Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Querido Marqués

28 Mayo 2012 - 9:29 - Autor:

El periodismo en España oscila constantemente entre el topicazo de libro y el caso particular, que de tan particular no resiste un arreón dialéctico. Ambos recursos esconden trampa, y cuanto más veterano es el periodista con más pericia los sabe manejar para llevar a buen puerto su razonamiento, como el buen trilero esconde la bolita bajo las tres cáscaras de nuez para soplarnos la pasta.

Mi compañero Enrique Marqués me cita amablemente en su blog como ejemplo viviente de que en Madrid, meca de la tolerancia y buen gusto, te puedes pasear tranquilamente con la camiseta del Barça, que los jilgueros cantan alegremente a tu paso. Y en cambio, lamenta –y yo también- que a un compañero suyo de Marca TV lo rociaran con cerveza los seguidores culés que, como todo el mundo sabe, son una pandilla de peligrosos nacionalistas radicales. Marqués se ahorra decirnos que en el Fan Club, donde ocurrió el incidente, estaban los Boixos Nois, pero eso sería echar por tierra su tesis y no le debe interesar. A menos que piense realmente que los Ultrasur hubieran recibido con pétalos de rosa a los de Barça TV

Claro ejemplo del periodismo de tópico es repetir el mantra según el cual en Madrid se es tolerante y abierto, mientras que en la periferia se peca de obtuso y excluyente. Yo, que soy de Barcelona y vivo en Madrid, podría aportar decenas de anécdotas personales que apoyarían la tesis de que los obtusos y excluyentes son los madrileños. He vivido múltiples situaciones de alta tensión, con personas de izquierdas y de derechas y de toda condición social, por el grave delito de ser del Barça o de hablar en catalán ¡públicamente! con mi mujer y mis hijos.

Nunca he utilizado ni una sola de esas anécdotas –y les aseguro que son más de veinte- en ningún artículo en prensa o en mis intervenciones radiofónicas. Me parece una canallada tomar una anécdota, por muy personal y dolorosa que sea, para extraer de ahí conclusiones de carácter general. En mal lugar hubiera dejado a la mayoría de madrileños –o de habitantes de Madrid-, que me han tratado entre correctamente y muy bien durante doce años.

En cambio, siempre que hablo de Madrid, aquí y en Barcelona, destaco que el clima general, casos particulares aparte, es de tolerancia y respeto. Y bien podría argumentar que la presidenta, que gana todas las elecciones por mayoría absoluta, es una hooligan descerebrada que de tolerante no tiene nada. Pero si echamos cuentas, con la alta abstención que hay, una mayoría absoluta hoy en día no representa ni un cuarto de la población. Los aguirristas son minoría. Si no, me hubiera largado de aquí hace tiempo.

Dice Marqués que llevé la camiseta del Barça como salvoconducto, y que eso me permitió verlo todo de color de rosa. Más bien me la puse en calidad de barcelonista irredento que soy, y porque la llevo en todas las finales. Cuando voy al fútbol no estoy trabajando: me pago mi entrada, y luego escribo por hobby, porque yo no me gano la vida con esto. Todos los que leen este blog saben que soy del Barça, lo dice el encabezamiento: “Vivir en campo contrario”. No engaño a nadie.

¿De qué equipo es Enrique Marqués? Hay que inferirlo de lo que escribe, porque él no lo dice. Yo me pongo la camiseta con los colores azul y grana. Él, que sí se gana la vida con esto –y lo hace muy bien- lleva una camiseta en la que pone “objetividad periodística”, pero debajo lleva otra, que nos oculta. Hay que fijarse bien para darse cuenta de que la de debajo trasluce de vez en cuando. ¿Quién hace más trampa, él o yo?

Termina diciendo mi compañero Marqués que un madridista no podría ir por Barcelona con la camiseta del Madrid. Pasamos aquí a un nuevo tópico no contrastado, y que se puede rebatir fácilmente aportando datos empíricos sobre la cantidad de peñas madridistas que hay en Catalunya en comparación con las peñas azulgranas que hay en Madrid. Decenas de peñas madridistas que deben vivir con temor al exterminio, según Marqués. A primera vista no lo parece, pero cierto es que las apariencias engañan.

Y se nota también que Marqués no ha ido nunca con una camiseta del Barça por Madrid. Yo sí. Y no me han agredido, pero insultos desde los coches he escuchado más de uno. A la cara cuesta más, es comprensible.

Dos tópicos (paletismo periférico y universalismo capitalino) y un caso particular (el amiguete de Marca agredido) son argumentos un tanto pobres para sostener una tesis, por muy bien hiladita que parezca toda ella. Yo también te aprecio, Marqués, pero no nos hagas prestidigitación que ya sabes el dicho: juegos de manos, juegos de villanos.

En twitter: @carlestorras

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/vivir-en-campo-contrario/2012/05/28/querido-marques/trackback/

22 Comentarios

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

ladies shoes sale online

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Mayo 2012
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Etiquetas

Ahora deporte en TV