Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Pepe, el primer troglodita que pisó césped

18 Enero 2012 - 23:30 - Autor:

Lástima que el juez Baltasar Garzón, azote de malhechores y forajidos, está ahora fuera de combate dando explicaciones al Tribunal Supremo, porque sería el único capaz de parar a ese ser que es un compendio de todo lo que no debe de ser un deportista: el homínido Pepe. Pisar alevosamente la mano del mejor jugador del mundo es una de esas acciones que pasan a la posteridad en la galería de los horrores, junto con el dedazo de Mou o el patadón sin balón del propio gorila Pepe a la espalda de un compañero tumbado en el suelo. Enhorabuena al mandril Pepe, ya ha protagonizado dos estampas de la crónica negra del fútbol.
Cuando Guardiola dijo aquello de que había que tener cuidado con las palabras y los gestos -y los dedos- de los entrenadores, porque “acabaremos haciéndonos daño” se refería justamente a acciones como la del orangután Pepe. Esa es la senda que siguen los jugadores madridistas, corriendo en la dirección que les señala el dedo de Mou, como proclamaba la famosa pancartita del Bernabéu.
Los últimos minutos del partido fueron la demostración más palmaria de la impotencia y la rabia en su peor presentación, cuando se combinan con la violencia y la brutalidad. Las patadas a Messi, Alexis y Sergio Busquets por parte del Neanderthal Pepe, de Xabi Alonso y de Sergio Ramos fueron como el asalto de una banda callejera en el peor barrio del extrarradio. Y la plasmación en hechos de la teoría mourinhista del fútbol: repliégate, busca contras, y si te atacan defiéndete a hostias. No sé la historia del fútbol qué lugar deparará al portugués. La historia del crimen seguramente sí le hará justicia reservándole un lugar privilegiado.
Al final del encuentro, en la entrevista que le hizo Canal Plus, Emilio Butragueño intentó ser caballeroso reconociendo y alabando el gran juego azulgrana. Pero al final le preguntaron por el pisotón del australopitecus Pepe y echó su esfuerzo de magnanimidad por los suelos disculpándole: “hay que entender la presión y la pasión con la que viven los jugadores en el campo”. Pues no, Emilio, no. Los crímenes pasionales los castiga la justicia con la cárcel.
Que alguien ponga cordura en todo esto porque está claro que en el club de la Castellana todo el mundo ha perdido la brújula y caminan peligrosamente hacia la oscuridad del pleistoceno.
Solamente me queda ya pedir disculpas a orangutanes, mandriles y gorilas por haberlos puesto a la misma altura de un infraser.

En twitter: @carlestorras

Casillas, ¿Capitán América o Llanero Solitario?

4 Septiembre 2011 - 17:56 - Autor:

A base de tanganas se van forjando y diluyendo las alianzas en este mundo del fútbol tan poco amante de los matices. Ahora resulta que gracias a los buenos oficios pastorales del padre Casillas, los  jugadores descarriados del FC Barcelona han vuelto al redil de la cordura patriótica y han aceptado prestar su hombro para levantar junto con los demás hermanos peninsulares el estandarte de la gloriosa selección.

Las fotos de la tangana del partido España-Chile sirvieron para demostrar que en el fondo son amigos, y que lo que sucedió en la serie de clásicos fueron accidentes acaecidos al calor de las hormonas masculinas desatadas en el fragor de la batalla. Macho que lucha junto con macho contra otro macho sella su alianza atávica con sangre. La rivalidad Madrid-Barça es una anécdota pasajera en contraste con las misiones perennes en defensa de la Patria.

O dicho de otra forma: el Madrid tiene derecho a tensar su relación con el Barça tanto como le dicten sus intereses inmediatos, que luego ya vendrá el “seny” catalán a reparar el desaguisado cuando a todos les toque enfundarse la camiseta roja. La letra de una canción que conocemos de sobra.

Toda España parece, pues, de acuerdo en fumar ahora la pipa de la paz. ¿Toda? ¡No! Hay un entrenador portugués que sigue blandiendo el tomahawk, único lenguaje que domina cuando trata de relacionarse con su entorno.

La estrategia de confrontación defendida cada vez con más ahínco por Mourinho –qué remedio le queda al pobre- ha chocado siempre con un obstáculo. El portero y capitán del equipo blanco, aunque sorprendió a muchos por sus declaraciones subidas de tono contra el Barcelona, es quien en el vestuario se mantiene más refractario a las bravatas de su entrenador.

Independientemente de si Mourinho quiso castigar o no a Casillas en el partido frente al Galatasaray al retirarle la titularidad, lo cierto es que la relación entre ambos ha entrado en una fase más que delicada. El entrenador le reprocha la tibieza en sus declaraciones –incluso las que más han sorprendido de él por su dureza- que demuestran su “falta de compromiso con el grupo”. Un grupo que, dicho sea de paso, se mantiene muy firme junto a Mourinho, al que consideran su protector y benefactor máximo. Cosas que tienen las sectas.

Por si todo esto fuera poco, Mourinho se sintió puenteado a raíz de las llamadas de Casillas a Xavi y Puyol promovidas desde la sombra por el propio Florentino. De hecho, los medios de la Central Lechera fueron los que levantaron el escenario para el lucimiento del capitán blanco en su papel –frustrado- de Capitán América de la reconciliación nacional. El primer intento de acercamiento se frustró por varios motivos. Se ha publicado que fue por el malestar de los azulgrana ante la filtración propagandística del encuentro. Pero también jugó mucho la delicada situación de Casillas en el vestuario.

Al enfrentamiento de Íker con su entrenador se une el hecho que el capitán no goza precisamente de su momento de más popularidad entre sus compañeros. Muchos de los jugadores blancos no ven con buenos ojos el protagonismo que asume Casillas en cuestiones extradeportivas, como la de erigirse en pacificador o defender criterios particulares al margen del grupo y de las consignas del entrenador. Pero también influye en esta desconfianza general su relación con la periodista Sara Carbonero, que a través de él tiene acceso a información de primera mano sobre los intríngulis del vestuario blanco.

Los compañeros de Íker saben que algunas interioridades del equipo han llegado a Telecinco.  Aunque estas informaciones no hayan visto en muchos casos la luz, les incomoda mucho que Casillas no filtre adecuadamente la información que genera el vestuario.

“Casillas está solo” porque “no es de fiar” y “va por libre”. Con estas palabras resumen fuentes del club la situación del capitán blanco y la causa de la misma.

Por ello muchos jugadores del Real Madrid no veían con desagrado la retirada a Casillas del brazalete de capitán, que iba a recaer no en Cristiano Ronaldo, como se publicó, sino en Xabi Alonso. El vasco sí goza del favor de sus compañeros por su discreción, hermetismo, y buena relación con el entrenador.

Así pues, el Capitán América blanco tendrá que vérselas, para empezar, con el villano que tiene en casa.

En twitter: @carlestorras

 

 

Mourinho instigó a sus hombres a entrar duro en la Supercopa

23 Agosto 2011 - 21:42 - Autor:

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, se pasó buena parte del partido de vuelta de la Supercopa frente al FCBarcelona lanzando consignas a sus jugadores desde el banquillo para que entraran con dureza a sus rivales. “Pégale” y “duro con ellos” fueron expresiones utilizadas muy a menudo por el entrenador portugués.

Según una persona que por motivos profesionales se encuentra muy cerca del banquillo visitante del Camp Nou, y que no es seguidor ni empleado del FCBarcelona, las órdenes de Mourinho a sus hombres no se prestaban a equívoco. No se trataba de las habituales expresiones de apoyo que se lanzan desde un banquillo. Eran consignas encaminadas claramente a elevar la dureza del juego y la intensidad de las entradas.

Hay que recordar que la dureza e incluso violencia con la que se emplearon durante la vuelta de la final de la Supercopa los jugadores del Real Madrid Pepe, Khedira, Marcelo y, en ocasiones, Xabi Alonso.

Esta información confirma que la alta frecuencia e intensidad de las faltas que realiza el Real Madrid forman parte de la estrategia de Mourinho para contrarestar el juego de posesión y toque rápido de balón del Barcelona. Y explica también la salida en tromba de los jugadores blancos, así como algunas entradas totalmente antideportivas, como la de Marcelo sobre Cesc, que originó la ya famosa tangana final.

Mourinho está particularmente activo desde la vuelta de vacaciones. Este martes ha tenido que emitir un comunicado para desmentir las informaciones sobre su presunta intención de abandonar el banquillo madridista, sobre un supuesto enfrentamiento con Florentino Pérez por haber pedido a Íker Casillas que hiciera las paces con Xavi y Puyol, y para pedir disculpas por el dedazo a Vilanova pero “solamente a los madridistas”.

La información sobre las consignas de Mourinho desde el banquillo coincide también con la publicación de un comunicado oficial del Real Madrid en el que pide a la RFEF que investigue las “provocaciones, insultos y vejaciones” que según el club blanco sufrieron sus representantes en el Camp Nou.

Después de unos tímidos intentos desde el Madrid de rebajar la tensión con el Barça, a través de Íker Casillas e incluso de algunas firmas periodísticas del entorno de Florentino Pérez, este martes las aguas han vuelto al cauce agitado y turbio que prefiere el mánager deportivo, José Mourinho.

En twitter: @carlestorras