Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Un dibujito de Coco para explicar a los políticos la diferencia entre lo ético y lo legal

24 abril, 2015 - 8:58 - Autor:

¿Se acuerdan del simpático monstruito de Barrio Sésamo que nos enseñaba a los niños de los ochenta la diferencia entre ‘arriba’ y ‘abajo’? Vamos a ver si logramos, con sus excelentes, métodos pedagógicos, mostrar la diferencia entre lo ético y lo legal.

Digamos que usted se llama Juan Pérez y que trabaja en una empresa, como tantos millones en el mundo. Pero usted, que es una persona capacitada y versátil, presta otro tipo de servicios por los que cobra (y no poco). Entonces el responsable de su organización sale a la palestra y declara ante todo el mundo: “Me gustaría que Juan Pérez se dedicara a su labor”. ¿Qué reacción cabe esperar del resto de trabajadores?

Sería difícil de analizar caso por caso, pero supongo que provocaría bastantes enfados o al menos extrañeza. No entiendo entonces por qué no suscita un rechazo general escuchar al presidente del Congreso de los Diputados declarar, a propósito de los cobros extraparlamentarios de Pujalte, que le gustaría “que los diputados se dedicaran a su labor”.

¿Y a qué diantres se supone que se deben dedicar entonces?

Vale que los ciudadanos critiquemos a los diputados. Vale que deploremos sus reiteradas ausencias al pleno, su desatención a los electores, su sumisión a los intereses del partido por encima de las necesidades ciudadanas, sus elevados emolumentos, privilegios y prebendas… pero su su jefe salga a la palestra y diga algo así como “estoy es lo que hay, señores, habría que cambiarlo, pero las cosas son como son”, provoca una justificada indignación.

Indignación que se añade al rechazo instintivo que produce comprobar que un diputado puede dedicar parte de su tiempo a obtener suculentos réditos de sus actividades extraparlamentarias. ¿Ilegales? Todo parece indicar que no, en la media que son avaladas por una mayoría aplastante, como se ha apresurado a informar Martínez Pujalte. Pidió permiso a la cámara y sus colegas, de uno y otro partido, se lo concedieron por abrumadora mayoría. Hoy por ti y mañana por mí.

Pero… ¿y la ética? ¿Dónde dejamos la ética, de la que tanto presumen los políticos -TODOS- en campaña electoral?

“Siempre ha habido un debate sobre si los diputados tener otras actividades”, comentaba ayer Martínez Pujalte en las televisiones (y creo que tuvo tiempo para hacerlo en casi todas).

“¿Le parece ético?”, le han preguntado. “Era legal”, ha respondido.

“¿Le parece estético?”, vuelven a cuestionarle. Silencio.

Los diputados deberían tener más claro que nadie el necesario ajuste que debe existir entre lo ético, lo estético y lo legal. Tan claro como para no evadir la respuesta a la pregunta clave de todo este asunto. ¿Acaso no son ellos quienes fabrican las leyes?

Siempre recordaré la lección de un profesor de Derecho que tuve en la facultad, Francisco Gómez Antón. Cuando explicaba el concepto de delito, trazaba una línea horizontal en la pizarra. Hacía una pequeña marca vertical sobre la línea y decía: “De aquí adelante, hay un delito que debe ser castigado. Detrás de la línea, no hay delito. Ahora bien: a medida que nos acercamos desde atrás hacia la marca del delito, más asqueroso, repugnante y rechazable resulta nuestra acción, aunque no esté castigada por la ley. Matar a una persona es un delito gravísimo, pero insultarle, odiarle y desear su muerte con el pensamiento tampoco está nada bien. ¿Está claro?”

Parecía una obviedad, algo así como si la marioneta Coco de Barrio Sésamo explicase a los niños la diferencia entre “arriba” y “abajo”, o “lejos” y “cerca”. Pero a la vista está que el viejo y sabio profesor tenía mucha razón para explicarnos lo evidente como si fuésemos niños.

@martinalgarra

Otros artículos del blog treintaymuchos

Colección de frases chorras, a cual más boba, que sueltan los políticos para hablar de corrupción

Dos cartas (apócrifas) de Monedero. ¿Cuál de las dos conviene más a ‘Podemos’?

Aznar echa una mano… al cuello de Rajoy

TVE le hace un flaco favor a las mujeres violadas informando así

Por favor, un poco de respeto para los enfermos mentales

Saah, mi conciencia no va a estar tranquila ni aunque me perdones

Seguid engañando con el Papa: es vuestro derecho (y nuestro castigo)

 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2015/04/24/un-dibujito-de-coco-para-explicar-a-los-politicos-la-diferencia-entre-lo-etico-y-lo-legal/trackback/

3 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Comentarios recientes

Biografía

Juan Bosco Martín Algarra

Lleva más de 20 años interesado por lo que ocurre a su alrededor y sólo unos pocos menos tratando de contarlo en prensa, televisión, radio e internet. Es curioso por naturaleza. Quizá por eso estudió periodismo. Y quizá por eso, cuando acabó la carrera, se marchó de España para vivir en un sitio "distinto e interesante". Recaló en El Salvador (Centroamérica) durante cinco intensos años. Asegura que fue lo mejor que le pudo pasar recién cumplidos los 22, aunque también confiesa que le tiemblan las piernas al recordar el huracán Mitch o el terremoto de 2001.

Luego decidió formarse para dirigir grupos de trabajo. Hizo un máster. Está convencido de que en nuestro negocio importan, sobre todo, "las ideas y los equipos humanos que las llevan a cabo".

En El Salvador se especializó en temas politicos y sociales: reportero, redactor jefe de un suplemento dominical y luego adjunto a la dirección del periódico. En España, trabajó para el Grupo Recoletos dirigiendo un diario deportivo en Sevilla; pasó por La Gaceta de los Negocios, subdirector primero y director después, hasta su integración en el grupo Intereconomía.

Un año de aventura radiofónica, al lado de María José Bosh, le permitió conocer el lado más humano del periodismo. Sigue cerca del micrófono en dos tertulias de la Cadena Cope.

"No sé si el periodismo es el oficio más bonito del mundo", dice, "pero yo no concibo que otro me haga disfrutar más". Está casado y tiene cuatro hijos (dobles parejas): "Ya he dicho que me encantan los equipos, sobre todo si los dirige mi mujer".

Desde finales de noviembre de 2011, es subdirector de lainformacion.com.

Entradas recientes

abril 2015
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Etiquetas

Archivos