Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El día en que Matti subió un video a YouTube y obtuvo millones de visitas

6 enero 2014 - 14:21 - Autor:

En verano de 2012, a Matti Hemmi se le ocurrió subir un video a YouTube. Se titulaba ‘¿Te atreves a soñar?’.

Había escrito el guión, contratado un dibujante y se había gastado 8.000 euros en la grabación. “No esperaba muchos resultados, la verdad”, comenta Matti Hemmi, quien a pesar de este nombre extraño habla perfectamente español porque su madre nació en Chiclana.

Mediante dibujos, el video explicaba que todos nos resguardamos en la ‘zona de confort’. Qué comoditos estamos ahí, con nuestro puestecito de trabajo, nuestro salario, nuestra rutina, nuestros productos y servicios, nuestros clientes…

Pero la zona de riesgo es la que escogen los que emprenden aventuras, buscan su sentido vital, hacen lo que les pide el cuerpo…

Matti mismo acababa de salir de su zona de confort unos años atrás y había entrado en la zona de riesgo.

Hasta entonces trabajaba en una compañía donde ganaba mucho dinero pero creyó que su vida tenía otra misión: dar consejos a los demás. Había estudiado mucha psicología, asesoramiento, técnicas de comunicación, y pensaba que él podía ayudar a los demás a soñar. Por eso hizo el video.

Pero antes de saber qué pasó con el video, hablemos un poco más de Matti: nació en Finlandia. Su padre era un marinero que un día atracó en España. Se bajó del barco y conoció a una mujer. Se enamoraron y tuvieron a Matti, que nació en Helsinki.

Matti hizo el servicio militar en Laponia, que es como hacerlo en Melilla pero al revés: con mucho frío y en la frontera.

Matti se vino a vivir a Madrid. Estudio ingeniería. Y empezó a trabajar como ingeniero. Matti no se daba cuenta de que estaba haciendo verdad el sueño de los demás, pero no el suyo (como la mayoría de nosotros, ¿no?). “Ganaba mucho dinero”, confiesa.

Un día tuvo su revelación. Aquello no era su sueño. Su sueño era ayudar a los demás a cambiar. Llamó a la empresa Inknowation. Eso era 2006.

Escribió y se autoeditó un libro sobre dónde fallan las empresas (Hacia un nuevo paradigma) y cómo salir de la crisis a través de la innovación. Cambiando el paradigma. 

El para… ¿qué?

Se refiere a que todas las empresas viven sumidas en conceptos que se van haciendo viejos. No ven venir los cambios. No modernizan sus viejas costumbres. Siguen apegadas a esquemas fosilizados: organización, productos, servicios, trato…

Los inicios fueron duros. Matti cuenta que un día le contrataron para asesorar a una empresa que se enfrentaba al cambio digital. Con la ayuda de una entusiasta persona de la empresa, empezó a diseñar un cambio tan radical e innovador, que casi suponía reinventar el negocio de esa industria. Había que seducir a los clientes con cosas nuevas. Era revolucionario.

Y poco antes de ponerse en marcha, llegó alguien de muy lejos y dijo: mejor, no, que son muchos cambios. Los planes quedaron paralizados. La empresa fue a peor, claro.

“A muchos directivos les cuestas deshacerse de los paradigmas”, dice Matti. Para explicarlo, nada mejor que una parábola: imaginen a los fabricantes de hielo viendo una nevera. “Este trasto no puede competir con el hielo: lo nuestro es natural, artesano, hermoso”, dirían. Un día la gente deja de comprar hielo porque hay una máquina que mantiene las cosas frescas. Los que no quisieron cambiar de paradigma -los vendedores de hielo-, están en el cementerio de las empresas confortables.

Los que se arriesgaron a apostar y cambiar, sobrevivieron. Salieron de su zona de confort. En el fondo, es un poco de darwinismo vestido con un nombre hermoso: Inknowation. Así se llama la empresa de Matti. Desde entonces, su lista de clientes se ha hecho cada vez mayor: Axel Springer España, BBVA, Beiersdorf, Bovis Lend Lease, Caser, Ferrovial, Iberia, Iberdrola, Indra, Janssen-Cilag, Kellogg’s, Nokia, Red Eléctrica, Repsol, Roche, Sage, Schneider y Warner.

Matti no solo da charlas. También enseña a comunicarse. Su filosofía se basa en la frase: “Yo estoy bien; tú estás bien”. Yo la puse en marcha con una funcionaria que me trató mal al principio, y minutos después casi me acompaña a la puerta. “¡Matti!”, le dije, “¡Esto funciona!”.

Pero no solo con los mensajes y la forma de hablar, sino con los gestos. Dice que sus abrazos son los más largos que se conocen. Pueden durar minutos. Y precisamente en sus tratamientos con grupos les enseña a romper sus esquemas y a abrazarse, a tocarse la nariz. Yo lo he visto.

Ah, lo del video: desde que Matti lo subió a YouTube ha tenido cuatro millones de visitas. No hay escuela de negocios que no exhiba este canto a romper con la rutina del confort. “¿Te atreves a soñar?”.

A partir de entonces, la fama de Matti subió y subió. Da charlas, conferencias, clases, asesoramientos y está pensando en ayudar a los padres y madres trabajadores a educar a sus hijos con sus métodos. A comunicarse mejor. A sortear los complejos y sincerarse. Y así serán más eficaces en sus empresas porque estarán felices.

Bueno, y Matti escribe libros. El último es para todos los públicos. Sus teorías aplicadas a cada uno de nosotros. Se titula, adivinen. Sí: ¿Te atreves a soñar? (Paidós). Lo escribió de un tirón y está en casi todas las buenas librerías de este país. Y si no lo está, Matti tiene un ejército de seguidores que se encarga de que lo tengan.

Yo entre ellos.

Te gustará leer:

-Entrevista con Matti Hemmi: “¿Tienes un sueño que te da vergüenza contar?”

.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas