Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La tontería inconsciente también mata a los papas

23 julio, 2013 - 19:29 - Autor:

Lamento tener que sustraerme del buen rollo, algo gilipollín y chachipirulesco, que predomina últimamente en la prensa internacional con todo lo que rodea al Papa Francisco. Deseo que su idilio dure lo máximo posible, siempre que no opaque los aspectos más importantes en el desarrollo de un evento como la JMJ.

Voy al grano. Me temo que, como sigamos en este plan, al Papa lo van a matar un día de estos. Y lo vamos a sentir mucho los cristianos, los periodistas y la gente de buena voluntad. Así de fácil: un tiro, un bomba, un cuchillo… Y no será un Alí Agca, sino cualquier imbécil oculto entre la supina inconsciencia de la masa católica, ante la incompetencia de los organizadores y responsables de seguridad de los países anfitriones.

El recorrido que se presenció ayer entre el aeropuerto y el palacio de Guanabara fue de auténtico espanto. Se puso en peligro la vida no sólo del Papa sino, lo que es cuantitativamente mucho peor, la de cientos de peregrinos que se apiñaban a su alrededor.

Que Francisco sea un hombre, afable, sencillo y austero, y que desee lanzar un mensaje de cercanía, no debe hacernos olvidar una realidad tan cruda como evidente: hay muchas personas en este mundo encantados con la idea asesinarle. Escojan el motivo: político, religioso, histórico o por simple notoriedad, como fue el caso del asesino de John Lennon.

¿No le importa al Papa convertirse en mártir? Sin duda, está dispuesto. Que no le importe, ya es otra cosa. Nadie, ni el más santo de los cristianos, tiene ganas de que le envíen con el buen Dios antes de tiempo. Ni él ni tampoco las decenas de personas que pueden salir por los aires el día que a algún pirado se le ocurra soltar una granada por la ventana abierta del Fiat papal o hacer estallar su cinturón bomba cuando la comitiva quede atascada entre el tráfico.

Mi mensaje -supongo que lo entenderán- no tiene nada que ver con los sentimientos religiosos ni las convicciones éticas de cada uno. Apelo al más elemental sentido común. El Papa, Messi, Obama o Lady Gaga (por citar ejemplos muy dispares) mueven masas ingentes allá por donde pasan. Y ese mismo movimiento, si no se controla a conciencia, puede acabar en tragedias que ninguno de los antedichos desea provocar. Pero suceden. Si no se prevén, acaban sucediendo. ¿Necesito recordar lo que ocurrió en Madrid cuando nos visitó un famoso pinchadiscos japonés?

“El Santo Padre quiso viajar en un utilitario”, dirán algunos. “Pues habrá que decirle que no se puede”, apostillo yo. Al menos, cuando viaje a determinados países extranjeros. Quizá no corre peligro en la plaza del Vaticano, donde los Carabinieri y la Guardia Suiza tienen contados hasta el último adoquín. Pero las calles de una ciudad como Río son otra cosa.

Si el Papa sabe ponerse en las manos de otros para cuestiones como la reforma del Banco Vaticano, con más motivo sabrá hacerlo para aquellas que atañen a su integridad personal y a la seguridad de los cientos de miles de peregrinos que acuden a verlo. Desde luego, si yo fuera presidente de un país, me negaría a recibir a un jefe del Estado al que no me permiten garantizar su protección.

Sé perfectamente que la seguridad cuesta dinero. En el caso de un personaje como el Papa, quizá mucho más. Pero siempre resultará más barato alquilar un coche blindado que apostar a veinte policías en los tejados de cada edificio por el que va a pasar la comitiva. O tener que repatriar un cadáver ilustre y asumir las pérdidas en términos de vidas humanas, de imagen internacional, de lucros cesantes, etc, etc, etc.

Cuentan que durante el pontificado de Juan Pablo II se criticó duramente la construcción de una piscina para que el pontífice hiciera ejercicios de rehabilitación prescritos por el médico. A propósito de la polémica, Wojtyla comentó algo con gran sentido común: “sale mucho más caro convocar un cónclave que construir una piscina”.

Tengo la esperanza que algún día la prensa se tome algo más en serio la cobertura informativa del Papa y de la Iglesia. Hasta ahora creo que muchos medios, demasiados, confunden seriedad con abundancia. Entre todos los corresponsales internacionales, la información vaticana siempre me ha parecido pésima por su falta de profundidad, de rigor, de discernimiento y de sentido crítico. Las ilustres excepciones sólo confirman una regla tan patética que en ocasiones como ayer se vuelve algo todavía peor: peligrosa.

Seguir a @martinalgarra

Otros artículos del blog treintaymuchos

La ¿vergonzosa? cualidad secreta de Concha García Campoy

¿Hija adolescente? Oblíguela a ver este vídeo de una chica guapa

Bárcenas llamó “niñato” a Basagoiti. ¿Vomitará Arantza Quiroga?

San Valentín también tuvo su amor. Verdad y leyenda del 14 de febrero

No castigues a tu hijo o te las verás con la Guardia Civil. Mejor que la Guardia Civil se las vea con tus hijos

Los nueve titulares (apestosos) de Bárcenas en su conversación con Pedro J.

Colección de frases chorras que dicen nuestros políticos al hablar de corrupción

Lista exhaustiva de políticos que han ido a la cárcel por mangar nuestro dinero

Crucifijos y “maricones”, chistes de judíos y de mujeres maltratadas

Me importa un pimiento la marca España; prefiero la Justicia

Si Emilia va a la cárcel, ¿dónde van a esconder a los Bárcenas, Mulas o Urdangarín?

Doce puñaladas tras la historia digna de un parado

 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2013/07/23/la-tonteria-inconsciente-tambien-mata-a-los-papas/trackback/

9 Comentarios

Deja tu comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

Hombre, yo entiendo que, si es el representante de Dios en la Tierra (yo soy agnóstico, así que no creo nada de esto), no vaya con tanta protección. Es más, si yo fuera el representante de un dios todopoderoso y omnipresente, es que iba sin policías ni nada.

Soy católico, y debo respeto y obediencia a S.S. pero la verdad que siento preocupación, en ese aspecto ya que confirmo que me preocupa todo lo que se ha publicado en este artículo y desde que empezó su pontificado, no solo por él, sino por el riesgo que corren todos los que le rodean. Acordémonos de S. S. el Papa Juan Pablo II los dos atentados que tuvo, el segundo fue por parte de un sacerdote.

¿Necesito recordar lo que ocurrió en Madrid cuando nos visitó un famoso pinchadiscos japonés?

A que se refiere?

totalmente de acuerdo con el articulista… ahora hay cada loco en la calle… y el Papa Fco. es lo que la Iglesia y nosotros los catolicos necesitamos en este momento… debemos cuidarle como la piedra angular..

Bosco, soy seguidor tuyo, me encanta el 99% de lo que escribes, pero hoy siento discrepar al 100%. No creo que sea ajustado comparar al Papa con Obama y mucho menos con Messi. Y lo mas importante, asumiendo que corre riesgos, si el Papa Francisco no quiere utilizar PapaMovil blindado, no entiendo la obsesion en imponerselo, el mejor que nadie es perfectamente consciente a lo que se expone y el mensaje que lanza “con riesgo” es bueno!

Gracias por tu comentario, Rodrigo. Messi y el Papa son comparables en la medida que su presencia mueve masas. No quería establecer otra causa de comparación más allá de ésa. Comprendo que el Papa no quiera usar un blindado, pero estoy seguro que también comprende los peligros de no hacerlo. No sólo para él, sino para la gente que se agolpa a su alrededor. El estar en blindado no sólo protege al Papa: disuade de intentar cualquier atentado que pueda poner en peligro al Papa o a los peregrinos. Así lo veo yo.

Niego la mayor. El artículo parte de suponer que el Papa es tonto: “La tontería inconsciente…”
Francamente, me cuesta suponer que es tonto él, que son tontos todos los que le rodean y que también son tontos los encargados de su seguridad en Sao Paulo.
Sencillamente, ha elegido. Otra cosa es que no te guste su elección. Pero tonto, no creo.

No me refería al Papa, sino a los responsables de la seguridad del Papa, a las autoridades brasileñas y a los periodistas que se centran en destacar la cercanía del papa cuando está claro que se ha producido un fallo gravísimo de seguridad. El Papa hace lo que le dicen. No es culpa suya.

Estoy totalmente de acuerdo, estoy espantada cada vez que lo veo en la tele, desafiando a que le manten, y el follón que se va a montar con su muerte…

Deja tu comentario

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

 

julio 2013
L M X J V S D
« jun   sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android