Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Desencriptando a Pep

23 marzo 2012 - 17:22 - Autor:

Ya que Guardiola habla en clave, nunca dice exactamente lo que quiere decir, mea colonia, lleva la procesión por dentro y no sé cuantos crímenes de lesa humanidad más, voy a facilitarles a mis compañeros de profesión de Madrid la ardua tarea de desencriptarlo, para que no tengan ni que tomarse la molestia de verse la rueda de prensa. De esta forma, podremos seguir leyendo en los diarios de la capital interpretaciones correctas de lo que el entranador blaugrana manifiestamente ha querido decir y no ha dicho.

Guardiola ha admitido en voz alta que no vio el partido Villarreal-Real Madrid. No tuvo bastante con no verlo, que además ha tenido que contarlo. La afirmación no puede haberla hecho de forma gratuita o aleatoria. Es cierto que era en respuesta a la pregunta de si había visto el partido, pero aún así la respuesta tiene enjundia. Porque se podía haber limitado a decir que no, y listos. Pero no. Ha tenido que recrearse en la respuesta, hurgar en la herida, remover la hez, reabrir la llaga pustulenta. Su afirmación puede y debe interpretarse como un feo a toda la afición blanca, que no se merece ese escarnio público. Para que luego vaya diciendo, de forma torticera y engañosa, que no quiere hablar del rival. ¡Ja! Pues que empiece por no decir que no ve sus partidos.

Pep prefirió una película antes que ver jugar al líder de la Liga. Pero no una peli de un canal de televisión cualquiera, sino de la 2, que (todavía) es pública. Está claro que estamos ante una declaración de principios social-demócratas, una muestra de apoyo a lo público en pleno auge del neoliberalismo. La peli, según han comprobado los sagaces tuiteros, era “Azul oscuro casi negro”, es decir, cine español. Cosa extraña siendo Pep un nacionalista catalán. La explicación es sencilla: el protagonista es Quim Gutiérrez, un actor de Barcelona. Acabáramos. Como siempre, el lobby catalán prestándose apoyo mutuo de forma subrepticia. El título de la película también nos ofrece mensajes subliminales: azul oscuro casi negro es el color del cielo después de la puesta de sol, y anuncia la inminencia de la noche. La oscuridad en la que Pep dejará al Barça cuando se vaya. Podría ser pues una amenaza a la directiva de Rosell: si no me dáis lo que pido me voy y os dejo a oscuras. Alta tensión, pues, entre directiva y entrenador.

Pero el mensaje en clave más inquietante de todos es que le gustan los caracoles. Mis amables seguidores en twitter, que rápidamente han detectado que en la afirmación había gato encerrado, han apuntado la posibilidad de un fichaje del Lleida, de una referencia simbólica a Mou, “por baboso y llorón”, o incluso a algún affaire sentimental por el tema de los cuernos. Pero no, tiene que ser algo más sencillo. Después de mucho pensar he dado con ello: el caracol lleva la casa a cuestas, no tiene hogar fijo, no es sedentario. Guardiola nos está anunciando claramente que no descarta irse al extranjero cuando deje el Barça. Y amenaza con tomarse más tiempo antes de decidirse, porque el caracol no es precisamente una gacela. Como siempre, Pep anteponiendo el interés personal al de la institución.

Los periodistas catalanes encubren y protegen constantemente a Guardiola empeñándose en hacer una lectura lineal de sus declaraciones. Por suerte en Madrid tenemos más experiencia con las personalidades complejas, y no nos dejamos engañar tan fácilmente. Por eso disfrutamos de ese elenco de grandes profesionales de la pluma, el micrófono y la cámara que, día tras día, reinterpretan para nosotros la engañosa realidad.

Sin ir más lejos, la Sexta nos relató con toda precisión cómo en el partido del Real Madrid frente al Villarreal el árbitro se inventó una falta en tiempo de descuento para posibilitar el empate, y luego aplicó las consignas de Villar de expulsar a cuantos jugadores blancos se interpusieran en su camino aunque fuera para demostrarle apoyo incondicional, como Ozil con su solidario aplauso.

Solamente queda por aclarar ahora el motivo de la sanción de dos partidos a Pepe simplemente por haber dicho “vaya atasco, fija otra ruta” al árbitro. Seguro que en Punto Pelota darán con la clave del asunto.

Gracias, Central Lechera, por desentrañar la auténtica verdad que se oculta en una realidad tan caótica.

En twitter: @carlestorras

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/vivir-en-campo-contrario/2012/03/23/desencriptando-a-pep-2/trackback/

25 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Etiquetas

Ahora deporte en TV