Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Vicente, Presidente de la República

10 Abril 2011 - 11:24 - Autor:

No he podido ver el partido del Barça ni el del Madrid. La jornada liguera me pilló en Ponferrada, en la entrega de los premios Micrófono de Oro a cargo del culé y ponferradinista Luis del Olmo. Entre bambalinas, fuimos siguiendo a través del móvil el partido del Nou Camp junto a otro culé confeso, Màrius Carol, y con una persona que, si algún día llega la República, siempre he pensado que, por su talante, podría encarnar a la perfección el papel de jefe de Estado: Vicente del Bosque.

El mundo del fútbol, siempre tan alejado del matiz, la elegancia y la ecuanimidad, suele premiar a personajes que prefieren el ataque tosco, el verbo punzante, la rueda de prensa con fuegos artificiales y los duelos al amanecer. En cambio, personas de la talla personal y profesional de Del Bosque pueden perfectamente deambular por la profesión de la forma más inadvertida.

Hagamos un esfuerzo de imaginación: si la selección no hubiese ganado el pasado Mundial, probablemente el mandato de Del Bosque como seleccionador hubiera pasado sin pena ni gloria. Habría hecho el mismo buen trabajo en su relación con los clubes y en la armonización del equipo humano que es, en definitiva, el combinado nacional. Pero, ¡ah, anatema! nunca da titulares.

La prensa no valora el matiz, el argumento sólidamente construido, el análisis equilibrado. Es muy difícil condensar eso en un titular, y mucho más difícil que ese titular venda ejemplares o invite a visitar una noticia en internet. Del Bosque es una persona que, mediáticamente, es de perfil bajo. Ha ganado un mundial, pero no gana portadas.

En la entrega de los premios Micrófono de Oro exhibió una vez más ese talante tan pulcro y escrupuloso. La presentadora, Susanna Griso, le pidió un pronóstico sobre quien ganará la Champions, y él contestó que “es una competición de mucho prestigio”, y que “es una lástima que Real Madrid y Barcelona no jueguen la final porque cualquiera de los dos merece ganarla”. Espléndido.

Todo el mundo sabe que Del Bosque es merengue. Si se lo preguntan, lógicamente, no lo niega. Pero en el desempeño de sus funciones actuales, sabe que tiene que mantener un punto de vista institucional de moderador, exógeno a cualquier polémica entre clubes. Es una función similar, salvando las distancias, al que tiene el Presidente de la República en Francia, cuyo color político, aunque conocido, pasa a un segundo plano en favor de la concordia nacional.

Del Bosque ha defendido la camiseta blanca con la misma fe y convicción como lo ha hecho siempre Guardiola con la azulgrana.Y ambos han exhibido, por cierto, un estilo bastante parecido: ascendencia moral en el vestuario sin alardes autoritarios, tendencia a enfriar siempre el ambiente y respeto por el rival, ya sea antes de jugar contra el colista como antes de un clásico. Del Bosque y Guardiola, dos personas de bajo perfil periodístico avalados por un palmarés inédito en España. Los aficionados tendremos que empezar a decidir en este país si preferimos ver jugar a buen fútbol o si nos gusta más leer titulares espectaculares. Mientras nos aclaramos, apuesto porque Vicente del Bosque se convierta en presidente de la República. Lástima que el Rey, con mucha vista, pueda haber desactivado la operación al nombrarlo marqués.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/vivir-en-campo-contrario/2011/04/10/vicente-presidente-de-la-republica-2/trackback/

4 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

shoe shops

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Abril 2011
L M X J V S D
    May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Etiquetas

Ahora deporte en TV