Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Una mujer hereda un país con cinco millones de parados y lo reduce a tres en plena crisis

15 noviembre 2010 - 7:00 - Autor:

En 2005, Alemania tenía cinco millones de parados. Eran de los mejores años económicos de su historia reciente, pero la cifra de desempleados no bajaba nunca.

Dirigía el país el canciller Gerhard Schröder, del Partido Socialdemócrata, el cual había introducido unas reformas en el mercado de trabajo que no acababan de funcionar.

Entonces llegó al poder Angela Merkel. Cinco años después, el paro se redujo a tres millones de personas. ¿Cómo lo ha logrado?

El diario Die Welt entrevistaba este domingo a la canciller, que volvía de su viaje a Seúl, en la Cumbre del G-20. Allí confiesa que sí, que cuando llegó el país tenía cinco millones de desempleados y ahora tres. Y que se hizo ampliando la edad de jubilación a 67 años, aboliendo la jubilación anticipada, y defendiendo un plan de empleo, contra el que se oponía el Partido Socialista.

Pero hay más detalles sobre la forma de trabajar de Merkel que explican su éxito gestor. Por ejemplo, dice que detesta la cultura de las excusas que se adueña de muchos trabajadores. Y ponía el ejemplo de lo que sucedía en la República Democrática Alemana, cuando ella vivía allí: “Todo el mundo siempre ponía excusas: el equipo era demasiado débil, las malas condiciones, las circunstancias desfavorables y así sucesivamente”. Pero ella confiesa que era una persona a la que le gustaba probar sus límites, ver hasta dónde podía llegar. Eso le hacía feliz.

Nacida en 1954 en Hamburgo, en la Alemania Federal, se trasladó a la Alemania comunista (cerca de Berlín) cuando era niña, siguiendo la ruta de su padre, un pastor protestante. Formó parte de la Juventud Libre Alemana, una organización comunista, y luego estudió física en la Universidad de Leipzig.

Cuando se derribó el Muro de Berlín, entró en la política. Primero formó parte de un partido llamado Despertar Alemán, que se fusionó con en el partido conservador CDU. Fue ministra de Mujer y Juventud, con Helmuth Kohl, y luego de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear (Kohl la llamabe “mi chica”).

Cuando llegó al poder como canciller en 2005, subió el IVA del 16 al 19%, y recortó el gasto público. Promovió el Plan Hartz IV, una estrategia para luchar contra el desempleo basada en las propuestas de Peter Hartz, ex director de personal de Volkswagen.

El punto más importante de este plan consistió en convertir la Oficina de Empleo en una maquinaria eficaz. Entre las novedades, por ejemplo, consistió en crear una especie de Parque de Atracciones del Empleo, donde los trabajadores que sufrían paro de larga duración pudieran reciclarse y no olvidar su oficio. Son fábricas o instalaciones donde los parados aprenden oficios, o se reciclan.

Un reportaje realizado en el diario El Mundo este domingo en el suplemento Mercados explicaba más sobre esta forma de crear empleo: pacto de contención salarial con los sindicatos, a cambio de estabilidad en el empleo. (El reportaje se titula “Fábricas de empleos virtuales”). Además, la economía alemana produce empleos fijos, no temporales, lo cual da confianza a los trabajadores para consumir.

A pesar de que el paro sigue siendo del 13% en la antigua RDA, ha bajado al 7% en la RFA, lo cual se acerca mucho a paro técnico, es decir, el mínimo que se necesita para cubrir puestos flotantes o temporales que necesita todo país (que es de un 5%).

Otra de las novedades de su plan de empleo es que cuando las empresas entran en crisis y se ven obligadas a reducir en empleo, el estado les recomienda reducir la jornada laboral en la misma proporción. No despedir. En compensación el estado abona al trabajador un 60% de los ingresos que el trabajador ha dejado de percibir.

Como muchas veces ha confesado Merkel, prefiere invertir dinero en mantener o crear empleo, que en el subsidio de desempleo porque al final, las cuentas favorecen al estado, y se ahorra más por esa vía.

Las cifras le acompañan: en el último trimestre se crearon 800.000 puestos de trabajo. La economía crecerá este año entre un 3,4% y un 3,7%. Si es la última cifra, será el mayor crecimiento desde la Unificación

[A pesar de todo esto, las encuestas no le otorgan mucha popularidad entre su electorado conservador. Por esa razón, Merkel está acentuando su lado más derechista, y trata de ganarlo de nuevo con frases como “el multiculturalismo ha fracasado” (admitiendo el fracaso del modelo de integración de extranjeros). Hoy lunes se somete en Karlsruhe a su reelección como como líder de la Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU).

Algunos expertos hablan de que su sucesor puede ser Karl-Theodor zu Guttenberg, noble alemán, ministro de Defensa y miembro del CSU, el partido aliado de origen bávaro.]

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas