Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El caso Gil Stauffer: cómo tu soberbia se convierte en tu pesadilla por Twitter

1 febrero 2014 - 14:03 - Autor:

“Hola! Soy nueva aqui, pero estaba trabajando en la web de Gil Stauffer y bueno, si quieres, dame tu opinión: www.gil-stauffer.com”. 

Así se presentaba en Twitter la nueva community manager de @Gil_ Stauffer el 23 de marzo de 2010. Gil Stauffer es la mayor empresa de mudanzas de España.

En estos cuatro años, ha habido buen rollo con los clientes que pasaban por Twitter.

Hasta que el 30 de enero pasado una bloguera llamada Rosa Asensio escribió en Twitter lo siguiente: “Pedir presupuesto @Gil_Stauffer para mudanza Madrid-Barcelona y q no aseguren fecha d entrega en Barna ‘pueden ser 15d o 1mes’ #vergonzoso“.

Entonces, Gil Stauffer respondió: “Lamentamos su disconformidad, pero procedemos a enviar este comentario ofensivo a nuestro gabinete jurídico“.

¿Amenazas? Sin perder tiempo, Rosa (firma @rosita_correr) retuiteó a sus seguidores la respuesta de Gil Stauffer poniendo antes un “Ja, Ja..”.

Gil Stauffer a su vez entró al trapo y escribió: “Este twitt perjudica nuestra marca por el hashtag en que aparece. Elimínelo o tendremos que enviarlo al gabinete jurídico”.

A pesar de que @rosita_correr solo tenía unos 1.900 seguidores en Twitter, bastó con que alguno de ellos leyera la respuesta de Stauffer para que se desatara la reacción en cadena. En Twitter, una reacción en cadena se puede desatar con muchos o pocos seguidores. Eso no importa. Puede estar saltando de seguidor en seguidor como si una pelota botase a un palmo del suelo, pero de repente…

De repente pega un gran bote: de @_Peich (7.900 seguidores)  la cadena tuit se convirtió en torrente y llegó a alguien que sí era conocido. @Kurioso subió una imagen de la conversación entre @rosita_correr y Gil Stauffer. Y escribió: “Otro community manager haciendo el ridículo”. Con ello consiguió que sus 80.000 seguidores se enterasen de las amenazas de Gil Stauffer a una cliente.

A su vez, alguien con el seudónimo “la crisis son los padres” leyó a @Kurioso y subió ese tuit a meneame consiguiendo más de 23.000 visitas. Meneame es un agregador de noticias con cientos de miles de visitas al día. Se convirtió en la noticia más leída del día.

A esas alturas, decenas de miles de personas se mofaban en Twitter, Facebook, Meneame y en los medios de la enorme arrogancia de Gil Stauffer. Había abogados que ofrecían sus servicios gratis a Rosa, y hasta otras empresas de mudanzas aprovecharon la ocasión para ganarse a Rosa.

Los tuits de Gil Stauffer se convirtieron en una de las tendencias de conversación en Twitter, según Trendsmap. Todo el mundo se cachondeaba de la empresa.

Desde el día 30 de enero, la cuenta de Twitter de Gil Stauffer no registra más entradas. Supongo que deben estar en jornadas de reflexión.

Amigos: el poder está en la calle, en las redes, en un pequeño y débil tuit. Tu prestigio labrado durante años puede arruinarse en pocas horas. Las redes, señores.

Todo se habría solucionado si, como han hecho en otras ocasiones los de Gil Stauffer, hubieran dado explicaciones con amabilidad. Pero aquel no era el día del community manager. (El 2 de febrero, la empresa pidió perdón a @Rosita_correr por los errores del community manager, y dio las gracias por los consejos en las redes)

Las escuelas de negocios ya tienen otro caso de estudio. Lo podrían titular “Lo pequeño es poderoso”.

(Rosa Asensio es una corredora de maratones y colaboradora de la revista Grazia. Tiene un blog titulado Tú también puedes. Es community manager de dos deportistas, y cree que correr no es un deporte, sino una filosofía: aquí una entrevista.)

Te gustará leer:

-El periodista que tumbó La Noria escribe un libro de consejos de comunicación 

 -Pedro J. Ramírez: lo que hizo y lo que hará

-Hay que multar a la mente perversa que ha diseñado la web de la Agencia Tributaria

.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas