Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Ocho verdades sobre el cine español que ni Montoro osará discutir

12 octubre 2013 - 11:50 - Autor:

 

¿Se hace cine español de calidad? ¿Tiene razón el ministro de Hacienda al criticar las películas españolas? ¿Qué dicen las cifras de la industria?

He aquí algunas afirmaciones que pocos podrán refutar.

1. Las descargas ilegales de películas, la crisis y el precio de las entradas disuaden a los espectadores de ir a las salas. de ahí la caída continua de espectadores desde 2004, algo que afecta al cine español y extranjero. (Ver gráfico superior de Porcentual).

2. El cine español, aunque sea bueno, no suele tener presupuesto de marketing para competir con las producciones norteamericanas, ni presupuesto para hacer superproducciones. Y este suele ser el cine más rentable… y el más caro. La prueba es que Lo Imposible triunfó porque dedicó buena parte de su presupuesto al marketing.

3. Aparte de no disponer de un gran presupuesto, hay que reconocer que muchas películas españolas no triunfan en el extranjero porque no saben emplear el lenguaje universal de contar una historia. 

4. El exceso de violencia, el lenguaje fuerte y las escenas de sexo reducen el mercado del cine español. Por poner un ejemplo, en Iberia apenas exhiben películas españolas porque encuentran pocos ejemplos de cine ‘para todos los públicos’, que es el que desean sus pasajeros.  Balada triste de trompeta sería el ejemplo perfecto de película ‘no apta’ para vuelos.

5. El cine español estuvo poblado un tiempo de productores que no tenían interés por al arte sino por obtener una subvención. Eso hizo mucho daño a la industria, porque se estrenaban películas muy malas. Esos productores  casi han desaparecido. Pero su mala herencia sigue perviviendo.

6. La politización ha hecho daño al cine. La gala de los Goya en la que muchos artistas lucieron pegatinas contra la Guerra, o la última contra el ministro Wert sigue abriendo una brecha en el público: gran parte de ellos piensan que el cine español es de tinte siempre de izquierdas, sobre la Guerra Civil y aburrido. Y que siempre se hace con los mismos actores y con los mismos directores. No es así: se hacen muchas películas para el público joven y ahora además hay una cantera de cineastas que hacen cine de animación como Tadeo Jones o O Apsotolo.

7. Nunca como ahora se están haciendo tantas películas en España y en todos los formatos. El problema es que al no estar apoyadas por una gran cadena de TV, nadie sabe cómo verlas, o no cuentan con un gran presupuesto.

8. Los críticos  no salen de su lista de las mejores películas españolas de todos los tiempos. Según ellos, las mejores se hicieron entre 1959 y 1965. Van desde Surcos, de Nieves Conde en 1951, a La caza, de Saura, en 1965. Los críticos apenas destacan una película española realizada desde el 2000 hasta hoy para estar en la lista de las mejores 20. ¿En serio?

 

Te gustará leer:

-Cómo reinventar el periodismo tras la Edad del Hielo

-La increíble historia del periodista que se infiltró en el equipo paralímpico

-Naufragio en Lampedusa: 3.440 kilómetros a través del desierto para morir ahogados

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas