. No deberían obviar que existen cuatro adjetivos que, tal y como se ha demostrado, son grandes aliados para el triunfo de un canal. Si una cadena generalista privada no los tiene, quizá algo falla en su ADN.

1. Reconocible

La cadena debe tener una cartera de rostros reconocibles que se mantienen en el tiempo pero, además, son cómplices con el espectador. A pesar de la popularidad, transmiten cercanía, hablan de tú a tú a su audiencia y no temen cierta corrosión o incorrección política cuando toca. Hacen a la audiencia partícipe de sus filias y de alguna que otra fobia. Y el público los siente como aliados, como uno más, y no como aristócratas que viven en otra esfera de la realidad o miran por encima del hombro. Jorge Javier Vázquez es el mejor ejemplo de presentador que traspasa la pantalla de tal modo que la gente siente que es como de su familia. Y las señoras le achuchan cuando se lo encuentran. Hay más ejemplos: María Teresa Campos, Jordi González, Mercedes Milá, Jesús Vázquez, Christian Gálvez, Eva Hache, Paula Vázquez…. Belén Rueda y Emilio Aragón en su etapa como conductores…

2. Intuitiva

La programación se estructura en tramos contundentes que establecen un cierto diálogo con el espectador y hacen que este se sienta partícipe de lo que sucede en el canal. Aunque no sepas qué ponen, puedes intuir lo que te vas a encontrar (y lo que no) dependiendo de la hora del día que sea. La audiencia no necesita tener que mirar y remirar en una guía de programación para descubrir qué programan y a qué hora lo emiten. Directamente acude a tal o cual canal porque sabe que habrá un producto de su sintonía. Y ese es un diálogo constante con la audiencia que se debe alimentar a base de constancia, ya sea con la programación tradicional, con las redes sociales o, por supuesto, con los identificativos de las cadenas que marcan el paso a publicidad, infrautilizados en España para explicar detalles del canal e incluso contestar a tu público. El equipo del canal #0 de Movistar+ es el que mejor utiliza en la actualidad las cortinillas de paso a publi o autopromos. ¿Cómo lo hacen? Enseñando sus rostros estrella formando parte de diferentes juegos irónicos con el espectador. Así, a la vez, se explican los contenidos de la nueva emisora y se da unidad al canal con sólo un golpe de vista.

3. Viva

En una cadena generalista, las horas en directo son piezas clave. O, al menos, que parezcan en directo. Estos programas organizan una parrilla y definen su línea editorial. Y son fundamentales para retroalimentar contenidos entre sí, promocionar otros estrenos de la emisora, explicar un lanzamiento cinematográfico en el que participa la cadena… Existe un problema en determinadas cadenas de televisión en España, a las que les cuesta más dar a conocer sus nuevos productos, pues sus programas funcionan como espacios demasiado independientes, no como un todo. En este sentido, en Telecinco son maestros de su propia fórmula: logran dar homogeneidad a su oferta, definiendo con rotunda claridad su estilo y sus espacios. La cadena está por encima de ideologías a la vista del espectador. Sólo está a favor de sus contenidos. Lo mismo, aunque a simple vista parezca lo contrario, pasa con La Sexta. El canal verde ha definido su imagen con una parrilla que se ve desde fuera como un todo gracias a una columna vertebral que es el periodismo crítico.

4. Gamberra

Hacer televisión es hacer televisión. Y, para ello, no hay que tener demasiados complejos creativos ni ir de excesivamente dignos. Porque entonces transmites una imagen estirada, algo soberbia, propia de quien se cree mejor que los demás. Una televisión de hoy en día ha de ser un poco gamberra, pelín canalla y sobre todo muy terrenal. Debe moverse al mismo son que una sociedad que se las sabe todas, que cada vez es más difícil de sorprender y que ya encuentra en Internet una fuente infinita de entretenimiento audiovisual. Sorprender e ilusionar al espectador de 2016 es tarea harto complicada, pero, sin duda, debe seguir siendo el objetivo primordial de cualquier cadena de televisión. Sorprender sin remilgos.

@borjateran  | (foto: Instagram de Jorge Javier Vázquez)

Y ADEMÁS…

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Los 8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que TVE debe aprender de su propia historia´

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Así imita Silvia Abril a Barei junto a la verdadera Barei (VÍDEO)

4:18 - Autor:


Nos hemos propuesto ser las últimas“. Silvia Abril ha vuelto a las andadas. De nuevo, ha imitado a Barei. Pero esta vez lo ha hecho junto a la Barei de verdad, que estaba poseída por una risa incontrolable.

Normal, porque con Silvia Abril nunca se sabe. Su instinto de la comedia observa, escucha, siente y, como consecuencia, no se le escapa los detalles más irreverentes de sus imitados. Tampoco de la representante española en la última edición de Eurovisión, que “está feliz” con esta clonación que ha sufrido en directo de cada uno de sus movimientos.

Menudo estrés que llevo siguiéndola“, ha soltado Abril entre tanta carcajada y frenética verborrea de Barei. Aunque, al final, hasta terminaron bailando al unísono como si fueran un dúo artístico.  Como si fueran Las Gemeliers femeninas. Una vez más, sublime Silvia Abril. Con ustedes, Barei versus Barei:

Así fue la primera vez que imitó a Barei…

ANÁLISIS > Buenafuente: así evoluciona en la televisión de pago (vídeos)

@borjateran

Y ADEMÁS…

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> Así fue la primera vez de Espinete en TVE (un programa sin sentido con mucho sentido)

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

junio 2016
L M X J V S D
« may    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

TeleDiaria en Twitter