Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Tonterías que he aprendido como bloguero

26 febrero 2012 - 15:09 - Autor:

Estas son algunas cosas que he aprendido como bloguero.

Cada vez que uno sube un artículo (un post) aparecen varias  clases de comentarios. Tengo la impresión de que son universales pues ese estilo lo he visto repetidos en muchos blogs. Y son:

1) Eres tonto del culo.

2) Vaya porquería que has escrito.

3) Eres un facha/rojo de mierda.

4) Me ha parecido interesante lo que has escrito.

Luego, están los comentarios de unos contra otros. No son contra el bloguero, sino de aquellos que entran en el post a comentar el contenido y acaban insultándose unos contra otros más o menos con las categorías mencionadas.

Y también están los que leen y no comentan. Uno puede sospechar que, estadísticamente, dicen entre dientes las cuatro cosas anteriores. De modo que el bloguero pasa de ‘tonto del culo’ a ‘persona que escribe cosas interesantes’. ¿Cuántos son? Ni idea.

De vez en cuando, aparece una categoría estremecedora. Son aquellos lectores que corrigen al bloguero aportando  pruebas o  razonamientos, y que demuestran saber más que el mismo bloguero.

Estremecedora categoría porque al bloguero no le gusta que le corrijan. Pero hay que reconocer que estos comentaristas son los que le ponen a uno en su sitio. Sobre todo, cuando terminan diciendo, “de todos modos, gracias por escribir ese post, y por darme la oportunidad de comentarlo”.

Esos deberían ser blogueros.

Podéis insertar ya los comentarios del uno al cuatro ordenadamente o enviarlos a mi Twitter:

http://twitter.com/#!/ojomagico

O en el periódico:

http://twitter.com/#!/la_informacion

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas