Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Oler y oír la historia

29 Mayo 2011 - 0:18 - Autor:

Desde mi asiento en el estadio de Wembley, en la fila 7 y oliendo a césped, he sentido por primera vez la profunda punzada de saber, en una décima de segundo, que estás presenciando algo histórico. Ha sido cuando Messi, en la banda, después de pisar el balón y hacerle un roto a su marcador, se ha adentrado hacia el área con tres sutiles toques de balón. He oído los toques. Y he oído el sonido del cuero frotando el césped. Ha sido como asistir a una sinfonía de Mozart con él mismo dirigiendo la orquesta. No sé ni como, ese balón ha terminado en las botas de Villa, que desde la frontal lo ha impulsado con precisión para perforar la escuadra de Van Der Saar. 3 a 1 y la cuarta Champions League que se viene para Barcelona.

Presencié en Paris la segunda Champions del Barça frente al Arsenal, en el 2006. El partido fue mucho más agónico, y por tanto la celebración más pasional. La de este sábado ha sido distinta, porque el Barça no ha dado opción a casi nadie de pensar que el ganador podía ser otro. Ha sido diferente porque el equipo está más asentado y es más sólido. Pero sobre todo, ha sido diferente por Messi. Porque Messi hoy ha hecho lo que ha querido. Hoy la mitología del fútbol ha visto nacer a un nuevo Dios. Y yo, con toda la humildad, lo he visto con mis ojos.

Ahora sé lo que sintieron los argentinos que vieron triunfar a Maradona en el mundial del 86. Sé que esos sutiles tres toques de balón con audio incorporado los recordaré siempre, y podré contarlo a mis hijos, y a los hijos de mis hijos. Pocas veces como hoy he tenido la percepción de ver la mejor expresión del deporte que más me gusta y que más gusta a más gente. Cualquier amante del fútbol, hoy, es un poco del Barça.

El “amigo” manchesterista

28 Mayo 2011 - 10:27 - Autor:

Pasearse con un camiseta de fútbol por Londres es como ir vestido de faralaes por la Feria de Abril en Sevilla, lo más natural. En la capital del país que inventó este deporte, pocas son las miradas de extrañeza que te llegan y también escasos son los comentarios que te dirigen (“¡dadles caña al ManU! ¡Soy del Chelsea!”, o un más escueto y admirativo “¡Barcelona!”). El día antes de la final por la noche, el cosmopolita, denso y mastodóntico Londres había engullido las primeras oleadas de seguidores azulgrana. Solamente por la zona de Piccadilly Circus podíamos reconocernos, saludarnos y hacernos fotografías como quien se encuentra con gente del pueblo lejos de casa.

Para alegría de nuestras papilas gustativas y desgracia de nuestro sistema digestivo, cenamos en un restaurante hindú con abundante “chilli tika masala”. El famoso Murphy, no Eddy, sino el de la inexorable ley, hizo que nos sentásemos, en el restaurante, junto a tres seguidores del Manchester: un padre cincuentón y sus dos hijos treintañeros que no se pierden ni un solo partido de su equipo. Van a todos los que juega en casa y a todos los desplazamientos. “¿Y su mujer que dice?”, le pregunto. “Mi ex-mujer, ya…”, me corrige, y sus hijos, avergonzados: “¡Papá, no vayas contando tu vida!”. Esto promete.

El simpático seguidor del equipo contrario, quizás porque ya había dado cuenta de un par de cervezas indias Cobra tamaño XXL, se explaya en consideraciones tácticas para acabar pronosticando una victoria manchesterista, aunque dice que hubo muy buen rollo en la final de 2009 y en el cruce del año anterior en semifinales y que “con los seguidores del Barça te puedes tomar una cerveza antes y otra después”. Para ellos, tomarse una cerveza será como para un cherokee fumar la pipa de la paz. Eso sí: “Con los del Liverpool no podemos ni ir a la esquina, nos odiamos”. Me reconforta ver que lo de España no es tan raro.

La cebada fermentada continúa activando las neuronas de nuestro vecino de mesa, que se adentra ya en el capítulo de la historia: “he leído mucho sobre vuestro club, sé que un presidente fue fusilado y entiendo la filosofía catalana (sic)”. Se refiere a Josep Sunyol, presidente del Barça fusilado después de la guerra civil, episodio que muchos futboleros españoles desconocen. Estos ingleses no dejarán de sorprenderme.

Primero viene la la de cal, y luego la de arena: “esta vez llegáis a la final como el mejor equipo del mundo, lo mismo que nosotros en 2009. Creo que nos equivocamos en nuestra mentalidad al enfocar la final, y creo que este año podéis cometer vosotros el mismo error”. Está claro que cada uno se agarra a lo que puede para llegar al partido en el mejor estado de ánimo posible.

El adversario nos ha caído bien, pero hoy ya se terminaron las charlas táctico-histórico-sociológicas. Hoy tocará medirse sobre el césped de Wembley y tocará cotejar todas las teorías con la cruda realidad. Como nos dijo nuestro amigo manchesterista al irse, “te deseo suerte toda tu vida menos mañana”. Así es el fútbol: admite el colegueo, el compañerismo, la confraternización. Pero el dia del partido, señores, sólo queda la competición.

Empacho de pichichi

20 Mayo 2011 - 12:05 - Autor:

Faltan ocho días para la final de la Champions en Wembley, que enfrentará a los dos mejores equipos de Europa: el F.C.Barcelona y el Manchester United. Los líderes destacados de sus respectivas ligas. Los máximos representantes del fútbol español e inglés. Los embajadores del fútbol europeo de clubes en el mundo. Recuerdo todos estos datos, que pueden resultar obvios, porque parece que a muchos de mis compañeros periodistas en Madrid se les olvida cuando configuran sus escaletas y deciden los temas de apertura en sus informativos para medios nacionales, de ámbito territorial español.

Centrémonos en Antena 3 TV, por tomar un ejemplo que no es aislado. Informativo de la noche del jueves 19. Tema de apertura: el Real Madrid ficha a Hamit Altintop. En el video se deslizan expresiones como “si es Usted merengue, le interesará saber que Altintop no viene para marcar goles…”. Más tarde, la voz admite: “el jugador turco no es un portento técnico”, y concluye esperanzado ante la posibilidad de que lleguen “ fichajes de más relumbrón”.

Informados ya del fichaje de turno del Madrid -aunque esta vez no sea una contratación galáctica sino un joven de fútbol más bien rudimentario-, pasamos al segundo tema del informativo. Imagino que ya abordaremos la actualidad del equipo que está preparando la final de la Champions, que justo ese día volvía a los entrenamientos, con un Puyol ya incorporado al grupo. ¿Jugará el central?. Un Barça que acababa de presentar una edición especial de su camiseta para Wembley. Y también me interesaría saber cosas sobre cómo el rival, el Manchester United, prepara ese encuentro, cómo ha sido su progresión en la Premier League, cómo afronta el partido ante el Blackpool de este fin de semana, en qué estado se encuentran Ryan Giggs y Wayne Rooney…

Pues no. El segundo tema es una entrevista intemporal a Hugo Sánchez centrada en el importantísimo (más que la champions, por lo visto) trofeo Pichichi. En su tan animada como hueca charla, el mexicano reitera –ya lo había dicho con anterioridad- que si es Cristiano Ronaldo quien iguala su récord de goles con el Madrid para él será “un honor”, y que en cambio prefiere que Messi “no marque más goles” porque no debe considerarlo digno de igualar su apolillado récord. Ya sabemos lo que piensa la figura madridista de los ochenta. Ahora supongo que sabremos qué piensan las figuras de hoy en día. Al ser un informativo…

Vamos a la tercera noticia, que ahora sí será el Barça. Que va. El informativo recala en el drama que atraviesan un grupo significativo de equipos que pueden acabar con sus huesos en segunda división, según como les vaya este fin de semana. Un tema efectivamente importante y que merecería más que un tercer puesto en la escaleta.

Y luego… la Fórmula 1. ¡Cuidado! Fernando Alonso muestra su apoyo al Barça,  aunque su frase “no me gusta que ganen los ingleses” la hemos leído en Marca, porque en la información de Antena 3 no aparece por ningún lado. Eso sí, nos aclara el locutor que Alonso apoya al Barça “porque sabe donde corre este fin de semana”. ¡Ah, que Alonso corre en Montmeló, y quiere quedar bien con los catalanes! Como si Alonso no pudiese tener el sentido común de querer que gane un equipo español. Al periodista se le ve el plumero (blanco) de nuevo.

Y de la actualidad del Barça, ni mu. Ni una sola palabra. Ni recordar que tal día como hoy se cumplen 19 años de la final de Wembley en la que, como dice el Marca, “el Barça pasó a ser uno de los grandes” al ganar su primera Champions con un trallazo de Koeman. Esto nos lo cuenta toda la prensa deportiva, incluso la de Madrid, porque el de Antena 3 ni sabe ni contesta.

El Barça es un grande, opta a ganar su cuarta copa de Europa. Desde el año 2006, habrá jugado tres finales y ganado dos, a la espera de lo que ocurra con la tercera, y se habrá quedado en semifinales en dos ocasiones más. El Barça lleva una racha de seis años prodigiosos, y se merece un trato algo mejor en los informativos españoles. Por le menos, se merece algún trato.

Los que seguimos la información deportiva de los medios llamados nacionales, sabemos que nuestro equipo –y eso vale también para Valencia, Sevilla, Atlético y Atletic- asoma la cabecita siempre y cuando el Madrid no haga nada. Y muchas veces, incluso sin hacer nada también merece titulares más grandes. Algún jefecillo siempre se inventará una entrevista a Hugo Sánchez a tiempo para dejar las cosas en su sitio. En el orden que nunca debería haber cambiado: el Madrid, lo primero. El resto, sólo si hay tiempo.

Algunos periodistas contraatacan estos argumentos diciendo que en TV3 el Barça hace lo mismo con el Espanyol, el Girona y el Terrassa. De acuerdo que el espacio dedicado al Barça en TV3 es grande y posiblemente abusivo. Pero señores, ¿es eso óbice para que los medios nacionales españoles no traten como se merece al actual equipo español de referencia internacional? ¿Se imaginan algo parecido en Inglaterra o en Francia? ¿Cómo sería la escaleta de los informativos españoles de estos días si el Real Madrid fuera a jugar la final de la Champions contra el Manchester? Tendríamos final de Wembley hasta en la sopa.

He debatido en infinidad de ocasiones este tema con periodistas deportivos de Madrid. La mayoría siguen las siguientes pautas: aducir que hay más madridistas que culés en España (extremo que habría ya que empezar a actualizar con datos objetivos), que el Barça causa rechazo y no interesa tanto, y defenderse con el infalible “¡pero si yo soy del Atleti!”. En fin, argumentos de gran solidez y contrastados científicamente.

Yo siempre les respondo lo mismo. Dando tanta cancha al Madrid, no solamente margináis al Barça, también al resto de equipos de Primera. Y dando tanta cancha al Madrid, fomentáis que en España haya casi más antimadridistas que madridistas. Porque el madridismo no ha crecido, pero el antimadridismo sí.  Y eso, en parte, es por culpa del empacho informativo de merengue al que nos someten a los seguidores del “resto” de equipos. Que sigan así, convirtiendo sus informativos en los de Real Madrid TV. Veremos donde nos conduce esto.

Y otro día hablamos de cómo son las retransmisiones de la Sexta de García Farreras, exdirector de comunicación del Real Madrid, de la Televisión Española de Sergio Sauca y del Canal Plus de Carlos Martínez. Merecen mención aparte.