Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los trucos de la serie ‘Perdidos’ aplicados a las presentaciones

27 septiembre 2014 - 12:50 - Autor:

Una de las 20 presentaciones más famosas charlas TED de EEUU es la de JJ Abrams, el creador de Perdidos (Lost), de la que ahora se cumplen diez años.

¿Cuál era la clave de sus series y películas? Simple, dice Abrams: es la intriga. Mantener siempre una incógnita. Que la gente se esté preguntando todo el tiempo ‘cómo va a resolverse una situación’.

Las guiones de las mejores películas funcionan así.

Para explicarlo, Abrams sacó de su mochila  una caja de cartón con una enorme interrogación (ver en la foto). La había adquirido por 15  dólares en una tienda de magia en su infancia. Era la Mistery Box (La Caja Misteriosa).

Y desde entonces no la había abierto. ¿Por qué no la había abierto? Porque descubrió que esa era la magia: representaba algo potencial. “El misterio es el catalizador. El misterio es más importante que conocer las cosas, y eso fue lo que apliqué a Lost”.

Según Abrams, la única forma que tenían de mantener el interés en Perdidos, era sosteniendo el misterio. En realidad, producir la serie fue un caos porque iban a mil por hora y en cada capítulo iban añadiendo complicaciones misteriosas sin ellos mismos saber cómo resolverlas. Pero eso era lo que mantenía a la gente pegada al televisor.

La misma presentación de Abrams en este charla era una prueba pues el público no dejaba de mirar la caja misteriosa. Era la mejor aplicación de su fórmula: mantener el misterio hasta el final.

La Mistery Box se usa como una de las fórmulas más eficaces para hacer presentaciones en Power Point. Lo importante es mantener el interés y renovarlo. He visto presentaciones en las que el ponente hace una pregunta al principio y va revelando poco a poco la respuesta. Incluso he estado en charlas en las que alguien venía con una mochila en la que lucía la misma interrogación que Abrams. Ponía la mochila sobre la mesa y decía: “La clave de lo que voy a contar está en esa mochila”. Y al final, sacaba un montón de cosas extraordinarias de la mochila.

Esa misma técnica se usa en muchos reportajes, en las novelas, en los cuentos cortos y yo diría que en los discursos y hasta los correos electrónicos. Funciona a pesar de ser tan básica. Cuando alguien me pregunta cómo se puede mantener el interés de un artículo o de una presentación, le digo que una de las fórmulas es la del misterio.

No voy a contar el final de la charla de Abrams. Pueden ver la transcripción en español pinchando aquí

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas