Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Nadie publica tu libro? Mis consejos basados en la experiencia

13 noviembre 2013 - 23:18 - Autor:

¿Publicar con un editor tradicional en papel? ¿O lanzarse a la autopublicación digital

Dejadme que os cuente mi experiencia.

En 2007 publiqué mi primer libro Manual para escribir como un periodista. Era un libro escrito para periodistas pero el editor me cambió el titular pues quería abarcar más público.

Ingresos: unos 700 euros.

En 2009 publiqué mi segundo libro: La crisis explicada a sus víctimas. Yo prefería llamarlo El año de la peste, pero el distribuidor (creo que era Logista), le dijo al editor que los libros con titulares negativos no vendían mucho. Aquel año el más vendido fue El crash de 2010. No hubo crash. Ni en 2010 ni los años siguientes. Pero el autor se forró gracias a su catastrofismo exagerado. Ha hecho otro: Más allá del crash. Yo lo hubiera titulado Más pasta por el crash que no llegó.

Mi libro de la crisis no fue mal. Me costó dos meses de recopilación y dos meses de trabajo continuo. Fue uno de los primeros libros sobre la crisis económica. Creo que se vendieron unos 3.000 ejemplares. Dos ediciones. 

Ingresos: 0 euros. El editor me llamó: “He quebrado”.

Gastronomía

El tercer libro era un libro de gastronomía. Mis amigos exclamaron: “¿Desde cuánto sabes de cocina?”. Yo les respondí que todos los libros son de gastronomía porque se escriben para comer. No les hizo gracia.

Se titulaba Las once verdades de la comunicación. Daba consejos para escribir artículos, hacer Power Points impactantes, enfrentarse a entrevistas de periodistas malvados… Era en gran parte una recopilación de artículos míos sobre comunicación.

En realidad, eran 10 verdades pero el editor me dijo: “Es que es un número muy usado. ¿No pueden ser once?”. Como soy muy dócil, añadí una verdad más. Pero, claro, se me habían agotado las verdades para comunicarse, así que me imaginé otra muy chill out: la comunicación contigo mismo. Oh…

Ingresos: unos 700 euros.

Nunca supe si vendí más de alguno de esos libros.

Conclusión: tres libros después, y mucho esfuerzo, solo obtuve unos 1.300 euros. ¿Había valido la pena? 

Sí, claro. Publicar un libro es importante. Pero si piensas comer de ello, estás frito.

Mi experimento digital

Entonces pensé hacer mi propio experimento. Iba a producir un libro desde el principio hasta el final. El título lo pondría yo. Los capítulos serían los de mi agrado. Y hasta la portada. El self made book.

Lo empecé a escribir en verano de 2012 y lo subí a amazon.es el 30 de septiembre pasado. Se titula Trucos para escribir mejor. Escogí los consejos  más efectivos para todos. Me propuse no pasar de 100 páginas estándar de Word. Como me pasé mucho, recorté hasta dejar lo esencial. El perfume. Lo llené de ejemplos en venganza por todos esos libros de trucos y consejos que no presentan ni un solo ejemplo. El mío estaba plagado.

Y lo puse al precio más bajo de amazon.es: 0,89 euros.

Ventas instantáneas

Dado que amazon permite conocer las ventas al instante, sé que al día de hoy, 13 de noviembre (44 días después), he vendido más de 200 ejemplares. Royalties: el 35%, o sea, unos  65 euros.

No es gran cosa. Paciencia, amigos. Os cito para dentro de un año…

He usado las redes sociales personales (casi 10.000 seguidores en Twitter, unos 300 en Facebook) para promoverlo así como algunos artículos en lainformacion.com que tiene 350.000 seguidores en Twitter y 230.000 en Facebook. Un cohete.

Reconozco que no todo el mundo tiene esas ventajas. Pero si alguien piensa que subir su libro a cualquier plataforma digital, es una pérdida de tiempo, debería meditar sobre los siguiente ejemplos:

a) 50 sombras de Grey primero estuvo en formato digital y luego pasó al papel

b) Amanda Hocking comenzó a vender sus novelas paranormales en amazon y barnesandboble en 2011. En poco tiempo alcanzó cientos de miles de ventas.

c) Mónica Pérez de las Heras subió su El secreto de Obama a la web de libros digitales Bubok. Luego, la editorial LID se lo publicó en papel debido al éxito.

La hora de los pequeños

Podría seguir con ejemplos de autores que han tenido éxito. Y también con otros que no han tenido. Cierto. Subir libros digitales a webs como Bubok, Amazon, Lulu, y otras es tan fácil que todo el mundo está subiendo sus libros para sentir ‘su minuto de gloria’.

Quizá haya un exceso de obras regulares. Ya.

Pero es que las editoriales, que hace poco estaban tan inclinadas a publicar libros de autores noveles, ahora parece que se echan para atrás y tienen sus catálogos completos para 2014.

Por eso, animo a todos aquellos que se quieran lanzar a la autopublicación, que lo hagan en cualquiera de ellas.

El riesgo de autopublicarse es muy pequeño. La ventaja es que controlas todo el proceso. Y te puedes encontrar con una sorpresa.

Os dejo un artículo de ayuda sobre la autopublicación en Amazon que leí el otro día.

Es la hora de los autores sin voz.

Te gustará leer:

-Guía exprés para escribir mejor

-“No hay miseria en las calles y los bares están llenos de gente”: habla un reportero norteamericano

-Las diez revelaciones de la crisis

-El Gobierno ruge de placer con el autoempleo y los autónomos

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas