Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Por qué llamamos “gabachos” a los franceses cuando nos cabreamos con ellos

9 febrero, 2012 - 17:43 - Autor:

Al parecer, la palabra “gabacho” se usaba hace muchos siglos para nombrar a los habitantes que poblaban en los alrededores del río Gabas, que está muy cerquita de los Pirineos. Era la forma como muchos españolitos del norte conocían a los francesitos del sur, y equivalía a decir “los del río Gabas”.

Ahora bien: lo curioso del asunto es que el término no procede del francés, sino de otro idioma hijo también del latín, muy usado durante la Edad Media en el sur de Francia: el occitano (por cierto, si quieres escuchar cómo suena el occitano, puedes viajar al Vall ‘Aran, en la provincia de Lérida, el único sitio del mundo donde actualmente es oficial).

Actualización 15 feb. : desde Lérida Marta me hace llegar el siguiente comentario: “el occitano es también oficial en la ciudad de Toulouse; de hecho el nombre de las calles está escrito en ambas lenguas”. Pues gracias a ella ya sabemos algo más. Muchas gracias por la observación, Marta. :)

Según he podido averiguar, “Gavach” en occitano quiere decir “montañés”, pero por analogía acabó significando algo así como “rústico”, “pueblerino”, “persona con poca formación”, etc. Vamos, una forma como otra cualquiera de llamar “paleto, cateto, palurdo”. Quizá fue una palabra usada por los mismos franceses para referirse a las personas de las aldeas que no hablaban el idioma de Molière o lo hacían con pronunciado acento occitano. Existen otras teorías, pero esta es la que me convence más.

Como se ve, la palabra viene de antiguo, pero en cobró una gran popularidad en toda España con la guerra de la Independencia. Cosa natural, pues a nadie le gusta que tropas extranjeras invadan su país, saqueen sus ciudades, maten a sus hombres, violen a sus mujeres y dejen en la miseria a sus hijos. Que es lo que suele ocurrir en las guerras, especialmente en aquellos tiempos. Y que es lo que hicieron los franceses cuando a principios del siglo XIX se pasearon por la piel de toro durante seis largos años.

Eso sí: luego salieron escaldados. Como ocurriría si Noah se enfrentara hoy a Nadal, o Hinault a Contador. :D

@martinalgarra

Lee también: Soraya, no te enfades con los franceses; acuérdate de Tip y Coll

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2012/02/09/por-que-llamamos-gabachos-a-los-franceses-cuando-nos-cabreamos-con-ellos/trackback/

22 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Noah con Gasol, que Noah es jugador de basket. Monfils es tenista, por ejemplo.
Un saludo

Me refería al padre de Joakim Noah, el tenista francés Yannick Noah, que compitió en los años 80. Ya ves por qué este blog se llama “treintaymuchos”… :P

Me ha encantado el artículo, ahora les llamaré gabachos con más ganas!!

Ahora que hay polémica e indignación con los franceses y sus bromitas pesadas con el dopaje en el deporte español es una interesante historia para poner los puntos sobre las ies y dejar las cosas en su sitio.

[...] Fuente  [...]

Amigo Juanjo… qué facil es abrir la boquita y meter la pata… Para ti seguramente Lacoste es una marca de ropa deportiva… En fin, todos hemos sido jovencitos ignorantes. Se cura envejeciendo (casi siempre)

Para el de abajo: yannike Noah ex tenista ganador del Rolando garros en 1983, es el que dijo que en España teníamos la poción mágica para ganar. Tu te refieres a su hijo Joakim Noah jugador de los Chicago bulls.
No se equivoca el autor.
Un saludo.

Como todo buen nombre falta el apellido. Gabachos de…

Chicos ¡qué más da! ambos son deportistas y ahí hay dos españoles, ciclista y tenista para enseñar lo que es la casta española. Se ve que la envidia no es patrimonio de los españoles, va a ser que nos la enseñaron los gabachos en el sXIX ¡Aúpa Contador!

y ahora, qué ? por un perro que maté, me llamaron mataperros ?
Por favor, un poco de buen humor y aunque desde luego los guiñoles se han pasado tres pueblos, no por ellos tooooda Francia y toooodos los franceses son odiosos !! También me gustaría que pudieran envidiarnos por cosas como las que nosotros podemos envidiar de ellos: prestaciones sociales, etc…
Por cierto, en Toulouse el Occitano también es oficial y asi, por ejemplo, el nombre de las calles está escrito en occitano y también en francés.

