Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El dedazo impune

30 mayo 2012 - 12:36 - Autor:

 

El sainete que podríamos titular “El dedazo a traición” todavía va a dar más de si, y podría tener un desenlace inesperado. Según publica el diario Sport, Angel María Villar va a anunciar que, en el inicio de su séptimo mandato al frente de la Federación, decretará por la gracia de Dios una amnistía para todas las faltas leves cometidas en el ejercicio 2011-2012.

Dado que la agresión de Mourinho a Tito fue considerada una falta leve, al no haber estallado el globo ocular de éste ni poder acreditar el azulgrana ningún tipo de minusvalía permanente, la acción podría quedar sin sanción alguna. Por lo tanto, Tito y Mourinho se sentarían en sus banquillos respectivos en la Supercopa de España, el 22 y el 29 de agosto, como si nada hubiera pasado.

Ahora ya sabe cualquier entrenador que, si le apetece, puede hurgar en ojo ajeno sin miedo a incómodas represalias federativas. Una buena noticia para los oftalmólogos, también, que podrán aumentar sus ingresos por reparar córneas estropeadas.

Esperemos que la sanción que se lleve Mourinho, al menos, sea deportiva. Ya que la justifica deportiva no llegará al infractor, al menos que le lleguen unos pocos goles en el primer trofeo de la temporada. Será la ocasión para que Tito introduzca su dedo justiciero en el ojo del mourinhismo. Pero que sea de forma simbólica, no vaya a ser que en esta ocasión la Federación si apreciase motivo de sanción.

Empezamos la temporada 2011-2012 con el dedito de Mou y la terminamos con el mismo tema, sin que nada haya cambiado en este país que nos ofrezca el mínimo rayo de esperanza. La temporada 2012-2013 nacerá con confianza renovada en nuestro equipo, y con la desconfianza de siempre en las instituciones que deberían velar por una mínima equidad en el fútbol español.

Mientras llega el esperado estreno liguero, el blog “vivir en campo contrario” pasa a publicarse desde hoy en la dirección www.vivirencampocontrario.wordpress.com y dejará de hacerlo para siempre en este portal de información. Quiero agradecer a lainformacion.com el apoyo prestado hasta hoy, y a Lola Hernández, jefa de Deportes y buena amiga, el haber confiado en mi durante todo este tiempo. Lola es la prueba viviente de que no todo el periodismo deportivo en Madrid está echado a perder.

Y a ustedes que me apoyan o me detestan, pero que me leen al fin y al cabo, quiero agradecerles su compañía y emplazarles a seguir en contacto en la nueva dirección.

En twitter: @carlestorras

Desencriptando a Pep

23 marzo 2012 - 17:22 - Autor:

Ya que Guardiola habla en clave, nunca dice exactamente lo que quiere decir, mea colonia, lleva la procesión por dentro y no sé cuantos crímenes de lesa humanidad más, voy a facilitarles a mis compañeros de profesión de Madrid la ardua tarea de desencriptarlo, para que no tengan ni que tomarse la molestia de verse la rueda de prensa. De esta forma, podremos seguir leyendo en los diarios de la capital interpretaciones correctas de lo que el entranador blaugrana manifiestamente ha querido decir y no ha dicho.

Guardiola ha admitido en voz alta que no vio el partido Villarreal-Real Madrid. No tuvo bastante con no verlo, que además ha tenido que contarlo. La afirmación no puede haberla hecho de forma gratuita o aleatoria. Es cierto que era en respuesta a la pregunta de si había visto el partido, pero aún así la respuesta tiene enjundia. Porque se podía haber limitado a decir que no, y listos. Pero no. Ha tenido que recrearse en la respuesta, hurgar en la herida, remover la hez, reabrir la llaga pustulenta. Su afirmación puede y debe interpretarse como un feo a toda la afición blanca, que no se merece ese escarnio público. Para que luego vaya diciendo, de forma torticera y engañosa, que no quiere hablar del rival. ¡Ja! Pues que empiece por no decir que no ve sus partidos.

Pep prefirió una película antes que ver jugar al líder de la Liga. Pero no una peli de un canal de televisión cualquiera, sino de la 2, que (todavía) es pública. Está claro que estamos ante una declaración de principios social-demócratas, una muestra de apoyo a lo público en pleno auge del neoliberalismo. La peli, según han comprobado los sagaces tuiteros, era “Azul oscuro casi negro”, es decir, cine español. Cosa extraña siendo Pep un nacionalista catalán. La explicación es sencilla: el protagonista es Quim Gutiérrez, un actor de Barcelona. Acabáramos. Como siempre, el lobby catalán prestándose apoyo mutuo de forma subrepticia. El título de la película también nos ofrece mensajes subliminales: azul oscuro casi negro es el color del cielo después de la puesta de sol, y anuncia la inminencia de la noche. La oscuridad en la que Pep dejará al Barça cuando se vaya. Podría ser pues una amenaza a la directiva de Rosell: si no me dáis lo que pido me voy y os dejo a oscuras. Alta tensión, pues, entre directiva y entrenador.

Pero el mensaje en clave más inquietante de todos es que le gustan los caracoles. Mis amables seguidores en twitter, que rápidamente han detectado que en la afirmación había gato encerrado, han apuntado la posibilidad de un fichaje del Lleida, de una referencia simbólica a Mou, “por baboso y llorón”, o incluso a algún affaire sentimental por el tema de los cuernos. Pero no, tiene que ser algo más sencillo. Después de mucho pensar he dado con ello: el caracol lleva la casa a cuestas, no tiene hogar fijo, no es sedentario. Guardiola nos está anunciando claramente que no descarta irse al extranjero cuando deje el Barça. Y amenaza con tomarse más tiempo antes de decidirse, porque el caracol no es precisamente una gacela. Como siempre, Pep anteponiendo el interés personal al de la institución.

Los periodistas catalanes encubren y protegen constantemente a Guardiola empeñándose en hacer una lectura lineal de sus declaraciones. Por suerte en Madrid tenemos más experiencia con las personalidades complejas, y no nos dejamos engañar tan fácilmente. Por eso disfrutamos de ese elenco de grandes profesionales de la pluma, el micrófono y la cámara que, día tras día, reinterpretan para nosotros la engañosa realidad.

Sin ir más lejos, la Sexta nos relató con toda precisión cómo en el partido del Real Madrid frente al Villarreal el árbitro se inventó una falta en tiempo de descuento para posibilitar el empate, y luego aplicó las consignas de Villar de expulsar a cuantos jugadores blancos se interpusieran en su camino aunque fuera para demostrarle apoyo incondicional, como Ozil con su solidario aplauso.

Solamente queda por aclarar ahora el motivo de la sanción de dos partidos a Pepe simplemente por haber dicho “vaya atasco, fija otra ruta” al árbitro. Seguro que en Punto Pelota darán con la clave del asunto.

Gracias, Central Lechera, por desentrañar la auténtica verdad que se oculta en una realidad tan caótica.

En twitter: @carlestorras

El Madrid, ¿equipo “anti español”?

14 mayo 2011 - 18:26 - Autor:

“El increíble hombre menguante” es una película del año 1957 en la que el protagonista se ve expuesto a una niebla radiactiva que provoca en su cuerpo una reacción inesperada: empieza a empequeñecer hasta medir unos pocos centímetros. Debido a ello, el hombre sufre un profundo cambio de carácter y debe aprender de nuevo a relacionarse con su entorno, que lo supera y humilla. Análogo proceso afecta al Real Madrid, expuesto a una niebla de rabia y frustración. El otrora club laureado y aclamado es hoy una versión en miniatura de sí mismo, que encuentra en la denuncia federativa a su rival el único consuelo ante su decadente realidad. La pataleta administrativa para suplir la inoperancia deportiva, aunque esta deriva cainita esté desgastando la imagen internacional de España.

No seremos nosotros quienes defendamos a Sergio Busquets si realmente llamó “mono” a Marcelo, porque si el insulto a un compañero demanda buenas dosis de miseria intelectual, la denigración por motivos de raza es patrimonio exclusivo de mentes diminutas. Y evidentemente nadie se tapa la boca para decir “mucho morro”, como aseguran los servicios jurídicos del club que dijo el centrocampista catalán. Es reprobable, aunque sea exagerado tachar de racista a Busquets, de la misma forma que nadie piensa en la literalidad del insulto cuando llama “hijo de puta” a alguien.

Pero suponiendo que haya que castigar a Busquets para evitar que se propaguen actitudes racistas en el deporte, no habría que hacer entonces algo con los gritos simiescos que se oyen en el Bernabéu cuando algún jugador de color, tipo Samuel Eto’o, toca el balón? ¿No son también furibunda xenofobia los insultos del público madridista a Cataluña? ¿Y los comentarios despectivos de Sergio Ramos con el idioma catalán ante su compañero de selección Gerard Piqué por el grave delito de responder a un periodista en su lengua natal? No recuerdan a un presidente madridista saltando al compás del “bote bote catalán el que no bote”?¿Y no habría que castigar también la homofobia, gritar “maricón” a alguien a modo de insulto, como se hizo con Guardiola en el último clásico en el Bernabéu? ¿Y el machismo de los que llamaron “puta” a Shakira por tener el atrevimiento de mostrar en público su amor hacia Piqué?

La pregunta es: ¿la estrategia del Madrid va a consistir a partir de ahora en abanderar una campaña ante las altas instancias federativas para erradicar cualquier comportamiento xenófobo o abusivo de los terrenos de juego? Si al club blanco lo mueve la conciencia filantrópica, podría empezar por impedir que en sus fondos ultras se exhiba simbología neonazi y banderas pre constitucionales, que contrastan un poco con tanta corrección política en los despachos.

Pero también cabe la posibilidad de que el Madrid lo que pretenda sea torpedear a su rival para dificultarle en lo posible la consecución de su cuarta copa de Europa, y frenar así las cada vez más lacerantes comparaciones entre ambas instituciones deportivas. En el viejo continente habrá pocos precedentes de equipos que zancadilleen a otro del mismo Estado de forma tan evidente. ¿Hubiera actuado igual el Madrid si la posible suspensión de Busquets le hubiera supuesto perderse una final del Mundial con la selección española?

Lo que parece evidente, en cualquier caso, es que si la historia se hubiese producido al contrario, y el Barça denunciase a un jugador blanco antes de disputar la final de la Champions, el club blaugrana hubiera sido tachado de “anti español”. Paradójicamente, es imposible que reciba semejante calificativo una entidad, el Real Madrid, que está haciendo lo posible por enfrentar a jugadores de la selección española, provocando la preocupación del mismísimo Del Bosque, y que intenta perjudicar los intereses internacionales de otro equipo español. Esta es la asimetría territorial que impera en este país.

El Madrid aduce que fue el Barça quien empezó la guerra al denunciar a Mourinho por sus insinuaciones posteriores al 0-2 del Bernabéu. Pero recordemos que la UEFA ya había actuado de oficio ante la gravedad del asunto, puesto que el técnico luso estaba insinuando claramente comportamientos delictivos del árbitro, de Villar, de Platini, de Unicef y por supuesto de la directiva azulgrana. Le faltó incriminar a Bob Esponja ¿Se puede comparar esto con el reprobable pero aislado insulto de Busquets a Marcelo?

Parte de la prensa deportiva catalana pide que el Barça rompa oficialmente relaciones con el Madrid. La desestabilización institucional es justamente lo que buscan personas como Mourinho o Florentino, recientemente transformado en pandillero de despacho. Probablemente, la mejor respuesta a las provocaciones del Madrid sea sonreír al fotógrafo mientras se levanta la cuarta copa de Europa. ¡Ánimo chicos!

Las lecciones de Telemadrid a Pep

9 mayo 2011 - 9:49 - Autor:

Cuando esta temporada de locura termine, sería necesaria una comparecencia pública de Guardiola con la cabeza y el corazón en reposo y los títulos sobre la mesa para volver sobre ciertas heridas que han quedado en carne viva. La rueda de prensa del lunes 25 de abril fue un adelanto de lo que el míster tiene guardado en el papo. Y antes de que se abrase la garganta tendría que escupirlo bien lejos para que de este lado de los Monegros, desde donde escribimos,  llegue claro el recadito de que con fuego no se juega. Hasta en la guerra existe una convención de Ginebra con unos mínimos éticos a respetar. Mínimos que esta temporada, desde la calle Concha Espina, se han pasado por el arco del triunfo.

En Madrid se merecen una respuesta.  Se la merecen los insidiosos “por qué” de Mourinho, que Guardiola estará encantado de responder para saciar las ansias de conocimiento del portugués. Se la merece Florentino Pérez por su labor de agitación y propaganda antideportiva a través de su central lechera. Se la merecen aquellos jugadores madridistas que, lejos de felicitar al rival -que fue claramente mejor y mereció sobradamente acceder a la final de la Champions-, estallaron en rabiosas e impotentes acusaciones al Barça, en una actitud que haría sonrojar a un niño de siete años.

Se merece la central lechera una respuesta a la afirmación de que Angel María Villar es una suerte de semidios con poder suficiente en España, Europa, y quien sabe si la Fifa, para favorecer los intereses del Barça. Aunque curiosamente, y siendo casi los mismos jugadores, nadie pone en cuestión el merecimiento del mundial para España. Por si acaso, cuando encuentren a Villar por la calle no duden en pedirle audiencia con el Papa o pasar una semanita en la Casa Blanca con los Obama, que parece que tiene mano por las altas esferas.

Se merecen respuesta los que, desde Madrid, niegan haber recibido ayudas durante la dictadura franquista y en cambio ahora, con trenta y cinco años de democracia cumplidos, se rebelan contra las supuestas mil y una conspiraciones antimerengues. A algunos vivir en libertad les sienta más bien regular.

Y ahora también se merece una respuesta el apoteósico video de Telemadrid en el que la cadena autonómica, en su más puro estilo goebbelsiano, reponsabiliza a Guardiola de los injustificables ataques a algunos periodistas durante la última celebración en Canaletas por haber señalado a la central lechera. Si a Guardiola le da pereza darle bola a Telemadrid, un servidor se ofrece a responder a la cadena autonómica madrileña, que para que la sitúen vendría a ser algo así como el circuito cerrado de televisión del domicilio de Esperanza Aguirre.

Telemadrid, la cadena que se permite atacar al entrenador del Barça, todavía defiende que fue ETA y no Al Qaeda quien atentó en Atocha el 11-M del 2004. De esta forma, sin ningún respeto por las 192 víctimas del atentado, sigue empeñándose en dar cobertura a José María Aznar, quien lanzó y sostuvo durante meses la mentira de Estado más flagrante y desproporcionada vista y oída en este país. A la vez, Telemadrid ha acusado a Rodríguez Zapatero de haber colaborado con ETA para llevar a cabo el peor atentado de la historia de España, atribuirlo posteriormente al islamismo radical en connivencia con la policía y los jueces, y servirse de él para acceder a la presidencia del gobierno. Esperanza Aguirre afirmó muy recientemente que Bin Laden no era el responsable del 11-M. Telemadrid defiende semejantes barbaridades, pero se permite acusar a Guardiola de fomentar el vandalismo por  hablar de la central lechera. No quieren ni que sea mentada. Es lógico: la primera premisa de la mafia es el silencio mediático.

Telemadrid acusó al Gran Wyoming de ser el instigador de la grave agresión sufrida por el presentador de esta cadena Herman Tertsch, por haberle incluido en algunos vídeos en clave de humor en su programa de La Sexta, El Intermedio. La presidenta Aguirre y su brazo de propaganda, Telemadrid, reaccionaron con furia contra Wyoming después de la agresión a Tertsch, acción que tacharon de represalia política. Más tarde se supo que Tersch fue golpeado por el dueño de un bar después de que el primero, en estado de embriaguez, intentara ligar con la esposa del segundo. Una disputa entre borrachos convertida en munición política por arte de magia. O de manipulación. La gente de fe todavía espera una rectificación pública de Telemadrid. Los agnósticos hemos desistido.

Telemadrid es la única televisión pública de España que puede presumir de haber despachado a todo un director general del Ente, Silvio González, por el atroz atrevimiento de darle voz al protagonista de una noticia. En concreto, por haber permitido insertar unas declaraciones de Arnaldo Otegui en un reportaje sobre Batasuna, en el 2001. Y Telemadrid también es puntera en el despido exprés de presentadores incómodos, como Germán Yanke, que fue fulminado justo después de una entrevista a Esperanza Aguirre en la que le preguntó si los errores en su gestión se debían, como decía el PSOE, a que estaba más pendiente de su carrera a la presidencia del gobierno central. Después de tan horrenda insinuación, Yanke duró apenas unas horas en Telemadrid. Y comunista precisamente no es, el señor.

Fernando Sanchez dragó, destacado presentador de la cadena referida, declinó recientemente acudir a Catalunya por Sant Jordi, y acompañó tan considerado gesto de esta declaración: “¡Imaginen que me toca firmar junto a la Rahola o cualquier otro fantoche de los sumideros de la tele! No me gusta ir a una región de España en la que han prohibido los toros y cierran librerías acusándolas de nazis”. ¡Y olé! Pilar Rahola no perdió la ocasión de responderle, tirando de hemeroteca, que quizás se debería “finalmente recuperar la tortura a los toros , mientras volvemos a abrir esa decente librería que vende libros de Hitler. Y si hace falta, le montamos un comité de bienvenida con niñas de 13 años, una de esas lolitas que ‘visten como zorritas’ y que tanto le gustan”. Nada se dijo en Telemadrid, por cierto, de si las declaraciones de Sánchez Dragó incitaban a la violencia catalanófoba.

Todos estos hechos comprobables, y muchos más que pueden consultar en la web de los trabajadores del Ente público, trufan de calamidades antidemocráticas el historial de esta cadena que ahora quiere dar lecciones a Guardiola. Yo de él estaría muy tranquilo: quien tenga hoy en día como adversario a Telemadrid será, a la fuerza, porque defiende valores como el pluralismo, el respeto al adversario y la exquisitez democrática.

Lo de Telemadrid ya está contestado. El barcelonismo se merece que alguien responda pronto a todo lo demás.

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube