Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Ocho razones por las que el Gobierno no logra transmitir su mensaje optimista

31 marzo 2015 - 6:32 - Autor:

El Gobierno tiene un serio problema de comunicación: no logra explicar que la economía va bien y que a los recortes fueron necesarios. No transmite su optimismo.

Hace vídeos, organiza mítines, aparece en televisión…. Nada: los españoles parecen no dispuestos a votarles. Ya ha pasado en Andalucía. El PP se pegó un tortazo pasando de 50 a 33 diputados.

En el partido temen que suceda lo mismo en las elecciones autonómicas y munipales de mayo. Si alguien no logra corregir la comunicación del PP, el tinglado se les va a caer.

¿Por qué el PP no logra explicar su mensaje?

1. El efecto ‘burn out’. Los españoles están quemados después de ocho años de crisis. Cuando el PP llegó al poder, aplicó un durísimo plan de ajuste: subió los impuestos (IRPF e IVA), recortó más los derechos laborales, recortó los gastos en todos los ministerios, redujo los salarios públicos… Eso ha golpeado de forma muy dura a los españoles, que no lo olvidan.

2. El efecto corrupción. Mientras se aplicaban recortes de gastos y aumentos de impuestos, miembros del PP se enriquecían: caso Púnica, con importantes cargos del partido recibiendo comisiones; caso Bárcenas, con supuestos altos cargos del PP recibiendo dinero negro en sobres; caso Gürtel, un entramado de empresas que obtenía comisiones, repartía regalos entre miembros del PP; hasta el caso ‘el pequeño Nicolás’, un joven que aprovechaba sus contactos con miembros del gobierno para hacer negocios… El votante está diciendo ¡basta!

3. El efecto plasma. El presidente de Gobierno se ha negado en estos años a dar ruedas de prensa para explicar las razones del programa económico. La última prueba es muy reciente: Rajoy hizo entre el domingo y el lunes más de 1.000 kilómetros para inaugurar obras públicas, pero no admitió ninguna pregunta en sus cortos discursos.

4. El efecto aquí no pasa nada. La economía está creciendo a un ritmo fuerte, pero el paro no está bajando al mismo ritmo. Hay demasiados parados, y los que consiguen trabajo, lo hacen en condiciones que no tienen nada que ver con lo que tuvieron en el pasado: empleo parcial, temporal y peor pagado.

5. El efecto desahucio. Basta con que una familia sea desahuciada de una vivienda para que eso fulmine el discurso de recuperación económica del gobierno. El ciudadano piensa inmediatamente que las cosas no van tan bien como dice Rajoy.

6. El efecto hemeroteca. Los medios de comunicación, especialmente la televisión, sacan periódicamente las pasadas promesas de miembros del gobierno de no subir impuestos, ni recortar gastos sociales. De Rajoy a Cospedal, casi todos los que están ahora en el gobierno mintieron en las elecciones de 2011.

7. El efecto Hernando. El gobierno eligió como portavoz del Grupo Popular en el Congreso a Rafael Hernando, posiblemente el peor comunicador en la historia de la política española y quizá del resto del mundo (foto superior).

8. El efecto tradición. Los españoles siempre piensan que las cosas van fatal, incluso cuando fueron bien. Lo demostró un informe de un experto del Banco de España que estudió las series históricas de crecimiento y empleo, con encuestas de opinión (pinchar aquí). El pesimismo es una tradición.

Amazon entra aún más en el hogar: fontaneros, electricistas, profesores…

30 marzo 2015 - 19:16 - Autor:

 

Imagine que compra un televisor en Amazon y luego no sabe cómo montarlo, cómo colgarlo de la pared de su casa.

Ahora imagine que cuando compró ese televisor en Amazon, podía contratar también a un técnico que lo instala en la pared con toda seguridad, le explica cómo funciona la smart TV y encima le cobra poco.

continuar leyendo

¿Hasta qué punto podemos prevenir un accidente como el de Germanwings?

28 marzo 2015 - 17:11 - Autor:

Conozco a una persona que cuando va a subir a un tren o al metro, escoge los vagones del centro porque ahí es donde, probabilísticamente, se salvan más personas en caso de accidente. Otros prefieren sentarse en la parte trasera de los aviones porque, estadísticamente, hay se salvan más vidas en caso de accidente.

Conozco a otro que, cuando se detiene en un paso de peatones, se sitúa un par de metros atrás porque sabe que existe un pequeño riesgo, pero existe, de que un coche pierda el control y le atropelle.

Hay personas que se ponen detrás de las marquesinas en las paradas de autobús porque han leído muchas noticias sobre coches o autobuses que se estrellan cuando a alguien le da un infarto.

Una de las personas que más fortuna ha hecho en su vida usando la ley de las probabilidades es Gonzalo García Pelayo: ha reventado casinos de todo el mundo adivinando irregularidades probabilísticas en las ruletas. Se ha hecho una película de su vida.

El mundo está lleno de riesgos. Hay riesgos que son predecibles, como sufrír un accidente de coche, o un accidente doméstico, por lo cual contratamos seguros con compañías.

Para protegernos de esos accidentes, pagamos a esas compañías unas primas calculadas en base al azar y las posibilidades de sufrir un percance. Los actuarios de seguros elaboran los modelos matemáticos de nuestros riesgos para fijar las primas de nuestros seguros del hogar, de vida o del coche, calculando nuestra edad, el sitio donde vivimos, nuestras costumbres, nuestras enfermedades pasadas, etc.

Cualquiera de esos actuarios diría que el 99,99% de nuestros accidentes y riesgos se deben a nuestras decisiones, nuestras costumbres, nuestras manías, nuestros vicios, nuestras comilonas, nuestros hábitos y nuestra forma de conducir. Si fuéramos conscientes no nos arriesgaríamos tanto.

Gonzalo Garcia Pelayo decía, por ejemplo, que pasar de 120 kilómetros por hora en una autopista aumenta exponencialmente el riesgo de sufrir un grave accidente. No entendía que pisáramos el acelerador.

Pero dentro de todos esos cálculos actuariales, hay cosas impredecibles. Es el 0,1% restante

¿Qué posibilidades había que alguien muriese en un accidente aéreo en un avión en buen estado, que iba de Barcelona a Dusseldorf, en un viaje de dos horas, con una compañía alemana y en un día sin temporal? Casi inexistentes.

Lo que más nos ha espantado a todos es que, por más que un actuario o nosotros hubiéramos calculado el riesgo, se presentó el caso más extraño.

Podríamos imaginarnos situaciones estrambóticas para evitar accidentes, pero eso nos convertiría en seres paranoicos.

¿Podríamos vivir pensando en todas las probabilidades de que nos suceda un accidente en el metro, en la calle, en la carretera o en el avión?

Siempre habrá uno que no se nos ocurriera.

El físico francés Laplace dijo que si conociéramos el movimiento de todos los átomos del universo podríamos predecir el futuro. O sea, imposible.

 

Los trenes de alta velocidad no se llenan, como dijo un periodista en 1864

27 marzo 2015 - 10:11 - Autor:

Ayer salió un informe de Fedea sobre los trenes en España. Dice que ningún AVE gana dinero.

“Los ferrocarriles españoles no han respondido plenamente a los sacrificios hechos por el Gobierno ni a las esperanzas concebidas por los capitalistas”.

Oh, perdón: se me ha colado esta frase. Resulta que es de  1864. Es de un periodista que se fijó en algo muy prosaico: los trenes iban vacíos.

continuar leyendo

Banco Madrid nos engatusó con una galaxia de premios rutilantes (y sospechosos)

26 marzo 2015 - 11:49 - Autor:

En pocas semanas, Banco Madrid ha sido intervenido por el Banco de España y va a ser liquidado. Frito, en una palabra.

Tenía 17.000 clientes. Podrán recuperar hasta 100.000 euros. De ahí para arriba, nada. Muchos clientes han perdido mucho dinero porque era un banco de ricos.

Esos clientes se preguntarán, ¿cómo he podido meter mi dinero en un banco tan arriesgado? ¿Por qué no me di cuenta? ¿No salían sus productos financieros en los medios como los mejores valorados?

continuar leyendo

El modelo de Lee Kuan Yew en Singapur: ¿aceptarías empleo pero sin libertad?

25 marzo 2015 - 8:30 - Autor:

 

Hace unos días murió Lee Kuan Yew, el fundador del nuevo Singapur. Convirtió un territorio pequeño e insignificante en una potencia mundial, y hoy es conocido por su riqueza, sus casinos y por el fabuloso circuito de Fórmula 1.

continuar leyendo

El Partido Popular, como el Real Madrid, está cayendo en la Liga

24 marzo 2015 - 0:35 - Autor:

En el mismo día en que el Real Madrid caía en la Liga de Fútbol, el PP perdía votantes en Andalucía.

En cuatro años, el PP andaluz ha pasado de 50 escaños a 33 (del primer al segundo puesto), y en pocas semanas el Real Madrid, ha pasado de ser el primero en la Liga al segundo.

continuar leyendo

La comunidad con mayor corrupción y más paro vota seguir como siempre

22 marzo 2015 - 23:29 - Autor:

La izquierda lleva gobernando Andalucía desde hace 33 años y los resultados de estas elecciones indican que los andaluces quieren que siga gobernando.

Si se suman los votos de PSOE, Podemos e IU, darían 67 escaños. Y si se suman PP y Ciudadanos, solo 42. Está claro.

continuar leyendo

El triunfo de lo simple en cinco ejemplos

21 marzo 2015 - 8:58 - Autor:

Hace unos días, un amigo que venía del extranjero y que deseaba instalarse en España, me pidió consejo para abrir una cuenta corriente para transferir fondos de sus ahorros, pues quería comprar un piso.

continuar leyendo

Lecciones magistrales (y terribles) de una aplicación que nos cobra por reír

20 marzo 2015 - 10:20 - Autor:

En 2013, el número de espectadores que acudía al Teatreneu de Barcelona cayó un 30%. La culpa era que las entradas habían subido de precio pues el IVA cultural había pasado del 10% al 21%.

Asustados (y cabreados) por esta sangría de espectadores, el grupo de actores de este teatro especializado en comedias socarronas y provocadoras, decidió recuperarlos regalando las entradas. ¿Y de qué iban a vivir los actores?

continuar leyendo

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube