Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Redes’, de Eduard Punset, dice adiós tras 18 años en La 2 de TVE

10 enero 2014 - 15:54 - Autor:

  • Repasamos algunas curiosidades del icónico espacio divulgativo 

Redes ha desaparecido de La 2. Sigiloso, el programa divulgativo no ha vuelto después de Navidad. 18 años ha durado en la parrilla de Televisión Española. Un hito, a pesar de que cuando arrancó sus emisones pocos creían en este formato de Eduard Punset.

Tranquilo, jurista, economista, ex político de UCD… La lenta forma de divulgar la ciencia del mítico presentador levantó críticas de los que se creían sabios de la tele. “Este programa durará poco”, decían. Se equivocaban, pues Punset contaba con el secreto que le ha convertido en un icono social y le ha mantenido tantos años en antena: la ilusión y pasión de su infinita curiosidad por los cosas, una curiosidad que traspasaba la pantalla con Redes.

Y ha sido el propio Punset, de 77 años de edad, quien ha decidido acabar con el programa a través de su productora. Aunque todo apunta a que el divulgador y TVE seguirán colaborando en otros proyectos de forma más puntual, que no requieran tanta dedicación.

Redes aguantó casi dos décadas como un programa de culto. No era un programa fácil de digerir, pero sí sencillo de entender para las personas interesadas por la ciencia. Un formato que innovó a nivel visual en puestas en escena limpias e inmaculadas, donde mandaba la transparencia del minimalismo que dejaba todo el protagonismo a la conversación y los reportajes.

Punset fue pionero en la comprensión pública de la ciencia, intentando popularizarla con la presencia de personajes populares en sus programas, y utilizando el primer plató virtual de la televisión en España, con animación 3D y atreviéndose a usar videoconferencias, cuando todavía estas conexiones cibernéticas se entrecortaban a menudo y había desfases que el propio Punset dice que “daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados“.

Más tarde, en 2008, el espacio abandonó el plató para convertirse al mundo de la televisión rodada en exteriores a medio camino entre documental y programa.

El pasado diciembre se emitió la última edición del ya emblematico espacio de La 2. Trató sobre el ‘reloj’ vital que todos los seres vivos llevamos dentro. Se terminó Redes, pero Eduard Punset deja en el archivo de RTVE una videoteca clave para estudiar y entender mejor la ciencia. La curiosidad apasionada hecha televisión.

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser la tele pública que necesitamos?

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Los programas infantiles de los ochenta, a análisis

El día que Youtube mató a los programas musicales

‘Zapeando’: los aciertos y errores del programa sobre tele de La Sexta

9:50 - Autor:

  • El espacio se ha renovado para intentar subir su maltrecho share.

Zapeando llegó para ser una alternativa desde las tardes de La Sexta. Un programa de tele que hablaba de tele. Reto difícil, pues la cadena verde es arte y parte del negocio dentro del grupo Atresmedia (Antena 3-LaSexta).

El día de su estreno, el formato decepcionó: faltó análisis televisivo y sobraron manoseados vídeos de Youtube. Aunque Zapeando ha demostrado que se puede aprender de errores e ir creciendo con el rodaje hacia un programa que se hace divertido e interesante, sobre todo si te gusta la tele.

Y es que sólo había dos fórmulas de hacer Zapeando para que tuviera éxito: atreverse a realizar una versión televisiva de la aireada tertulia de Punto Pelota con apasionados contertulios que ‘se hacen’ los expertos en televisión o reinventar la receta de Sé lo que hicisteis a través de rostros más populares y críticas más en positivo.

La primera opción era complicada de desarrollar a nivel práctico. Así que, al final, se optó por un híbrido entre ambas fórmulas que no funcionó, pues faltó verdad a la hora de mojarse en los quehaceres de la programación televisivia. Y en el análisis sobre tele o te mojas, o te esfumas.

Pero Zapeando ha ido creciendo durante las semanas. En el plató del programa han desaparecido los sofás y ha aparecido una mesa que organiza mejor a todos los implicados en el show. También han desaparecido colaboradores como Santi Villas o Mar Vega (pobres) y ha aparecido un guion. Y aquí está el gran acierto: ¡el guion! 

El guion es clave en este tipo de show para marcar pautas (y surrealistas giros dramáticos) que estructuren el programa y marquen el interés del espectador. Con un buen guion que arriesgue en ideas, la improvisación ya viene después rodada en el directo. Y en eso Zapeando ha sabido coger el pulso. Más aún, con la incorporación de una brillante y rápida de reflejos Ana Morgade, que ya es prácticamente la copresentadora, y de un ácido Manu Sánchez.

Estas dos incorporaciones han impulsado una mesa, moderada por Frank Blanco, en la que también destaca la complicidad con el espectador que desprende Quique Peinado y el control absoluto de los engranajes catódicos de Miki Nadal.

El programa, por tanto, está encontrando su hueco en contenidos, convirtiéndose en un espacio que se está cocinando como un interesante, constructivo y ameno repaso a la actualidad televisiva, incluso descubriendo al espectador delirantes momentos que se pierden en el caos de canales del mando a distancia. Ahora sólo falta que la audiencia sepa que existe el formato y La Sexta pueda aguantarlo más tiempo en parrilla, para que siga creciendo. Y es que Zapeando ya no hace honor a su nombre, verlo ya no invita al zapping.

Y ADEMÁS…

La audiencia sí ve los documentales de La 2

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado en 2013

¿Es desmedido el enfado de China por el gag de José Luis Moreno?

9:43 - Autor:

Esta Navidad, José Luis Moreno ha recuperado sus habituales teatrillos en las galas de Nochebuena, Nochevieja y Reyes, que ha emitido Telecinco.

En estos especiales no estaban Pepa y Avelino, pero si hubo tiempo para un gag en el que se parodiaban tópicos de los restaurantes chinos. Lo malo: nadie imaginaba que este sketch llegaría hasta la propia televisión China (ver aquí vídeo de la indignación).

Y es que varios medios chinos han mostrado su enfado por este sainete. Incluso algunos dicen sentirse insultados.

El vídeo de la polémica multiplica sus visitas cada día a través de las redes sociales. Aunque es curioso ver como la indignación de los chinos crece, mientras que en nuestro país no se han alzado voces contra otros guiones representados en este mismo show y que desprendían un contenido latente mucho más dañino.

Porque José Luis Moreno, en las últimas Navidades, ha sacado del baúl unos diálogos extremadamente machistas y retrógrados, que desde hace años no se escuchaban en nuestra televisión. Mensajes que siempre fueron caducos y que se han lanzado desde el prime time, sin ningún sonrojo público.

Será que aún vivimos en un país machista, y no nos damos cuenta de las barbaridades que se soltaban en algunos de estos teatrillos, donde a la mujer se muestra a través de un estereotipo frívolo, dependiente de su marido, y se reproducen rancios roles de pareja, por suerte, ya superados. En cambio, nadie se ha quejado de este sainete.

No se entiende como José Luis Moreno, que fue uno de los grandes impulsores de las galas de variedades en España, consigue colar este tipo de sainetes a Telecinco. Los gags de Noche de Fiesta eran más modernos.  Al final, esta serie de galas parecían de 1994. Bueno, en 1994 ya hubieran estado desfasadas: en guion y puesta en escena.

Y ADEMÁS…

Ponga una gala de José Luis Moreno en su sábado noche

‘Los Desayunos’ cumplen 20 años en plena crisis de credibilidad de los informativos de Televisión Española

3:04 - Autor:

Tal día como hoy, hace veinte años, arrancaba un nuevo programa en la mañana de TVE. Un espacio que, en realidad, era una retransmisión de una particular tertulia de Radio Nacional de España. Se llamaba Los Desayunos de Radio 1 y su primer invitado fue Javier Gómez Navarro, que por aquel entonces era ministro de Comercio y Turismo.

De esta forma, la televisión pública promocionaba a su radio hermana, RNE. Había nacido un pilar informativo de larga duración para La 1, que luego incluso copiaría la competencia.

Mucho ha cambiado este programa desde entonces. De hecho, ha modificado su nombre y gran parte de su esencia. Es más, ya ni se desayuna. No como antes, cuando los contertulios y el entrevistado degustaban un café calentito en plena faena.

Pero Pepa Bueno decidió retirar este elemento que daba nombre al formato, el desayuno, para centralizar el foco en la información y el análisis por encima de las entrevistas ‘masaje’ que fomentaban otras épocas de este programa.

Julio César Iglesias, Javier González Ferrari, Luis Mariñas, Pepa Bueno, Ana Pastor, Juan Manuel Romero y Nacho G. Mostazo han sido los siete editores que han dirigido este formato que hoy cumple dos décadas y que se ha convertido en cita obligada para los mandatarios de todas las fuerzas políticas.

María Casado es la presentadora a la que le ha tocado estar al frente de este aniversario que es una celebración agridulce, pues Los Desayunos están sumidos en una crisis de credibilidad tras el cese de la última periodista que más repercusión dio al programa, Ana Pastor.

Con la marcha de Pastor, TVE se quedó sin la profesional que recuperó el oficio de la entrevista viva, interesante y con rapidez de reflejos en nuestra televisión pública, la entrevista periodística que despertaba el interés del espectador.

Pastor, además, innovó en la utilización de las redes sociales para conectar, en directo, con el interés del espectador e incorporó una constructiva ventana en cada programa a la hambruna en África.  También se ha criticado la merma de pluralidad de los contertulios que asisten al programa.

Los desayunos cumplen 20 años. Y hay que celebrar que en ese programa se demostró que se puede estar del lado del periodismo apasionado, crítico e incluso algo ácido, el periodismo despierto que quiere ser independiente de la política y dependiente de la responsabilidad social. Eran otros tiempos para los informativos de la televisión pública.

> ¿Cómo debería ser la tele pública que necesitamos?

Y ADEMÁS…

Así despidió Ana Pastor su último desayuno en TVE

Fran Llorente, el hombre que cambió los informativos

Fernando Navarrete, el valor añadido del nuevo consejo de RTVE

Cuatro series españolas que triunfaron, pero que hoy serían un estrepitoso fracaso

9 enero 2014 - 10:00 - Autor:

La televisión avanza. Los gustos del público evolucionan. Las cadenas intentan reproducir formatos que triunfaron en el pasado, aunque muchas veces sólo terminan malogrando ideas que arrasaron en su momento. Quizá porque hay directivos que no saben quedarse con la esencia y reproducen lo más obsoleto de la fórmula. No obstante, nuestra historia de la televisión está llena de series de gran calidad. También de otras que no cuidaban tanto los detalles visuales, pero que cumplían a la perfección su función primordial: entretener a millones de personas. Hoy, esas producciones, son consideradas por algunos como ‘caspa pura’. ¿Se equivocan?. Analizamos cuatro series que lograron audiencias millonarias y que son imposibles en la televisión de 2014.

HOSTAL ROYAL MANZANARES (TVE, 1996-1998)

Más de 8 millones de espectadores llegaron a seguir esta ficción. Algo especial debía tener, ¿no? Pues sí. Y es que este en particular Hostal había carisma a borbotones y un humor que sabía radiografiar a una sociedad española que ya no es así. Valerio Lazarov consiguió dar en la diana a la hora de trasladar el éxito teatral de Lina Morgan a la televisión. Lo hizo convirtiendo el hoy estudio 5 de Prado del Rey en una sucursal del escenario de La Latina, con público en plató. Importaba poco o nada que los decorados se notaran falsos, o que la iluminación no conociera matiz alguno.

Los diálogos y los actores eran los protagonistas absolutos, con Lina Morgan jugando a ser Lina Morgan y desplegando la chispa, los gags y los guiños que sus seguidores demandaban en cada momento. Al final, de cada episodio, como es tradicional en las obras teatrales, el elenco saludaba. Salía Lina, la última, y la gente enloquecía. Y un efectista plano desde detrás rompía la cuarta pared para mostrarnos al público que habíamos escuchado reír durante todo el capítulo, dando un empaque especial a esta peculiar ficción.

Luego, durante los títulos de crédito, la propia Lina se acercaba a las gradas, y recibía besos, abrazos y regalos que sus fans le habían traído de tal pueblo o tal provincia. Y una cámara cotilla nos mostraba este otro espectáculo plagado de espontaneidad. Lo fácil ahora es decir que Hostal Royal Manzanares era una catetada, pero su éxito solo pudo responder a la brillante inteligencia de sus artífices al captar los gustos del gran público de aquel momento a través de una comedia más crítica y astuta de lo que parecía.

ANA Y LOS SIETE (TVE, 2002-2005)

Esta versión propia de Ana Obregón del clásico La Niñera rompió los audímetros. Ahora, cada programa que pisa la bióloga-guionista-productora-actriz-presentadora se desmorona en share, pero a principios del milenio la Obregón aún desprendía un magnetismo que atraía a la masa. Protagonista absoluta de revistas del corazón e inolvidable pareja de Ramón García en la pequeña pantalla, Ana dio el salto a la ficción como primera de cartel con una serie en la que interpretaba, con mucha cara, a un clon soñado de sí misma.

Y funcionaba, porque Obregón era como de la familia Y supo incorporar una gran elenco de personajes que atraía a casi todos los segmentos de edades, especialmente a los niños. No había escapatoria: el público se evadía con esta historia ligera que narraba la existencia de una buena chica descocada, un mala muy mala y un millonario atontao. Pero, sin embargo, el público se cansó de la showoman cuando intentar regresar con Ellas y el sexo débil, una revisión de Sexo en Nueva York, Mujeres desesperadas y El Ala Oeste de la Casa Blanca. Mezcla delirante, sí. Aquí, ya no nos la coló.

LLENO, POR FAVOR (ANTENA 3, 1993)

Sólo 13 capítulos. Sólo una temporada. Y un episodio final con máximo de audiencia: 7.131.000 espectadores y un 42,1 por ciento de share. Las privadas, especialmente Antena 3, empezaban a realizar series con más presupuesto y multitud de exteriores. La gasolinera era el centro de las tramas de esta producción de Vicente Escrivá, director que sabía conquistar la complicidad del público gracias a un costumbrismo de largos diálogos en el que se identificaba un público adulto que había crecido a la par de Alfredo Landa. La España de la lucha, el sufrimiento, las creencias, la herencia de la dictadura y la evolución de la pobreza al Estado de bienestar. Después, Escrivá dirigió otras ficciones como ¿Quién da la vez? (1995), Éste es mi barrio (1996-1997) o Manos a la obra (1998-1999). Todas mantenían un patrón, aunque supieron crecer con los años hacia un humor que iba de la mano de una sociedad que se sentía reflejada.

TODOS LOS HOMBRES SOIS IGUALES (TELECINCO, 1996-1998)

Cinco temporadas duró esta ficción televisiva que no era más que un remake de un taquillazo del cine. Josema Yuste, Luis Fernando Alvés y Fernando Valverde era el trío protagonista que compartía historias con Ana Otero, gran descubrimiento de esta ficción. La vida dura de soltero era narrada a través de chistes manidos, actores sobreactuados, decorados de cartonpiedra y tramas facilonas. Daba igual, entroncaba con una tradición del sainete que aún seguía viva. Eso sí, un sainete que ya empezaba, sin demasiado éxito, querer dejar de ser sólo un sainete.

Y ADEMÁS…

Seis series que existieron, pero que nadie recuerda (por suerte)

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

‘Vicente Ferrer’: así es la tvmovie que transmite los valores de una vida ejemplar contra la pobreza

9:00 - Autor:

El primer gran estreno del año de TVE tiene nombre propio: Vicente Ferrer. La tvmovie sobre la vida del hombre que luchó por transformar el desértico paisaje de Anantapur en tierra fértil llega esta noche a La 1. Ayer, unos pocos privilegiados tuvieron la oportunidad de ver un emocionante pase en el madrileño Cine de Callao.

Allí estuvieron los actores protagonistas, Imanol Arias y Aída Folch, en un preestreno presidido por la Reina Sofía, que también contó con representantes de las vida política como Ana Botella o María Dolores de Cospedal. Todos asistieron a una proyección que no dejó indiferente a nadie.

Y es que esta tvmovie logra su propósito de mostrar los últimos 30 años de la vida de Vicente Ferrer, a través de un Imanol Arias que clona directamente su expresividad original.

Una gran personalidad donde también es clave Anna Ferrer, su mujer (estuvo ayer en el pase), interpretada por Aída Folch, la joven actriz es un buen complemento de Imanol y demuestra su talento interpretativo al mutarse en la evolución vital de esta inglesa que enamoró a Ferrer y que se entregó, en cuerpo y alma, a su causa.

Un pareja muy compleja que consigue reflejar esta película, de 106 minutos de duración, realizada por el Grupo Ganga. Se trata de la misma productora de Cuéntame cómo pasó, que, por cierto, regresa el próximo jueves 16. El sello inconfundible de esta compañía se nota en el resultado, pues alcanzan un filme de gran calidad visual que, además, cuenta la historia en un tono coherente y honesto. Lo único que chirría es la caracterización final, donde es más difícil creerse a un Imanol Arias en el papel de octogenario.

ALBA FLORES, SORPRESA DE LA TVMOVIE

Completan el reparto de la historia Carles Canut, como Montalvo, el más estrecho colaborador de Ferrer; José María Pou, como el padre Font, superior de la orden de los Jesuitas, y Alba Flores como Shamira, una joven de la casta dálit. La nieta de Lola Fores es una de las grandes sorpresas de la cinta: se sumerge en el papel de india en todos los sentidos, incluso en el idioma, destacando entre todo el elenco de actores.

Un equipo artístico y técnico que rodó en localizaciones reales en la India, De hecho, se alojaron en la propia fundación de Vicente Ferrer.

Aunque, además de contar una historia de emociones y lucha, esta tvmovie consigue arañar el compromiso de los espectadores. Contagia la importancia de la causa de Vicente Ferrer.

Cuando pase el último crédito, el público sentirá que su pequeño grano de arena también sirve de mucho.

Y ADEMÁS…

Toñi Moreno conoce a la Reina en el estreno de ‘Vicente Ferrer’

‘Cuéntame cómo pasó’, el triunfo de la tele que cuida los detalles

Toñi Moreno conoce a la Reina Sofía, seguidora de ‘Entre todos’

8 enero 2014 - 22:57 - Autor:

  • En el preestreno de la tvmovie sobre ‘Vicente Ferrer’, que llega este jueves al prime time de La 1.


Su Majestad la Reina ha presidido esta miércoles el estreno de la tvmovie Vicente Ferrer, protagonizada por Imanol Arias y Aída Folch y que emite TVE este jueves en el prime time. El acto ha estado conducido por Toñi Moreno, presentadora del controvertido Entre Todos, programa que la Reina Sofía ha declarado ser espectadora. Así que, en el mítico Cine de Callao, donde se ha realizado la proyección, periodista y Reina tuvieron oportunidad de saludarse.

Y todo con motivo de un preestreno como los de antes, que contó con la presencia de autoridades como Ana Botella, María Dolores de Cospedal o el Presidente de la Corporación RTVE, Leopoldo González-Echenique.

Aunque ninguna de los cargos públicos presentes logró robar protagonismo a Imanol Arias, que da vida a Vicente Ferrer, un hombre cuya compleja personalidad trata de desvelar esta película. Una personalidad imposible de comprender del todo sin la figura de Anna Ferrer, interpretada por la talentosa Aída Folch.

Folch encarna a la joven inglesa que se enamoró de Ferrer, entregada en cuerpo y alma, desde los 21 años, a la causa de su futuro marido. Completan el reparto Carles Canut, como Montalvo, el más estrecho colaborador de Ferrer; José María Pou, como el padre Font, superior de la orden de los Jesuitas, y Alba Flores como Shamira, una joven de la casta dálit. También participan Sunny Singh, como el joven Ashish, traductor de Ferrer; o Jaskaran Santino Brady, como Pereira, el zahorí (buscador de agua) oficial cuando trata de sacar a los intocables de la pobreza.

El rodaje transcurrió en localizaciones reales en el estado de Andra Padresh, y en el distrito de Anantapur, lugares que fueron “atrezados” para revivir muchos de los ambientes en donde se gestó y desarrolló la visión de Vicente y Anna Ferrer. Algunas de las grabaciones, además, se realizaron en los míticos estudios de cine Ramoji, los más grandes del mundo.

Casi 30 profesionales, entre equipo técnico y artístico, viajaron a India, donde compartieron jornadas de grabación con más de 120 profesionales del país. Un rodaje bajo el sello de calidad de Ganga Producciones, misma productora de Cuéntame cómo pasó, serie que regresará sólo siete días después a La 1.

Y ADEMÁS…

Toñi Moreno en apuros: un espectador critica en directo la caridad que promueve ‘Entre todos’

 

‘Bienvenidos al Lolita’ llega triunfando en audiencia y decepcionando a la crítica

9:36 - Autor:

Una buena serie debe contar con un buen envoltorio. La ficción española ya ha vivido en hospitales, tabernas, Internados, barcos, karaokes, institutos, academias de baile… Y nos faltaba el Cabaret, que abrió anoche en Antena 3. Lo hizo con Bienvenidos al Lolita, que cosechó en su estreno éxito de audiencias (18.4 por ciento de share y 3.5 millones), en un día de baja competencia televisiva.

Ahora la pregunta es: ¿aguantará el buen dato de público o se desmoronará la semana que viene? Bienvenidos al Lolita llega de la mano de la gran factoría de series de nuestro país, la productora Globomedia, e intenta mostrar la confrontación de dos mundos diferentes: el de los nuevos socios del viejo cabaret, muy conservadores, y el mundo liberal que habita en esta particular sala, localizada en la reconocible parte trasera de la madrileña Gran Vía. Un enfrentamiento entre Don José Luis (Luis Varela), el empresario provinciano, y Dolores (Beatriz Carvajal), la antigua dueña del local.

Aunque, en el primer capítulo, el enfrentamiento entre estos dos grandes actores se diluyó para dar paso a un desfile de acontecimientos que, casi a codazos, buscaban seducir al espectador a través de emoción y sonrisa, a partes iguales: intentos de suicidios (dos por falta de uno), transexualidad (interpretada por la hermana de Paz Vega, Sara Vega), camarero sin camiseta, amores imposibles, camarero sin camiseta, diarreas galopantes, camarero sin camiseta e incluso un desahucio. De hecho, la utilización de la crisis en este estreno chirrió y resultó forzada. Muy forzada.

Y es que Bienvenidos al Lolita es una gran premisa que ha quedado descafeinada. Primero, porque es difícil realizar una serie sobre un cabaret decadente y que la tele nos muestre un decorado a estrenar, cargado de luces de última generación. Segundo, porque no se sintió la esencia del gran espectáculo de varietés que esconde un club nocturno genuino. Al contrario, las ‘actuaciones musicales’ eran más dignas de Al salir de Clase, con la profesora Beatriz Carvajal cantando con sus retoños en la función de fin de curso. Tercero, porque la audiencia española ha madurado y agradece la imprevisibilidad del riesgo. Y aquí riesgo, poco.

Al final, Bienvenidos al Lolita es una serie nueva que parece que ya hemos visto antes. Hasta tiene una ‘chacha’ al más puro estilo de La Juani en Médico de Familia que sirve los manjares en una mesa infinita, donde se reúnen todos.

UN ESQUELETO DEL ÉXITO

Globomedia revolucionó las series en España. Daniel Écija, que también firma esta producción, es uno de los grandes creadores europeos de ficción. Su visión, instinto y talento han sido claves para que nuestra televisión sea mejor y para que nuestras series vivan su edad de oro en la actualidad. Series en busca de congeniar con el público de su país y no con la audiencia minoritaria de HBO, claro. Pero Bienvenidos al Lolita, a pesar del esfuerzo y trabajo que se intuye detrás, no ha salido redonda. Ni mucho menos.

De nuevo, Globomedia apuesta por su testado ‘esqueleto’ para lograr el triunfo, basado en un importante elenco estable de personajes que reproduce distintos e identificables rangos sociales por edades y clases. El guapo, la madre, los niños, la enamoradiza, la mala… Es decir, el habitual núcleo familiar de convivencia de siempre que aquí es sustituido por el elenco cabaretero. De esta forma, se justifica a los personajes como compañeros de piso que habitan un hotel situado sobre la sala de fiestas. Así, se potencian las tramas y los conflictos.

Si en Un paso adelante estaba la ‘residencia’ de la escuela, en Lolita está una especie de hostal Royal Manzanares que es el punto de encuentro ideal para contar historias cruzadas, con variedad de perfiles de personajes, para enganchar a todos los targets de audiencia posibles: del adolescente a la abuela.

A pesar de estos cimientos para el éxito masivo en audiencias, Bienvenidos al Lolita ha tenido en su contra justo su propia fórmula ideal, ya que ha evidenciado, con demasiado artificio, esos trucos que tan bien funcionaron en otras series. Globomedia ahora deberá luchar contra el estereotipo de Globomedia, que tienen algunos (sobre todo detractores de la ficción española) y que no siempre es real. Ya lo han demostrado en excelentes series como Águila Roja. Sin embargo, El Lolita Cabaret necesita un rodaje para huir del manoseado tópico tragicómico y encontrarse con una historia consciente de su tiempo, en la que creer, de verdad, en la esencia canalla del cabaret y en la inteligencia cómplice del espectador. O, de lo contrario, la audiencia caerá en picado.

Y ADEMÁS…

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería la mítica serie ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado en 2013

¿Qué le está pasando a la alicaída ficción nacional?

6 programas que TVE no emitiría hoy

Maribel de ‘MasterChef’ ficha por el regreso de ‘¡Mira quién baila!’

2:24 - Autor:

De los fogones a la pista de baile. Maribel de MasterChef es la primera concursante confirmada del regreso de ¡Mira quién baila!, según ha desvelado falsodirecto.com. El talent show que triunfó en La 1 vuelve a su cadena original en busca de recuperar su esencia.

De momento, poco se sabe del resto de los concursantes. El portal Vertele anunció que Mariló Montero había sido tentada para estar en el jurado del formato bailongo.

Todo un golpe de efecto que parece que se esfuma, pues es poco probable que Montero acepte ser solo una colaboradora más de un prime time capitaneado por Anne Igartiburu.

Aunque aún todo son especulaciones. Por los pasillos de TVE corren ríos de rumores sobre los nombres que estarán en la que será la gran apuesta de entretenimiento de este trimestre que acaba de empezar. Sin embargo, sólo hay un nombre confirmado: Maribel. La revelación de MasterChef repite en un talent. Eso sí, ahora cambia el delantal por las lentejuelas.

> Mario ganó ‘MasterChef Junior’

Y ADEMÁS…

MasterChef, un éxito cocinado a fuego lento

¿Por qué los concursantes de MasterChef están aislados del exterior?

Recetas ‘Con las manos en la masa’

Así son los míticos Eudios Buñuel y así puede ser su futuro

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Cristina Ónega dimite como jefa de Nacional de los Telediarios de TVE

0:00 - Autor:

Cristina Ónega ha abandonado su cargo como jefa de Nacional de los Telediarios de Televisión Española. La periodista abandona el puesto un año y medio después de su nombramiento.

Según fuentes de TVE, su marcha supone una varapalo importante para el equipo de Julio Somoano, pues se va tras un año sufriendo presiones y tensiones como jefa de Nacional.

Licenciada en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU, Ónega (Madrid, 1975) inició su carrera profesional en 1997 en la sección de Nacional del Canal 24 Horas. En 1998 se incorporó a la redacción de los Telediarios también en el área de información política. Desde entonces y hasta julio de 2012 se ocupó de la información de Justicia y Tribunales.

El Colegio de Abogados de Madrid premió su trayectoria profesional y la Asociación de la Prensa de Madrid le otorgó el Premio Larra al periodista menor de 30 años.

Tras años de trabajo en los informativos de la cadena pública, Ónega se incopora ahora como directora de la Oficina de Comunicación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

De esta forma, los Telediarios de TVE pierden, en plena crisis de credibilidad social, a otro de sus rostros más característicos.

Una credibilidad que se ha tambaleado tras la ruptura del modelo independiente del poder de turno que instauró Fran Llorente en informativos y con el que ha acabado la actual dirección de la cadena pública. Lo que se ha traducido en un descenso importante de espectadores debido a la merma de confianza ciudadana y también a la involución en las narrativas audiovisuales.

> ¿Cómo debería ser la televisión pública que necesitamos en el futuro?

Y ADEMÁS…

Un año desde el cambio de modelo de TVE: 12 meses de pérdida de audiencia ¿y de independencia?

Seis programas que TVE no emitiría hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Borja Terán, editor

"Soy periodista y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en televisión. En definitiva, tele y más tele, por deformación profesional y porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo audiovisual.

Esa curiosidad será el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro."

 

octubre 2014
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

TeleDiaria en Twitter