Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Periodistas jabalíes de ayer y de hoy

24 Diciembre 2011 - 10:54 - Autor:

Durante la Segunda República, José Ortega y Gasset puso de moda el término “jabalí” en referencia a los diputados antigubernamentales que basaban su argumentación en la continua descalificación, el ataque descarnado y el acoso sistemático al gobierno. Se detectaban fácilmente porque eran incapaces de sostener un debate constructivo o de emitir una crítica mínimamente fundamentada. No actuaban siempre así en función de una estrategia. En la mayoría de los casos, sus postulados tan agresivos nacían de la incapacidad intelectual, de una formación rudimentaria o del radicalismo cegador.
Al leer a según qué periodistas deportivos siempre me vienen a la cabeza aquellos jabalíes y sus muy dignos descendientes parlamentarios, que los ha habido en todas las épocas y en todas las cámaras.
En el mundo del periodismo deportivo esta forma de trabajar no es nueva. Cuando el FC Barcelona fichó en 1953 a Alfredo Di Stefano pagando los derechos sobre el jugador al club que los poseía legalmente, el River Plate, el cronista Lorenzo López Sancho, afín a Santiago Bernabéu (la central lechera de la época) escribió en ABC: “Hoy llega al aeropuerto de Barajas un profesional del fútbol más conocido por sus frecuentes incumplimientos de contrato, fugas espectaculares, faltas a la palabra empleada y absoluta ausencia de pudor profesional y moral. Se llama Di Stefano […]. Al fin y al cabo, este sujeto viene a España a quitarle un puesto en el Barcelona a un jugador español, pues no creemos que los directivos catalanes vayan a quitar a Kubala, el irritante niño mimado”.
Ni que decir tiene que cuando la Delegación Nacional del Deporte, por indicación del consejo de ministros, presionó y extorsionó al presidente azulgrana para que cediese al Real Madrid los derechos sobre Di Stefano que había adquirido legalmente, el periodista jabalí Rosón cambió radicalmente su discurso. A partir de aquél momento, Di Stefano pasó a ser el enviado de Dios en los campos de fútbol y el Mesías del madridismo. Siempre ha habido “profesionales” del periodismo capaces de dejar constancia escrita de su miseria espiritual y de su pequeñez mental.
Leo abochornado que algún compañero de profesión sitúa al mismo nivel de responsabilidad a Mourinho y sus constantes diatribas, insinuaciones e impertinencias antibarcelonistas con la respuesta que en los últimos días ha recibido de Dani Alves y del presidente Sandro Rosell. La cosa sería para indignarse si no estuviésemos ya más que acostumbrados a la distorsión capitalina de la realidad. ¿Cómo podrían demostrar un mínimo sentido de la ecuanimidad personas que vieron en la acción de Mourinho sobre Tito Vilanova la proporcionada respuesta a sus provocaciones verbales? ¿Qué se puede argumentar frente al juez que disculpa una violación porque la víctima llevaba minifalda? Ante la liquefacción neuronal galopante no se puede más que aplicar la lupa del entomólogo para maravillarse ante tanta degradación humana.
Sigan ustedes escarbando la tierra con sus colmillos para buscar tubérculos y raíces, señores jabalíes, que los demás seres de la creación seguiremos levantando la cabeza para disfrutar de la suave brisa marina y del refrescante aroma del tomillo y la lavanda. Es mucho más gratificante que competir con las lombrices, pero es muy difícil podérselo explicar a ustedes y que nos comprendan.
Y por cierto, feliz Navidad a todos.

En twitter: @carlestorras

Ni un rayo de luz en la noche blanca

25 Septiembre 2011 - 9:59 - Autor:

A pesar de los guarismos de ayer -que más bien fueron “guarrismos” para el Rayo-, el Madrid rozó el desastre y, a estas alturas de la competición, camina ya por el alambre desafiando el precipicio a lo Harold Lloyd. Y me explico.