Marta: muchas gracias por la observación sobre la oficialidad del occitano en Toulouse. Ahora mismo lo actualizo y te cito. ;)

[...] Visto aquí. [...]

Me ha encantado lo que he leido, pero recuerdo que hace años viviendo yo en Andorra, tube una preciosa novia francesa que me dejó por llamarle gabacha….y aun no habia ganado Roland G. el tenista Noha, ni habia nacido Contador.
un saludo.

Qué curioso, yo había oído que venía del aragonés y significaba “cobarde” :D

No hay ningún río Gabe.

“Gave” es un término que viene del gascón “gabe” y significa curso de agua y así se les llama en el Béarn y en Bigorre, en los Pirineos occidentales franceses.

Así, tenemos el Gave de Pau, Gave d’Oloron, Gave d’Ossau, Gave d’Aspe, Gave d’Oloron, Gave de Gavarnie y el Gave de Bastau.

Casi todos esos ” gaves” son afluentes del río Adour, que desemboca en Bayona.

Es una región preciosa que acogió con los brazos abiertos a los españoles que huían de la guerra. Muchos descendientes de sus hijos viven en Pau, Tarbes, Oloron… Aún más en Toulouse.

La España de pandereta siempre odió a la España ilustrada, afrancesada. Para nuestra desgracia, ganó la pandereta, Fernando VII, el “vivan las cadenas” y el “Viva la muerte”. Perdió José I (suya fue la idea de hacer un museo que luego sería el Prado). Perdieron los ilustrados españoles. Perdió España.

Pero, eso sí, por el Imperio hacia Dios.

Que dichosa y puñetera manía de llamar Lérida y Gerona a Lleida i Girona…. Constitucionalmente (y habrá que hechar por tierra esto último) se emplearán sus nomobres en Castellano (¿quien se los cambió?) únicamente en escritos oficiales.
En serio, ¿tanto nos cuesta llamar a las cosas por su nombre? es bien fácil, hombre!!

puede ser pero gabacho viene de el catalan gavatx que significa extranjero…

Me gustó el artículo. Tengo una pregunta Juan José… ¿De dónde viene entonces llamarle gabacho a los cerdos?
Saludos.

Después de leer este artículo,me hace gracia leer algunos comentarios de gente muy maleducada y acomplejada que se describe a ella misma delante del espejo.Gavatx viene de la Lengua d´Oc hablada en Occitania y en Catalunya con carácter oficial en Vall d´Aran y es un término despectivo que significa “Montañés cateto,pueblerino,grosero”.No se si os veis reflejados muchos en esa caricatura que tanta gracia os hace!!jajaa!! Ya sabeis queridos castellanos de siempre..Los catetos,pueblerinos y groseros ahora soys vosotros y os duele esa condición.
Deberiais tener más respeto por la diferencia y las culturas de los demás,porque los demás pueden también opinar libremente de vuestra condición y creerme que no es para tirar cohetes ni para estar muy satisfecho!!

Pues no me gustan esas designaciones despectivas:es una clara falta de desprecio: a ver os gustaría que a los españoles os llamaran españolazos de m…???.pues no creo.
Y al que puso un comentario sobre su novia francesa:hizo muy bien cuando te dejó porque parece que no le debías de tenerle mucho respeto.
Los que usan el término “gabacho”muestran las pocas luces que tienen y la falta de tolerancia que tienen con respecto a los extranjeros…

al tenista no lo conozco, pero si hinault y contador hubieran corrido en la misma epoca ……….le hubiera dado pal pelo !! seamos un poco serios y que conste que a mi hinault ni me va ni me viene , era solo por comentarlo

¿España es así como la muestra?, ¡que verguenza!. Escupiendo al cielo puede pasr que el escipinazo os caiga en la cabeza.
Amaia, quien no es tolerante con una persona, no es tolerante con nadie.

Deja tu comentario

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

 

febrero 2012
L M X J V S D
« ene   mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube