Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cómo conseguir dinero

5 mayo 2012 - 21:19 - Autor:

Una de las cadenas de palabras más buscadas en Google es ‘cómo conseguir dinero’. 

Hay miles de páginas web. Préstamos inmediatos, facilidades increíbles, rápidos, sin nómina, sin ingresos justificables, sin vivienda… No importa si estamos en un registro de morosos.

Inconveniente: el TAE puede llegar al 16%.

Empresarios en apuros, profesionales sin blanca, autónomos en la inopia, familias, individuos, jóvenes, pensionistas… Mucha gente está recurriendo a Google para saber ‘cómo conseguir dinero’.

Y el gobierno también.

Vamos al grano. Nuestro gran problema nacional es que no tenemos pasta. La nómina del estado, que son los impuestos, no da para pagar los gastos. Y cuando vamos a pedir dinero al planeta (llámenlo mercados) para seguir pagando todos esos gastos, los prestamistas nos suben el TAE por las nubes porque no se fían. ¿Y por qué no se fían de que lo vayamos a devolver a tiempo?

Por lo siguiente.

Nadie quiere que recorten su bienestar

Si un gobernante español saliera a la calle y gritase: españoles, nos hemos quedado sin dinero. Necesitamos ahorrar.  ¿Estáis de acuerdo?

Siiiiiiii

Bien, empecemos, ¿recortamos la sanidad?

Noooooooo

¿Las pensiones?

Nooooooo

¿La educación?

Nooooooo

¿Los puentes, carreteras, trenes, autopistas…?

Noooo

¿Los salarios de los funcionarios?

Nooooo

Entendido: entonces, aquí entra la segunda parte. ¿Subimos los impuestos?

Nuncaaaaaaaa

Tercera vía

Perfecto, vamos a la tercera vía para aumentar los ingresos. Pediremos préstamos. Pero para que nos sigan prestado, tenemos que demostrarles que vamos a cortar los gastos o subir los impuestos, con lo cual volvemos a la cabeza de la pescadilla.

He puesto estos ejemplos para ponernos en situación: nadie quiere que recorten su pensión, su beca, sus medicinas, su desempleo, su investigación, su salario… Yo tampoco. Entonces, ¿qué hacemos?

Yo pienso que hay varias vías: una es la del ahorro sensato. Se malgasta y se tira a la  basura mucho dinero, desde medicinas que caducan, hasta estudiantes que no estudian con sus becas. El estado puede ahorrar mucho sin poner en peligro el Bienestar.

Dos: bajando los sueldos, como ha hecho la empresa privada y la administración.

Tres: emitiendo bonos que puedan ser adquiridos por el Banco Central Europeo, los eurobonos.

Estados Unidos y Gran Bretaña no tienen problemas de endeudamiento porque el estado emite bonos, y el banco central los compra.

En la Eurozona eso no está permitido. El BCE sólo presta dinero a los bancos, no a los estados. Es absurdo. Es hora de que se permita. Hay que inyectar dinero al sistema.

Cuatro: animar a los países del norte de Europa, estén o no en el euro, a ahorrar menos y gastar más. El índice de ahorro de alemanes, suecos, daneses, y noruegos es superior al 20% del PIB. Según decía Guillermo de la Dehesa en un análisis, Europa tiene una tasa de ahorro que casi duplica la de EEUU y Reino Unido.

Los países del norte (que tienen superávit) deben gastar más para animar el consumo, y que ese consumo repercuta en los países más castigados como el sur de Europa para que podamos exportar más productos al norte y disminuir nuestro déficit.

(Hace años es lo que hicimos los mediterráneos cuando teníamos pasta: compramos muchos productos del norte. Ahora les toca a ellos)

Tenemos un problema de dinero. Tenemos que conseguir dinero para pagar nuestras deudas y salir del atolladero. Pero subiendo impuestos, bajando los gastos (y encima nos racanean los préstamos), solo vamos a conseguir paralizar la economía,  y crear más desempleados. Estancamiento.

Nosotros deberíamos prometer que no seremos manirrotos. Y ellos a invertir en nosotros. Que no tengamos que teclear en Google ‘cómo conseguir dinero’.

Por cierto, eso de Europa, ¿no era una cosa de muchos países en plan solidario? Pues que se note.

@ojomagico

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas