Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El cierre del canal CNN+ me recuerda la película “Los lunes al sol”

3 enero 2011 - 9:00 - Autor:

A finales de 2010, estuvimos viendo en directo los últimos días del canal de televisión CNN+. Aclaremos algo: la mayoría de este país no sabía que se trataba de un canal de noticias y reportajes, de entrevistas y análisis, de periodismo 24 horas. CNN+ sólo tenía el 0,5% de la audiencia. Y de esos miles de televidentes, muchos éramos periodistas.

Que haya cerrado un canal de noticias y de periodismo no significa que el periodismo y el análisis no interese en este país. Significa que ese modelo no interesa.

Cuando en 1999 abrió en España CNN+ (50% Prisa, 50% CNN) se pensaba que el modelo de Ted Turner basado en dar noticias 24 horas iba a triunfar. El canal norteamericano CNN se había convertido en la televisión del planeta Tierra cuando cubrió la Primera Guerra del Golfo y mantuvo allí a un corresponsal bajito y con mala leche llamado Peter Arnet. Este hombre estuvo transmitiendo el bombardeo de Bagdad sin dejar que Alfonso Rojo (de El Mundo) usase su antena para transmitir. El resto de los periodistas había huido.

CNN se hizo famosa en esa guerra y todo el mundo quería imitarla.

Pero el modelo de CNN en España no ha triunfado. Quizá este país concibe la tele como una diversión. O en este país no hay masa crítica para que sobreviva ese invento de noticias 24 horas.

Desconozco las pérdidas de CNN+. Pero temo que perdía mucho dinero porque un canal de TV es algo muy caro.

Lo que me ha sorprendido de los periodistas de CNN+ es que hayan televisado su propio epitafio con una exagerada dosis derrotista de poesía y hiel. En el día de cierre, muchos de ellos aparecieron al lado del locutor, el cual creo que dijo algo así como  “lo cierto es que una decisión empresarial que no entiende ni de sueños ni de ilusiones, sino de cifras puras y duras, pone fin a nuestra andadura”. Antes de decir eso, habló de que “probablemente todos pagamos los errores de otros”.

¿Que un empresario no entiende de sueños? Temo que muchos periodistas de CNN se saltaron las clases de economía en la Facultad de periodismo. Olvidaron algo que se llama “cuenta de resultados”. Consiste en lo siguiente: si tienes una empresa y los gastos superan a los ingresos, echan a la plantilla, echan al director o echan a todos y se cierra en chiringo. Son cifras “puras y duras”, pero elocuentes. Yo lo he vivido varias veces.

¿Es que los empresarios ponen el dinero para ver cómo se divierten los periodistas con sus cámaras y sus ordenadores? No. Lo hacen para ganar dinero.

En algunos países, a la vista de que el modelo de “prensa como negocio” tiene muchos vicios, se están creando fundaciones que apadrinan  a periodistas investigadores. Uno de esos ejemplos es Propublica. Otro podría ser WikiLeaks. Ambas tienen un dominio ‘org’, como Wikipedia.

Pero quitando esos ejemplos, en España el modelo imperante es el de “si las cuentas me salen, podrás cobrar a fin de mes, chaval”. Incluso los modelos idealistas como Propublica funcionan mientras haya un millonario soñador que pone la pasta. WikiLeaks estuvo a punto de cerrar hace un año. Y Wikipedia, aunque no es un medio, se pasa el año pidiendo donaciones. O sea, si no hay dinero, el chiringuito de “sueños e ilusiones” se cierra.

Si yo hubiera estado en CNN+ no habría perdido el tiempo haciendo videos de “oh, qué lástima, nos cierran”, sino que habría mostrado los currículos, los nombres, los correos electrónicos, teléfonos de contacto, los perfiles en LinkedIn de esos profesionales, y habría colgado en YouTube una presentación de cada uno de medio minuto. Porque seguro que hay cadenas o incluso portales (ahora las noticias son cada vez más audiovisuales) que podrían estar interesadas en esos profesionales que saben hacer periodismo audivisual. Y desde luego, muy bien.

De eso podemos dar prueba el resto de los periodistas que teníamos conectado en las redacciones y en nuestras casas este canal de televisión que muchas veces nos daba la noticia en directo antes que nadie, y nos permitía reaccionar a tiempo.

Mi consejo que si cierran tu canal, tu medio o tu periódico, tu empresa, no llores: sonríe y sal con tu mejor cara a buscar empleo.

Siempre que veo dramas parecidos, se me vienen a la cabeza dos películas. Una es ‘Los lunes al sol’, en la cual un parado (Bardem) se pasa el día en un bar despotricando contra ‘el sistema’, el capitalismo, o lo que sea; y la otra es ‘En busca de la felicidad’, en la cual el parado (Will Smith) se queda sin casa, sin mujer (le echa de casa), sin trabajo y con un montón de deudas. Además, tiene que llevarse a su hijo a cuestas, duerme en un albergue de pobres o en el Metro de Nueva York pero mientras tanto estudia un curso de finanzas para salir de su pobreza. Hoy día, este parado es dueño de una empresa de asesoría de inversión y tiene mucho dinero. Se llama Chris Gardner.

Uno de los mejores momentos de esta película, es cuando el protagonista recuerda que cuando era pequeño, su madre le decía. “Hijo mío, la caballería no va a venir a salvarte”.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas