Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Doce puñaladas tras la historia digna de un parado

24 enero, 2013 - 19:32 - Autor:

Todo ha sucedido muy rápido. Hace poco estaba llamando a un personaje que pretendo entrevistar en los próximos días. Comunicaba. Yo esperaba. Me quedaba pensativo. Volvía intentarlo. Nada. Entonces sonó el teléfono. Era un amigo… con malas noticias.

-Estoy jodido

-Vaya, ¿y eso?

-Vengo de Bankia de pagar una multa que me pusieron el mes pasado.

-¿Qué hiciste?

-Aparqué en doble fila para preguntar algo en una tienda… y me pilló la tía que controlaba la zona azul. ¡Yo no sabía que estos también podían poner multas por aparcar en doble fila!

-Pues ya lo sabemos ambos, macho. ¿No puedes recurrirla?

-No merece la pena… Tengo todas de perder; acabaría pagando más: el sobrecargo, las nuevas tasas judiciales… además: me fastidia decirlo, pero la multa era correcta. Mi coche no molestaba a nadie, porque había dejado hueco para salir, pero estaba claro que había aparcado mal. No fueron más de cinco minutos, pero me pilló… salí corriendo de la tienda cuando vi que la señora cogía su libreta. Traté de disuadirla… sin suerte: no hubo clemencia. Ya ves, me acaban de despedir y ya tengo cien euros menos de mi finiquito…

-Lo siento, tío. Qué mal rollo…

Seguimos hablando de otras cosas, y colgué. En apenas dos segundos, ignoro por qué motivo, vino a mi cabeza una batería de chispazos que decían así:

-Fundación Ideas
-Caso Urdangarin
-Caso Gürtel
-Caso Faisán
-Bebés robados
-Marta del Castillo
-Mari Luz Cortés
-Caso Prenafeta
-Caso CAM
-Caso Palau
-Caso Pallerols
-Caso Pepe Blanco

Prometo que no tuve que hacer ningún esfuerzo memorístico. Se atropellaron de tal manera en mi mente que los apunté en la libreta que siempre tengo en mi escritorio. ¿Qué extraña relación guardaba aquel torrente de corruptelas que con la triste anécdota que acababa de relatar mi multado amigo? No lo sé, pero al observar esa lista de puñaladas que había clavado en mi cuaderno llegué a varias conclusiones:

  • Casi todos son casos relativamente actuales
  • En casi todos hay políticos de por medio
  • Casi todos se han eternizado en los tribunales
  • Casi ninguno ha acabado o tiene pinta de acabar en una condena satisfactoria del presunto/s culpable/s.

He dejado lo que estaba haciendo y me puesto a escribir este post para lanzar un sola reflexión: ¿Cuánto tiempo creen que puede aguantar la gente?
Me refiero a la gente normal. Sobre todo a esos seis millones de parados como mi amigo que, cuando cometen errores, los reconocen y pagan de inmediato su deuda contraída con las autoridades. Incluso aunque acaben de ser despedidos.
Y aunque la tenga que pagar en Bankia, uno de los nombres, por cierto, que no había incluído en mi lista de atropellos a la Justicia.

@martinalgarra

Otros artículos del blog treintaymuchos

Colección de frases chorras que dicen nuestros políticos al hablar de corrupción

Lista exhaustiva de políticos que han ido a la cárcel por mangar nuestro dinero

Pues a mí no me serena el ánimo su dimisión, señor exvicealcalde de Madrid

Método Santiago Cervera: cinco cómodos pasos para dimitir “por ser una víctima”

Por qué dimite Esperanza Aguirre. Cuatro motivos razonables y uno terrible

Por qué se va Guardiola. Cinco razones inconfesable y una obvia.

Dívar dimite: ¿por católico, por corrupto, por homosexual o por cobarde?

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2013/01/24/diez-punaladas-tras-la-historia-digna-de-un-parado/trackback/

3 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Enhorabuena! ¡Excelente artículo, Bosco!

Muy buen artículo. Está claro que los ciudadanos siempre tendremos las de perder mientras este maldito sistema no se cambie. Sería de justicia no ya que fueran a la cárcel, sino que devolvieran hasta el último céntimo que se han llevado todos ellos.

No pueden, salvo que presenten una denuncia como testigos y muestren pruebas (al contrario que la policia y de sus multas del SER, para infracciones no relacionadas con el aparcamiento regulado, y dejar un coche en doble fila no lo es, han de presentar pruebas. Suelen poner el nombre falso (en el sentido de que el policia jamás está en la “escena del crimen” de un policia que atestigua la denuncia, y luego él agente hace como que lo ratifica , un policia no necesita presentar pruebas, pero sí ser testigo, no es facil, pero se puede intentar presentar un recurso: los vigilantes del SER cometen muchos defectos de forma, y al presentar los recursos procura usar formas verbales extrañas, como contestan con formularios estandar (ni siquiera se leen las reclamaciones), se puede alegar que la administración no ha respondido. Es un paso largo, pero despues del intento del bloqueo de los parquímetros, la justicia justa (a veces) es la única opción, si estás en paro, saca el dinero de tu cuenta y declarate insolvente, no te la van a quitar, pero retrasas el cobro, con lo cuál les jo*e, ten en cuenta que los vigilantes están instruidos para inventarse multas, con la crisis, quieren recaudar POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES, y jamás te van a perdonar una multa, aunque el procedimiento sea totalmente irregular.

Deja tu comentario

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

 

enero 2013
L M X J V S D
« dic   feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android