Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Que el Estado baje los impuestos a los más sanos

27 octubre 2009 - 7:00 - Autor:

Es un debate que ha llegado a las páginas de The New York Times. ¿Deberían premiar las empresas de seguros a las personas sanas? Uno de los lectores dice que si llevas una vida sana, deberías pagar menos primas que una persona enferma.

No está mal pensado. Comparemos una persona perezosa con otra que hace deporte. ¿Por qué deben pagar la misma prima en su compañía de seguros? Tiene lógica. Pero luego aparecen los casos especiales, lo que en flosofía se llama “casuística”. ¿Qué hacemos con los obesos? Imaginemos una persona que sufre obesidad mórbida. Es un problema genético, no es culpa suya. ¿Y por eso hay que subirle la prima de seguros? ¿Y con aquellos que sufren enfermedades degenerativas que ellos no se produjeron?

Por eso las cosas no son tan claras.

Las compañías americanas de seguros aumentan las primas a ciertas personas como los fumadores. Nadie se queja. Pero otra cosa es subir la prima a una persona que de repente descubre que padece ataques epilépticos. Eso es injusto.

Bien, dejemos de lado esa forma de cálculo porque está claro que la mayoría no estaría de acuerdo con subir la prima a aquellas personas que sufren enfermedades hereditarias, o problemas que ellos no se produjeron voluntariamente.

Otra cosa es premiar a los sanos. Supongamos que hay una persona que hace deporte, no fuma, mantiene una alimentación equilibrada y (he aquí la prueba de las pruebas), no va a la consulta médica y no gasta medicinas. ¿No habría que hacerle una rebaja en su impuesto de la renta?

Esa persona supone a lo largo de su vida tal ahorro para el Estado que incluso haciéndole una rebaja en su impuesto de la Renta, el Estado ganaría dinero. Porque esa misma persona, al no enfermarse casi nunca, está en el tajo: trabaja, es productiva, paga impuestos. Y encima es más productiva porque a lo largo de su vida laboral, no ha bajado sopotocientas veces a la farmacia a comprar medicinas sino que ha estado en su puesto de trabajo.

¿Cuál es la mayor ventaja de este sistema? El efecto contagio positivo. Cuando todo el mundo compruebe que a Gómez le rebajan los impuestos por ser una persona sana, tratarán de imitarle. Con lo cual el estado se ahorrará más dinero cada año en hospitales, médicos, medicamentos subvencionados, y encima aumentará la productividad.

Si supiera cómo hacerlo, esta idea la colgaría en Creative Commons para que algún gobierno la aplicase y se forrase.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas