Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Qué hacer si eres profesor y un alumno te manda “a tomar por c…”

26 enero, 2012 - 19:04 - Autor:

Alguno pensará que estoy desvariando. Nada mas lejos de la realidad. Sin ir más lejos, esta es la noticia he leído hoy en un periódico de Avilés.

Titular: “Un profesor denuncia en la comisaría a un alumno por insultos y falta de respeto”

Un docente del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) de Avilés denunció ante la Policía Nacional a un alumno por supuestos insultos y amenazas hacia su persona, así como supuesto acoso a dos compañeros de clase. El profesor presentó la denuncia en la Comisaría el pasado día 19 de enero y además puso los hechos en conocimiento de la dirección del centro.

Lo de poner los hechos “en conocimiento de la dirección del centro” me parece un detalle digno de resaltar, porque -ojo- esto no se trata de un asunto que incumba sólo a un señor que se siente agraviado. Vamos a los mencionados hechos:

El alumno llegó a la clase, que había comenzado a las ocho y media de la mañana, con una hora de retraso. «El docente le comunicó que se pusiese la funda de trabajo o que abandonase el aula de forma educada y respetuosa», consta en la denuncia. Lejos de seguir las indicaciones, prosigue el relato, el alumno se hizo el remolón y, ante la insistencia del profesor para que se pusiera la funda de trabajo o abandonase el aula, le dijo al profesor que no le «rayase» y le mandó «a tomar por culo» (sic), frases que acompañó de gestos despectivos.

Aunque nos echemos las manos a la cabeza, lo peor de este suceso es que habría pasado prácticamente desapercibido si el profesor no hubiese acudido a comisaría. Decisión que, por otra parte, entiendo perfectamente si consideramos lo que ocurre en demasiados institutos y colegios públicos. Desde hace muchos años, por cierto.

Algo parecido a la decisión de este profesor había escuchado con anterioridad, a modo de consejo, en boca de una docente en un instituto de Murcia. Una compañera suya había sufrido las amenazas de la familia de un alumno y esto fue lo que le recomendó: “vete ya a una comisaría y pon una denuncia”. En aquel momento, me pareció una exageración. Ahora comprendo que estaba equivocado.

A nadie con dos dedos de frente se le escapa que un profesor debe contar con los recursos legales para imponer su autoridad en clase. Pero si estos recursos brillan por su ausencia, debe hacer exactamente lo mismo que este docente asturiano: ponerlo en conocimiento de las autoridades civiles y académicas para que actúen en consecuencia.

Se me dirá que reivindico la autoridad del profesor: sí y no. De hecho, no es el daño a la autoridad del profesor lo que más me preocupa de esta historia, al menos como padre. Lo verdaderamente importante para los padres lo he dejado para el final.

El profesor sostuvo en la Comisaría, y así consta en la denuncia, que «se trata de un alumno conflictivo». Asimismo, añadió que el denunciado «lleva acosando de manera reiterada durante todo el curso a otros dos alumnos que le tienen miedo y no se atreven a denunciarle». El profesor aseguró que los alumnos acosados tienen buen comportamiento. «Incluso uno de ellos, que es un alumno ejemplar, se ha planteado incluso dejar el curso por el acoso que está sufriendo».

La noticia completa se puede leer aquí. Pero yo no necesito saber más. Si un alumno falta el respeto gravemente a un profesor podemos suponer cómo tratará a sus propios compañeros. A mi hijo y al tuyo. Al personal de administración y servicios. A otros padres. A la comunidad educativa, en suma. Pero, sobre todo, a la gente joven que acude todos los días a la escuela para ejercer un derecho básico: aprender. Los padres solemos perdernos en debates estériles sobre la autoridad del profesor, y a veces olvidamos a qué obedece la necesidad de que esa autoridad exista.

Suena fuerte decirlo así, pero está más claro que la luz: este profesor asturiano no ha hecho más que pedir a la policía la protección que sus alumnos merecen y que el sistema educativo español no les proporciona.

Lee también:

@martinalgarra

Mi mamá me mima. Mi mama le zurra. Mi mamá, a prisión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2012/01/26/que-hacer-si-eres-profesor-y-un-alumno-te-manda-a-tomar-por-c/trackback/

13 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Una denuncia que será papel mojado, especialmente si el alumno es menor.

El problema es que la culpabilidad final en esto parece que es del profesor que no sabe entender al alumno. Y lo digo porque quienes “dirigen” (por decir) el centro en este momento, y aunque parezca de locos, achacan al profesor la falta de información según procedimiento interno del centro, cuando en palabras del propio profesor, éste verbalmente comentó en reiteradas ocasiones problemas con el alumno en clase en la propia jefatura de estudios del centro, sin respuesta alguna ni intención (cosa habitual en este centro).

Y como digo ahora se achaca al profesor que no informó POR ESCRITO a los responsables del centro (cualquiera que revise como yo la documentación interna del centro puede vez que no existe procedimiento escrito alguno al respecto, y claro, las sucesivas veces que se informó verbalmente ahora parece que no existen, las palabras se las ha llevado el viento……). El profesor arto de que no le hagan caso verbalmente, va a comisaría a informar del caso, a ver si de esta forma alguien pone remedio a una situación, y hace valer los derechos de los alumnos que sí quieren aprender en el aula.

La cosa es tirar culpas a otros, en lugar de atajar estas conductas a tiempo. Se necesita ser valiente para ello, y creo que debieramos reflexionar sobre ello.

Es bueno leer y encontrar a personas que estén de acuerdo en que el maestro debe ejercer su autoridad dentro del aula, muchos padres piensan que es sencillo desenvolverse y tratar con sus hijos y que es hasta nuestra obligación aguantarnos situaciones como la que mencionas. Cada acción tiene una consecuencia, y si se pasan por alto este tipo de situaciones, estos alumnos se seguirán seguirán ejerciendo su poder en contra de otros maestros, alumnos y quienes le rodean.

Sobre todo me ha gustado mucho la reflexión final. Me ha aportado mucho, pues nunca lo había analizado desde ese punto de vista, del de los padres, de forma tan clara.

Buenos días, estas cosas antes no pasaban, había un mayor respeto hacia el profesor. Yo creo que a estos alumnos, una buena bofetada les vendría bien. Mi tío fue director y profesor en un colegio de secundaria, un día había un niño de 12 años jugando al Super Mario Bros con la Game Boy, le dijo que la apagara, no hizo ni caso, se empezó a burlar y gritó: “¡Ay! Me ha matado.” Mi tío le pegó un golpetazo y lo tiró al suelo con mesa y silla inclusive. Yo haría lo mismo, y cuando vino la madre a protestar, no sabía lo que estaba defendiendo, a un monstruo al que ha educado de mala manera. ¿En qué sociedad vivimos? En una España de 5 millones de parados algo está fallando y no es sólo la educación. No hay solidaridad, no hay valores, no hay moral, no hay NADA, MÁS QUE NIHILISMO-CAPITALISMO.

Vergüenza me da ya ser español, me voy a marchar de este país en llamas.

exacto,

este pais da asco, ya no hay ni valores

Y lo gracioso es que, a veces, la asignatura de ciudadanía -pensada especialmente para educar en valores pero considerada inevitablemente una “maría”- se convierte en el contexto más propicio para ese tipo de actitudes irreverentes hacia el profesor y hacia otros compañeros.

En Argentina pasa igual Estamos hartos; ayer en la tal mentada materia Ciudadania, un chico lo bañó en insultos a otro; cuando le dije que parara, continuo, hijo de…fue lo mas suave. Le dije que se fuera a hablar con el rector. Mas tarde hable con el director; me dijo que tiene problemas, que la casa, que los padrs Me enteré que el hermano del chico, mato a otro, este fin de semana!e…Me pregunto: y los 25 alumnos erstantes, acaso no tienen derecho a recibir buena educacion? Y, yo misma? Por que soportar estoicamente estas palabrotas? Me dicen; es que el pertenece a un ambiente, una cultura que vos no tenes. Cual es la cultura universal? Si va a trabajar, podrá insultar ? No lo echaran del trabajo? Es hora que los maestros nos pongamos a luchar por RESPETO que nos merecemos!! Y si sacara un arma?

Hoy le puse un parte de apercibimiento a una alumna por interrumpir una clase y cuando salí de esa clase me abordó en el pasillo y me dijo “Te voy a pegar una paliza”, ” ¿por qué has llamado a mis padres?”,,seguidamente me ha dado un golpe . por detrás.De momento he informado del hecho en dirección,han estado investigando y aún no se que medidas se van a tomar.Lo cierto es que aunque el golpe que me ha dado no me hizo daño ,si que me he sentido dañada en cuanto que me he visto humillada e impotente.En este caso os pregunto,¿ como puedo actuar a partir de ahora?

Saludos desde Ecuador, los maestros de todo el mundo debemos unirnos para luchar
contra estas leyes solapadoras que lo único que logran es crear seres irresponsables deben existir sanciones drásticas para aquellos estudiantes que falten el respeto al maestro y atenten contra sus compañeros, basta ya de alcahueterias

Buenos días, mi pareja es profesor y ayer tuvo que denunciar a una alumna.Les comento que desde siempre la actitud en el centro por parte de los alumnos es bastante lamentable y aunque tanto el como sus compañeros han intentado llevar las cosa lo mejor posible, ayer y tras haber abandonado la clase la alumna junto con otras compañeras ( porque ellas deciden y punto) al ponerle un parte empieza a decirle que “su madre se pasa el parte por el coño”. Tras insultos , gritos e histerias, dignas del mejor papel, otro profesor le dice que ya esta bien y que para clase. Ella se gira y le dice a pleno chillado a mi pareja,” esto lo vamos a arreglar hoy a las 2 y cuarto te espero en la salida o no vas a salir”. Que se supone que debe hacer, es vergonzoso esta actitud y comportamiento y ahora resulta que le llega esta mañana otras alumnas que ha hecho un escrito y que las quieren obligar a firmarlo y que ellas no están de acuerdo, porque eso no es verdad, lo que han puesto.Asustadas como es lógico. Pues bien al final será lo que ella le dijo ” te voy a echar del instituto” a mi no me vas a joder en cuarto . Pues si esto pasa, realmente merece la pena sacar una carrera, tantos sacrificios , tantos años trabajando y que te pongan en tela de juicio tu trabajo y labor de docente. Es vergonzoso y esto está pasando en la Isla del Hierro.Donde no hay control, respeto ni por profesores ni por nadie. Lamentable

Aquí en Argentina la cosa es mucho más grave. Recién una de mis alumnas me amenazó con “romperme la cabeza”, cuando el director del establecimiento le quitó el celular por escuchar música con los auriculares durante la clase.Demás está decir mi decepción, la terrible impotencia que se siente despues de diecisiete años de mi vida dedicada a enseñar valores además de matemática. Y si hace efectiva su amenaza? Merece mi hija de siete años quedarse sola en el mundo por gente así? Es justo que por un salario paupérrimo de 300 dólares arriesguemos la vida misma? En que estamos convirtiendonos?

Es sumamente decepcionante ser parte de este tipo de agresiones. Mi caso en México es que un alumno de secundaria me acusó de “acosarlo” puesto que le hice un reporte por haber sacudido violentamente a otra alumna durante mi clase. Sus padres lo apoyan y dicen que me denunciaran a derechos humanos. Y la niña ahora alega que solo estaban jugando. Yo pregunto ¿Por hacer mi trabajo ahora voy a ser perjudicada? Mis directivos y sindicato no hacen nada, pues no quieren involucrarse.

Deja tu comentario

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

 

enero 2012
L M X J V S D
    feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube