Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cómo castigar a un niño hoy para que te lo agradezca mañana. Ocho criterios (casi) infalibles

4 mayo, 2012 - 9:16 - Autor:

Convivo con cuatro fierecillas a las que trato domar con más o menos acierto. Como todos los niños, a veces hacen el cafre y su madre y yo les reprendemos. Ambos nos preguntamos con frecuencia cuál es el castigo más eficaz. La experiencia me animó a leer sobre el tema y a anotar algunas ideas con la intención de escribir un artículo como este. Ha caído en mis manos un libro muy interesante que me ha ayudado a confirmar unos criterios y a descubrir otros que tienen pinta de infalibles (o casi). Los he resumido en ocho, que comparto con todos los padres y educadores del mundo; serán bienvenidas sus opiniones, sugerencias, críticas, etc.

1. No existen dos niños iguales. El castigo que ha sido eficaz con el mayor no tiene por qué servir al pequeño. Los niños deben conocer las reglas, pero la aplicación de éstas varías según las características peculiares de cada niño. Un niño que puntualmente dice una grosería no debe ser corregido del mismo modo que otro habitualmente grosero.

2. Para castigar, padres y maestros debemos tener la cabeza fría. Si tras el castigo nos invade un sentimiento de culpabilidad, eso suele significar que no hemos pensado bien antes de aplicar dicho castigo. Por tanto, debemos armarnos de paciencia, especialmente cuando estamos cansados, enfadados o agotados por otros motivos.

3. Consecuencia de lo anterior, los castigos físicos son completamente desaconsejables. Sí, lo confieso: he recibido y propinado algún azote, pero ahora que tengo la cabeza fría debo de transmitir lo que me han dicho las personas con más experiencia y conocimiento que yo: no pegues a los niños. No sirve. Es más: sus efectos a largo plazo pueden resultar contraproducentes.

4. Inmediatez. No permitamos que pase mucho tiempo entre la falta y el castigo, especialmente en el caso de niños más pequeños, que olvidan rápido. Cuando el niño está castigado, debemos asegurarnos de que el realmente recuerda por qué lo está.

5. Los castigos deben ser una herramienta excepcional, no una recurrente. Demasiados castigos deben hacernos sospechar que el niño está llamando la atención por algún problema oculto y por lo general más grave. En ese caso, debemos corregir y, si es necesario, pedir ayuda externa (maestros, tutores, psicólogos, etc)

6. Objetivo primordial: que el niño entienda las relaciones de causa-efecto entre la falta y el castigo. Si un jovencito llega 45 minutos tarde a casa, tiene más sentido impedirle ver la mitad de su partido de fúbol favorito que prohibírselo todo entero. El castigo no solo trata de poner límites, sino de que el niño entienda por qué existen esos límites. De esa manera, aprenderá a evitar por si solo las conductas que le acarrerán consecuencias negativas. También es bueno advertir antes de cometer la falta: si haces esto, te ocurrirá lo otro.

7. Racionalidad. No debemos imponer castigos excesivamente duros ni tan complicados de cumplir (o para nosotros de supervisar) que al final no pueden llevarse a cabo. “No sales de casa durante un mes”; “copia esta frase mil veces”… Ojo con los castigos contraproducentes: a un niño tímido no debemos impedirle acudir a un cumpleaños, donde puede relacionarse con más facilidad

8. Resulta mucho más eficaz fortalecer las conductas positivas que erradicar las negativas. El castigo debe estar equilibrado con caricias y besos. Muchas caricias y pocos castigos. Felicitar y celebrar los aciertos presentes evita los errores futuros.

Como digo, se trata criterios casi infalibles. Remarco lo de “casi”. Ni la educación funciona como una ciencia exacta ni los niños se comportan como autómatas de respuestas siempre previsibles. Pero precisamente por eso, porque no hay reglas exactas, conviene conocer criterios contrastados por la experiencia y avalados por los expertos. En la inmensa mayoría de los casos, funcionan. ¡Suerte con tus “fierecillas”!

@martinalgarra

Otros artículos del blog treintaymuchos:

Caso Madrid Arena: si yo fuera Ana Botella, me buscaría un buen abogado

Por qué dimite Esperanza Aguirre. Cuatro motivos razonables y uno terrible

Once prácticos consejos para convertir el problema del instituto en un follón de órdago

Día de la madre: nueve frases ingeniosas que te harán pensar y sonreír

Cinco miedos ocultos que destapa el auto del juez Pedraz

Así te cargas un movimiento ciudadano sin necesidad de porrazos

¿Sientes que te ha engañado Rajoy? Seis motivos por lo que no deberías extrañarte

Para leer otros posts sobre Educación, haz clic aquí

¿Eres padre o madre? Doce puntos con los que puedes cambiar el mundo

¿Quieres que tus hijos lean? Sigue estos consejos y evita estos errores

 ¿Quién se atreve a prohibir los deberes del colegio? Los padres franceses

Qué hacer si eres profesor y un alumno te manda “a tomar por c…”

¿Hija adolescente? Oblíguela a ver este vídeo de una chica guapa

La minifalda francesa, el nudista y la profesora de instituto

¿Sientes que te ha engañado Rajoy? Seis motivos por los que no deberías extrañarte

Por qué Bohemian Rapsodhy es mejor que el sexo

 

 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2012/05/04/como-castigar-a-los-ninos-hoy-para-que-te-lo-agradezcan-manana-ocho-criterios-casi-infalibles/trackback/

46 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Gracias! Muy bueno!

En primer lugar, en el contexto familiar se puede transmitir disciplina sin recurrir al castigo, haciendo entender a los niños lo que han hecho y por qué está mal y usando solamente el principio de consecuencia. Ejemplo: jugando con el balón en casa tira varias cosas al suelo y alguna se rompe: es el niño quien ha de recoger todo y dejarlo como estaba.
Segundo, educar a base de causa-efecto no relacionados (el ejemplo que usa usted: llegar tarde y dejar de ver medio partido), advirtiendo o no es básicamente educar con miedo y no con conciencia. Los niños deben aprender que sus actos tienen consecuencias, sí, pero las directas (me remito al párrafo anterior).
Con el resto de la entrada estoy más o menos de acuerdo. Solo recordar a quienes la lean, que el refuerzo positivo material debe ser muy excepcional. No vale que cada vez que saque buena nota se le regale algo. Es mucho más efectiva y menos contraproducente a largo plazo (pues el niño puede llegar a pensar que las cosas se hacen por el premio, no porque hay que hacerlas) la valoración y aprobación por parte del adulto de las conductas deseadas.
Saludos y gracias por el post. Seguro que muchos padres andan perdidos en estos temas. Aunque para ser buen padre solo hay que “investigar”. Hay mucha y muy buena información por ahí.

Completamente de acuerdo en todo. La teoría me la conozco al dedillo, en la práctica no cumplo casi ninguno, un desastre de mamá

No creo en los castigos. Creo más bien en enseñar y aprender a asumir las consecuencias de lo que cada uno hace. Parece lo mismo, pero no lo es. Desde luego que hay límites, y desde luego que hay que enseñarlos. Pero me parece más eficaz enseñarlos en clave de consecuencias y de responsabilidad, que de castigos y de obediencia.

Me parecen buenos consejos, si bien es cierto que el castigo fisico es desaconsejable, hay momentos en los que es necesario, yo recibi por parte de mis padres mas de un cate que se podian haber ahorrado, pero otros me ayudaron a tomar conciencia y a aprender respeto

slds

Me encanta la primera frase:”Convivo con cuatro fierecillas que trato de DOMAR”. Si ya empieza el artículo de esta manera el resto tiene que tener un contenido pedagógico educativo digno de estudio – nótese la ironía -. También me hace gracia lo del “método ferreros” de la portada del libro. Soy educador y es la primera vez que oigo hablar de él.

El castigo sólo alimenta odio y resentimiento.
Padres! Impongan el amor en la relación con sus hijos. Ningún castigo sirve de nada a largo plazo. Lean SummerHill. Es un libro que SI merece la pena.

Es un tema interesante, se pasó de una época de castigo fisico a una época en la que como dicen algunos hay que educar en amor, creo en ello, pero que hacer cuando un crío coge un berrinche (y los cogen)? Pienso y a mi me sirve que un cate es necesario en algún momento, no como algo reiterativo, pero si circunstancial. Conozco niños de amigos mios, que nunca les han dado un cate y os aseguro que se burlan de los padres, por mucho que ellos intentan hacer razonar al niño y criarlo en amor.

[...] queremos aconsejar la lectura de un artículo del periodista Juan Bosco Martín Algarra sobre la educación de los niños, donde ofrece ocho [...]

Muy buen aporte. La educación que se le dé a un niño en la infancia será fundamental en su futuro. Por este motivo los padres deberían interiorizarse sobre las técnicas adecuadas de educación a fin de optimizar el desarrollo como personas de sus hijos.

Les aconsejo leer en profundidad este ensayo, y compartanlo con aprendices, docentes, y padres de familia. Les será de mucha utilidad en la educación de sus hijos.
http://es.scribd.com/doc/106823658/Teoria-de-la-Educacion-de-Martin-Soria

La verdad que los consejos que da Juan Bosco son muy buenos, la verdad que a mi que soy madre primeriza y mi hijita es una jupia (tremenda) me ha abierto más mi forma de pensar como educar a mi hija y Margarita tiene también lo suyo, me gusta la parte que dice educar a base de causa-efecto no relacionados, por que la verdad que yo trato de llevar así mi matrimonio y hasta ahora me ha resultado muy bien soy muy feliz con mi esposo. Pero la verdad que no sabia como aplicarlo con mi niña, ahora tengo más luces.
Gracias!!! por sus consejos.

Para Encastrado, decirle que los refuerzos positivos no tienen por que ser siempre materiales, sino que pueden ser también de otro tipo.

Por ejemplo, si ha aprobado el examen de inglés del martes, podemos dejarle jugar media hora más. O alabarle si ha recogido la mesa él/ella solo/a por vez primera. De hecho, suelen ser recompensas que, a la larga, satisfacen más que las materiales, que en cuanto las tenemos, ya no nos gustan.

Me sitúo en la línea de Monstrua frente a Encastrado: no es necesario un regalo material. Pensando en mi propia educación, con nulo refuerzo positivo porque la teoría de mis padres era: “es lo que tienes que hacer”, personalmente solo necesitaba una palmadita en la espalda, una mención a haberlo hecho bien, un reconocimiento… Jamás lo recibí y si algún día acabo teniendo hijos lo haré. Ya lo hago con adultos…

Hola buenas noches, quisiera participar en este coloquio y aportar mi experiencia dando la practica totalidad de la razón al señor Juan Bosco Martín Algarra, autor del texto. Es un tema que me interesa mucho.

Mi experiencia personal se basa desde mi prisma como hijo, he sido educado bajo la filosofía de la “vara” (paliza tras paliza) y del maltrato “psicológico” (insulto tras humillación) y ahora me he convertido en un hombre (tengo 27 años) que no “vale para nada”, soy una persona muy introvertida, una persona con miedos a la gente por lo que tiendo a aislarme, sin autoestima, siempre me hago auto-culpable de todo, nunca creo hacer nada bien, me siento incapaz para afrontar cualquier obstáculo, en cuanto alguien me dice algo, que no tiene por qué ser ni siquiera ofensivo, me bloqueo y no soy capaz de defenderme… y un largo etcétera que no voy a dilatar porque seguro que todos son capaces de imaginar.

Lo mejor es que soy consciente de todo ello y se que necesito ayuda (aunque no me la puedo permitir), porque por mucho que lea sobre el tema no soy capaz de “arreglarme” entre otras cosas porque con esta crisis que estamos pasando y mis pocas capacidades-aptitudes para empezar a buscarme la vida (no es más que por la razón psicológica, preparación creo tener; llevo 2 años siendo ingeniero informático) no logro encontrar un empleo, por lo que sigo conviviendo con mi padre que me machaca y humilla a su voluntad (al cual mi madre jamás a sido capaz de replicar ni ha tenido los galones suficientes para hacerlo, lo cual le ha llevado a un espiral que le ha hecho comportarse como el).

Con esto no quiero decir más que, el no acertar con nuestra filosofía, no solo llega a ser contraproducente, sino que incluso puede llegar a ser fatal para la psicología y el futuro de una persona (yo siento que no voy a ser capaz de darle un sentido a mi vida, no me encuentro psicológica mente capacitado).

Como quiere transmitir el autor, “castiguen” pero con luces, filosofía y necesidad, respeten y sean justos, den autoestima a sus hijos y quiéranlos mucho, pero no solo eso, si no que no olviden nunca demostrarlo, háganles sentir importantes y que aunque se equivoquen, es una cualidad del ser humano y además es algo totalmente corregible y eso es lo que deben aprender y corregir, porque aprendiendo nunca hay motivos para no ser felices.

Yo a pesar de todo, quiero a mis padres como a mi propia vida.

Gracias por el texto, saludos cordiales

Mi enhorabuena por el artículo..pero me encanta leer los comentarios varios..y la réplica esta vez va para Agustín. Vamos a ver..Usted es educador…¿de sus hijos o de profesión…? Porque no es lo mismo. Por su forma de hablar deduzco que Usted no tiene hijos. En el amor educamos (todos los padres dentro de un contexto que diría normal..salvo excepciones de trastornados, ya lo se..) y que yo entienda el castigo no significa que por eso quiera menos a mis hijos, todo lo contrario. En la vida se van a encontrar miles de situaciones donde serán penalizados si las cosas no las hacen correctamente..por ejemplo..paso del límite de velocidad luego tengo una multa, o algo peor…llego tarde a trabajar luego me acabarán despidiendo..le podría dar infinitos ejemplos..no me imagino al poli de turno dandonos una palmadita en la espalda diciendonos…¡ Qué noooo!!! Sr. López que si Usted corre tiene un accidente y se hace “pupa” .¿Me promete que no lo hará más? Mira Agustín, yo prefiero a que sepan que a lo largo de su vida van a tener mil y un correctivo, que hay mil normas, respeto a los demás y eso…se aprende con castigos y con amor.
No se si tiene hijos pero como he leido a algún tertuliano, yo también conozco a infinitos padres que con su nueva teoría del no castigo…les “mean” literalmente en la boca. Yo solo sé que tengo dos hijos, que la adolescencia es muy dura, que pasé una año “horribilus” con mi hijo mayor. que me decían que era muy dura con él…y al final, con esa dureza, castigos y premios (por supuesto) he conseguido que mi hijo sea féliz, buen estudiante y que esté pasando la adolescencia más suave de lo que me esperaba (milagros no hay..tampoco). A mí cuenteme ejemplos, no libros… Estas corrientes americanas de que el niño necesita libertad, descubrir, ….sin normas ni historias ..y al cabo de unos años te dicen que ¡¡¡Uppps!!! Pues va a ser que el niño necesita unas normas porque si nadie le enseña como que tiene carencias…lo sentimos..ya no hagan caso de este libro..¡¡¡ahora otro!!!

Y¡ por favor! Un poquito de humor, lo de “cuatro fierecillas” a mi me encanta, porque está dicho con todo el amor del mundo..a ver si Usted va a ser de los que hay que hacer un articulo a lo Perez- Reverte. No voy a indicar los apelativos que uso con mis hijos, no vaya a ser que me aplique el castigo que a sus vástagos les niega..o me denuncie por malos tratos verbales!!! Y mis hijos son para mí “LO MEJOR DEL MUNDO” les educo en el amor y les indico “lo bueno” y “lo malo” que hacen…

Un saludo

Yo tengo 3 y añadiría algunos consejos a los de la lista, que me parecen todos muy buenos:

1) Seriedad en los castigos: Si le amenazas con castigarle si hace tal y lo hace, TIENES que castigarle o no valdrá de nada todo lo demás. Eso quiere decir que hay que pensarse mucho las amenazas, y que si sientes que te has pasado, tienes que decírselo públicamente, que te has pasado, que lo sientes, y que quitas el castigo por eso, aunque se merecería otro castigo, pero lo dejamos pasar (la culpa fue tuya por pasarte en el castigo, no suya… del todo). Si quieres respeto, se honesto.

2) Lo de premiar en lugar de castigar hay que matizarlo, se puede “mezclar” o usarse como guia para todo.

Yo uso esto: en lugar de castigarles si no hacen sus camas o algo así, se tienen que ganarse un premio por puntos durante la semana. Si hacen sus camas, 1 punto, si recogen la mesa y barren el suelo debajo, otro punto… si no hacen a tiempo sus deberes y cosas del estilo, -1 punto.

Ah! para evitar castigos puntuales por cosas no escritas, añadimos cosas genéricas (si tras más de 3 avisos no hacen caso en algo, -1 punto) y otra condición “comodín”: si se portan muy mal pueden perder puntos a nuestro criterio, aunque esperamos no usarlo, y llegado el caso tendrías que explicarles muy bien porqué les quitas los puntos, tienen siempre que saber porqué ganan o pierden, no vale ser caprichoso o perderán el control de sus recompensas y perderán la motivación.

NO vale darles 1 punto si hacen los deberes, eso es una obligación, en ese caso les quitamos si no los hacen.

La idea es ajustarlo para que puedan ganar 3 a 5 puntos un día que se porten “bien”, así, en una “buena semana” acumularían entre 15 y 20 puntos, digamos, así que el premio ha de estar en esos 20 puntos que, para tí, son “portarse bien”.

El premio puede ser cualquier cosa que deseen mucho: El sábado salimos de paseo y te puedes pedir el helado que quieras. Si llegado el día 2 de ellos tienen 20 puntos y otro no, ese no esta castigado, se puede pedir un refresco, pero no un helado, no se lo ha ganado… pero no está castigado.

Con el mayor de 8 hicimos esto: Le gustaba mucho un juego de la Wii, en lugar de regalárselo en su cumple o algo así, lo compramos y es nuestro, y se lo dejamos usar el fin de semana si acumula mas de 20 puntos. Los que le sobren son para el próximo fin de semana o para jugar 2 horas en lugar de una.

Las ventajas son muchas: se ganan las cosas en lugar de perderlas por castigos, los responsables son ellos y no tu, y se pueden redimir si hacen algo que resta sumando más puntos.

Funciona muy bien y le da todo un giro a la relación, y dejas de ser tú el malo para ser ellos los que simplemente se ganan más o menos cosas durante la semana.

[...] Ver mas /* Compártelo y subelo a facebook y twitterFacebookTwitterPinterest [...]

Muy interesante artículo. Cada padre ha de hacer lo que le funcione, porque cada hijo, en efecto, es diferente. Yo en todo caso matizaría lo de los condicionales (“Si no haces esto, te pasará aquello”). Con adolescentes, o niños de seis años para arriba, perfecto. Un crío de dos o tres años, en cambio, no entiende bien las oraciones condicionales, porque para él sólo es real el presente (la idea del transcurrir temporal es bastante sofisticada, y ni los animales superiores la entienden). En caso de niños así de pequeños, un azotito (¡sin fuerza, desde luego!) al hacer algo mal creo que puede ser lo más eficaz.

raquel, si corres, la consecuencia NATURAL de la accion es q puedes tener un accidente. luego no corres para no tener un accidente y eres consciente. castigando lo que cnosigues es que si tu hijo de mayor tiene dinero, correrá igual por que podra pagar las multas , o correrá cuando haya pasado el radar o vea q no hay policia.

si eres una persona de ejemplos y con eso te vale para universalizar y validar teorias, vas al botellon y les preguntas a los niños si sus padres les castigan o incluso les pegan el cate, azote o como le quieras llamar. la inmensa mayoria esta a favor del castigo y el cate, y solo tienes que ver como está el mundo para sacar tus consecuencias.

y sí, el castigo les demuestra a tus hijos que solo les quieres cuando hacen lo que tu crees conveniente (aunque tu los quieres siempre, no lo dudo). Lo que necesita un hijo de unos padres es un amor incondicional, en el error y en la virtud, es lo que les hará seguros de si mismos y AUTOresponsables de sus actos, sin necesitar que nadie les juzgue, castigue, vigile o premie de adultos, pero si quien les explique, ejemplifique, acompañe y guie. Y no premios y castigos como si tuvieran que ser amaestrados, y necesitan ejemplo, no autoridad, por que si eres tu el que le va inculcando de pequeño que se hace lo que dice el que manda, y que el mundo está así y asi hay que acoplarse a él, apañados vamos.

suerte.

[...] y de monjas y tienes que cumplir una serie de normas a la hora de vestir, de hablar, de corregir y castigar a los niños que mi madre no comparte, por ejemplo castigar a niños de 7 años rezando el [...]

Me acaba de suceder un caso por la cual tengo mucha tristeza tengo una niña de 5 años, lastimosamente esta demaciado engreída como es nuestra primer hija tratamos de darle lo que más podemos y no obedece quiere ordenar cosas como el escoger su ropa para salir y aunque se lo prohíba igual se impone al nomento de comer estamos todosentados y ella brincando por allí, ayer ya colmo el bazo y le di 4 o 5 nalgadas pero fuertes y la bañé con agua fría la cual odia , ella me pidió disculpas por haberse portado así, luego en la noche al cambio de ropa me percate que le habían que dado ronchas como marcas en sus nalgas, me puse triste la abracé y llore mucho ella me abrazaba igual y entre mi llanto le hiba hablando que me disculpa ra que se portara bien que yo la amaba y que no me gustaba hacerle esto, ella también lloro me seco las lágrimas con sus manitas y me dijo mamita no fue tu culpa sino la mía no llores más hoy abri esta páginas porque no hice lo correcto y he descubierto que tengo que ir al psicólogo ya que hoy me levante y sigo con pena con mucho arrepentimientos ya que ella es así porque no la corregi desde más pequeña yo soy la culpable de que ella sea así

HOLA …CUANDO APLICO UN CASTIGO A MI HIJO DE 9 AÑOS E ESTADO OBSERBANDO Q EL SE EXTRESA COMO MAS DE LA CUENTA , EJEMPLO YO LO CASTIGO POR ALGO Q HIZO LO LLEBO A UNA PIEZA Q TENEMOS CASI DESOCUPADA HABLO CON EL LE COMPARTO PORQUE LE CASTIGO LO PONGO EN MIS PIERNAS Y LE DOY CON UNA VARITA POR LAS NALGAS PERO ESTA SEMANA ALGO PASO EN LA CALLE Y LO ENTRE PARA CASTIGARLO PERO PAPA DEJEME ESPLICARLE EMPEZO COMO A DEFENDERSE Y ME DIO UNA RAZON PARA NO CASTIGARLO PERO MINUTOS DESPUES MI HIJA DE 8 ME DICE Q EL NIÑO TIENE SANGRE EN EL OJO SE A LLEBADO AL MEDICO Y EL DICE QES COMO RABIA O UNA FUERZA MAL ECHA ,LOS AMIGUITOS E VISTO QUE LE GRITAN LE DICEN COSAS PERO EL NO SE DEFIENDE EL ES MUY BUENO EN EL COLEGIO A ESTADO EN EL 1 ER LUGAR LA NIÑA LO MISMO ,YO FUY OPERADO DE LA VESICULA Y E ESTADO EN CASA YA BASTANTE TIEMPO UN REPOSO CASI DE 3 AÑOS ME AYUDAN Q HACER

hola, mi problema sq soy madre soltera hace 3 años, mi hija tiene 6 y practicamente la e criado sola, ahora e rehecho mi vida y mi pareja tiene una hija de la misma edad q la mia (6 años), se llevan regular, se pegan, se vuelven rivales entre ellas por momentos…y la verdad q se me hace muy dificil el dia a dia cuando estan juntas, q son pocas veces, cuando mas es en vacaciones, la niña de mi pareja me da la sensacion de q no puede conmigo, q no le caigo bien, pq hay dias q me los pego regañandolas, pq me rompen todo, y ella me contesta y mi hija lo ve y me hace lo mismo, yo no me meto en la educacion de ella pero cuando mi novio trabaja y me tengo q quedar con las dos se me hace un mundo, la pequeña d mi pareja siempre esta retandome y esperando hasta q el padre llega y le echa la regañeta, para nada me gusta esta situacion y no se ya como llevarla, si me podeis aconsejar?? os lo agredecria, un saludo.

tengo problemas de comportamiento en el colegio de agresividad con mi hijo de 7 años es un niño muy inteligente tiene buenos procesos académicos pero su disciplina es algo que no hemos podido controlar cada día es peor que puedo hacer. en la casa lo castigo poniéndolo de pie de frente a una de las paredes.

Hola, yo tengo 12 años y la verdad nunca he sido castigada y golpeada por mis padres, pero si por mis maestros porque me lo he ganado obviamente y la verdad los castigos que me ponen los maestros en lugar de mis padres me han enseñado mucho (en especial un maestro: Mario Palacios Sanchez, mi maestro de matemáticas) Yo lo quiero como si fuera mi propio papá, xq el me ha castigado y se lo agradezco xq eso me sirve para q entienda las cosas, he ceirto cuando me castiga el me enojo pero ya despues se lo agradezco, mis papás aunque cometa una falta leve o una grave nunca me dicen nada y me molesta mucho que no me llamen la atención xq eso me demuestra q no les intereso pero los castigos q me pone mi profe (Aunque lo conozco desde hace 6 meses) me ha hecho una persona de bien y fijense cuanto tiempo a pasado, antes de que lo conociera yo era muy rebelde y sacab malas calificaciones, muy poquito, ojala q todos los maestros y padres sean como el y tambien me ha dado consejos y todo eso no crean q solo me reprende, y claro yo ya estoy deacuerdo que el castigi fisico es muy malo pero tambien se le puede pegar a tus hijos cuando es nesesario y no muy duro xq les puede afectar en lo psicologico, los castigos hacen mejor a los hijos, y en este comentario que he hecho le digo a mi profe lo siguiente “Gracias prof,e por reprenderme cuando es necesario, lo quiero mucho y nunca cambie y tambien le pido perdon x todo lo q he hecho pero sabe q solo es por travesura no x maldad, lo quiero, aunque me dice q me quiere, pero me conformo con q me lo demustra (q me lo demuestra muy bien y casi todo el tiempo) y por reprenderme xq me demuestra con eso q le importo, gracias si algún día lee esto” tambien quiero agradecer a El Colegio Manchester de México x todo donde el profe da clases y donde yo estudio, se los recomiedo mucho y quiero agradecer a todos mis amigos y amigas y la gente q me ha apoyado como por ejemplo ese profe, y ese profe es el que más me ha apoyado.
GRACIAS A TODOS, GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Hola buen día:

La verdad que tengo problemas con mi hijo de 7 años es de caracter muy fuerte, me contesta no me hace caso, yo soy muy floja con el quiza por “EVITAR” discusiones no le digo nada pero lo único que he logrado es mal comportamiento de el, hasta en el colegio nos han mandado a llamar que molesta mucho a l@s niñ@as que les pega, y es muy malcriado conmigo mi esposo me dice que tengo que cambiar de actitud que el sienta que yo tengo autoridad no solo mi esposo es mas obediente con el que conmigo pero si me urge cambiar y que el me respete y respete a los demas amo muchisimo a mis hijos pero por el mismo amor que les tengo hay que corregirlos, ME URGEN CONSEJOS!!!!!!!!!!!!! gracias

tengo un niño que va cumplir 8 se me ha vuelto muy rebelde no me ase caso tengo quejas de sus compañeros y de su profesora antes lo pegaba mucho con el tiempo fui entendiendo que no es la forma de educar a mi hijo, pero desde que ya no le pego no hace caso a nadie no se como educarlo ,no quiero pegarle mas lo castigo le quito las cosas que le gustan y no le importa no se que hacer me parece que su corazón se a endurecido le digo todos los días que lo amo y que es lo mas importante para mi siento que estoy perdiendo a mi hijo!!!!!!!!!!!!ayuda por favor

Hola soy Miriam madre soltera de una pequeña de 8 anitos y me encuentro un poco mal porque ya no se como educar a mi hija es muy rebelde y grosera vivimos con mis padres mi mama la reprende mucho y también le pega y eso me duele mi hija no era así de un tiempo para acá se volvió muy rebelde grosera con mi mama y de todo llora y se exalta quiero lo mejor para ella y necesito saber cual es la mejor manera

Buenas tardes a todos:

Soy educadora de padres certificada en Disciplina Positiva y me gustaría compartir mi enfoque desde esta filosofía respecto a su artículo.
De entrada el título me parece muy inadecuado. No comprendo porqué debemos castigar a las personas que más amamos en el mundo, es decir, nuestros hijos. Si una persona castiga a otra de ninguna manera puede infundir un agradecimiento posterior, puesto que no hay nada que agradecer.
Muchos padres y maestros piensan que los niños se portan mal a conciencia, porque son unos caprichosos, unos mal enseñados, o simplemente porque disfrutan poniendo a prueba nuestra autoridad, paciencia y tolerancia, pero en realidad el mal comportamiento de los niños deviene de una forma errónea de decirnos: “quiero pertenecer y ser reconocido”.
Estas necesidades de reconocimiento y pertenencia están presenten en los seres humanos desde el momento en que nacemos porque así es como reafirmamos nuestra existencia, y se vuelven tan importantes que condicionan nuestra conducta para bien o para mal. También sería más fácil decodificar la conducta de los niños si los papás y maestros supieran como es el comportamiento humano y el desarrollo de éste en las diferentes etapas del ciclo vital. Esto evitaría entender una conducta como “mala o errónea” si supiéramos que en realidad es una conducta normal de acuerdo a la edad del niño. Jane Nelsen dice en su libro Disciplina Positiva: “es muy triste saber que muchos niños están siendo castigados por una conducta que es cronológicamente normal”.
Entender que los niños solo quieren pertenecer y ser reconocidos es el principio básico de Disciplina Positiva, por tanto, cuando un niño/a se porta mal está tratando de decir: “siento que no pertenezco a esta familia o escuela y que no soy importante o valioso para ti”.
Ellos permanentemente están tomando decisiones subconcientes en base a los que piensan de sí mismos, de los demás y del mundo, y estas interpretaciones subjetivas se convierten en “su realidad” dirigiendo su comportamiento.
El Dr. Dreikurs decía: “los niños son buenos observadores pero malos intérpretes”. Esto se refiere a que los pequeños son muy hábiles para percibir las cosas que pasan en su entorno pero que no siempre saben como traducirlas o manejarlas por falta de habilidades y eso precisamente es lo que los lleva a comportarse inadecuadamente.
Revelar el verdadero mensaje detrás del mal comportamiento es todo un arte que los papás habrán de aprendrer para poder apoyar a sus hijos satisfactoriamente.
El castigo resulta una acción perjudicial para los niños porque no sólo representa una solución a corto plazo, sino que también, genera sentimientos nocivos que el niño procesa a nivel subconsciente, y lejos de corregir una mala conducta” invita a la rebeldía o al resentimiento, además de que resulta muy doloroso ser castigado por las personas que se suponen más los quieren. Sin embargo, ellos necesitan de nuestra guía para entender que hay conductas socialmente aceptables y otras que no. Esto se refiere especificamente a poner límites adecuados a su edad y desarrollo. Está demostrado que poner los límites conjuntamente con la participación de los niños hace que estén menos dispuestos a romper los límites que ellos mismos han colaborado a establecer. En Disciplina Positiva más que a los castigos nos enfocamos en las soluciones e involucramos a los niños en la participación de ellas haciendo preguntas curiosas tales como: ¿qué fue lo que sucedió?, ¿cómo piensas arreglar esta situación ahora? ¿qué has aprendido de lo acontecido?, ¿qué deberás hacer en un futuro para que no vuelva a suceder? También usamos las consecuencias naturales y las consecuencias lógicas. Esto es (dependiendo de la situación y de la eventual complejidad o peligro de ésta) dejar que los niños experimenten de forma natural las consecuencias de sus decisiones. En cambio las consecuencias lógicas son acciones que los padres tomamos para redirigir el comportamiento del niño sin aplicar humillación o dolor. Hay muchas personas que piensan equivocadamente que es necesario que los niños paguen por por lo que han hecho en lugar de ayudarlos a que aprendan de lo que han hecho. Nadie nace sabiendo y tener unos buenos mentores o guías (los padres o educadores) que ayuden a los niños de forma amorosa y respetuosa a ser los mejores seres humanos que puedan, es una gran bendición.
Este método está basado en el concepto de la estimulación como el motivador más poderoso para mejorar la conducta porque: CUANDO NOS SENTIMOS BIEN ACTUAMOS BIEN!
Termino citando una famosa frase de Jane Nelsen que dice así: “De dónde sacamos la loca idea de que para hacer que los niños se sientan mejor primero hay que hacerlos sentir peor?”

Un cordial saludo a toda esta comunidad y gracias por permitir el espacio para el aporte de diferentes disciplinas para educar a nuestros hijos. Bendiciones*

“Tengo dos bebes uno de cuatro y otro de diez soy madre soltera y he sido muy rigida en la forma de reprenderlos sobre todo con el mayor, ahora siento que he perdido el control y aveces la paciencia quiero modificar mi forma de castigarlos,sin perder la calma y su respeto pero por sobre todo quiero tener mas comunicacion con los dos”.

hola tengo un niño de 3 años soy madre soltera mi niño es muy rebelde agresivo y grosero no puedo conel genio q tengo necesito ayuda yo siempre le castigaba por q hacia cosas malas y ahora no se como corregir estoy desesperada

hola tengo 3 hijos pero el q mas m preocupa es mi hijo de 6 años vivo con mi pareja y mis padres
mi niño es muy rebelde ,no obedese no m entiende ni escucha . yo siempre lo castigo hasta le e pegado y incluso mi esposo dice q es mi culpa por sobre protegerlo y ya no se q hacer , la profesora m ha dicho q le urge q le haga una prueva psicologica,emocional y intelectual
por q en el colegio hace la clase cuando el quiere no es q no sepa por q cuando trabaja lo hace muy bien y trae buenas notas
por eso le pido a usted q si puede ayudarm se lo voy a agredecer bastante esperare su respuesta muchas gracias

Que tal primero q nada q buenos consejos interdiciplinarios nos muestran al calce de estas columnas es de uen sentido saber q efectivamente existrn niño@s de todo tipo y creo yo aunq me e enfrentado a diversas opiniones q es real q un niño o niña no deve ser golpeado ni reprimido pues este auto no es mas q un sentir personal deq ya ARREGLO el problema y simplemente lo q a echo el mentor es sentirse bien pero el en lo personal y el azote.solo era loq conozemos como sacar su coraje y esto es desafin al principio de educar mas nnk la palabra incluye golpear o reprimir solo quiero saber si vivo una realidad o en verdad solo me siento bien no terrOreando ami hija y dandole seguridad.a sus acciones siempre poniendo sn claro q existe lo bueno y lo malo y una frace mia q tal vez les gute es no hay mal niño solo malos pricios concecuencia de nuestras malas actitudes. Gracias y espero respuestas y calificaciones.a mi antrs.citado

Hola, excelente recopilación del artículo que nos ayuda en esa ardua labor de criar hijos. Especialmente difícil cuando son más de 2.
Les recomiendo la lectura de este buen artículo que también los puede ayudar:
http://mijardininfantil.edu.co/reflexiones-para-padres-de-familia-como-premiar-o-castigar-a-nuestros-hijos/.
Saludos y gracias

Hola soy una madre d 28 años mi hija d 5 años es muy difícil grieta mucho mueve mucho se importa muy muy mal intentado con ella y nada y no se q puedo acer mas así que por favor alquien me puede consejas

Hola, soy madre de 4 niños: una niña que acaba de hacer 16, un niño de 13, una niña de 7 y la pequeña de 5 años
Yo soy ama de casa me dedico a mis hijos en todo desde que se levantan hasta que se acuestan, les pregunto si necesitan ayuda con cualquier cosa
Mi marido trabaja a turnos porque es médico , pero cuando esta en casa intenta hablar con ellos de todo
Cuando se pelean, se portan mal, traen malas notas, gritan desobedecen solemos hablar de lo que han echo mal y si se merecen estar castigados para que sepan el porque del echo
Los castigos que solemos ponerles sin tele, ordenador , móvil , Wii y aparte permanecer en su cuarto hasta nuevo aviso solo pueden salir del cuarto para comer desayunar , merendar , cenar y si tiene que ir al baño eso si mientras que están castigados en el cuarto no vale que estén tumbados en cama tienen que estar de pie de cara a la pared depende de lo que hayan echo están unas horas castigados o de como máximo han estado hasta 7 días castigados así
Pero en junio tuvimos un disgusto con nuestra hija la mayor nos vino con tres asignaturas suspensas como siempre hacemos nos pusimos los dos hablar con ella que nos dijera si tenía algún problema después de hablar con ella decidimos darle unos azotes solo la dimos tres azotes seguidos con la mano y luego la dijimos que iba a estar castigada pero esta vez que iba a ser más de 7 días la decidimos castigar durante todo el verano estudiando el día 2,y3 de ahora de septiembre se examino de las tres y aprobó todo la hemos dado de beso la hemos felicitado y la perdonamos
Esa misma semana el viernes 6 salió con las amigas tenía que haber llegado a la 1 y llego a la una y media nada más llegar a casa mi marido le dio un azote y el sábado estuvo todo el día castigada ……..
Nunca les hemos dado ningún azote a ninguno excepto ahora que mi marido me ha dicho que hay que cambiar la táctica no sabemos si esta bien hacerlo así

le dan azotes a los niños y adolescentes xq su hija ya es adolescente y veo q en españa supongo q es española les zurran con azotes hoy en dia me cuesta creer y por volver media hora solo media hora mas tarde no es un cronometro y supongo q los azotes seran con un latigo o cinturon

Yo no soy española y tmb soy adolescente tngo 17 no se si a la chika española q yego media hora tarde la la castigaron con azotes y usted le pregunta si fue con latigo o cinto pues a mi me azotan con latigo y como dije no soy española

Gracias a Carolina herrera po su enfoque.Comprare el libro y lo aplicare con mis hijos.

Puro cuento este texto, a los niños hay es que cojerlos a tabla, harta correa y palo… tengo 19 a mi me criaron así y soy todo un macho! Ese cuento de ay los castiguitos y no se que, están mandados a recojer, a los papás de uno los criaron así y son buenas personas no como esas porquerías de hoy en día.

Muy buen tema.

Hola…
tengo dos niñas, de dos matrimonios diferentes. mi Segundo esposo comenzo a criar a mi primogenita cuando apenas tenia 1 añito… Ella le dice papi… tambien se relaciona con su padre biologico y le dice papi tambien. El problema es que en casa de su padre biologico, siempre le dan lo que ella quiere, no la regañan, no la castigan cuando hace algo mal… Muy al contrario… todos los fines de semana que se queda alla, le compran cosas y le dan paseos, y le dejan comer lo que ella quiera… Aun cuando yo le haya dicho que se porto mal ese dia o esa semana y que debe estar castigada ese fin de semana, ellos no me hacen caso y se la llevan a pasear y le pintan las uñas, etc…. Ella tiene 5 años ahora, y tiene un character demasiado fuerte… Hasta esta mostrando signos de conocer y dominar lo que es la manipulacion sobre otras personas, miente mucho y me hace frente cuando le digo que NO a algo. Me habla para atras de mala manera mucho, tratando de callarme, como si supiera mas que yo. Yo he tratado “time outs”, arrodillarla en el piso, quitarle juuetes, quitarle television, premios a sus actos positivos, nalgadas…. y lo peor es que a ella parece ya no importarle que le castigue. QUE PUEDO HACER EN ESTE CASO? No siempre resulta mas facil reforzar las conductas positivas… y como castigarle dandole caricias, si eso te hace ver debil como autoridad!!!!.. Cuando la policia te da un boleto, no te da una caricia!! cuando la policia arresta a alguien, no lo llenan de abrazos!!!!! Esto es muy complicado,… la autoridad es algo firme pero fragil… una vez se rompe o se ve debil y comprometida… ES CASI IMPOSIBLE REMENDARLA!!

Hacer el cafre? que es eso? Creo que cuando conversamos o intercambiamos puntos de vista con otra personas, en este caso, personas que utilizamos el español como lengua materna, debemos de utilizar el español universal y no modismos o expresiones locales que puedan confundir a la persona.

Muchas Gracias!!! Estaba buscando algo como esto.

hola buenas tardes quiesiera que ustedes me colaboraran con mi hija lo que pasa es que ella esta entrando en la etapa de la rebeldia tan solo tiene 9 años y ya me tiene con canas verdes no hace caso arranca las notas que la profesora me menda del colegio.He hablado con ella de mil maneras pero no me entiende quisiera que ustedes me ayudaran para saber que hacer con ellasoy una mama de 25 años y la verdad me aterra saber que ella se me este saliendo de las manos gracias por su atencion y espero su respuesta

Muy interesante este blog hay momento en la vida de nuestros peques que estan mas nerviosos y son etapas y tenemos que reaccionar de alguna forma.

Deja tu comentario

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

 

mayo 2012
L M X J V S D
« abr   jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube