Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La crisis de los mercados sirve a los españoles para aprender lenguaje económico

29 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

¿Alguien sabía lo que era una subprime en 2007? Nadie. Luego, todo el  mundo se enteró que se refería a las hipotecas basura de EEUU, es decir, a esa manía de los bancos norteamericanos de prestar dinero a los Ninjas: No jobs, no income, no asset (sin empleo, sin ingresos, sin propiedades).

Para eso sirven las crisis: para aprender un poco de jerga económica sin necesidad de pasar por una escuela de negocios.

¿Y qué ha pasado desde que estalló la reciente crisis de los mercados en febrero de este año? Que surgieron palabras que ahora están en boca de todos. Por ejemplo, diferencial de la deuda. Los informativos abren un día sí y otro no con noticias sobre si sube o baja el diferencial de la deuda. En verdad, muchas Doña María o Don Pepe no entienden bien a qué se refieren los periodistas con el diferencial, porque el único que conocían era el diferencial del automóvil, que transmite el empuje de los cilindros a las ruedas.

Ahora, empiezan a descubrir que este diferencial tiene algo que ver con Alemania, pero no se trata de compararnos con sus estupendos coches sino de su estupenda solidez económica. Cada país emite periódicamente bonos (se llama deuda). En España se llama Letras del Tesoro, Bonos, y Obligaciones. Y quien quiera comprarla, sabe que le darán al cabo de unos meses o unos años, una rentabilidad. Los bonos alemanes dan una rentabilidad del 2,5% más o menos. ¿Los españoles?

Hasta antes de febrero, los bonos españoles eran más rentables y daban un 3,5% pero no porque nuestra economía fuera mejor, sino por lo contrario, porque nuestra economía estaba peor. Si quieres enganchar a los inversores y tu economía no es boyante, ofréceles mejor anzuelo. Y a medida que va a peor, hay que aumentar esa diferencia con Alemania para nos compren bonos a nosotros, no a ellos. ¡He ahí el diferencial!

Se mide en puntos porcentuales, pero en lugar de usar 1%, 2%, 3%, se cuentan en paquetes de cien: cien puntos básicos es 1% (ganas de medir mejor o de molestar). Un diferencial de 200 puntos básicos significa que España paga 2% más de intereses que Alemania. Y así pasó porque ofrecíamos un 4,5% para atraer pasta.

Lo mismo ha pasado con los CDS. Llamados credit default swaps, son seguros de cobertura de riesgo. Si compras un bono y quieres asegurarte de cobrarlo, haz lo mismo que harías si compras un coche y quieres reponerlo cuando te estrelles. Ese seguro contra el riesgo de no cobrar bonos también cotiza, y a medida que sea más caro significa que los mercados se fían menos del país que emite el bono. Por ejemplo, Grecia olía tan mal para los mercados que el CDS se puso carísimo.

Otro término que ha irrumpido en el escenario familiar es la “deuda soberana”. Es más sencilla porque son las deudas de un país. Lo de soberano tiene un toque de realeza pero no ofrece garantías. Argentina suspendió el pago de su deuda en 2001 porque se quedó sin pasta. Rusia en 1998. Un país que no devuelve sus deudas es un moroso internacional. Los prestamistas no le volverán a prestar dinero.

Pero si al final, ese moroso se pone de rodillas y les suplica, obtendrá una condonación. Condonar es perdonar una deuda. Es tan antiguo como el Reino de España porque Felipe II y Felipe III no sólo obligaban a los banqueros alemanas y genoveses a condonarles la deuda, sino que les estipulaban plazos y cantidades. Hoy, más bien los gobiernos tendrían que suplicar.

El extraño acoso sexual de Wikileaks

26 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

La semana pasada, los medios de comunicación titularon durante unas horas que el portavoz de Wikileaks, Julian Assange, estaba siendo buscado en Suecia por violación. Duró unas horas porque una  fiscal retiró el cargo de violación, aunque dejó abierta la investigación. Ahora, le han rebajado la acusación a “acoso sexual”.

Harpers Magazine decía, citando Aftonbladet, que una de las chicas que estuvo involucrada en la supuesta violación y que le denunció a la policía, afirmó que no se trató de nada violento, sino que Assange tuvo problemas para ponerse el preservativo. ¿Y por eso te denuncian las mujeres en Suecia? Suena muy raro.

Assange afirmó, tras conocer la noticia, que sabía que le iban a tender una trampa. Primero dijo que esperaba un truco sucio, y luego afirmó que los servicios secretos australianos le previnieron contra un honey trap, una trampa de miel, por decirlo de algún modo.

Si en verdad ha sido una trampa de miel, eso es que Julian Assange reconoce que tuvo relaciones con una chica mientras estuvo en Suecia esa semana. En esos días estuvo firmando con el Partido Pirata un acuerdo para lograr que los ordenadores de este partido alojen los documentos de Wikileaks. Y aprovechó para encontrarse con un par de chicas por separado, según las informaciones. Las dos le denunciaron, según las informaciones, pero no está claro qué hizo Assange con ellas.

Si se prueba que Assange es inocente, entonces sabremos las razones de fondo que hay en este caso: en poco tiempo, Wikileaks se ha convertido en el enemigo público número 1 del Pentágono, y en la mayor fuente de exclusivas periodísticas del planeta.  Por eso le odian los militares norteamericanos, pero también muchos periodistas.

Porque hasta The Wall Street Journal criticó a Wikileaks cuando filtró los 90.000 archivos sobre la guerra de Afganistán, la desastrosa guerra, habría que decir. Recordemos que esos documentos del Pentágono mostraban que los talibanes están más fuertes que nunca, que Paquistán ayuda a los talibanes y que la policía afgana no sirve de apoyo.

Le criticaron, aunque no lo reconozcan los periodistas de The Wall Street, porque no les había filtrado los documentos a ellos, sino a The New York Times, a The Guardian y a Der Spiegel.

Nadie sabe en qué acabará el caso Wikileaks y las acusaciones de violación. Todo es posible, y por eso siempre hay que practicar una sana cautela. Pero es sorprendente la facilidad con que los propios medios de comunicación se saltaron todos los controles para aceptar en portada una noticia que olía raro. ¿Una violación? ¡Qué casualidad! Justo en la semana en que se firma un acuerdo que blinda a Wikileaks de ser perseguido por EEUU.

Muchos imaginaban hace tiempo que alguien iba a tender una trampa a Wikileaks. Temían que alguien le pasaría un documento falso, y que Wikileaks lo publicaría enviándolo a un medio prestigioso, y al final se destaparía que era mentira y arruinarían su prestigio.

Pero por lo visto ha sido algo mucho más cruel.

Además, como decía Harper’s Magazine, según las leyes suecas, no se puede hacer publicidad de violaciones pues hay que proteger el anonimato, y encima, nunca se debe comunicar ese hecho hasta que esté comprobado.

Pues bien, en este caso, la policía sueca parece ser la que describe Stieg Larsson en sus novelas. Según The Guardian, los polis no tardaron en filtrar la supuesta violación. ¿Y a quién la filtraron? A un medio que no haría grandes esfuerzos por comprobarla: a Expressen, un diario sensacionalista. De hecho, Wikileaks dijo que nunca recibieron una sola llamada de la policía.

La misma persona que procedió a librar la orden de arresto, la fiscal Maria Häljebo Kjellstrand, se ha ido de vacaciones y ahora todo ha quedado en el aire. La fiscal que retiró la acusación, Eva Finné, dice que no tiene sentido la orden de arresto.

Al final, ¿quedará todo en un encuentro sexual? Quizá sea así: el típico encuentro usado por los servicios secretos de todos los países para sacar información, o arruinar la reputación de un enemigo.

Ahora, el Defensor del Pueblo de Suecia está pensando abrir una investigación para determinar por qué un encuentro sexual se convierte en una falsa violación y aparece en los medios de comunicación. O por qué una violación se convierte de un día para otro en acoso sexual.

El paradigma de las librerías

25 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

Barnes & Noble, la cadena de librerías más popular en EEUU, anunció hace poco que había cosechado unas pérdidas de 62 millones de dólares, en su primer trimestre del año fiscal (en EEUU suele comenzar el ejercicio fiscal en mayo). Eso suponía pasar de los beneficios de 12 millones el año pasado a pérdidas este año. Muy mal pintaba entonces para Nook, el lector electrónico que esta cadena lanzó en navidades pasadas, es decir, su Kindle. Todos pensaron que era culpable de las pérdidas. Sí, pero no.

Veamos. Las ventas del Nook aumentaron la facturación de la librería un 21% en este trimestre que llegaron (en conjunto, digital y papel)  hasta los 1.396 millones de dólares. Lo cual es una estupenda noticia porque hasta ahora se pensaba que los lectores electrónicos y los e book acabarían con las librerías, igual que se pensó que la televisión acabaría con el cine.

Y ahora vamos a las cifras desgranadas: las ventas en las librerías tradicionales de B&N han seguido en declive pues cayeron un 0,9%. Pero las ventas de la librería digital subieron un 42% si se mide este trimestre con el de 2009. En concreto la librería digital supuso unos ingresos de 142 millones de dólares. ¿De dónde vienen las pérdidas? Un teletipo de la agencia Efe afirmaba que provienen de las fuertes inversiones que hizo la compañía para lanzar y poner en marcha el Nook. Gran contradicción. Las ventas de las viejas viejas librerías languidecen porque los libros se acumulan en los almacenes. La estructura antigua de la empresa no puede resistir.

Pero las necesarias nuevas inversiones son las que dan esperanza a la compañía. El motor comercial de la empresa de libros es ahora el Nook y todo lo relacionado con él. Hace 9 meses este lector electrónico valía 259 dólares . Ahora, 199 dólares.

El paradigma de Barnes & Noble se puede aplicar a otros mundos de la comunicación. El desequilibrio se produce cuando el viejo mundo analógico se arruga más rápidamente de lo esperado, y la consolidación del nuevo mundo digital no sirve para compensar las pérdidas. Para pasar de uno a otro hay que hacer inversiones, las cuales producen pérdidas.

Esa es la clave del mundo en que vivimos.

Las empresas que se han lanzado al universo digital desde el principio no sufren ese gigantesco enigma. Amazon comenzó como librería on line y sigue creciendo de año en año. Los híbridos que han apostado al fin por el mundo digital se lamentan de no haber tomado antes su decisión.

En España, las editoriales y las librerías no se han lanzado con entusiasmo a comercializar los lectores electrónicos porque temen que la piratería arruine su negocio. Mientras más tarden en tomar la decisión, más profundo será su desequilibrio entre el viejo y el nuevo mundo, y más les costará remontar las pérdidas.

En realidad, lo que está sucediendo con los libros es lo mismo que sucedió con la física newtoniana y la nueva física. Muchas personas pensaron que solo era cuestión de fabricar microscopios más precisos para ver por fin la constitución básica de la materia: electrones dando vueltas alrededor de un núcleo como bolitas alrededor de un planeta. Pero llegaron Schödinger, Heisenberg y Bohr y demostraron que los átomos no eran lo que pensábamos. Eran paquetes de energía que vibraban y que se movían de forma incomprensible. Tardaron mucho en convencer a los viejos científicos. Y es que los viejos paradigmas solo mueren cuando la generación que los mantuvo se va al otro mundo.

Otra insoportable provocación alemana

23 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

Hace dos semanas, el ministro alemán de economía Rainer Brüderle, dijo que el país se acercaba al pleno empleo. Es más, dijo que en algunas zonas del país ya había pleno empleo. Para corroborarlo, el presidente del centro de estudios económico DIW, Klaus Zimmermann afirmó que “la búsqueda del empleo total no es una utopía”.

Esta semana, el Bundesbank certificó esos pronósticos diciendo que en 2010 la economía alemana podría crecer un 3%.

¿Pleno empleo? ¿Crecer un 3%? ¿Pero no estábamos en una crisis? ¿Cómo han logrado estos alemanes salir tan pronto? Bueno, quizá no entraron nunca en la crisis, o no entraron tan profundamente como otros países que no quiero señalar.

Hace un par de meses, tuve un encuentro con un diplomático alemán que me explicó qué había pasado en su país en los últimos 10 años. En primer lugar, en 2000, los empresarios y los sindicatos llegaron a un acuerdo para que los salarios no subieran más que la inflación. Eso, en teoría, supone que los trabajadores pierden poder adquisitivo. Pero la economía es un juego de espejos donde las cosas no tienen que comportarse como parece.

Cuando los salarios se moderan por debajo de la inflación, la inflación misma se modera. Una de las consecuencias beneficiosas es que el coste de hora trabajada en la industria se hace competitivo. Es decir, fabricar un Audi 6 es más barato. Entonces, ese Audi tiene un precio más competitivo en los mercados nacionales e internacionales, y la gente de todo el mundo compra Audis, incluso, a pesar de que el euro es más caro.

Como resultado, Audi contrata más gente.

El último resultado de todo esto, es que en una familia alemana media hay más gente con trabajo, o lo que es lo mismo, entra más dinero. Su poder adquisitivo, en lugar de haber bajado por aquel pacto salarial, ha subido.

En España, el coste de hora hombre ha subido incluso en los años recientes de la crisis, como ha demostrado el economista Ángel laborda. No voy a contar la cadena de pifias que hemos cometido, pero al final nuestros productos son más caros, menos competitivos, las empresas echan trabajadores a la calle y en las familias entran menos salarios. O sea, crisis de caballo.

Pero en Alemania pasaron más cosas: ese país se preparó para la crisis muy pronto; para ser exactos, desde 2007. ¿2007? ¿Es que había crisis en ese año?, se preguntarán algunos.

Vaya que sí: en Estados Unidos ya había estallado la burbuja de las subprime, las famosas hipotecas basura. Cientos de miles de familias dejaron de pagar sus créditos hipotecarios. Ese año quebraron dos fondos de inversión repletos de subprime que pertenecían a un banco llamado Bear Stearns, de modo que tuvo que ser salvado antes de morir. Una de las secuelas fue que en Gran Bretaña quebró Northern Rock, porque este banco se había arriesgado demasiado comprando con productos financieros norteamericanos. Tomen nota: verano del 2007. Aquí la crisis era un bichito muy pequeñito, ¿no?

Pero Alemania, viendo las barbas del vecino arder, aplicó un plan de austeridad a finales de 2007: control del gasto público y estímulo económico. Por ejemplo, el gobierno alemán aprobó ayudar con 2.500 euros la compra de coches, una medida que España tomó más de medio año después.

La crisis a pesar de todo golpeó a Alemania: varios bancos tuvieron que ser intervenidos, y muchas cajas de ahorro, las sparkasse, se vieron envueltas en escándalos porque había invertido en el sistema piramidal de  Bernard Madoff. Pero el paro apenas se incrementó porque el país aguantó las olas de la crisis.

En España, por esas fechas estábamos en la Champions League de las economías mundiales según palabras del presidente Rodríguez Zapatero. No se tomaron medidas ni para hacer trajes.

Ya desde principios del año pasado, la confianza de los empresarios alemanes en la recuperación de su país iba subiendo mes a mes. Y la de los consumidores. Una de las pruebas de esta confianza estaba basada en el sistema del kurzarbeit, la subvención al trabajo. En lugar de despedir a un trabajador, el gobierno pedía a los empresarios que disminuyeran la jornada laboral del mismo, y que el gobierno completaría el sueldo del trabajador. Resultado: los trabajadores no perdieron apenas poder adquisitivo. Tenían confianza en el futuro. Paro en Alemania: nunca superó el 8% de la población activa en los peores meses. Incluso bajó.

Además, el Inem alemán, las arbeitsagentür, aplicando los planes de Peter Hartz, ex director de personal de Volkswagen, había logrado funcionar como una oficina de colocación, y no, como el triste Inem español, como un bar de citas donde la gente lee novelas de Danielle Steele, u oculta el rostro con periódicos para que sus vecinos no les vean humillarse.

En fin, todas estas cosas alemanas parecen una provocación. Crecimiento, empleo, optimismo…. Para los países que todavía no hemos salido de la crisis, es casi una provocación.

Aun así, el gobierno español dice que, basándonos en el modestísimo crecimiento de dos trimestres, ya se puede ver luz al final del túnel. Bueno: seamos sinceros. Si alguien ve luz al final del túnel es que estará mirando por el retrovisor.

Wikileaks califica de “sucia treta” la campaña que intenta acusar a su líder de violación

21 agosto 2010 - 10:33 - Autor:

“Nos habían avisado de que iban a usar sucias tretas contra nosotros: aquí están”. Así anunciaba Wikileaks una campaña que, según ellos, se está orquestando desde ciertos sectores de la prensa contra su portavoz Julian Assange.

El diario sueco Expressen acusa a Julian Assange de estar siendo buscado por la policía de Suecia por violación. En efecto, en la edición de hoy del diario sueco Expressen aparece la foto de Julian Assange, y el titular: “Orden de arresto contra los fundadores de Wikileaks por violación”. Dentro de la información se lee que Assange no está ya en el país.

Según el diario, la fiscal Mary Häljebo ha ordenado la búsqueda de Assange, después de que dos mujeres de entre 20 y 30 años se presentaran a la policía denunciando el crimen.Como respuesta a estas acusaciones, el propio portal Wikileaks hace un enlace a la noticia de Expressen para prevenir a sus seguidores. Además, afirman que Expressen es un diario sensacionalista, y que hasta ahora “nadie aquí [en Wikileaks] ha sido contactado por la policía, lo cual ya prueba que esto es para distraer la atención”.

El Expressen recoge las declaraciones de la fiscal sueca en las que dice que supone que ha habido una investigación para comprobar si las personas demandadas son las mismas de Wikileaks, pero no está segura.

El domingo pasado, Julian Assange fue a Estocolmo y firmó un acuerdo con el Partido Pirata de Suecia para que sus documentos y su portal pudiera ser alojado en los servidores del partido político. Esto, en teoría, les permitiría cubrirse de futuras demandas por publicar documentos comprometedores. El último de ellos ha sido la revelación de 90.000 archivos del Pentágono sobre la guerra en Afganistán. Esta madrugada, The Wall Street Journal informaba que un grupo de abogados del Pentágono está buscando las pruebas para acusar a Wikileaks de conducta criminal.

De acuerdo con Expressen, los encuentros de Assange con las mujeres habrían tenido lugar esta semana, durante la estancia del portavoz de Wikileaks en Suecia. La fiscal reconoció que no ha hablado con las mujeres y que solo tiene fuentes de la policía. Y dijo que solo es una sospecha de violación.

El diario Expressen afirma que ha intentado contactar con Wikileaks.

El sistema feudal de atención al cliente de nuestros bancos y cajas

20 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

Sucede demasiadas veces para pensar que es producto del azar. Siempre que entro en la oficina de un banco o una caja, me encuentro con la cara de malas pulgas del bancario, o, peor, con alguien que no me va a resolver un problema sino me lo va a crear.

Hace unas semanas, un cajero automático me tragó la tarjeta de crédito. Como eran las cinco de la tarde, y hacía tiempo que todos habían huido de la oficina (por cierto, ¿por qué los bancos no abren por la tarde?), llamé al teléfono que aparecía en la pantalla y me indicaron que fuera al día siguiente a esa oficina, a recuperar mi tarjeta.

Fui.

Eran las ocho y media de la mañana. El chico que me encontré detrás del mostrador me dijo que sí, en efecto, habían encontrado una tarjeta de crédito y la tenía incluso entre las dos manos. “Demasiado fácil para ser verdad”, me dijo la voz de la experiencia.

“Señor, no podemos dársela porque esta tarjeta no es de esta caja de ahorros y las normas nos obligan a retenerla”.

Como yo sabía que esa entidad me iba a dar problemas, respiré hondo y pedí hablar con el director. Un minuto después estaba en el despacho del director. Me dio la mano, me sonrió y me repitió la misma cantilena.

No valió de nada decirle que yo vivía en el edificio de al lado, que soy cliente desde hace 25 años y que ellos cambiaban de empleados, pero yo era el mismo cliente.

Luego, añadió una variante perversa. “Además, no sabemos por qué su banco no ha querido darle el dinero”.

Ajá. Lo estaba esperando. Resulta que el malo era yo. Algo terrible debería pasar conmigo para que mi banco original, el de la tarjeta de crédito, no hubiera querido darme el dinero.

“Lo siento, pero eso no fue así: el banco está feliz conmigo, pero su cajero se estropeó. Compruébelo. Estuvo inactivo desde las cinco de la tarde”.

Luego, le conté lo que cuento siempre. “¿Por qué me traspasa sus problemas a mí? ¿Por qué no me resuelven los problemas? ¿Por qué me los crean?”.

Es típico de la banca española crear problemas a los clientes. Al final, se demostró que mi verdad era newtoniana, y que el cajero se había estropeado tragando mi tarjeta. Venciendo un casi irresistible odio contra mí, el directivo me devolvió la tarjeta, asegurándome que no era un derecho mío, sino una concesión regia. Le sonreí, saqué el dinero que pensaba sacar, y me fui.

Si no llega a resolver mi problema, habría cancelado mis cuentas, mis planes de pensiones, mis ahorros y todo lo demás.

Lo que les cuento les ha pasado a todos ustedes. El problema del sistema bancario español es que los empleados piensan que son un poder tan fáctico como el Banco de España, y que los clientes somos siervos de la gleba que no merecen ni respirar.

Es un sistema feudal. Da lo mismo que se trate de un banco o una caja. Da lo mismo que sea el Santander o una Caja Rural. No saben tratar a los clientes.

Y hay que actuar frente a ese sistema feudal como los revolucionarios franceses de 1789. ¡A las armas!

La cruz, el dólar y Hollywood

18 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

Siempre que veo una película norteamericana, me pregunto cuándo llegará la escena “esa”. No falla. Ya se trate de una cinta de ciencia ficción o de aventuras, un drama o una comedia, tarde o temprano aparece “esa” escena. A veces son varias escenas, y a veces, en realidad es la subtrama que recorre toda la película.

Una de las últimas que vi en casa y en dvd era “Grand Torino”. Dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, trata de un anciano americano ex soldado de la guerra de Corea, que se queda viudo y debe pasar sus días sentado en el porche de su casa, bebiendo cerveza y acompañado de su perro.

Los vecinos han cambiado. Ya no son WASP, blancos anglosajones: ahora hay chinos, chicanos, en fin, extranjeros.

Y la presencia de “eso” se ve en los primeros planos: la religión. En este caso, es un cura muy joven que insiste una y otra vez al personaje de Clitn Eastwood que debería confesarse y quedar en paz consigo mismo. Ir a misa.

Eastwood se ríe y amonesta a este niño que le quiere dar lecciones de vida, a él, un ex veterano. Pero antes del gran final, Eastwood aparece por la iglesia y se confiesa. Es la antesala de su transformación.

La religión es algo muy presente en las películas norteamericanas. Puede aparecer en la película esa en que Silvester Stallone trata de sacar a un grupo de personas encerradas en un túnel invadido de agua; los cuales encuentran la liberación a través de una vieja ermita construida por irlandeses cuando construyeron los túneles de Manhattan.

O puede ser la crisis de fe de Dimas, el sacerdote de “El exorcista” que intenta hacer un exorcismo ayudado por otro sacerdote mayor, que conocer cómo conjurar al diablo.

Pueden ser cinco minutos de religión que llegan al principio, en el medio o al final. Puede ser el tema central. Pero fíjense bien porque siempre llegan.

¿Por qué?

Pues porque EEUU es un país muy creyente. Los productores de Hollywood saben que deben meter cinco minutos de religión, cinco de sexo y noventa minutos de acción para que triunfe una película. Es la norma.

Eso explica por qué la película de Amenábar no triunfa en EEUU, según informa elconfidencial.com. Lo supe el mismo día del estreno de Ágora y creo que lo escribí aquí en un post. Amenábar no se dio cuenta de que EEUU es un país muy religioso (también muy hipócrita), pero cuando se tratan temas religiosos, al final deben ser  salvadores.

A mí me gustó la película de Amenábar porque planteaba cuestiones que estudié en la carrera de Filosofía en dos materias: Filosofía de la Religión e Historia de la Ciencia. Me gustó de veras la película.

Pero cuando vi que los malos eran cristianos (bueno, antes los paganos y antes los judíos), me dije: “Esto no se va a estrenar ni en un cine de arte y ensayo en EEUU”.

Europa ha tenido tantas guerras de religión que aquí el espectador es más escéptico. Pero en EEUU siguen yendo a misa los domingos, y los curas, pastores y predicadores tienen una influencia enorme sobre la conciencia del país. Son su ángel de la guarda, la voz del inconsciente, el Obi Wan Kenobi de 320 millones de personas.

Por eso, aquellas películas que introduzcan elementos religiosos salvadores, tienen más posibilidades de hacer dinero. y las que no, se estrellan. Van al infierno.

Septiembre, comienzo de ciclo

16 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

Los ciclos vitales no van de enero a diciembre sino de septiembre a julio o agosto. En teoría, renovamos las fuerzas vitales en verano, nos insolamos, cargamos las pilas, y acometemos el otoño y el invierno con forrajes de pensamientos, cosechas de ideas y recolecta de planes.

Al menos a mí me ha sucedido así durante muchos años. Ha sido periodo de cambios vitales, de revoluciones personales y de ciclos que empiezan.

Por eso trato de fijarme mucho en septiembre. Pregunto a mis amigos si notan planes nuevos, si se mueve la economía o se desinfla, si hay proyectos…

Este mes está trufado de cosas: la huelga general el 29, la presentación de Presupuestos Generales del Estado a las Cortes un día antes, la puesta en marcha de la reforma laboral aprobada por el gobierno.

Además, es el mes en que se hacen los planes de inversión del año entrante. Ahí se puede saber si las empresas son optimistas, o creen que todo va a seguir igual.

Septiembre es el mes donde se renuevan las parrillas de televisión, lo cual nos da la impresión de ser un lifting biológico a la vida entera. Es el mes en que los recién licenciados buscan empleo tras el verano que se han regalado, y por eso funcionan mejor que nunca los artículos sobre cómo y dónde encontrar empleo.

Mi impresión es que habrá datos muy contradictorios porque estamos en un año bipolar: el trimestre julio-agosto-septiembre verá la bajada del paro, porque son los meses más turísticos. Quizá la economía vuelva a crecer unas décimas, aunque no estoy muy convencido porque la subida del IVA y el fin de las ayudas a la compra de coches, puede haber lanzado un torpedo a la línea de crecimiento.

Dado que las cifras las conoceremos en octubre, para saber cómo está respirando la economía solo habrá una forma de fiarse: mirar la sección de breves económicos de los periódicos. Hagan un ejercicio: cuenten las noticias positivas y las negativas, y calculen qué porcentaje ocupan. Si las positivas pasan del 50% es que el ciclo puede ser mejor que el año anterior. Si ganan las negativas, prepárense para otro ciclo tan anodino como éste que muere.

Abran paso, somos los rusos

13 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

Todos los jueves, el diario El País suele incluir un especial de The New York Times. Es una selección de los mejores artículos del periódico más influyente de EEUU.

Como EEUU es el país más poderoso y el NYT es el diario más poderoso, entonces, ese suplemento tiene interés. Los artículos hablan sobre todo de Economía, pero también de tecnología, de curiosidades, de cultura…

Desde hace unos meses, todos los jueves hay otro especial. Es de noticias sobre Rusia. Es muy parecido al suplemento del NYT, pero tiene una diferencia: está mejor diseñado.

No sé a qué acuerdo habrá llegado El País con empresas rusas, pero si alguien está interesado en aparecer en España no es tanto que los españoles quieran saber qué pasa en Rusia, sino que los rusos quieren que sepamos lo que les pasa a ellos.

Leí un excelente artículo sobre los estragos de la droga en Rusia, otro sobre la vida y el tráfico en Moscú, y sobre infinidad de cosas más. Es un especial hecho con la misma profesionalidad que el del NYT. Son noticias escogidas.

La pregunta es: ¿quién está interesado en que esto aparezca? El gobierno ruso. ¿Y por qué? Por dar una buena imagen de Rusia.

No es un especial “bonito y rosa” porque algunas noticias que leí eran crudas como la de la droga.  Pero si está ahí todos los jueves (hoy en agosto, sale el de Rusia pero no el del NYT, al menos en provincias) es porque los rusos quieren contrarrestar el americanocentrismo.

En eso estoy de acuerdo. Admiramos lo norteamericano, pero hay tantos árboles made in USA que nos impiden ver el bosque del mundo. No sabemos qué está pasando en Rusia, en Zambia o en Kuwait. Tenemos además una visión muy americanocéntrica de la vida y del mundo.

Los rusos han comprado equipos de fútbol, periódicos, constructoras y toda clase de empresas por el mundo. Su poder está aumentando de nuevo. Tienen una poderosa industria aeroespacial, petrolera, gasística, atuomovilísitca, de maquinaria herramienta, de armas…

El país se está organizando poco a poco, después de los turbulentos años post-comunistas. Y dentro de cinco o diez años su poder será aún mayor. Y ya empiezan a mostrarnos su nueva imagen.

México no es polvo y sandalias

11 agosto 2010 - 7:00 - Autor:

México es uno de los países que sufre la visión peliculera del mundo que todos tenemos. La imagen de México en el mundo es de un país pobre y polvoriento, con gente en sandalias que atraviesa desiertos para trabajar en EEUU porque en su país se muere de hambre.

Esa imagen se debe a la ingente cantidad de películas norteamericanas que nos muestran ese contraste. Existe. Pero no se puede tomar a la parte por el todo.

La otra verdad es que México es una superpotencia. En el interior, hay estados muy ricos, donde el nivel de criminalidad es más bajo que en muchas ciudades norteamericanas. Es un país con más de 110 millones de habitantes, con una poderosa industria turística, unas bellezas naturales que se desconocen en Europa, y unas posibilidades de desarrollo ilimitadas.

Pero las películas americanas solo nos retratan la frontera polvorienta.

México es uno de los mayores productores del mundo. Ocupa el lugar 14 entre las economías mundiales. Es la fábrica de EEUU. Cerca de las fronteras con EEUU trabajan cientos de empesas maquiladoras, que reciben materias primas, y las convierten en productos de consumo sin pagar impuestos y solo para el mercado norteamericano.

El PIB de México es uno de los más altos del mundo: 866.000 millones de dolares. La renta per capita es de 8.000 dólares por habitante y año, aún baja comparada con España, pero crece a un ritmo acelerado.

México es con Brasil y Argentina uno de los países que va a crecer más este año. Mucho más que España. En 20 años, habría que ver dónde están los dos países, y si seguimos teniendo una imagen tan tercemundista de México.

Un analista norteamericano llamado George Friedman pronostica en su libro “El mundo dentro de 100 años” que México será una de las diez potencias más descollantes del globo en las próximas décadas, aunque predice una guerra entre ese país y EEUU.

Sea como sea, ya va siendo hora de abandonar la imagen de polvo y sandalias.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube