Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Si la banca creó el paro, ¿también creó empleo?

14 junio 2011 - 18:00 - Autor:

Un día de 2006, estuve en el despacho del ministro de Trabajo socialista Jesús Caldera. Fue un desayuno durante el cual el ministro no perdió su sonrisa. Un hombre cálido y cercano.

El ministro estaba contento porque su ministerio podía decir todos los días que era una máquina de crear empleo. Por eso se llamaba Ministerio de Trabajo. No había país en la Unión Europea, dijo, que estuviese creando tanto empleo como España. La cifra estremecía a cualquiera: “Creamos más de medio millón de puestos al año”, dijo. Gracias, por supuesto, a la política económica del gobierno. Eso sí lo dijo.

Pocas veces un ministro estuvo tan satisfecho de su misión. Trabajo significa prosperidad, futuro, bienestar, progreso.

Miles de empresarios pequeños, medianos y grandes estaban construyendo casas por España. Las casas tenían puertas que eran fabricadas por decenas de fábricas de puertas. Ventanas fabricadas por miles de operarios de ventanas. Grifos hechos por decenas de plantas  de grifos. Muebles fabricados… Bueno, había negocio para todos.

Ese negocio estaba siendo financiado por los bancos. Otro de los motores de aquel progreso. Eso lo sabíamos todos.

Me he acordado de aquel desayuno con Caldera justo hoy, cuando he leído al ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, quien ha dicho que el culpable de tanto paro ha sido la banca.

Un momento: si el gobierno fue el responsable de aquella ola de prosperidad laboral, suponemos que también es el responsable de esta ola de desempleo. O bien hay que formularlo de la siguiente manera: si la banca es la causante del desempleo actual, suponemos que sería la causante del bienestar de aquellos años, ¿No?

Pero este silogismo no encaja si decimos que el gobierno socialista fue el origen de la prosperidad, y la banca el origen del mal. No encaja.

.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas