Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Quieres que tus hijos lean? Lee estos consejos y evita estos errores

16 Marzo, 2012 - 18:34 - Autor:

Catedrático jubilado. Cuarenta y tres años de experiencia docente le contemplan. De él recibí el siguiente consejo antes de que mis niños empezaran primaria: “haz que tus hijos lean, que disfruten de lo que lean y, lo más importante, que entiendan lo que lean”.

He consultado algunas fuentes, hablado con maestros, leído algunos libros y unos cuantos artículos. Además, he anotado cuidadosamente mi propia experiencia personal, nutrida de algún acierto… y de bastantes errores (espero que corregidos a tiempo, pues no habían cumplido los ocho). Por ejemplo:

  • Obligar a leer. Gran error. Hay que conseguir que el niño lea por su cuenta. Eso sólo puede lograrse si asocia la lectura a un buen rato, a una satisfacción. Y tal cosa ocurre mejor en un entorno de libertad. Que lea, sí, pero porque le gusta y le da la gana.
  • Afligirse porque el niño empieza primaria sin leer ni papa. Cada niño tiene su edad, su ritmo. Que un hermano mayor haya aprendido con 5 años no convierte en tonto al menor que con 6 apenas deletrea las palabras. Los expertos dicen que hasta los siete años un niño no tiene por qué saberlo todo. (Relacionado con esto, recomiendo este artículo de El País)
  • Usar la lectura como castigo. “Si no te comes la sopa te mando a tu cuarto a leer”. La fastidiaste. Ni comerá ni leerá. Y si te empeñas en ello, el niño identificará la lectura con el castigo.
  • Insistir en que lea los cuentos que a él/ella no le gusta. ¿A ti te gustaron cuando tenías su edad? Pues a él/ella no tienen por qué.
  • Exigirle que termine un libro que ha dejado a mitad porque le aburría.
  • Darle la brasa con sermones sobre la importancia de la lectura. ¿Qué diantres le importa un niño que la lectura “sea el alimento del alma, la gimnasia del espíritu, la base de la formación” o cursilerías semejantes? Ahórratelas.

Y ahora, unos consejos que dan resultado. He tratado de llevarlos a la práctica y, la verdad, funcionan.

  • Los fines de semana, compra tebeos con él/ella. Que pueda elegir lo que le gusta. Y cuando hablo de elegir me refiero a eso: comparar entre tebeos o libros y decidir cuál le gusta más (seguramente le gustará más de uno). Conviene dejarle con ganas de más: “te compro hoy este y, si te portas bien, la próxima semana te compro otro”)
  • Acércate al departamento infantil de las librerías y déjales en libertad. Es un buen plan de paseo los días de lluvia o mucho frío. Que busquen, que husmeen y que miren lo que les apetezca, aunque luego no compres nada. No te sientas gorrón. Te aseguro que la librería amortizará la visita tarde o temprano. Con tu dinero o con el suyo.
  • Si en esa visita a la librería se enamora de un libro, no se lo compres de inmediato. Ponles un reto para que se lo ganen, o diles que es muy caro y le pagas la mitad. Que la otra la saque de su hucha.
  • Para hijos un poco más creciditos: digan, lo que digan: la prensa deportiva es un gran aliado de la lectura de niños y adolescentes (pero, eso sí, antes tira las fotos subidas de tono y los anuncios de prostitución, que por desgracia aún siguen existiendo).
  • Si les ha gustado un libro o cuento o historia, interésate por ella; pídele que te la cuenten, hazle preguntas. Leer no consiste en verbalizar, sino en comprender un mensaje. Uno ha entendido algo cuando puede explicarlo con sus propias palabras. Ejercicio imprescindible y que requiere mucha paciencia paterna (como les emocione una historia y vean que alguien les hace caso, hay niños que pueden estar horas hablando solos). 
  • En las entrevistas con su profesor, no olvides hablar de la lectura en casa. Conviene que los maestros están informados de sus intereses; además, siempre podrá ofrecer un buen consejo para estimular al niño.
  • Si le ha gustado una película, sugiérele un libro sobre esa misma película. He de advertir que alguna de mis fuentes no está de acuerdo con este consejo, pero en mi caso particular la experiencia ha sido positiva; de modo que lo dejo sólo como sugerencia.
  • Revisa los contenidos. Hay cómics que a simple vista parecen inofensivos pero su rectura resulta desaconsejable incluso para los adultos. Mucho ojo, porque los pervertidos no sólo se esconden por internet. Hay editores que no demuestran ningún respeto por la infancia.
  • Y, aunque parezca de perogrullo, revisa la vista de tus hijos: hay niños que no leen porque, simplemente, no ven bien. Hablo por propia experiencia. Una revisión al año no hace daño, sobre todo a estas edades.
  • (Actualización 7 noviembre: por sugerencia de muchos de los casi 30.000 lectores que han visitado este post, tengo que incluir un consejo más. Si quieres que tu hijo lea, predica con el ejemplo: lee tú. Y que te vea. Es algo de sentido común, pero se me olvidó incluirlo. Gracias a los lectores, que me lo han recordado una y otra vez, lo añado. Más vale tarde que nunca, ¿no?) 😉

Una última reflexión, que he escuchado más de una vez: de la misma forma que no debemos obsesionarnos si un hijo no lee con seis años, debemos alarmarnos mucho si no lee nada, por propia iniciativa, con nueve o con diez. Recuerda que, al menos hasta los dieciséis, la mayor parte de la vida académica se resume en lo mismo: leer y entender, leer y entender, leer y entender.

(Para ampliar más sobre este asunto, me ha gustado un libro práctico e interesante: “Cómo hacer hijos lectores”, de la colección “Hacer Familia”).

@martinalgarra

Otros artículos del blog treintaymuchos:

Caso Madrid Arena: si yo fuera Ana Botella, me buscaría un buen abogado

Por qué dimite Esperanza Aguirre. Cuatro motivos razonables y uno terrible

Once prácticos consejos para convertir el problema del instituto en un follón de órdago

Día de la madre: nueve frases ingeniosas que te harán pensar y sonreír

Cinco miedos ocultos que destapa el auto del juez Pedraz

Así te cargas un movimiento ciudadano sin necesidad de porrazos

¿Sientes que te ha engañado Rajoy? Seis motivos por lo que no deberías extrañarte

Otros posts de Educación:

¿Eres padre o madre? Doce puntos con los que puedes cambiar el mundo

Qué hacer si eres profesor y un alumno te manda “a tomar por c…”

¿Hija adolescente? Oblíguela a ver este vídeo de una chica guapa

Fotografía de nuestro sistema educativo: joven listo que se autocompadece

¿Qué pasa cuando un profesor saca mala nota? El ejemplo de Nueva York

La minifalda francesa, el nudista y la profesora de instituto

Para leer mas artículos sobre Educación, hacer clic aquí

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2012/03/16/quieres-que-tus-hijos-lean-lee-estos-consejos-y-evita-estos-errores/trackback/

28 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Busco la palabra “biblioteca” y no aparece ni una sola vez en el texto. Lo debo de estar haciendo muy mal, entonces, porque voy al menos una vez por semana con mi hija a la biblioteca y en casa siempre hay algún libro en préstamo.
Y los cómics de editores pervertidos tienen un nombre: se llaman “cómics para adultos”. Que los hay, de la misma manera que hay literatura infantil y literatura que no está dirigida a niños, y nadie (que sepa de lo que está hablando) llama a esta última “literatura de editores pervertidos”.

Esta lista no pretende ser exhaustiva, así que gracias por tu valiosa aportación. Respecto a lo otro, no me refería precisamente a eso exactamente. Pero gracias por la precisión.

Me parecen muy útiles tus consejos Bosco, y muy acertada la sugerencia de la biblioteca de jotarp. De cómic de adultos le recomiendo unos de Marjane Satrapi, PERSÉPOLIS, sobre todo los dos primeros volúmenes. Es una dibujanre iraní que hizo su autobiografía en cómic.También se hizo película con ellos. Para mi son un ejemplo de amor a la libertad, a la autenticidad y sobre todo me encantaron porque es una historia que carece de prejuicios ideológicos de cualquier tipo, de esos que abundan tanto en España y que los comentaristas de los blogs, aún cuando aporten ideas positivas y que hacen más redondo aún un post, no pueden disimular… una lástima.
Mis hijas adolescentes ya los han leído, los dos primeros, el tercero y el cuarto les he dicho que les interesarán un poco más adelante…

A “E M”: no sea tan sutil, que así no hay manera de entenderse. O será por la verdadera abundancia que yo veo en los comentaristas de los blogs: la falta de comprensión lectora. Comentaristas que leen a otros comentaristas y, antes de pararse a cuestionarse si han entendido el sentido de lo que leen, corren a acusar de “prejuicios ideológicos”. Soberbio.

A Jotarp: No soy sutil, soy un ser bastante directo, me parece que aún haciendo una aportación positiva, lo haces de manera muy irónica y diciendo mucho con el tono de tu post. Estás insinuando que la persona que ha escrito el artículo no sabe de lo que está hablando, sólo porque no opina como tú, así que te lo digo más claro todavía para que no me acuses a mí de sutil en vez de reconocer que el que adolece de comprensión lectora eres tú: tienes unos prejuicios de caballo…

Lo de la prostitucion en el texto SOBRA. La prostuticion es algo que ha habido que hay y que habra. Vaya escritor mas corto de mente.

Y lo del pervertismo…en fin. Yo no se que educacion sexual recibiran estos hijos, que leer leeran mucho, pero tambien viviran una sexualidad fantasma.

“Revisa los contenidos. Hay cómics que a simple vista parecen inofensivos pero su rectura resulta desaconsejable incluso para los adultos. Mucho ojo, porque los pervertidos no sólo se esconden por internet. Hay editores que no demuestran ningún respeto por la infancia.”

Pero… ¿y esta tontería?

Buen buen articulo. Anoto muchos de los consejos. Como muchos padres siempre he anhelado que mis hijos heredaran mi avidez lectora, pero claro, como suele pasar, la historia no tiene porque repetirse. Los estímulos externos no son los mismos que hace varias décadas, ni la oferta audivisual que tiene la infancia.

La motivación a la lectura para un crió es complicada. Por mi parte he tomado sencillas medidas con mayor o menor acierto, algunas ya se citan el articulo, otras no como estas:

-Poner la biblioteca infantil en un sitio accesible para cuando les apetezca no tengan ni que pedir el libro.
-En reyes y otras fechas donde puedan recibir regalos que siempre haya un libro nuevo.
-Cada vez que veo un producto de merchandising (siento tener que usar la palabreja) que tenga relación con algún comic hacérselo saber, para que entienda que Mortadelo y Filemon, Asterix, Tintin, El guerrero del antifaz, etc… son tan importantes y conocidos como Doraemon, Bob Esponja, etc… Eso fomenta su curiosidad por los clásicos.

En fin, solo agregar que me parece muy acertado el comentario de “los pervertidos”, sin ir muy lejos os recomiendo a quien dude de ello haga un visionado a la inocente pelicula “El jorobado de Notre Dame” de Disney y después me cuente que es lo que quería hacer el obispo con Esmeralda. Yo creo que jugar al parchis precisamente no.

Un saludo.

Mi hija tiene cuatro años y desde antes se pirra por entrar a las librerías a ver cuentos. Todavía no sabe leer, claro, pero se inventa las historias ella sola. Yo leo mucho aunque no creo que sea por verme leer a mí, ya que mis padres no eran grandes lectores y yo lo soy.

Son muy buenos consejos, pero creo que de momento no me aventuro a ser madre, de momento me quedo con los beneficios del sexo sin hijos

Sólo una palabra para este articulista: BI-BLIO-TE-CAS
Estamos en crisis, no hay necesidad alguna de comprar un libro cada semana, sobre todo si puedes llevarte varios cada día de la biblioteca de forma gratuita.

(pero, eso sí, antes tira las fotos subidas de tono y los anuncios de prostitución, que por desgracia aún siguen existiendo).

No sé a que viene la gilipollez puritana esa… las fotos subidas de tono van a hacer de tu hijo gilipollas? Los anuncios de contactos que yo sepa no existen en prensa deportiva.

“Revisa los contenidos. Hay cómics que a simple vista parecen inofensivos pero su rectura resulta desaconsejable incluso para los adultos. Mucho ojo, porque los pervertidos no sólo se esconden por internet. Hay editores que no demuestran ningún respeto por la infancia.”

o mucho me equivoco, o sería necesario que matizase y aclarase un poco este punto, porque arece sugerir dos cosas muy raras:

1) esa identificación de comic = para niños es un pelín reduccionista, ¿eh? que el mundo está lleno de comics para todas las edades, no todo son patoaventuras, Teo va a la fábrica de chocolate o Pocoyó se va de fiesta.

2) ¿desaconsejable incluso para adultos? ¿mande? ¿sabemos distinguir entre realidad y ficción o “Lolita” es un libro asqueroso que ningún adulto debería leer?. Cuidado con los juicios de valor basados en la moral propia. Por supuesto, si está pensando en algún caso específico, estaré encantado de conocer el caso y dar opinión. Pero lanzar la piedra así, a lo abstracto, sin definir, es demasiado vago y perjudica a, por lo demás, un excelente artículo.

Muy bien estos consejos, pero como ya han dicho faltan las bibliotecas. En Madrid, donde vivo yo, y en la biblioteca Retiro hay una sección infantil y juvenil estupenda, donde pueden tocar todos los libros, sacar tres a la semana y familiarizarse con los libros…mucho mejor que comprar uno cada semana.

Y para mi, falta un consejo fundamental. Para que ellos se aficionen es necesario que te vean leer a ti, que vean como disfrutas leyendo y que vivan en un entorno donde los libros sean algo cotidiano.

“Revisa los contenidos. Hay cómics que a simple vista parecen inofensivos pero su rectura resulta desaconsejable incluso para los adultos. Mucho ojo, porque los pervertidos no sólo se esconden por internet. Hay editores que no demuestran ningún respeto por la infancia.”

Pues a mi este punto concreto me parece importantísimo:

a) Por un lado, tenemos libros supuestamente INFANTILES dirigidos a un PÚBLICO INFANTIL que no son más que un compendio de prácticas abusivas dirigidas a la infancia y toleradas y mantenidas; un ejemplo puede ser el libro “Un culete independiente”, donde se habla (y se justifica) del maltrato a menores con una frivolidad escalofriante.

b) Por otra parte nos encontramos con recopilaciones en forma de “Libro de lectura” que se usan en las aulas con una selección de lecturas elegidas y sacadas de contexto que intentan “enganchar” al alumnado, por ejemplo, con un capítulo de “El Lazarillo de Tormes” en 3º de Primaria, posiblemente leído de forma obligatoria y en voz alta en la sesión semanal. Si algún alumno sobrevive a esa situación y llega al libro original atraído por la historia, se llevará un chasco al comprobar lo que es el resto del libro.

Un saludo.

Al igual que otros el articulo es bueno salvo por unos cuantas cosas que estropean el conjunto. Me ha resultado pobre la ausencia del concepto de bibliotecas.

Pero me resulta definitivamente demasiado llamativo eso de:

“Revisa los contenidos. Hay cómics que a simple vista parecen inofensivos pero su lectura resulta desaconsejable incluso para los adultos. Mucho ojo, porque los pervertidos no sólo se esconden por internet. Hay editores que no demuestran ningún respeto por la infancia.”

Como sospecho que el autor confunde el comic para adultos con el de niños (Aunque me temo que no comprobará las etiquetas de edad que suelen haber en portada). Pero eso de desaconsejado hasta para adultos. Supongo que el señor Bosco lo extenderá a los libros. Por ejemplo a libros llenos de violencia, incesto, genocidios, muertes y torturas. Señor Bosco, habló de la Biblia. Si es así, estoy de acuerdo con usted. Ese libro no lo debería leer nadie.

ha sido un articulo cojonudo! si señor! mejor de lo que tu te crees! yo no podria haberlo hecho mejor!muchas gracias. a quien no le guste, lo tiene facil. no acabar de leerlo/no leer mas… ellos se lo pierden! GRACIAS. hermosas reflexiones

“Obligar a leer. Gran error. Hay que conseguir que el niño lea por su cuenta. Eso sólo puede lograrse si asocia la lectura a un buen rato, a una satisfacción. Y tal cosa ocurre mejor en un entorno de libertad. Que lea, sí, pero porque le gusta y le da la gana.”
Esta recomendación ya la dio Daniel Pennac. ¡Cuánto daño hacéis con esta consigna! No existe una varita mágica para conseguir que el niño lea por su cuenta. Hay muchos niños que no leerán nunca por su cuenta. Solo leerán lo que se les obligue en el colegio. Los profesionales de la enseñanza son responsables de que aprendan a leer, no de que no quieran leer. Los estímulos a la lectura fracasan en un porcentaje muy elevado de alumnos porque compiten de forma desleal con toda clase de distractores (Tv, consola, internet…). La escuela debe procurar que el niño tenga fluidez lectora y comprensión escrita para que adquiera las herramientas de un buen estudiante: hacer resúmenes, esquemas… Si de camino adquiere el hábito lector, miel sobre hojuelas. Si un niño no quiere leer y han fracasado todos los estímulos, ¿qué hacemos?, ¿lo abandonamos porque no es bueno obligar a leer?

Creo que te dejas el más importante:

Que el niño VEA que sus padres leen, y disfrutan la lectura.

En mi caso particular ha funcionado muy bien que mis hijos siempre se han ido a la cama a leer, incluso antes de saber la letras. Eso tenía dos ventajas, era un modo de pasar de la actividad al sueño con un periodo intermedio de tranquilidad, estar en la cama con un cuento, y ha facilitado que mis hijos se conviertan en grandes lectores antes de los 6 años. Por lo demás hemos tenido la suerte de seguir estas pautas.

Mi problema es como conseguir lectura adecuada e interesante para mis hijos, me estoy quedando sin ideas.

lo de la prensa deportiva y “rectura” desaconsejable incluso para adultos me ha matao.

Muy buen artículo. Se agradecen los consejos personales del autor. Sólo añadiría un punto: el que los padres también sientan interés y amor por la lectura. Los niños, que aprenden por imitación, seguirán el ejemplo.

Yo voy todas las semanas a la Biblioteca con mis 3 hijos, les recomiendo buscar Bibliotecas en sus Ciudades y hacer visitas periódicas, darle espacio a los niños para elegir sus libros. En la Biblioteca encontraran los libros adecuados para cada etapa de desarrollo!

Presuponiendo que los comics son para niños… ya no he querido leer más. Muy penoso, pero esto es España, vivimos en el tópico constante.

@Jose Antonio: ” Eso fomenta su curiosidad por los clásicos.”

Doraemon también es un clásico del cómic, comenzó a publicarse en el 70 y pico…

Me gustaron los consejos sobre la lectura, así lograr que estos pequeños lean, fomentando el gusto por la lectura. Gracias

yo estoy alrededor de los 100libros al año. te digo lo que funciono conmigo? que no me dejaran leer de pequeña, jajaj, tenia que hacerlo a escondidas (internet fue una graaan mejora en mi adolescencia :p). Ahora soy la pesada que regala libros a los niños.

Yo fui a la escuala a los 6 años y 3 dias (8 de Enero) y en semana santa ya sabia leer y escribir.
Me encanto desde el primer momento y leo por puro placer.
Cada persona debe hacer lo que le alga de dentro.
He llegado a delinquir por seguir leyendo.

siempre me ha gustado que me cuenten historias y la lectura ha sido “mi vicio” que de momento sigo manteniendo.

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Comentarios recientes

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

Entradas recientes

Marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Etiquetas

Archivos