El Madrid consiguió convertir en remontada épica un partido en su casa -el otrora inviolable Alcázar de Toledo de las huestes nacional-merengonas- frente a un equipo recién ascendido. El Madrid rizó el rizo de su paupérrima propuesta futbolística ganándole al rayito a la contra, en acciones individuales basadas en la ¿transitoria? inspiración de Cristiano Ronaldo, Benzemá y el filigranas Varane.

Mourinho tuvo que replantear su dibujo táctico en el minuto 25, sentar a Lass Diarra y dar entrada al único constructor de juego con garantías de que dispone hoy en día el Real Madrid: Ozil.

Reacción de la Central Lechera: aplaudir la valentía del entrenador y celebrar los indiscutibles recursos anímico-técnico-tácticos mostrados por el turco-alemán sobre el terreno de juego.

Reacción de un servidor -llámenme pejigoso-: constatar la falta de alternativas tácticas del equipo cuando tiene que jugar a construir juego y no a la pura contra, donde sí se mueve como pez en el agua. Para jugar cómodamente, los de Mourinho necesitan un rival modesto y descarado, que no plantee el encuentro como si se tratase de la guerra de trincheras del 1914-19, sino que salga alegremente a jugarle de tú a tú cual Caperucita al lobo. Denle espacios al Madrid, que sabrá colonizarlos como la hiedra para acabar ahogándonos con sus aislados pero mortíferos latigazos atacantes.

Eso sí, a la vista de la prensa deportiva lechera, Mourinho ha dado carpetazo definitivo a la crisis. Aunque el enfermo siga tosiendo y con fiebre, se ha tomado una aspirina y ya sonríe. Démosle el alta y a correr, que no ha sido nada. Y quítense de ahí agoreros de inoportunas recaídas.

Parece mentira cómo los plumíferos a sueldo pasan de un día a otro del arañazo furtivo al lametón zalamero. No dejará de maravillarnos nunca su capacidad para jugar al desquite con el lector aquejado de desmemoria severa. Contemplar dicho espectáculo es uno de los motivos de mayor gozo al día siguiente de las victorias madridistas.

Mientras tanto, en Qatarunya parece que todo se encarrila, con un Guardiola que reparte apoyo logístico a Rosell para aprobar sus cuentas golfas (del Golfo Pérsico) y apoyo anímico a Laporta pese a sus devaneos golfos (no Pérsicos).

Mientras sigan jugando como hicieron los de Guardiola frente al Atleti, Rosell conseguirá que se lo aprueben todo: la “grada jove”, la prohibición de fumar, y hasta si le da la gana sustituir el chándal de los jugadores por chilabas, siempre y cuando no sean blancas.

En twitter: @carlestorras

Florentino deseaba la “guerra total” con el Barça

31 Agosto 2011 - 19:40 - Autor:

Florentino Pérez considera que sería beneficioso para sus intereses que el Barça rompiese las relaciones institucionales con el club blanco, tal y como estuvo barajando después de la última serie de clásicos. En previsión de esta eventualidad, según fuentes del propio club, el presidente blanco tenía preparada una vuelta de tuerca más en su guerra informativa contra el Barça.

Florentino está trabajando ya para asegurarse la renovación en las próximas elecciones a la presidencia, en el 2013. Para ello, considera que debe aumentar considerablemente la renta de títulos en las próximas dos campañas. Aunque, si no lo consigue, piensa continuar pescando apoyos en el río revuelto del enfrentamiento institucional entre los dos principales clubes de España.

El presidente del Madrid es hoy más consciente que nunca de que su futuro está ligado al de Mourinho. Y ello implica seguir la política del portugués de “cero concesiones” al eterno rival. Anque hay un sector “intelectual” del madridismo que rechaza las formas del portugués por considerar que no casan con la tradición del club, la gran mayoría de la masa social merengue se encuentra cohesionada alrededor del portugués frente al enemigo común, el Barça.

Según las fuentes nconsultadas, no solamente Florentino deseaba que el Barça rompiese las relaciones con el Madrid. Tambien tenía preparada una nueva ofensiva informativa para atacar e intentar desestabilizar al equipo de Guardiola aprovechando que ambas entidades hubieran niciado una etapa de guerra declarada.

Con el control que Florentino ejerce sobre algunos medios de comunicación a través de la Central Lechera el presidente blanco piensa que en este nuevo escenario de confrontación abierta le hubiera ganado la partida a Sandro Rosell, y podría seguir manteniendo el apoyo mayoritario de la masa social a pesar de los pobres resultados deportivos obtenidos desde que accedió a la presidencia.

En twitter: @carlestorras

El 9, piedra filosofal de Pep

22 Julio 2011 - 19:06 - Autor:

20110722-211134.jpg
El club de fútbol que puede presumir de tener un sistema a la vez económicamente más
sostenible y futbolísticamente más rentable tiene que pagar tributo también, ocasionalmente, al Dios mercado. El último ha sido el sacrificio de Bojan.

Y no ha sido el único en los últimos meses. Desde que Sandro Rosell aterrizó en Can Barça, el club ha realizado otros dos sacrificios sin precedentes históricos: ceder la camiseta a una Fundación de un país que no es una democracia homologable con la nuestra y empezar a cerrar secciones deficitarias. Decisiones que la nueva junta puede tomar al amparo de los buenos resultados deportivos pero que no por ello dejan de ser desagradables y, en algún caso, incluso antinatura.

En lo económico, la operación Bojan no está nada mal armada: según lainformación.com, el Barça recibe 12 millones ahora, tiene opción de recompra por 13 millones durante los próximos dos años, y la Roma, en caso de querer bloquear la recompra, debería desembolsar 28 millones al club catalán. Parece una estrategia a gusto de todos, puesto que Guardiola cree que el jugador necesita minutos pero él no se los puede dar, el club se quita un problema de encima y recibe dinero a cambio, y Luís Enrique obtiene a buen precio un refuerzo que le ha dado grandes alegrías en el Barça B. En lo económico, todos contentos.

Pero como suele ocurrir en el fútbol, aunque algunos no lo tengan muy claro, no todo se reduce al aspecto crematístico. Después de un fulgurante inicio en el que consiguió apagar la estrella de Ibrahmovic, el ‘noi de Linyola’ entró en barrena como un cohete de feria remojado. Desde entonces, el barcelonismo ha esperado pacientemente su resurgimiento, que el chaval demostrase por fin de lo que es capaz. Pero el tarro de las esencias ha permanecido hermético. Y él ha imprimido demasiado a menudo el rictus de la impotencia a sus rasgos de buen chaval.

Bojan es uno de esos jugadores que provocan división de opiniones en la grada, pero al que se le critica con silenciador porque es de la casa. En cambio, Guardiola no tiene tantos miramientos. Hay algo en determinadas personas que no gusta a Pep, y por deducción entendemos que tiene que ver con la falta de lealtad en su relación personal con el entrenador. Es el mismo eslabón de la cadena que se rompió con otros dos delanteros: Eto’o y Ibrahimovic. Curiosa coincidencia.

Alguno podrá decir que esto se parece mucho a una tiranía, a un emirato como el que se publicita en la camiseta. No lo parece, lo es. Como lo es cualquier empresa donde hay un responsable al que se le exigen resultados y al que se pone a su disposición un presupuesto para que lo gestione de la manera más provechosa. Democracia, la justa.

La salida de Bojan nos da pena. Pero sabemos que puede volver en dos años y, mientras tanto, Pep sigue al mando, demostrando quien toma las decisiones, que es lo que importa en el largo plazo. El entrenador, además, le abre la puerta a un hombre que dará al número 9 un nuevo impulso. Esperemos que sea el definitivo.

Lo Que Diga Martínez Bravo (LQDMB)

10 Junio 2011 - 11:36 - Autor:

Cuando lo que imperan son vientos de totalitarismo y de pensamiento único, es reconfortante escuchar voces discrepantes, aunque sean solistas y queden acalladas por el paso marcial de la cohorte mediática. Eugenio Martínez Bravo, presidente del único e irreductible grupo opositor a Florentino Pérez, Plataforma Blanca, ofreció su habitual rueda de prensa de final de temporada para dejar constancia de su aislada crítica al todopoderoso padrino blanco. A pesar de todo, hay que constatar que existen madridistas con capacidad de autocrítica y con sentido común suficiente como para no vestir la camiseta con la cara serigrafiada de Mourinho a lo Che Guevara y la inscripción L.Q.D.M. (Lo Que Diga Mou).

Algunos de los argumentos del opositor Martínez Bravo sonaran a nuestros lectores. La primera crítica que elevan a la actual junta directiva es “el bandazo” que ha dado en su gestión Florentino Pérez a raíz de la destitución de Jorge Valdano como presidente adjunto. “En su primera etapa, teníamos un presidente intervencionista en lo deportivo. Ahora tenemos un presidente en el extremo contrario, confiado en un modelo inglés por el que ha cedido todo el poder a Mourinho”. Impecable diagnóstico.

“Yo nunca he escuchado a Mourinho decir que quiere retirarse en el Madrid, sino todo lo contrario. Le he escuchado decir que se quiere ir a Inglaterra”, añadió Martínez Bravo. No solamente dijo eso Mourinho, sino que, como informamos en este blog, llegó a firmar un precontrato con el Chelsea para poder chantajear a Florentino y forzarle a destituir a Valdano. Este tipo de maniobras demuestran la intención de Mourinho de no permanecer en Madrid más de lo estrictamente necesario para alcanzar sus objetivos perentorios. Y, como concluye Plataforma Blanca, “cuando lo haga [irse], habrá que empezar de cero”.

De cero. Que es la situación en que Mourinho deja a los equipos por los que pasa.

Martínez Bravo, que seguro que no pertenece a la Central Lechera, lamentó más tarde que todas estas contradicciones internas de la junta de Florentino se suman a la mala imagen que exporta el club: “hay hechos que dañan la imagen del club. No todo vale. En eso este año el Madrid no ha estado a la altura. Expulsiones, declaraciones contra los árbitros, la UEFA, televisiones, sanciones…”. Elegante referencia a la rueda de prensa de los “por qué” y, nuevamente, diana.

Pero seguramente donde más dolieron las palabras del opositor fue cuando sacó la calculadora y atacó el capítulo económico, que es la niña bonita de Florentino. “El Real Madrid es el campeón mundial en deudas. No tenemos el cierre de cuentas, pero la deuda neta rondará los 400 millones, la bruta los 500 y, con acreedores, los 700. Es una realidad que el Real Madrid pierde cuota de mercado”. Vaya, parace que en la casa Blanca las cuentas no son tan boyantes como nos las pinta el presidente de ACS. La diferencia con el Barça es que allí se reconocen las pérdidas y se intenta racionalizar el gasto.

Pero atención que Martínez Bravo se reservaba otra dolorosa puntilla para Florentino: “El club parece de unos pocos millonarios: cada vez hay menos asientos y más palcos VIP. El modelo de gestión se ha invertido con el Barça: nosotros talonario y ellos cantera”. Lo dice un madridista, no el satánico autor de este blog.

Por cierto, esta rueda de prensa se convocó el jueves a mediodía. En el informativo Noticias 2 del mismo día, en Antena 3, no mereció cobertura alguna. En cambio, sí se cubrió –ampliamente, cual publireportaje- la presentación de las nuevas camisetas en la tienda del Real Madrid, se nos informó de un señor que se tatúa la cara de jugadores del Madrid en sus piernas, y de una broma al jugador portugués Coentrao, posible fichaje del Real Madrid para la temporada que viene. Del Barça sí se dieron las críticas a Sandro Rosell por la supresión de las secciones deficitarias del club azulgrana, con señora llorando incluída.

La caverna mediática sigue rugiendo a nuestro paso triunfal.

En twitter: @carlestorras