Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Diez verdades del idioma español que deberías saber antes de acostarte

24 abril 2014 - 10:00 - Autor:

El idioma de Don Quijote es uno de los idiomas más poderosos del planeta. Aumenta la demanda para aprenderlo. No hay suficientes profesores… He aquí algunas noticias sobre el español que conviene no olvidar.

1. El español es el segundo idioma más hablado del planeta: cerca de 500 millones de personas. Por encima tiene al chino mandarín: unos 1.000 millones.

2. Como lengua de comunicación internacional, el español hablado o chapurreado también ocupa el número 2 detrás del inglés.

3. El país con más hispanohablantes es México: 120 millones de personas. Y el país más grande que tiene al español como lengua cooficial es Brasil: casi 200 millones de habitantes.

4. El español es la tercera lengua en internet, detrás del chino y el inglés.

5. El español es la segunda lengua más empleada en Twitter.

6. A finales de este siglo, el país con más población hispanohablante será EEUU.

7. El gran obstáculo para los que no hablan ahora español y quieren hablarlo es que no hay profesores competentes, según el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

8. El español es junto con el inglés, el idioma más demandado en China debido a su cercanía y sus negocios con Iberoamérica.

9. En EEUU, tras el inglés, el  idioma más enseñado en las escuelas es el español.

10. El libro en español más vendido en los últimos cien años ha sido Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. Se calculan unos 30 millones de ejemplares (pero es una cifra aproximada).

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas