Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Más humor, más rápido, más imagen: las nuevas formas del periodismo digital

2 enero 2015 - 11:28 - Autor:

¿Hacia dónde va el periodismo digital? ¿Hay nuevas formas de narrar? ¿Qué tipo de periodista se necesita?

Nadie tiene la respuesta porque en este mismo momento puede estar naciendo una web revolucionaria que cambia las forma de hacer las cosas.

Por mi parte, esto es lo más novedoso que he encontrado. Muchos lectores dirán que no es algo del otro mundo, o que los tradicionales reportajes de investigación siguen siendo eficientes. Por supuesto. Pero creo que los medios están desaprovechando ciertas habilidades que conviene conocer.

-Periodistas rastreadores. Es el periodista que buscan en Estados Unidos cada vez más. En Business Insider aparecía hace poco una oferta de trabajo en la cual buscaban un periodista que entre otras cosas, supiera encontrar cosas insólitas, novedosas o actuales en internet, y escribirlas velozmente en formato de listas (Las 20 mejores universidades. etc). Pudiendo acceder a todos los medios del mundo, se pueden encontrar entrevistas, exclusivas o informaciones muy interesantes.

-Narrar con gifs más a menudo. Los gifs (secuencias cortas de fotografías) se conocían de hace tiempo pero se usaban principalmente por los anunciantes en los famosos banners animados. Ahora se usan cada vez más en los artículos de los periodistas como apoyos o ampliaciones de la información.  Hay programas que facilitan copiar fotografías de vídeos de YouTube para obtener resultados como el gatito de la derecha.

-Los memes se adelantan a los dibujantes. Cada vez que sucede algo importante, miles de personas en todo el mundo vuelcan en internet sus memes donde despliegan un ocurrente sentido del humor al instante. Crean opinión. Este privilegio solo tenían los dibujantes de los medios tradicionales: pero como tardan 24 horas desde que tienen la ocurrencia hasta que salen impresos sus chistes en los periódicos de papel,  los memes del mundo digital les han tomado la delantera, como revelaba un artículo en Slate. (abajo, el pequeño Nicolás). En los medios digitales, ya es una costumbre resumir “los mejores memes del momento”. Es un género en alza y con mucho éxito.

-Se usan cada vez más Vines. Es una aplicación de Twitter que permite subir vídeos cortos de seis segundos que se reproducen continuamente. Muy parecidas a los gifs. Se comparten cada vez más en Twitter y hay personas que han conseguido destacar en el uso de este medio. Uno de los mejores es el astronauta norteamericano Terry W. Virts. Tiene Vines espectaculares desde una estación espacial o desde un avión. Los medios están insertando Vines en sus contenidos. Buzzfeed sacó ‘los mejores vines de 2014’. 

-Investigar de los archivos del pasado. La red social Tumblr recoge cada día en la sección ‘El documento de hoy’ (today’s document) fotografías, papeles, firmas o cualquier cosa del pasado, extraídos principalmente de los impresionantes archivos nacionales (archives.gov) de eeuu, abiertos a todo el mundo. En España existe entre otras la red Pares, o la fascinante hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional, donde se pueden consultar periódicos desde 1683. Los periodistas que sepan varios idiomas y sepan moverse en estos mundos archivísticos, pueden conseguir magníficas historias.

-Narrativas extraordinarias. Un grupo de españoles lanzó hace poco Acuerdo, en español e inglés. Son reportajes originalísimos que están narrados con fotografías, texto, sonido, y un diseño de primera categoría. Por ejemplo, hay uno sobre ‘el fusil más potente de la historia’, que fue ideado por un loco ingeniero de Almería y varios militares a finales de los 70. La web colabora con elconfidencial.com para exponer sus excelentes trabajos.

-Encontrar el video más viral. Puede ser una obviedad pero creo que no está muy explotado. El periodista entenado para encontrar antes que nadie el video que se convertirá en viral, puede atraer muchas visitas a su web. ¿Cómo se hace eso? Es puro instinto. Y mucho tiempo. Hay vídeos que comienzan a compartirse en redes poco a poco hasta que un periodista los ve y siente que puede ser viral. Lo sube a su blog o medio digital y ¡bingo! Otra web llamada Storyfull produce vídeos de gran calidad.

-Reportajes con drones. Desde la BBC hasta la CNN, los grandes medios ya están usando drenes (helicópteros o aviones no tripulados), para realizar reportajes. Son reportajes que permiten llegar a sitios difíciles (por ejemplo, al centro de inundaciones) o dar una visión panorámica de lugares de interés noticioso (los destrozos en la franja de Gaza).

-Historias con cómics. ¿Por qué no unir el arte de un ilustrador con el de un periodista que sabe resumir y narrar? Eso es lo que hace The Nib, una web donde se cuentan historias del momento con la ayuda de cómics.  Son imágenes estáticas, se pueden leer haciendo scrolling . Hay maestros en este arte que conjuga periodismo e ilustraciones como el que despliega el dibujante y periodista maltés Joe Sacco y sus denuncias gráficas (derecha, abajo). 

-Contar con vídeos de viñetas. Hasta un periodista que no sepa dibujar puede contar una historia usando una web de pago llamada Videoscribe. La aplicación permite hacer dibujos con apariencia de movimiento y en forma de video, usando una mano que escribe y dibuja. Todo se programa. Se aprende en diez minutos porque es muy intuitivo. Apenas se usa en la prensa, pero sí mucho en publicidad.

-Data mining. Es el periodismo de bases de datos. No es que sea nuevo, sino que las herramientas están más disponibles que nunca pues los gobiernos abren sus bases de datos (por leyes de transparencia), y la red los pone a disposición de los ciudadanos. Solo hacen falta periodistas con ideas, infografistas con imaginación y hasta informáticos que sepan convertir códigos en datos. Si además, se logra tener acceso a información confidencial, pero de interés mundial, es una gran exclusiva como los datos de la lista Falciani, de miles de personas con cuentas en Suiza.

-Newsletters rápidas. Un grupo de mujeres que trabajaba en una cadena de Tv norteamericana lanzó una newsletter que se recibe por correo electrónico y que resume los temas candentes del día con el lenguaje de las mujeres jóvenes, con buena formación y un destacado puesto de trabajo. Las millenials. Se llama Theskimm. Han tenido un éxito rotundo.

-Resumen de Wikipedia. Los artículos de Wikipedia son demasiado largos. Imposible leerlos hasta el final. Para ahorrar tiempo, hay que explicar las cosas en menos espacio, es decir, ahorrar tiempo. Hacer una Minipedia. Muchos medios hacen eso: consultan Wikipedia y luego hacen resúmenes de los temas del día.

-Medir el tiempo de lectura. Hay una web llamada Medium que expone cuánto se tarda en leer cada artículo: 8 minutos, 15 minutos, 3 minutos. En internet se paga con tiempo. Es un servicio.

-Grabaciones en podcast. Ha sido uno de los fenómenos periodísticos de los últimos meses. Se llama Serialpodcast y consiste en contar un hecho con el viejo sistema radiado de las novelas. Pero en este caso a través de una web. Es un podcast. Serialpodcast intenta reconstruir un crimen sucedido a finales de los 90. Es un serial con entrevistas y una narradora.  

-Los listículos. Un periodista debe plantearse cuándo es conveniente escribir un artículo y cuándo un listículo. La diferencia es que el listículo es un artículo expuesto como una ‘lista de ideas’ (como este post), en lugar de un texto corrido. El listículo (artículo de listas)  es más fácil de leer, y se consume de una forma más rápida. Ya hay webs que han triunfado dedicándose a los listículos como BuzzFeed. Tiene versiones en español, francés y portugués.

-Una publicidad amistosa. ¿Amistosa? ¿Qué es eso? En internet, la publicidad molesta y por eso tratamos de quitárnosla buscando una x para cerrarla. ¿Hay otras vías? La web norteamericana Upworthy lo hace avisando a sus lectores qué artículos o post están patrocinados (aquí lo explican). Pero además, explica que ellos han escogido cuál es la publicidad que conviene y sobre todo, tratan de que no sea agresiva.

-Y por supuesto, no olvidar quién es Google. De poco sirve que un periodista, tras preparar un estupendo resumen sobre las “imágenes más impactantes de 2014”, lo titule “fotos que definieron los eventos consuetudinarios más destacados en el año que se acaba de terminar”. Google lo ignorará porque nadie pone esas palabras en el buscador. En resumen, aunque se me quedan cosas en el tintero y hay muchas que desconozco, creo se emplean cada vez más imágenes sean animaciones, vídeos o fotografías. Se aprovechan los archivos documentales mundiales. Se echa mano del humor de los internautas. Y se trata de contar las cosas antes que nadie y que sean historias cortas. Es lo que quieren los lectores.

¿Y dónde se estudia todo esto? Hay algunas facultades y escuelas de negocio que ya están ofreciendo másters en esta clase de periodismo pero por ahora donde se aprende es en los medios que estén ensayando esas fórmulas.

 

Cómo reiventar el periodismo después de la edad de hielo

La que se avecina: los siete inesperados desafíos de la prensa digital

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas