Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Antonio Gramsci, el ideólogo de Podemos

11 enero 2015 - 14:01 - Autor:

En un reciente debate televisado en Telecinco, Juan Carlos Monedero, uno  de los líderes de Podemos, abrió su ordenador para consultar unas notas y en la tapa del mismo se veía la cara de un personaje desconocido para la mayoría de los españoles: Antonio Gramsci.

Días antes, en una columna de opinión publicada en El Mundo, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, empezaba así: “Decía Antonio Gramsci que el Estado es apenas una trinchera avanzada tras la que se asienta la robusta cadena de fortalezas y fortines de la sociedad civil”.

¿Gramsci? ¿Quién es ese?

Es uno de los ideólogos más estudiados y seguidos por los líderes de Podemos.

Italiano de Cerdeña, nació en 1891 en el seno de una familia muy pobre. De pequeño debido a un accidente, sufrió problemas de crecimiento.  Fue muy brillante en la escuela, y cuando inició sus estudios universitarios se unió a la causa socialista y empezó a escribir artículos en varios medios políticos, desde donde dio la bienvenida a la revolución bolchevique de Rusia.

En 1921 fundó el Partido Comunista Italiano con otros socialistas que consideraban que el Partido Socialista está contaminado.  Siguió escribiendo en el semanario L’Ordine Nuovo, que se convirtió en el altavoz del comunismo en Italia. Viajó a Moscú para participar en la organización de la Internacional, donde conoció a una rusa con la que se contrajo matrimonio.

Al volver a Italia, fue elegido parlamentario por el Partido Comunista. Gobernaba ya el Partido Fascista de Benito Mussolini, partido que según Gramsci se iba a desmoronar. Pero en 1926, tras sufrir un atentado, Mussolini aprobó una una ley que supuso encarcelar a la oposición. Gramsci entró en prisión, y allí sufrió enfermedades y delirios.

Se declaró firme partidario de Stalin, según el libro Manos fuera del camarada Antonio Gramsci, escrito por José Antonio Egido. A cambio, la Unión Soviética ayudó económicamente a la familia de Gramsci.

Y es en esa prisión donde Antonio Gramsci escribió varias reflexiones (Cuadernos de la Cárcel) que servirían para reinterpretar la lucha de clases y darle un sesgo diferente: la lucha cultural. Según Gramsci, las clases opresoras no solo controlan los medios de producción y de represión, sino que forman un bloque hegemónico que controla los medios de comunicación, la educación y la religión, es decir, la cultura.

Usando esos medios, someten al proletariado a través de un lenguaje específico, con palabras como ‘patria’, ‘nación’ y ‘destino’, con la idea de reducir la capacidad revolucionaria del proletariado. Pero estas clases oprimidas, según Gramsci, pueden revertir esa hegemonía y convertirse en clase hegemónica si aportan soluciones a los problemas y a la crisis.

Eso se hace a través del trabajo de los intelectuales y del uso de los medios culturales y de propaganda. “La conquista del poder cultural es previa a la del poder político y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados ‘orgánicos’ infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios”, dijo Gramsci.

Si llevamos eso a nuestros días, una de las mayores fuerzas de Podemos es la preparación intelectual de sus cuadros dirigentes (profesores universitarios), y el hábil uso de los medios de masas como la televisión.

Las opiniones de Pablo Iglesias sobre los medios de comunicación se puede ver en este video de la jornada titulada “Poder, ideología y medios de comunicación”.

En el minuto 13.30, Iglesias comenta lo que llama ‘la hipótesis tuerka’: “El 90% de un discurso político es un dispositivo audiovisual. El 95% de una campaña política es un dispositivo audiovisual”. De modo similar, el 90% del éxito de Podemos es su rápida y masiva proyección a través de canales de TV. Y por supuesto, de su fama repentina.

Para reflejar la importancia de los medios, Iglesias criticaba a Izquierda Unida porque no sabían usar la televisión. “No existes si te disocias de los dispositivos audiovisuales”.

(Por cierto, Iglesias dice que hay que ser ‘marxiano’, mejor que ‘marxista’).

-Lo imposible es posible: un partido madrileño triunfa en Cataluña y País Vasco

 -Pablo Iglesias: “La Unión Soviética hizo posible el estado de Bienestar”

-Por qué las críticas hacen más fuerte a Podemos

-Pablo Iglesias contra los Siete Dragones

-¿Se cortará la coleta Pablo Iglesias?

 -Estas serían las consecuencias de aplicar el programa de Podemos

-Las diez razones que han aupado a Pablo Iglesias

-Año 1982: cuando el PSOE era igual que Podemos

-Así sería un día cualquiera de Pablo Iglesias en Venezuela

-Hay que admitirlo: Pablo Iglesias es el mejor comunicador político

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas