Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Oferta de empleo en el extranjero: virus, poco sueldo y mucho trabajo garantizados

26 septiembre 2014 - 8:19 - Autor:

Se ofrece empleo en el extranjero. Condiciones:

-No importa edad.

-Persona dispuesta a viajar a cualquier parte del mundo.

-Alojamiento: solo se garantiza techo. No hay comodidades. A veces no hay comida.

-Estudios: se acepta cualquier estudio aunque se necesitan sobre todo médicos.

-Emolumentos: escasos.

-Horario: todos los días, todo el año.

-Trabajo: abrir escuelas, crear hospitales, vacunar niños, ayudar a embarazadas, enseñar labores, visitar cárceles, sanear viviendas, enseñar normas de higiene, alfabetizar.

-Riesgos: contagio de virus terroríficos, secuestros, amenazas de muerte, extorsiones, enfermedades incontables…

¿Aceptaría usted ese trabajo?

Es lo que han aceptado 14.000 sacerdotes, monjas y laicos. España es el país con más misioneros en el mundo, según una información de ABC de 2013. El pionero de estas misiones fue el jesuita Francisco Javier, que murió esperando un rescate en una isla de Asia en 1552.

Estos 14.000 misioneros han sido enviados a Africa, Asia, Oceanía o a América por sus órdenes religiosas o por sus diócesis. Hay 1.069 misiones; y cada año salen 150 misioneros. Es verdad: se nota la falta de vocaciones. Pero según la misma información de ABC, están siendo sustituidos por laicos que ‘queman las naves’ y se van a ayudar a los más necesitados.

El 70% de las misiones españolas están en el continente americano. El 12% en Africa. De España salen cada año 18 millones de euros para esas misiones, y es, con EEUU, uno de los principales donantes del mundo.

La Comisión Episcopal de Misiones en la encargada de coordinar las ayudas y distribuir a los misioneros. Todo ello bajo la supervisión de las Obras Misionales Pontificias.

La única compensación de estas 14.000 personas es la satisfacción de haber cumplido una misión. Un trabajo impagable. A veces, encuentran la muerte, como la de los dos españoles que han fallecido contagiados por el virus del ébola.

Por cierto, se me había olvidado una condición para aceptar este trabajo: no quejarse.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas