Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El ejército de Asalariados del Señor Oscuro

30 octubre 2010 - 7:00 - Autor:

Cogí la calculadora y me puse a ver los datos de la Encuesta de Población Activa de este trimestre (3T de 2010) comparados con otros años. Y cuando me fijé en el punto 5 (Ocupados por situación profesional) me salió lo siguiente: en España se está construyendo poco a poco la Tierra Media de los Asalariados.

En 2005, el 17,8% de nuestro tejido laboral estaba compuesto por trabajadores por cuenta propia. Es decir, emprendedores, empresarios, gente que se lanza a la aventura de montar su negocio y emplearse o dar empleo.

En 2007, un año estupendo para la ocupación, pasó algo raro. En el tercer trimestre de ese año, el peso de los emprendedores bajó al 17,7%. Era una décima menos, pero siendo el año en que este país obtuvo sus mejores cifras de empleo en mucho tiempo, llamaba la atención que hubiese más proporción de asalariados que de empleadores.

¿Y al año siguiente?

En 2008, (sigo hablando del tercer trimestre) había bajado al 17,6%. Es decir, que había una tendencia extraña a convertir a España en un país de asalariados. Una especie de Metropolis, aquella película de Fritz Lang en la que una humanidad subterránea se entregaba a manipular máquinas, a entregar su vida a ellas. Pero en este caso, nos estamos convirtiendo en un ejército de mercenarios mal pagados, como los guerreros que combaten a las órdenes del Señor Oscuro en la Tierra Media en el libro de Tolkien “El Señor de los Anillos”.

¿Y en 2010?

La tendencia se acentuó. La proporción de emprendedores ha caído al 16,6%. En resumen, con o sin crisis, en este país hay una tendencia a asalariarse, y a desprenderse de empresarios.

Nos hemos cansado de cantar las ventajas de los emprendedores, tenemos escuelas de negocios entre las diez mejores del mundo, se supone que los gobiernos locales ayudan con sumas voluminosas de dinero a montar empresas, pero aquí lo que gusta es tener un salario seguro a fin de mes.

El dato es peor todavía, porque como publicábamos en lainformación, los asalariados están entregándose a contratos temporales (que crecen como bizcochos), mientras que los contratos indefinidos disminuyen. Claro, los empresarios que quedan están aprovechando la crisis para hacer más temporales. No quieren contratiempos.

De seguir así, en cinco o diez años, si se acentúa la masa de asalariados, tendremos a un país con trabajadores temerosos de perder derechos, y sin empresarios con ganas de lanzar proyectos y crear trabajo.

Siempre me acuerdo de unas palabras del economista Xavier Sala i Martín. Decía que en Cataluña, todos los jóvenes querían trabajar el La Caixa, y encima, querían trabajar en la oficina de su barrio, para no moverse mucho.

Pues creo que vamos hacia eso. España se está convirtiendo en la Tierra Media de los Asalariados.

Los rumores nacen cuando aprietas el botón “autocompletar”

28 octubre 2010 - 8:45 - Autor:

He asistido al nacimiento de muchos rumores. Eso me pasa cuando conozco la verdad de un hecho, y luego me ha  llegado otra versión. Y, en esos casos, he sabido quién estaba en medio de la cadena.

El ser humano tiene un botón mental que es igual que el programa “autocompletar” de los móviles. Comienzas a poner una palabra, y en la pantalla  te sale el resto.

Lo mismo sucede con la mente humana. Si vemos una persona en el suelo, y otra de pie con un cuchillo pensamos: ese señor que está de pie ha asesinado a ese otro que está tendido. Hay que llamar a la policía.

Es una de las secuencias de una película de Cary Grant basada en una serie de confusiones. “Con la muerte en los talones”. Cary Grant está hablando con un señor y de repente esté se le echa encima. El actor, lo deposita en el suelo, pero coge algo que está en la espalda del otro. Es un cuchillo. Se pone en pie con el arma y un fotógrafo que pasa por allí lo capta. La mente humana hace el resto. Autocompleta la historia.

¿Es normal que los rumores nazcan de esa misma forma?

Es lo natural. Tenemos una mente que necesita dar significado a los eventos. Una de mis frases preferidas es: “Quizá la vida no tenga sentido, pero todo tiene significado“.

Cuando vemos un vacío en una secuencia de hechos, nosotros lo autocompletamos poniendo cosas de relleno. Nos inventamos lo que ignoramos. La duda es como la carcoma: nos corroe. Preferimos armar un cuento bonito y que todo tenga explicación. Todo debe tener significado. Los vacíos nos dan pavor.

Lo malo es cuando las cosas pasan de tener significado, a tener tramoya. Eso sucede en los deportes. Si un entrenador no saca a un jugador el campo, los periodistas especulan con mil posibilidades: le tiene inquina, es que le desafió, le cae mal, el otro día le miró con mal ojo…

Y a lo mejor es algo más sencillo como que el futbolista tiene gripe.

Eso sucede porque, aparte de la utilidad “autocompletar”, la mente humana tiene otra: “dramatizar“. Nos encanta añadir picante a las historias desconocidas.

Para evitar eso, a los periodistas se nos pide que comprobemos los datos y deshagamos los rumores. En el periodismo económico, es la mejor herramienta para evitar calentones de bolsa, especulaciones, y manipulaciones. Hay que comprobar todo. Como dicen los periodistas americanos: “Si tu mamá te dice que te quiere, compruébalo por otra fuente

Todos tenemos esa utilidad mental de autocompletar historias. Pero antes de dar una versión, no hay que darla por sentado. Hay que decir que es una versión, pero sin base científica. Lo malo es cuando un montón de gente a nuestro alrededor, autocompleta cualquier noticia diciendo: “Eso significa esto y aquello, Y seguramente sucedió por esto y aquello”.

Y se quedan tan felices soltando el rumor.

Los consejos de Jesús Encinar, en cómic

26 octubre 2010 - 8:25 - Autor:

El fundador de idealista.com, Jesús Encinar (junto con su hermano Fernando) es una de las personas con más seguidores en el mundo de los jóvenes emprendedores. Es nuestro Mark Zuckerberg (fundador de Facebook). Fundó idealista.com hace diez años. Los Encinar comenzaron en un pisito en el barrio de Los Jerónimos de Madrid, y ahora su empresa ocupa otra planta junto al Congreso de los Diputados, frente al hotel Palace. Hoy es el portal inmobiliario más importante de este país, un sitio donde se pueden ver ofertas para comprar o alquilar viviendas en toda España.

Los consejos de Jesús Encinar (40 años) sobre qué es necesario para montar una empresa se han vuelto tan famosos que ha salido un cómic para inmortalizarlo. El profesor de Economía José Sande, y el ilustrador Carlos Calvo, han lanzado el cómic “Emprender en media hora, un ejemplo de cómo se pueden contar cuestiones económicas a fuerza de imágenes y textos. Las viñetas finales las protagoniza Jesus Encinar. “Es una escena homenaje a Jesús Encinar y su gran post ‘Érase una vez…un plan de negocio”, dice Sande.

Allí explica Encinar que un plan de negocio es como un cuento, y a medida que de la boca de este emprendedor salen palabras como héroe, equipo, enemigo, etc, van apareciendo el cómic las imágenes fantásticas de dragones, princesas y héroes. ¿Y no es la empresa una aventura parecida?

Este es el cuento de la empresa, según escribió Encinar en su blog:

“Un Plan de Negocio tiene mucho en común con las historias de la tradición oral porque:

  1. Explica lo que no existe, lo invisible, lo soñado o imaginado y lo tiene que explicar de manera metafórica, ilusionante y con suspense
  2. Necesita una tensión dramática, con un planteamiento, un nudo y un desenlace como en las mejores historias
  3. Explica lo desconocido en términos de lo conocido. El futuro en términos del presente, recurriendo, como en las mejores tradiciones orales, a la alegoría
  4. Tiene que separar la ficción de la realidad. Sólo así consigues entender lo que te explican. La ficción nos ilusiona porque nos permite comprender nuestra realidad
  5. Tiene que haber un héroe, un malvado, un camino peligroso y un arma mágica que te permite triunfar donde otros han fracasado.

Por cierto, la semana pasada se supo que Jesús Encinar se había comprado una casa. Jesús ha vivido toda su vida de alquiler. Compró un piso de 100 metros cuadrados en Madfrid y lo pagó en efectivo. Nada de bancos. Es el mismo método que siguió en idealista: crecer sin endeudarse, no salir a bolsa, no depender de los demás…

Antes de comprar su piso, Encinar se pasó dos años buscando y seleccionando. Se lo tomó con paciencia y no se dejó llevar por las emociones de “oh, qué piso tan bello“.

Su decisión han causado sorpresa. ¿Es hora de comprar piso?

Según confesaba al diario El País, los precios de la vivienda seguirán bajando. Eso quiere decir que es buen momento para comprar, aunque Encinar no se considera gurú ni quiere repartir consejos.

No lo va a lograr. Muchas personas le seguirán. Hay gurús que son inevitables a su pesar.

En esa entrevista publicada el pasado fin de semana, hay un montón de pistas sobre qué debe hacer uno para comprar el piso de sus sueños.

¿Quién dijo que la política es aburrida? Pues yo

22 octubre 2010 - 7:00 - Autor:

No hay cosa más aburrida que los fines de semana en televisión. Aparecen las caras de los representantes de los partidos políticos: uno dice una cosa, y el de enfrente, la contradice. La gente aplaude. Se agitan banderas. Y así, todos los telediarios del fin del semana. Políticos, política, politización… Pero las familias españolas le dan la espalda. No les interesa.

La política aburre. Aburre a todos el mundo. Eso era lo que yo pensaba hasta ahora. Por eso cuando en la redacción de lainformacion.com se proponían los temas políticos, yo tocía la boca y decía: “Bueno,  algo que no nos aburra, por favor”. ¿Se podría escribir sobre política sin aburrir? Yo lo dudaba.

Pero poco a poco voy cambiando.

Este martes pasado, preparamos una información sencilla: “Así quedaría el Congreso si se aplicara el sistema de “un ciudadano, un voto”. Se añadía un gráfico sobre cuánto vale el voto por provincias, y se explicaban los entresijos de la Ley d’Hondt, ese cálculo estadístico por el cual no se hace un recuento directo sino una extraña desproporción.

La sorpresa fue que la noticia estuvo en todo el día entre las más leídas del periódico. E incluso, oh, la, la, entre las más leídas de Meneame. Recuerden que este portal de nombre tan simpático, se basa en las noticias más votadas. Lainformaicon.com fue durante gran parte del día la web más nombrada. Se supone que los lectores de Meneame son jóvenes, un poco anarcas, algo frikis y muy incendiarios. ¿Ah, sí? Pues les gusta la política. Claro. Pero siempre que los periodistas sepamos cómo contar los asuntos de la política. Es decir, ¡que no les aburramos!

Otra prueba es que la noticia sobre cómo el Gobierno aprovechaba leyes varias para colar otras leyes más gordas, fue una de las noticias más leídas en lainformación.com. Y por último, ese mismo día, el análisis sobre cómo en Francia eran capaces de hacer huelgas generales contundentes, y aquí descafeinadas, también atrajo la atención de nuestros lectores.

Así que me trago mis palabras. La política NO es aburrida… si los periodistas sabemos presentarla con otro enfoque.

El gabinete suicida

21 octubre 2010 - 7:00 - Autor:

Una de las frases que más ha llamado la atención de la remodelación realizada por el presidente Zapatero, es que se ha hecho para “explicar con claridad qué es lo que estamos haciendo”. Eso dijo el presidente: las reformas económicas y sociales que no han gustado, hay que explicarlas mejor porque el país se está recuperando económicamente. Entonces, ¿es que el gobierno piensa que el problema de ahora no es económico sino un problema de comunicación?

Según la encuestas del CIS, el 72% de  los españoles cree que el año que viene las cosas estarán peor o igual que este año desde el punto de vista económico. Según las previsiones de los organismos nacionales e internacionales, no levantaremos cabeza hasta el 2012 o 2013 como muy pronto. Según los datos del Banco de España, el INE y Funcas, la economía está muy mal. Y el año que viene no mejorará mucho.

Nadie le ha dicho al presidente que no es un problema de comunicación. Es de estrategia y de retraso. Hace dos años debió enterarse el presidente de que había una seria crisis económica, y debió de poner en marcha una estrategia de choque. No lo hizo. El ministro de Economía de entonces, Pedro Solbes, tenía un plan. Pero como no gustó al presidente, lo apartó del cargo.

Si quiere pruebas, ahí delante está el terrible viernes. Gran mala noticia. El viernes 29 de octubre, el nuevo ministro de Trabajo se enfrenta a su primera gran mala noticia: salen los resultados del paro EPA. El paro EPA es una encuesta que se realiza entre 60.000 hogares y que se publica cada tres meses. El paro EPA está ahora en unos cuatro millones de personas. Previsiblemente, el viernes de la semana que viene, esos datos serán parecidos o peores, porque el trimestre, como reconoció el gobierno, no ha sido muy bueno.

El paro no va a bajar mucho en los próximos 16 meses, y va a ser el mayor dolor de cabeza del gobierno. Hoy es la mayor preocupación de los españoles. El equipo A del gobierno tendrá que hacer una campaña heroica en estos meses para que los electores no les castiguen. Una misión casi imposible.

Ahora, le quedan 16 meses al nuevo equipo para evitar una voladura controlada del gobierno, que va cuesta abajo en las encuestas.

¿Qué otras cosas pueden cambiar de aquí a la primavera de 2012, fecha de las elecciones? Desde el punto de vista económico, pocas.

El PP lo tendría que hacer muy mal para no ganar las próximas elecciones. Circulan chistes ya sobre Rajoy, recomendándole no abrir mucho la boca para ganar los comicios. En el PP casi se están repartiendo los ministerios. Si uno se pone a analizar cuál va a ser la evolución del país, concluirá que en 2012, los grandes problemas económicos (los importantes, seamos claros) no estarán resueltos: quizá haya menos déficit, quizá la economía crezca ligeramente, quizá se empiece a recuperar la confianza…Pero el paro no bajará mucho. Y quien se va a llevar las mieles de los escasos éxitos económico será el PP.

Por tanto, este gabinete es un gabinete suicida. Se han propuesto una misión casi imposible de cumplir: que los españoles crean de nuevo en un gobierno socialista en 2012. Los miembros de este gobierno se sacrificarán en el intento.

Post data:

Muchos medios se metieron con Elena Salgado, cuando fue nombrada ministra de Economía hace un año. Que si no estaba preparada, que si le venía grande el traje… Pues bien, es la única persona que sigue en pie en un ministerio desde 2004. Es verdad que ha pasado por tres ministerios, pero eso no demuestra su incompetencia. Sigue ahí. Y qué curioso, todos los analistas se han fijado en Rubalcaba, a quien dan todas las llaves del poder. Es un maestro de la imagen y la comunicación. Algunos le llaman Rasputín pero su tarea ahora será más bien la del príncipe Potemkim, aquel que llenó los caminos de Crimea con casas y árboles de cartón falsos para que la zarina pensara que su país nadaba en la abundancia. Justo lo que quiere Zapatero para los próximos meses. Llenar de casas de cartón y arbolitos el país para que parezca que vamos bien. Quiere una campaña de comunicación. Un superministro de comunicación.

No, señor. El Ministerio más importante ahora, antes y en el futuro es el de Economía. El de Salgado. Lo otro es pirotecnia. Cherchez la femme.

No Network, No Job

20 octubre 2010 - 7:00 - Autor:

Las encuestas dicen que la mayor parte de los puestos de trabajo se consiguen a través de amigos, amigos de amigos, o amiguetes de amiguísimos. La cuestión no ha variado. ¿O sí?

La esencia de ese encuentro afortunado amigo-amigo es la misma de siempre: alguien necesita cubrir un puesto de trabajo y acude a los conocidos. O los parados acuden a sus redes de amigos para que les ayuden a encontrar un puesto. ¿Medios que se usaban antes? “Dame por fa el teléfono de ese amigo tuyo”; “¡Qué tal si nos tomamos un café y me cuentas…”; “A ver si me puedes echar una manita con ese proyecto que está montando un amigo tuyo”.

Esos contactos se hacían por teléfono, o aprovechando una comunión de un sobrino, o en cualquier sarao. Lo importante era conversar. ¿Y dónde está ahora la conversación más inmensa e indetenible del mundo?

En las redes sociales.

Puedes enviar un correo electrónico. Puedes participar en Foros de internet. Puedes abrirte un perfil en LinkedIn. Puedes pedir a alguien en Facebook que te ponga en contacto con otra persona. Puedes mirar el perfil en Twitter de Parados y Desempleados (@paradosnews), que cada semana ofrece puestos de trabajo. Esta semana ofrecía un montón de puestos de trabajo para monitores de esquí, animadoras infantiles y hasta para expertos informáticos para la empresa Softonic. O puedes abrirte un blog sobre parados.

Es decir, la esencia de la búsqueda de un puesto de trabajo no ha cambiado. Hay que mover las relaciones sociales. No ha cambiado desde la antigüedad, cuando no había teléfono, ni internet… Pero sí había relaciones sociales, conversaciones, encuentros…

Ahora, esos encuentros se realizan en la red.  Por eso…

…No Network. No Job.

Si no usas la red social, no tendrás trabajo.

(El título lo he sacado de una de las jornadas que se desarrollarán el jueves y el viernes en el Salón de actos de la Fundación Telefónica en Gran vía de Madrid. V edición de Blogs “La Conversación“)

El Premio Planeta, cada vez más “filtrado”

16 octubre 2010 - 13:04 - Autor:

En 2004 me invitó Plaza & Janés (hoy Random House Mondadori) a la cena de entrega del Premio Ciudad de Torrevieja de Novela. En el tren, me reencontré con un camarada periodista, que me dijo: “Soy uno de los finalistas“. Me contó la historia de su novela, basada en a en el Renacimiento y la arquitectura, con algo de intriga.

Al llegar al hotel del evento, le conté con emoción a otro periodista que un amigo mío era uno de los cinco finalistas. “No va a ganar”, me dijo: “El premio se lo dan a Zoe Valdés y el segundo a Javier Sierra“.

¿Ya se sabe?, dije con sorpresa inocente. Me miró y añadió: “Siempre lo filtran antes de la cena para que la noticia entre en primera edición de los periódicos. Pero lo mantenemos en secreto”. Y sonrió.

Como yo era periodista económico, me quedé sorprendido de algo que para el periodismo cultural era tan habitual como para nosotros hablar de juntas de accionistas.

Antes de la cena, en el cóctel, mi amigo finalista se acercó para confesarme que estaba desolado. “Me han dicho que el premio ya está dado”. Y repitió los mismos nombres que yo había escuchado.

Terminó la cena. Alguien se acercó al micrófono, y dijo que allí en su mano tenía las plicas de los ganadores. Yo miré a los compañeros de mesa y pensé en decirles que todos gritásemos que ya lo sabíamos. Me hubiera encantado vociferar. “No sigas: ¡sabemos que son Zoe y Javier!”.

Pero no lo hicimos.

En efecto, Zoe y Javier.

Mi amigo y su mujer estaban anodadados.

En 2008 me invitaron al Premio Planeta. Como yo ya era un experto en premios filtrados, pregunté al comenzar la cena a quién le iban a dar el premio. “Fernando Savater”, confesó un periodista mientras descalabraba un langostino. Se cumplió.

Este año, (ayer por la noche) le han dado el Premio Planeta a Eduardo Mendoza. En el colmo de las filtraciones, el diario elpais.com ya lo tenía en su portada desde ayer por la mañana. O sea, con un adelanto de unas 12 horas. Una buene exclusiva que nunca criticaré a ningún periodista, pero una filtración que no solo daña a la editorial sino a ganador.

Todos los años siempre se habla de lo mismo. ¿Por qué están amañados?

Supongo que para Planeta y para Random House Mondadori, los premios son una inversión muy seria (el planeta con 600.000 euros, y el Torrevieja, con 360.000, están entre los mejor dotados del mundo) pero también una catapulta de ventas, y por ello deben montar un engranaje comercial inevitable. Primero se consigue al autor. Luego, se presenta la obra. Y por último, se le concede un premio. ¿Por qué?

Una vez me explicaron que si no fuera así, el libro no se vendería porque importa mucho que el ganador sea conocido. Y me contaron que es un riesgo enorme no encargar un libro porque la calidad de la inmensa mayoría de las obras presentadas es dudosa, y hasta podría resultar un premio desierto o muy mediocre. Con el arreglo, por lo menos se aseguran que la cara ganadora sea de postín, y que garantice cierta calidad.

No estoy tan seguro. Como han demostrado esas mismas editoriales, no siempre ha sido así: de hecho, Carlos Ruiz Zafón, fue casi descartado del premio Fernando Lara y al final resultó un gran descubrimiento. Un superventas. O sea, el criterio del jurado no es infalible.

De todos modos, para que estos premios no fueran tan criticados, creo que en lugar de organizar una cena,  por lo menos deberían presentarlos en una comida. Así todos los periódicos podrían llegar a la primera edición.

Eso sí: siempre que pensemos en el periódico de papel. Pero en internet, nos da igual si es desayuno, almuerzo o cena, porque estamos 24 horas en vela. Lo daríamos ipso facto.

Y cuando Mark despertó, Facebook ya estaba allí

15 octubre 2010 - 8:45 - Autor:

En muchos institutos norteamericanos existe desde hace tiempo el Photo Adress Book. Era en principio una guía de papel con las fotos de los estudiantes, sus hobbies, los cursos que estaban haciendo, y sus datos personales como los números de teléfono. Servía para acercar a los novatos a la vida social, pero también para cotillear un poco y hasta intentar ligar. Hoy se consulta por ordenador.

Los Photo Adress Book son muy populares también en las universidades norteamericanas, a los cuales se les llama familiarmente Facebook, o Libro de Caras. Ya son digitales desde hace muchos años. Sirven para acercar rápidamente a estudiantes que vienen de todas partes del país, que han dejado atrás a sus familias y que se enfrentan a su primera vida en solitario. Papi y mami han quedado atrás, con la tarta de manzana y el béisbol en familia.

Mark Elliot Zuckerberg, lanzó en 2002 su propio directorio electrónico en el instituto, llamada Academia Philips Exeter. Cuando entró en la Universidad de Harvard, decidió hacer lo mismo: un directorio on line de caras y teléfonos. Lo llamó Facemash. En realidad, ya existían directorios on line, pero tenían restringido el acceso pues cada residencia universitaria de Harvard poseía la suya y era una fortaleza. Para entrar hacían falta claves, y tenías que ser miembro de esa residencia universitaria.

Pero a Zuckerbertg se le ocurrió la forma de saltarse los muros virtuales, y reunir caras de estudiantes. Lo hizo hackeando poco a poco las páginas, según el mismo relató en su blog en aquellos años (lo cuenta muy bien la página SecurityByDefault). Al ver que había triunfado en Harvard, decidió hacer lo mismo con otras universidades, ¿Por qué no querrían conocerse estudiantes de otras universidades? Era como poner la orla en internet, y animar a otras universidades a meter su orla. Lo llamó directamente Facebook.

Ese programa permitía no solo exhibir la foto, sino “hablar” con otros estudiantes mediante correos y mensajes, enviarse fotos, hacer comentarios, votar…

Cornell, Stanford, Columbia, Yale... Estudiantes de un montón de universidades fueron añadiendo sus perfiles hasta que Zuckerberg y sus colegas, viendo que aquello crecía sin parar, se mudaron a California, Palo Alto, para ser más concretos, para gestionar su pequeño dinosaurio. ¿Por qué Palo Alto? Porque en ese área se encuentran las empresas más innovadoras de EEUU.

Un montón de inversores avispados, que se dieron cuenta de que allí había un tiranosario rex, empezaron a poner dinero, sin saber todavía cómo recuperarlo. Tenían la intuición solamente.

El 21 de julio de este año, Mark Zuckerberg se dirigió al planeta tierra y dijo: “Ya somos 500 millones de personas en Facebook”.

No hay compañía que tenga tantos clientes en el mundo, salvo si quitamos a las empresas de telefonía chinas. Facebook es como un país.Más grande que un gran país pues supera en habitantes a EEUU. Quien no tenga perfil en Facebook pierde oportunidades de trabajo (yo conseguí una colaboración en un periódico digital hace tiempo por esa vía). Los directores de Recursos Humanos usan esa herramienta para husmear biografías. En algunos países ya se está planteando limitar el poder de información de Facebook (en Alemania), y en otros, como en nuestro, se avisa a la gente de que promulgar fotos y datos personales es peligroso.

Lo ingenioso de todo esto es que en Occidente había miles de colegios, miles de universidades, miles de orlas o de libros de fotos de alumnos. Pero solo a este chico se le ocurrió la idea de hacerlo digital, unir diferentes bases de datos, y extenderlo a otros sitios. El invento de Facebook ya estaba allí cuando despertó. Pero él puso en marcha este sueño.

Por eso Forbes, en un cálculo aproximado, dijo que era una de las mayores fortunas del mundo: unos 6.900 millones de dólares. Tiene 26 años.

Hoy se estrena una película basada (en parte) en su vida. Se titula “La red social”. Está basado (en parte) en el libro “Multimillonarios por accidente: El nacimiento de Facebook. Una historia de Sexo, Dinero, Talento y Traición“, de Ben Mezrich (Alienta Novela).

En España nunca se pudo inventar Facebook porque aquí existían sólo orlas. Sin datos, sin teléfonos, sin hobbies. Sólo fotos de caras. Aquí nunca habría nacido ese dinosaurio.

Los perversos efectos del sillón-ball

13 octubre 2010 - 7:00 - Autor:

No le den más vueltas: el reciente Premio Nobel de Economía lo ha recibido tres personas cuyos estudios concluyen lo siguiente: si das dinero para crear empleo, habrá empleo; si subvencionas el desempleo, habrá desempleo.

¿Una paradoja?

Es algo que ya he dicho en otros post y artículos. Un sistema que invierte un montón de dinero en sostener a los parados, es un sistema socialmente avanzado, pero laboramente ineficaz. ¿Por qué? Porque cuando un parado recibe 1.100 euros al mes, por ejemplo, y le ofrecen puestos de 1.000 euros, no los acepta.

No los acepta porque en tumbado el sofá gana más. Así de sencillo.

Ni siquiera si le pagan 1.300 se levantaría del sofá pues, ¿por unos cochinos 200 euros de más voy a dejar este delicioso sillón?

No es mentira. Es verdad. Pregunten a los empresarios: ellos les dirán que están cansados de ver esta situación. Ofrecen empleo y sueldo a mucha gente, pero si esas personas están recibiendo seguro de desempleo no se mueven. Quien tenga dudas, que vaya a la CEOE o a Cepyme y que pregunte.

Esa forma de reaccionar es nociva por varias razones: el trabajador se olvida de su oficio, y durante dos años se queda fuera del sistema. A la velocidad con que marchan las cosas, dos años son dos siglos. Para muchos, es quedarse fuera de la economía, pues en lugar de aprovechar ese tiempo para reciclarse (de albañiles a técnicos o especialistas en otra cosa), se rascan la barriga a lo grande. Dos años de sillón-ball hacen mucho daño.

Lo lógico sería aceptar un empleo, aunque estuviera peor remunerado, porque se este modo no se agota el seguro de desempleo sino que vuelve a correr el cronómetro. Además, si no se acepta un empleo ahora, no es seguro que dentro de dos años salgan oportunidades como setas.

En teoría, un parado debería aceptar un puesto de trabajo al instante, un puesto relacionado con su oficio. En la práctica, no sucede eso.

Y el premio Nobel de Economía a los norteamericanos Peter Diamond y Dale T. Mortensen, y al chipriota-británico Christopher Pissarides les ha sido concedido por “sus análisis de los mercados de búsqueda con fricciones“. Dicho en castellano sencillo: por comprobar que cuanto más elevado es el seguro de desempleo, mayor es la tasa de paro y se dilata el tiempo de búsqueda de empleo, según informaba Efe.

Bah, pensarán mucho. Pura teoría.

Hace mucho años, para evitar estas averías, el gobierno alemán puso en marcha el plan Hartz. Su nombre procede del jefe de personal de Volkswagen, Peter Hartz, que luego fue consejero del canciller Gerhard Schröder, y le ayudó a revolucionar el Inem alemán  (Arbeitsamt) y el sistema de empleo.

Hoy el paro en Alemania es muy bajo. Una de las formas de combatir la crisis de 2008  fue permitir a las empresas que redujeran la jornada laboral de sus trabajadores en la misma medida en que caían sus ventas. Pero que no echaran a los trabajadores. El salario que faltaba a los trabajadores, lo completaba el estado durante un tiempo. Se le llamó “Kurzarbeit” (trabajo acortado). Es decir, el estado subvencionaba el empleo, no el desempleo. Tan sencillo, tan razonable, tan eficaz.

Por eso, cuando concedieron el premio Nobel a estos tres economistas, el diario alemán Die Welt tituló: “Premio Nobel a los principios fundadores del Plan Hartz”. Es la prueba del algodón.

Un año después, los españoles siguen cayendo mal

12 octubre 2010 - 7:00 - Autor:

Hace casi un año, escribí un post titulado “Por qué los españoles caen mal”.

Somos malhablados, rudos, sin educación, hablamos alto, y no usan¡mos la cortesía. Los españoles no nos damos cuenta porque en esta tierra todos somos así. Pero ¿qué pasa cuando salimos al extranjero?

Pues que nos tachan de bestias más o menos.

La prueba de que lo que digo tiene sentido está a un click. ¿Saben cuantos comentarios generó ese post? Más de 200. Cada día, entra alguno nuevo. Pueden verlo con sus ojitos pinchando en este enlace.

Hoy es el Día de la Hispanidad. Y en lainformación hemos hecho una investigación. ¿Cómo nos ven los latinoamericanos? Pues no muy bien, si miran la portada de hoy.

Se confirma lo que escribí hace un año. Los españoles son conocidos en América Latina por muchas cosas: algunas buenas, pero otras no tan buenas como por ejemplo, su rudeza, su trato, sus procacidades. España es la tierra de los tacos… En todos los países se sueltan palabrotas, pero en España se sueltan en horario de máxima audiencia, es decir, en cualquier momento y situación. Incluso, en televisión en horario infantil.

Pero ahora veamos lo bueno. Los españoles son conocidos por haber llevado mucha riqueza con sus empresas. Y algo importante: la nueva cocina española triunfa en América. ¿Nuestros mitos más conocidos? Real Madrid, Miguel Bosé, Alejandro Sanz

Y ahora vamos a hacer la pregunta al revés. ¿Qué saben los españoles de América Latina?

Casi nada. En ese continente se conocen más cosas de España, la madre patria, que viceversa. Una lástima. Es cierto, que no es lo mismo tener que conocer una quincena de países americanos, desde México a Argentina, que uno solo que está en Europa. Pero la ignorancia es tan profunda que no hay excusa. Para muchos españoles, Ciudad de México está al lado de Buenos Aires, y los ponchos son los trajes que usan todos los latinos.

Quinientos años después, los españoles ignoran muchas cosas de ese continente que descubrieron.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android