Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Lo de Pedro Sánchez en ‘Sálvame’ y ‘El Hormiguero’, ¿suspenso o sobresaliente?

18 septiembre 2014 - 23:07 - Autor:

Jorge Javier Vázquez, el famoso presentador de ‘Sálvame’, abrió su programa el miércoles diciendo que no iba a votar más al PSOE porque el alcalde socialista de Tordesillas permitía la fiesta en la que los mozos del pueblo persiguen con lanzas a un toro hasta matarlo.

Poco después le comunicaban que al teléfono estaba Pedro Sánchez, el nuevo secretario general del PSOE.

El político le dijo que jamás asistiría a una corrida y que le gustaría que Jorge Javier volviese a votar al partido. El presentador se rindió: “Te devuelvo mi voto”.

De repente llovieron críticas de otros partidos hacia Sánchez por usar un ‘programa del corazón’ para hacer esos anuncios populistas. Le criticaba hasta gente del mismo PSOE. Twitter se incendió.

Por la noche, Pedro Sánchez salió en el programa ‘El Hormiguero’, y entre otras cosas, dijo que había estado varios meses en paro. Al final se puso a encestar un balón en un desafío que le hizo el presentador Pablo Motos.

¿Qué ha conseguido Sánchez?

Que todos los periódicos, las radios y los informativos, no importa la cadena, dedicaran estos días varios minutos a hablar del político. Bingo.

A mí me ha parecido un sobresaliente en comunicación. Porque ha logrado salir con una imagen cercana al pueblo. ‘Sálvame’ (de Telecinco)  y ‘El Hormiguero’ (de Antena 3) son dos de los programas más vistos en este país.

A los políticos no les gusta salir así en la tele porque creen que pueden rozar el ridículo. Mucho riesgo. Y cuando otros lo hacen, les critican hasta la muerte. Ha habido casos excepcionales como el ex presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que se convirtió en uno de los personajes más populares de la tele.

Estas apariciones ‘informales’ son algo normal en otros países. En EEUU Obama ha salido bailando y cantando en programas de televisión.

Yo era de los que pensaba que los norteamericanos son más generosos con las apariciones de sus líderes, que EEUU es un país de showmen, bla, bla, bla…

Y también pensaba que si no se hacía en España también era porque el público de este país es muy conservador. No admite que sus políticos se hagan ‘los graciosos’. Eso sin hablar de la prensa. Si un político sale bailando o haciendo gracias, lo masacran.

Voy a cambiar de opinión. Pedro Sánchez lo ha hecho muy bien. A la mayoría de la gente le ha gustado. Prueba superada. Estamos preparados para seguir viendo esas cosas.

Los que le critican es que no entienden nada de comunicación. A lo mejor piensan que Sánchez debería estar visitando comedores de pobres o guarderías.

Sí, también. Pero un político tiene muchas facetas aparte de esas apariciones ‘sociales’. Tiene que saber usar los grandes medios, sobre todo la televisión, convertirse en showman, monologuista, o contador de historias.

Uno de los mayores desafíos que tienen los políticos en España, a raíz de los casos de corrupción, es conectar de nuevo con el pueblo, usando programas populares, de debate, las redes sociales y lo que se ponga por delante.

Pablo Iglesias y su equipo de comunicación de Podemos han conectado con el público joven porque usan sus redes y sus programas de TV. Pensábamos que eran unos cracs.

Pues bien, Sánchez le ha pasado por encima: ha conectado con el público a través de dos de los mayores programas de TV de este país.

A tomar nota.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas